por 

Universidad de Buenos Aires

Facultad de Psicología

Psicología, Ética y D.D.H.H.

Segundo Parcial

Titular de Cátedra: Juan Jorge Fariña

Profesor: Viviana Carew

Comisión: 17

Alumna: Yanina Jaime

DNI: 28460216

Para la presentación del segundo parcial de Psicología Ética y Derechos Humanos trabajaré sobre el despliegue de situaciones que ofrece el film “La Ola” de Dennis Gansel. En el recorte del análisis el personaje abordado será Rainer su protagonista, que al igual que Ibbieta, el personaje de “El Muro” de Jean Paul Sartre, se encuentra ante una situación tal que le insta a tomar una decisión ( delatar o no a su amigo Gris). En el caso del profesor seria disolver el grupo “La ola”.
Se analizará el film ubicando las coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad. Se tendrá en cuenta para esto las categorías de análisis la relación del azar y la necesidad, la figura de la culpa.
La hipótesis clínica que se desprende de este films es que en la actualidad todavía puedan surgir situaciones parecidas a las surgidas en la época de guerra de Alemania, la dictadura de Hitler. Al permanecer a un agrupamiento de este tipo, el individuo pierden su autonomía, su capacidad para razonar, adoptando actitudes impulsivas y violentas. Donde los contenidos ideológicos se iban agregando en el trascurso de los días, dándole mayor solidez al agrupamiento. Para una vez dentro del mismo grupo buscar una figura central (líder), tener un nombre, realizar insignias como símbolo del grupo, buscar un modo de vestirse (uniformes) y todo tipo de elemento que represente a los individuos del grupo. Otro punto importante es la violencia estructural de lo que está por dentro y fuera del grupo, donde los que no forman parte de ella pueden sufrir las consecuencias, como en el caso de la película, el no ingreso a la institución sino realiza el saludo del grupo, también el cruce de grupos por poseer distintos ideologías.
Podríamos decir con respecto al profesor, que Rainer es el creador del proyecto de una investigación, donde ésta va tomar formas de vandalismo y violencia por parte de los alumnos al surgir el agrupamiento la ola. Él brinda su apoyo a sus alumnos para la realización de todo lo que implica la conformación de este agrupamiento, como elegir un uniforme, utilizando el también la camisa blanca y jeans, así como su saludo de pertenencia al grupo y demás cuestiones. No dando cuenta que la situación se le está saliendo de su control. Una alumna que dio cuenta del cambio de los alumnos, le plantea al rol del docente que debe terminar con esta situación, ya que él es el único que lo puede resolver, pero no logra nada. Al no obtener respuesta por parte de éste Karo, esta misma alumna, decide realizar distintas actividades para desmoralizar a “la ola”. Esto conlleva a un acto de violencia entre ambos bandos. Generando una pelea de Rainer con su mujer a causa de lo sucedido en juego de waterpolo y por la formación del grupo en cuestión. Aquí ella trata de hacerle ver que no hace nada para cambiar lo sucedido, porque le gusta como sus alumnos lo veneran y advirtiéndole que los está manipulando. Rainer no quiere reconocer esto, queda fijado a su postura egocéntrica y discute fuertemente, al punto que ella se va de su casa. Esta situación, mas el pedido de Marco, otro alumno, de que no continúe con “la ola,” porque ya no se reconoce como individuo. Lo lleva a decidir no seguir con el experimento, sin dar cuenta que es demasiado tarde. Debido a que muchos de sus alumnos se han sentido que son iguales a los otros y han podido realizar tareas que antes no se hubieran animado.
Existen dos dimensione de la responsabilidad. La deontológica-Jurídica, y la subjetiva. Ésta última anudada a la noción de deseo de Lacan, es decir, coincidente con el sujeto dividido, al sujeto del inconsciente, sujeto no autónomo, no dueño de su voluntad, encuentran una referencia en la normas jurídicas La primera en cambio, tiene que ver con las normas, los códigos y las leyes, es decir, con el orden de lo particular.
Centrándose en lo que respecta a la responsabilidad subjetiva. Dicha responsabilidad atañe al sujeto divido, al sujeto en relación con aquello que desconoce de sí. Ya no se trata del sujeto autónomo de lo jurídico que cree controlar sus actos. Es el sujeto que se produce como efecto de aquello que perteneciéndole le es ajeno. Es decir, la responsabilidad subjetiva quiebra con el sistema de valores morales del propio sujeto y sin embargo lo atañe. En este sentido, la responsabilidad subjetiva va más allá de las fronteras del yo.
En el inicio de la trama el profesor mas allá de no poseer una estructura convencional en lo que respecta a un docente, respeta las decisiones que emplea la institución, cumple reglas y funciones en el aprendizaje. Donde esta postura de libertad que les brinda a sus alumnos lleva a que la situación se desborde al terminar el film, no dando cuenta de ello. Aquí el profesor lo lleva a realizar acciones que él mismo desconoce, no atribuyendo responsabilidad de lo que está sucediendo.
A continuación situare los tiempos lógicos de la responsabilidad subjetiva del personaje del profesor Raider.
En el tiempo 1 de la responsabilidad subjetiva se lleva a cabo una determinada acción con determinados fines, en el supuesto de que su accionar se agota en los objetivos para los cuales fue concebida dicha acción. El tiempo 1 de la película estaría dirigido a la acción del profesor de realizar una experiencia con sus alumnos, incitándolos a conformar el grupo La ola, que arrojo resultados inesperados. En este sentido este primer circuito de la responsabilidad subjetiva atañe a Raider como sujeto del inconsciente a realizar éste proyecto sin medir que consecuencias podría llegar a producirse. El primer tiempo siempre es una acción. En el caso Ibbieta se produce una afirmación, donde se tiene conciencia de lo que se hace y se dice. Pablo hace su jugarreta a los falangistas diciendo que Gris esta en el cementerio.
En el tiempo 2 del circuito de la responsabilidad la acción del primer tiempo queda interpelada. Las cosas fueron más allá de lo esperado. El sujeto se ve interpelado por elementos disonantes. Algo de lo realizado en el primer tiempo, lo interpela como sujeto. Situamos como segundo tiempo que interpela a Raider son una serie de situaciones que se presentan sucesivamente que provienen del exterior, como el comienzo de la violencia que se produce en la piscina, en el juego de waterpolo, con la consecuente pelea con su esposa por este mismo motivo y lo concluye el comentario de su alumno Marco que le ha pegado a su novia a consecuencia de “la ola”, donde este le pide que debe terminar con esta situación, en conjunto con las lecturas hechas de lo que sus alumnos escribieron sobre la ola. La interpelación ubica una deuda de la que hay que responder, aquí el profesor debe responder por las situaciones de violencia que se fueron presentando a causa de la ola, proyecto de investigación creado por él. En Ibbieta un elemento del exterior el que interpela la situación, el panadero García que obliga al sujeto a volver sobre su acción. La afirmación se convierte en pregunta ¿En el cementerio? , donde antes era una certeza.
En el tiempo 3 es decir efecto del sujeto, en la que estoy hablando del acto, es un acto en que se produce un sujeto del deseo inconsciente. Implica una sobreimpresión del tiempo dos respecto del uno, resignificándolo. Un acto que implica una decisión que tiene consecuencias para quien lo produce, el profesor y también para los otros, sus alumnos. Lo que los otros ven en la dimensión de mi acto es una acción, por eso nadie puede juzgar a una persona por sus actos si por sus acciones. Aquí podría decirse que ante el llamado de la directora por lo sucedido en el torneo de waterpolo, él le dice que se hace responsable de la situación y que le permita hablar con los alumnos y así resolver la situación del cual se siente responsable. En el caso del muro, se ha producido una admiración ¡En el cementerio!, lo que condujo como objeto de deseo, el vivir más tiempo, aquí hay algo de la responsabilidad, que se juega en el final del relato de la risa por seguir viviendo y el llanto por la culpa que genero la muerte de Gris, y en la que el propio sujeto desconoce. Ibbieta no delata a Gris sino su deseo de vivir.
Aquí se juega también la cuestión de la culpa, obliga al sujeto a responder, pagar su deuda. Solo si es responsable jurídicamente puede imputarse culpabilidad, de modo tal que el clivaje es de la responsabilidad respecto la culpa. De modo que si no es responsable no es culpable, no es obligado a responder. Es el deseo el que lo vuelve responsable. Aquí el profesor presenta ambas tanto la responsabilidad subjetiva como la jurídica. Raider podríamos decir se siente culpable y desgarrado ante el hecho sucedido en el final de la película, la muerte de uno de sus alumnos, ya que no logro detener esta situación a tiempo. En donde asume la responsabilidad jurídica ante la directora de hacerse responsable de la situación y al ser llevado detenido en el final del film, al tener que responder por sus actos.
En lo que refiere a la intervención de la necesidad, el sujeto no puede responder por ser, irrumpe por fuera del encadenamiento causal, y el azar, el sujeto se quita el peso de responder a lo que hace. En el orden de la necesidad se puede ver que el profesor de historia, Raider de enseñar, de ser un buen profesor y que sus alumnos aprendan dejando una buena enseñanza, con la característica de hacer que sus clases se conviertan en una experiencia impactante y divertida. El azar hace que a pesar de que las ganas del profesor Raider fueran de dar anarquía como proyecto de la semana en la escuela, un profesor se le adelante y deba cambiar por el tema de la aristocracia, donde a partir de allí va a permitir que se desenlace las situaciones vividas en la película permitiendo obtener resultados inesperados con respecto a la experiencia que implemento.
En relación al texto de Calligaris plantea su entusiasmo por la instrumentalización, quiere decir ser instrumento de un saber sabido y entonces compartible. La incertidumbre en la que viven la mayoría de los neuróticos se halla ligada al saber paterno, siempre es supuesto, no sabido. No se tiene certeza de lo que el Otro quiere. Es por ello que el neurótico nunca va a conseguir lo que él quiere, debido a que no sabe que es lo que quiere. El deseo siempre aparece insatisfecho. Este autor plantea dos formas de salir de la situación, una de ellas es el análisis, vía que promueve el deseo. La otra es la vía de la perversión que opera transformando el saber supuesto en saber sabido, pasando de la incertidumbre a la certeza.
La instrumentalización se refleja constantemente en la película pasan por distintos estados desde desinterés (por ejemplo algunos alumnos en la primera clase se fueron y fue convencido por el resto para que se una al grupo ya formado), modos de defensa de ciertos ideales, de certezas acerca de cómo obrar, de entusiasmo, de crear cosas nuevas como el saludo que debía llevar la ola. Con el trascurrir de los días se vuelvan más confiados en sí mismos al extremo de pasar de la valentía a la imprudencia como es el caso de un alumno que se sube al más alto de un edificio para dejar el símbolo del grupo. También se puede ver la pasión del líder, el profesor que mas allá de ser una experiencia peligrosa llego hasta donde más podía con el objetivo de ver hasta donde llegarían sus alumnos. Que indica en esa decisión, un modo de satisfacción personal del cual lo hace responsable. Esta pasión en la instrumentalización constituye un agravante para la responsabilidad subjetiva.
En este films se puede ver tanto la dimensión moral, posición de mera obediencia, de acatamiento, los alumnos obedecen y acatan las órdenes del profesor, líder. Ésta posición no soporta puntos de inconsistencia al que lo enfrenta, el campo normativo e intenta hacerlo subsistir adjudicándole una solidez inexistente. Y una posición ética de responsabilidad, en donde el sujeto acepta este punto de indeterminación que lo convoca a responder de un modo singular. Adjudicándole responsabilidad al profesor.
Para concluirse puede ver como los miembros de un grupo a pesar de su inteligencia pueden dejarse manipular por un miembro del grupo, líder, que el que adquiere el poder. En la que los integrantes se identifican con él, idealizando su figura. Manteniendo la ilusión de que el líder los ama a todos por igual. Cuando cae la ilusión por alguna razón, se produce una desorganización, que genera pánico. En la película se puede ver al final cuando Rainer les hace ver la realidad y desorganiza el grupo, un alumno entra en pánico desatando una situación de violencia talque, termina un joven herido y el alumno se suicida. Y como el control y el orden en los demás resultan atractivos, aquí el profesor se dejo llevar por esta situación, sintiéndose importante, no pudiendo ver que la situación se fuera a salir de su control.

Bibliografía
•Calligaris, C.: La seducción totalitaria. En Psyché, 1987.

• Salomone, G. Z.: “El sujeto autónomo y la responsabilidad”, en La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos, Letra Viva, Bs. As., 2006.

• Mosca, J. C.: “Responsabilidad, otro nombre del sujeto”, en Ética: un horizonte en quiebra, Eudeba, Bs. As., 1998.

• Salomone, G. Z.: “El sujeto dividido y la responsabilidad”, en La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos, Letra Viva, Bs. As., 2006.

• D’ Amore, O.: “Responsabilidad y culpa”, en La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos, Letra Viva, Bs. As., 2006.

•Ariel, A.: La responsabilidad del aborto .Ficha de la cátedra.

• Película: “La ola”, dirigido por Dennis Gansel, en el 2008.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: