por 

PSICOLOGIA, ETICA Y DERECHOS HUMANOS

CAT. I: Fariña, Juan Jorge Michel

Parcial Domiciliario: Película “LA OLA”

PROFESORA: Brunetti, marcela

COMISION: 14

ALUMNA: Nagy, Vanina Fernanda

L.U.: 28.421.424 / 0

1er. Cuatrimiestre de 2010
1. Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.
En relación al comentario que realiza Elizabeth Ormart acerca del film, el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva es sobre el profesor Rainer Wenger. Ormart plantea algunas hipótesis al respecto, por un lado, hace referencia a la pasión por la instrumentalización, denominada así por Calligaris, la cual consiste en ubicarse como una pieza de la maquinaria burocrática o, como sucede en la película, siendo un integrante más de “La Ola”. Esta instrumentalización es percibida como una constante en el film, puesto que la confianza, el entusiasmo y la pasión de lo que los adolescentes pueden hacer es gracias a “La Ola”; pero no sólo los jóvenes son tomados por la pasión, también el líder. Esto permite una apertura a la reflexión ética, ya que la pasión por la instrumentalización constituye un agravante y no un atenuante de la responsabilidad subjetiva. Es decir, que quien decide ser objeto de la maquinaria grupal, o pertenecer a “La Ola”, encuentra allí un modo de satisfacción de la cual es responsable. Por otro lado, basándose en el texto de Freud “Psicología de las masas y análisis del yo”, advierte que el líder es una figura, que al ser idealizada, es incorporada por cada uno de los miembros de la masa como ideal (del yo). Así, todos los miembros de la masa comparten el mismo ideal y se identifican entre sí. Asimismo, el amor entre los miembros y el del líder por cada uno de ellos produce la cohesión de la masa, sustentada por la creencia. Pero cuando la creencia se lesiona y la ilusión se diluye, el líder cae de su lugar de ideal, produciéndose desorganización y pánico en el grupo, tal como se observa en la película cuando el líder, ante el auditorio de seguidores, da por finalizada la experiencia. Ormart se cuestiona acerca de la responsabilidad que le compete al líder, quien se ubica en un lugar idealizado y lo sostiene. La responsabilidad del líder parece más perfilada que la de los integrantes del grupo. En el líder confluyen la responsabilidad jurídica y la subjetiva por las consecuencias que devienen del agrupamiento.

2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
Tiempo 1: es el tiempo en el cual se realiza una acción orientada hacia un objetivo determinado, existiendo una intencionalidad por parte de quien lleva adelante dicha acción. Este tiempo es posible ubicarlo en la película “La Ola” cuando el profesor Wenger es asignado a dar clase de autocracia en el proyecto semanal de la escuela, a pesar de haberse preparado para dar el curso de anarquía. A raíz del inesperado cuestionamiento planteado por uno de sus alumnos acerca de la imposibilidad actual de que se vuelva a producir una dictadura militar, decide poner a prueba una experiencia, que consiste en la representación, de manera didáctica, de aquellos puntos más sobresalientes que hacen a la conformación de un sistema autocrático. Con esta representación se intenta recrear el dominio nazi en Alemania a cargo de un líder, quien dictaba lo que todo alemán debía aceptar y creer, y cuya ideología se centraba en la eliminación del pueblo judío. En relación a la decisión del profesor Wenger sobre la realización de la experiencia, y teniendo en cuenta la definición que da Ariel sobre acto, el cual implica la toma de una decisión que origina consecuencias para quien la produce, como así también para los demás, puesto que la misma se realiza en soledad, sin colaboración de los otros, es que se puede establecer la responsabilidad subjetiva que su propio acto genera.
Tiempo 2: se trata de una interpelación que el sujeto recibe a partir de distintos elementos que lo ponen sobre aviso de que hubo un exceso en lo acontecido en el tiempo1, es decir, que algo anduvo mal; produciéndose una resignificación del tiempo 1 a través de la culpa, que obliga a dar una respuesta a dicha interpelación. En el film “La Ola”, se pueden observar una serie de indicadores que permiten dar cuenta de este tiempo:
 Tim, uno de sus alumnos, quiere ser su guardaespalda, a pesar de la negativa persiste del profesor por esta función. Surgen actos de protección, veneración ante la figura del líder.
 Al profesor le resulta extraño encontrar en el periódico una fotografía del signo distintivo de “La Ola” pintado, al estilo grafiti, en lo alto de un edificio. Se observan actos de fanatismo.
 Grupos ajenos a “La Ola”, específicamente los llamados “Anarquistas”, realizan actos de vandalismo ante ellos, como arrojar desde un puente pintura sobre el auto del profesor. Pueden percibirse diferencias sociales en relación a grupos de pertenencia.
 El profesor pide a sus alumnos que hagan un escrito de sus propias experiencias en “La Ola”.
 La agresión y violencia producida en un partido de Water-Polo ante la distribución de volantes en contra de “La Ola”, por parte de dos alumnas que se abstenían de participar en la misma. Al respecto, Elizabeth Ormart advierte que la violencia y la exclusión forman parte de la constitución y surgimiento de un grupo, estableciendo un adentro y un afuera.
 El pedido de dos de sus alumnos, persuadiéndolo, para que abandone la experiencia, ya que también generaba violencia sobre el mismo.
 En una discusión con su esposa, ella le dice que toda esta situación se le fue de las manos, que sólo le interesa continuar porque eso alimenta su ego, y él le responde, agresivamente, que está celosa por no ser tan tenida en cuenta por sus alumnos como por sus pares, a pesar de los prestigiosos títulos que ha podido obtener, pues ya no le sirven. La discusión finaliza cuando le atribuye a su esposa el tener que consumir antidepresivos para ir a la escuela, esto trae como consecuencia el abandono de ella.
Estos indicadores, que se le presentan al profesor Wenger, señalan que su acción iniciada en el tiempo 1 fue más allá de lo esperado, tomándolo por sorpresa hasta el punto en que debe interrogarse por lo sucedido.
Tiempo 3: es el efecto sujeto, es el sujeto producido en acto, lo que genera un cambio de posición, ya no es el mismo sujeto que en el tiempo1. Es en este tiempo en el cual el sujeto responde ante su propio deseo inconsciente. En la película, después de las interpelaciones brevemente comentadas, el profesor Wenger atiende un llamado telefónico de la directora de la escuela, a lo cual responde: “Si, soy responsable”. Es a raíz de este llamado que convoca, para el día siguiente, una reunión con todos los miembros de “La Ola”, en la cual dará por concluida la experiencia. Reflexionando ante esto, podemos decir, hipotéticamente, que si el deseo inconsciente del sujeto radica en sostener y reasegurar su convicción sobre su pensamiento anarquista, también es posible cuestionar de qué manera influye todo esto en su relación de pareja. Tal vez, Wenger este posicionado en el lugar de hijo, dado que su esposa desempeña un rol maternal. Esto se ve reflejado en el momento, en que como líder de “La Ola” implementa el uso de la camisa blanca o el saludo distintivo que los representa, identificándolo, no sólo, a una posición de hijo adolescente, sino también con sus alumnos por pertenecer a un mismo grupo. A pesar de ello, pone fin a tal experiencia al decir “Si, soy responsable”, ante tal afirmación es posible percibir un cambio de posición que dará lugar a la responsabilidad subjetiva.

3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.
Indicadores hallados de:
Azar:
- Cuando la directora del colegio le asigna a Wenger la clase de autocracia y le dice que es el profesor Wieland quien se encargará de dar la clase de anarquía en la semana del proyecto. Wenger, que también había estado preparándose para dar esa misma clase, intenta convencer a Wieland de que cambie de opinión, pero este le responde: “la suerte está echada”.
- Wenger y su esposa son profesores y trabajan en el mismo colegio.

Necesidad Situacional:
- Cuando Wenger se posiciona y se mantiene en el lugar de líder.
- Cuando decide enseñar, de manera didáctica, lo que sucede en un sistema autocrático estableciendo el uso de uniformes, el tener que ponerse de pie para hablar, la forma de relacionarse con su líder.
La responsabilidad subjetiva aparecerá cuando se produzca una grieta entre azar y necesidad.

4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.
Las figuras de la culpa que se establecen son:
- Negación: se observa cuando Karo, una de sus alumnas, habla con el profesor Wenger intentando persuadirlo para que no continúe con “La Ola”, ya que todo lo que estaba sucediendo se le estaba saliendo de control. Él le contesta que falta sólo un día para que el proyecto termine, que en todo caso, debería de cambiar de clase.
En otra escena, Marco, novio de Karo, va hasta la casa del profesor para decirle que debe retirarse, que deje “La Ola”, y Wenger le responde: “no me digas lo que tengo que hacer”.
- Culpa proyectada: aparece cuando en la discusión que tienen el profesor y su esposa, él se desquita con ella, desplazando su sentimiento de culpa, al decirle que no era tenida en cuenta por sus alumnos como por sus pares, a pesar de sus títulos obtenidos, y que consume antidepresivos para ir al colegio.
Estas figuras de la culpa no favorecen el efecto sujeto, sino que en ellas la culpa es ajena a la responsabilidad subjetiva. Sin embargo, es posible establecer una relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva, puesto que tales figuras permiten que la culpa sea anestesiada, haciendo que el sujeto se desligue de saberse culpable.

5. Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).
Teniendo en cuenta los tres tiempos lógicos de la responsabilidad subjetiva, es posible comparar el caso de Ibbieta con las siguientes frases:
Ibbieta Prof. Wenger
En el cementerio Soy responsable Frase afirmativa Tiempo 1
¿En el cementerio? ¿Soy responsable? Frase interrogativa Tiempo 2
¡En el cementerio! ¡Soy responsable! Frase exclamativa Tiempo 3

Respecto a la frase afirmativa “Soy responsable”, también se podría decir “Somos responsables”, puesto que lo que se pone en juego en la recreación que propone el profesor junto con sus alumnos, a partir del cuestionamiento de uno de ellos, es si como miembros del sistema autocrático alemán serían responsables de la eliminación del pueblo judío.
Es a partir de las interpelaciones mencionadas anteriormente que el sujeto se interroga “¿Soy responsable?”
Con la tercera frase, al exclamar “¡Soy responsable!”, surge el efecto sujeto, inscribiéndose un cambio de posición subjetiva
Por otra parte, desde el punto de vista del psicoanálisis, el propósito inconsciente va más allá de la intención consciente, pero en lo concerniente al ámbito jurídico, tanto Ibbieta como el profesor Wenger terminan siendo juzgados por el sistema legal.

BIBLIOGRAFIA
• Alemán, J. (2003): Nota sobre Lacan y Sartre: El decisionismo. En Derivas del discurso capitalista: Notas sobre psicoanálisis y política. Miguel Gómez Ediciones, Málaga.
• Ariel, A.: La responsabilidad ante el aborto. Ficha de cátedra. Mimeo. Publicado en la página web de la cátedra.
• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Fariña, J. (1992). Ética profesional. Dossier bibliográfico en salud mental y derechos humanos. Acápite 3.3: el status de la responsabilidad sobre los actos.
• Freud, S.: (1925) La responsabilidad moral por el contenido de los sueños. En Algunas notas adicionales a la interpretación de los sueños en su conjunto. Obras completas. Tomo XIX, Amorrortu editores. 1984.
• Jinkis, J. (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires.
• Michel Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires.
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: