por 

Universidad de Buenos Aires

Facultad de Psicología

Psicología Ética y Derechos Humanos

2º PARCIAL DOMICILIARIO

Segundo cuatrimestre 2009

Cátedra I
Prof. Tit. Reg: Lic. Juan Jorge Michel Fariña
A.T.P.: Lic. Juan Jorge Michel Fariña

COMISIÓN: 9

ALUMNOS:

Moreno, Ariel DNI: 25.886.958
Prendivoj, Gabriela N. DNI: 32.440.413

PELÍCULA
JUNO

Año: 2007
Origen: Canadá, EEUU
Dirección: Jason Reitman
Producción: Lianne Halfon / John Malkovich / Mason Novick / Russell Smith
Guión: Diablo Cody
Actriz: Ellen Page (Juno)

Se trata de una adolescente, Juno, que queda embarazada luego de su primera relación sexual con un compañero de su misma edad. Ella cuenta que a sus 5 años los padres se habían divorciado y que según ella la madre la había abandonado. Ambos padres volvieron a formar una familia. Juno vive con su padre y la madrastra.
En un primer momento decide abortar, pero cuando se entera q el bebe ya tenia uñas sale corriendo del lugar donde se iba a hacer el aborto. A partir de esto, decide darlo en adopción y comienza a buscar parejas en los anuncios del diario. Allí encuentra una pareja (Vanessa y Mark) que le agradó mucho, ya que parecía perfecta. Juno le comenta esta decisión a sus padres. Paralelamente, ella sostiene una relación de amistad con Bleeker (el padre de su hijo), que poco a poco se va deteriorando, debido al modo en que ella lo trata.
Un día, acompañada por su padre, conoce a Mark y a Vanessa, los cuales les caen muy bien y toma la decisión definitiva de entregarles su bebe. Ella tiene una particular conexión con Mark, ya que parecen compartir la misma pasión por la música. En el transcurso de la película ella va seguido a la casa de esta pareja para llevarle los estudios, ver películas y hablar de música con Mark. Todo marchaba bien hasta que en un momento, Mark le dice a Juno que se va a divorciar de Vanessa, que no esta preparado para ser padre, frente a lo cual Juno le dice que no se separe, que se quede con Vanessa, que tenía que ser todo perfecto y no resquebrajado y odioso como las familias de todos. En ese instante llega Vanessa a la casa y Mark le comenta su decisión. Juno se va llorando de la casa, luego se hecha sobre el capot de la camioneta a pensar y escribe una nota que decía que si Vanessa seguía en pie, ella le dejaba su bebe, y la tira por debajo de la puerta de la casa de la pareja.
Llega a su casa mas relajada y tiene una charla con su padre frente al comentario de que tuvo que lidiar con temas que superaban su madurez. Luego de dicha charla, Juno decide declararle su amor a Bleeker, el cual es correspondido.
Ella finalmente da a luz al bebe y las escenas finales son Juno acostada en la cama llorando, abrazada a Bleeker y Vanessa agarrando al bebe, atemorizada como cualquier madre primeriza.

ANÁLISIS

La película elegida para este trabajo es “Juno”. A partir del material bibliográfico de la cátedra realizaremos un análisis que recaerá sobre el personaje de Juno, quien a partir de su primera relación sexual queda embarazada viéndose envuelta en una serie de situaciones frente a las cuales no estaba preparada para afrontar.
Comenzaremos dicho analisis planteando el Circuito de la Responsabilidad, propuesto por Juan Michael Fariña, en el cual ubicaremos cada uno de los tiempos lógicos. En este punto, hablaremos de la posición de la protagonista frente a Mark y del deseo que se le pone en juego.
Se incluirán los conceptos de responsabilidad subjetiva en relación a la interpelación realizada por Mark, que la llama a responder y cómo dicha interpelación produce una resignificación del tiempo1. Se incluirán las hipótesis clínicas y se ira articulando el acto ético.
Se ubicará la culpa y responsabilidad, dos conceptos que se relacionan entre sí, debido a que la culpa es el reverso de la responsabilidad.
También daremos cuenta de las categorías de necesidad y azar, posibilitando ubicar la responsabilidad subjetiva en la grieta que se instala entre ambas categorías.
A lo largo del trabajo se irá articulando los ejes universal-singular y el eje particular a los conceptos anteriormente mencionados.

Juan Michael Fariña propone un circuito de la responsabilidad, éste se compone por tres tiempos lógicos, no cronológicos. Los dos primeros tiempos son situacionales y descriptivos y el tercer tiempo implica un efecto sujeto.
El tiempo 1 es una situación donde se realiza una acción determinada, voluntaria en un tiempo y espacio determinado. El tiempo 2, es el tiempo de la interpelación en el circuito, momento en que el personaje recibe indicios de que las cosas fueron mas allá de lo esperable. Resignifica el tiempo 1. Y finalmente el tiempo 3 que verifica la responsabilidad subjetiva, es un efecto sujeto.
Nosotros ubicaremos como tiempo 1, el momento en que Juno decide dar en adopción a su bebe a Vanessa y a Mark porque le parecía la pareja perfecta.
En el tiempo 2 ubicamos la situación en la cual Mark le dice a Juno que se va a divorciar de Vanessa, frente a lo cual ella le dice que todo debería de ser prefecto y no como una familia resquebrajada como la de todos los demás. Nuestra protagonista se ve interpelada por este comentario de Mark resignificando el tiempo 1, en la medida en que ese ideal de perfección que tenia respecto a la pareja se ve desmoronado y de modo inconciente haciendo referencia a su historia familiar. Ante dicha interpelación Juno tiene diferentes salidas: Decidir negar la situación y darles el bebe asumiendo que van a seguir juntos, que van a resolver sus dificultades; otra salida es que decida quedarse ella misma con su bebe o la situación que aparece en la película: Juno en un primer momento se angustia frente a esa interpelación y cree que ella es la culpable, pero luego recapacita y decide de todas maneras entregarle el bebe a Vanessa. Aquí podremos ubicar el tiempo 3 donde se produce el efecto sujeto: donde ella acepta y o comprende el divorciarse/separarse de Vanessa y Mark, que resignifica tanto el divorcio de sus padres biológicos. Comienza a comprender que no es necesario tener una familia perfecta, ideal para ser feliz y que por ello, su bebe podía ser querido y bien cuidado por una sola persona, Vanessa, dispuesta a dar todo por él.
Juno pareciera, en un primer momento, querer pertenecer a la pareja de Mark y Vanessa que representaba la familia que ella había querido y no tuvo. Es por ello, que concurría seguido a su casa, hablaba de música y películas con Mark, a quien lo ubicaba en el lugar del padre, un padre simpático, con gustos similares a los de ella, y con una esposa amorosa, madura y atenta.
La actitud que pone en juego en referencia a Mark, es el de una niña en busca de una familia no desmembrada a la que ella viene acostumbrada, sabiendo que la actitud es lo mas fijo y lo menos modificable, es por esto que ella no se puede posicionar en el papel de una mujer, con respecto a Mark, sino en la búsqueda de un padre perfecto, unido a su mujer y compinche.
Juno en la medida que asiste a la casa de Mark y Vanessa, en busca de lo anteriormente dicho, desde una posición de adolescente, no se da cuenta, ya sea por desconocimiento de la posición femenina, ser la posible conductora de la separación de la pareja por lo que se juega en Mark. Ella estaría ubicada en el lugar de terceridad frente él. Esto es anticipado por un comentario que realiza la madrastra (ella le menciona que no es correcto que vaya a la casa de Mark y Vanessa, en ausencia de Vanessa). En ese momento Juno parecía tener puesto el deseo en la pareja, deseo de formar parte de ella a través de su bebe. Sin embargo, Mark confunde las cosas, cree que en realidad ella esta enamorada de él, lo cual, junto con su identificación con la protagonista (en el sentido de que se siente como un adolescente) lo lleva a replantearse el ser padre. Esto lo conduce a decidir divorciarse de Vanessa.
Cuando se produce la caída de ese ideal, del que Juno estaba formando parte, comienza a comprender que no existen las parejas perfectas, sin problemas, completamente responsables, y empieza a pensar en que podría ser lo mejor para su bebe. En este punto, pareciera haber un cambio en el deseo, a partir de la interpelación de Mark, ahora, el deseo se aboca a la felicidad del bebe. Creemos que aquí también ella comprende que en realidad, siempre fue querida de una manera que quizás no era la que ella esperaba, pero que había sido feliz, pese a la imperfección parental. Esto se reafirme en una situación del film en el que el padre le dice que la quiere tal como ella es y en diferentes momentos de la película en la cual la madrastra muestra lo que había resignado por Juno y también su afecto, preocupación y cariño hacia ella.
Este cambio, en relación a lo que espera de la pareja, se observa hacia el final de la película donde Juno decide volver con Bleeker. Se da cuenta que lo que importa es ser querida tal cual es ella, y esta clase de amor es el que Bleeker siente hacia la protagonista.
Juno podría pasarse gran parte de su vida buscando ese ideal de perfección en la pareja, ideal que seguramente ella buscaría en futuras relaciones, pero como dice Fariña hay circunstancias en las que se genera un cambio y Juno se haya ante una elección: la de afrontar y aceptar la imperfección de las relaciones matrimoniales y que tanto su bebe como ella pueden ser felices pese a esto, o seguir buscando la pareja perfecta, que nunca podrá encontrar, dado que no existe la perfección, es solo un ideal que tapona la incompletud.
A partir de esto, podríamos ubicar la responsabilidad subjetiva, que como plantea Gabriela Salomone, se diferencia tanto de la responsabilidad jurídica, concepto que hace referencia al sistema de referencias legales, como de la responsabilidad moral, que responde a la misma lógica de la anterior. Surge entonces, en la respuesta que Juno da frente a la interpelación, un cambio de la posición subjetiva, cambio del que no es voluntario ni conciente, no se trata ya de un sujeto autónomo. Desde el campo de la moral, la evaluación de estas acciones tendrá como referencia los valores de la sociedad, es decir, si lo que ella hizo era esperable o no.
En la responsabilidad subjetiva, hay un sujeto del inconciente, responsable, como dice Freud, de aquello que no conoce de sí mismo. La interpelación de Mark, perturba a Juno, confrontándola con ese punto de inconsistencia que la llama a responder; es decir “La responsabilidad subjetiva, en el corazón de la dimensión ética, surge de esa hiancia en lo simbólico que, en tanto campo de indeterminación, llama al sujeto a responder” ., En esta película, es la elección de Juno de dar a su bebé en adopción solamente a Vanessa, elección que no hubiese realizado en el comienzo del film. El punto de quiebre del sentido, en el momento en que la protagonista es interpelada, es el punto en que se manifiesta la falla estructural, en este caso, la incompletud, que no existe la complementariedad de los sexos. Este es el punto, como dice Gabriela Salomone, en el que se puede suponer las mayores potencialidades de efecto sujeto.
Así se puede ver como “el tiempo 2 se sobreimprime al tiempo 1 resignificándolo” , permitiendo dar lugar a la Hipótesis Clínica, encargada de explicar dicho movimiento y posibilitando la apertura a un tiempo 3, el de la responsabilidad. Como primera Hipótesis Clínica podríamos establecer la inexistencia de la familia perfecta y la posibilidad de ser feliz dentro de esa incompletad. A su vez, nos surgen otras hipótesis clínicas: ¿qué tiene que ver Juno en todo esto?, ¿por qué no asume a su bebe como propio? (ya que la protagonista en un momento dice que para ella el bebé es una cosa, que siente que no le pertenece), y en relación a esto, que el bebé no es una cosa, es un humano que siente y que la siente.
Pudimos observar que los términos divorcio y separación, se reiteran en diversos momentos del film. Términos a los que finalmente les imprime un sentido diferente del que tenían anteriormente.
Como plantea Oscar D´Amore, “no hay responsabilidad subjetiva sin culpa”, donde la responsabilidad subjetiva se relaciona con la singularidad, con las categorías de universal-singular y la culpa con lo particular y con su respectiva categoría. De esta articulación se desprende que el acto ético coincide con el efecto sujeto.
El sujeto que aparece en el tiempo 1, es diferente del sujeto del tiempo 3. Sin embargo, en la acción llevada acabo en el tiempo1 es donde el sujeto prevee, sin ser conciente, una verdad que se le aparecerá como importante para él. Esto es lo que le sucede a Juno cuando decide dejarle su bebe a Vanessa, que implica un acto de responsabilidad. Al darlo en adopción a la pareja, anticipa, sin saberlo, que se producirá un cambio subjetivo en ella. Entonces, podríamos considerar que Juno comienza a realizar un acto “singular”, un Acto Ético. Para llevar a cabo ese acto, debió comprender la falta de perfección en la pareja y así encontrar la felicidad en esa imperfección, felicidad que le quiere dar a su hijo a través de Vanessa, capaz de responder a ello. Es una transformación en el sentido de que deja de desear formar parte de una familia ideal para pasar a entender esa imperfección y buscar lo mejor para su bebé, aunque ello implique ser criado por una sola persona. Así podemos ver como el sujeto del tiempo 3, en nuestro caso la protagonista, es un sujeto de la renuncia y es un efecto sujeto. Dicho efecto coincide con el acto ético.
D´Amore plantea que como respuesta a la interpelación producida en el tiempo 2, se abren diversas posibilidades, entre las que Juno manifiesta son el sentimiento de culpa (ella cree ser culpable de la separación de Vanessa y Mark) y la negación (La protagonista le dice a Mark que haga como que nada sucedió y vuelva con Vanessa). Estas son respuestas afirmativas a la interpelación subjetiva. De todos modos, debemos diferenciar este momento, respecto del tiempo 3, el cual es también una respuesta a dicha interpelación, pero que implica una dimensión ética, que a su vez involucra el acto ético en que se produce un sujeto de deseo inconciente (Esta articulación fue explicada en el párrafo anterior). Así “el sentimiento de culpa se diluye en el efecto sujeto y es una respuesta de dimensión ética” . Esa culpa desaparece en Juno cuando reconoce la falta de perfección en la pareja y a partir de allí comprende lo que es mejor para su niño.
Volviendo a la responsabilidad del sujeto, esta se encuentra en la grieta entre necesidad y azar. En relación al azar, podemos ubicar cuando la amiga le da el diario con los clasificados de las parejas a la protagonista y en dichos anuncios aparece Mark y Vanessa. El destino se produce cuando Juno ve la foto y elige dicha pareja por verlos perfectos. De modo que, esta elección se da a raíz de la conjunción del azar y el destino. Sin embargo, hay una grieta que se produce a partir del deseo inconciente de querer pertenecer a una familia ideal y perfecta, aunque eso implique cumplirlo a través de su bebé. Es una elección basada, sin tener conocimiento, en sus vínculos parentales, en relación a la separación; elección que quiere taponar esta imperfección, que luego, como fue explicado anteriormente, se resignifica a partir de que Juno tiene que responder ante la interpelación realizada por Mark.

BIBLIOGRAFÍA

• Michel Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires.
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En “Ética: un horizonte en quiebra”. Eudeba, Buenos Aires.
• Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cap. III. Eudeba, Buenos Aires.
• Salomone, G. Z.: El sujeto autónomo y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006
• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Domínguez, M. E.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: