por 

Psicología, Ética y Derechos Humanos

TRABAJO DOMICILIARIO

Profesor Titular: Michel Fariña

Profesor Adjunto: Armando Kletnicki

Cátedra : II

Comisión: 11

Aula: 122 Sede Independencia

Integrantes: Yesica Zucca DNI: 32528600
Mónica Marambio DNI: 18391841

CONSIGNA DE EVALUACION

1- Tomando en cuenta el comentario del Film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignado los indicadores.

2- Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.

3- Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

4- Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.

5- Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).

En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del modulo 5 y si el escenario fuera pertinente con las del modulo 4.
1. Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.

El comentario realizado sobre el film “La Ola” fue escrito por Elizabeth Omart, la autora resalta que esta película posee un interés didáctico debido a que nos permite pensar acerca de las diferentes construcciones teóricas sobre el comportamiento de un individuo en grupo, destacando además,: “poder hacer una lectura acerca de las implicancias éticas de ello”.
La autora propone el concepto de instrumentalización desarrollado por Calligaris para abordar la cuestión acerca de la responsabilidad subjetiva de los alumnos dentro de “La Ola”. Sostiene que la instrumentalización conlleva a una pasión que consiste en “ubicarse como una pieza de la maquinaria burocrática o, en este caso, un integrante más de “La Ola”.
De acuerdo con Calligaris, la pasión por la instrumentalización no puede pensarse como un atenuante de la responsabilidad subjetiva sino como un agravante, quien elige ser objeto dentro del funcionamiento de “La ola” encuentra en esa decisión una satisfacción de la cual se es responsable, y dicha responsabilidad no se diluye por estar inmersos en el “todos hacen” sino que se agrava. Los alumnos buscaran un medio de satisfacer su deseo encontrando certezas ante sus incertidumbres despertadas en el periodo en el que se encuentran, es en esa decisión que los envuelve en el funcionamiento de “La Ola” en donde hallan un modo de satisfacción que los hará responsables.
Este planteo es considerado como una de las hipótesis de la autora que nos permite cuestionarnos acerca de la responsabilidad subjetiva de los miembros de “La Ola”.
Otra cuestión que aborda E. Omart es el lugar del líder como ideal del yo en el grupo en relación a las ideas freudianas en Psicología de las masas y análisis del yo. El lugar del líder se encuentra idealizado y al mismo tiempo es el sostén del grupo, en este punto la autora se pregunta por la responsabilidad que le compete al líder y sustenta que esta responsabilidad “parece más claramente perfilada que la de los integrantes del grupo”, afirmando de esta manera que en el líder coinciden tanto la responsabilidad jurídica como la subjetiva debido, en este caso, a las consecuencias del agrupamiento.
Esta segunda hipótesis supone que el lugar que ocupa cada sujeto dentro de la situación establece diferencias en cuanto la responsabilidad de los miembros, movilizados por el goce de la instrumentalización como, y la del líder desde su lugar de sostén, teniendo este último según la autora una responsabilidad más “perfilada”

2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
El circuito de la Responsabilidad subjetiva implica la experiencia de un deseo inconsciente, este recorrido implementa la lógica de la retroacción, es decir, no responde cronológicamente sino que vuelve sobre una acción que ya sucedió. Es la interpelación subjetiva que ocurre en un tiempo 2 la que pone en marcha este circuito, se funda su resignificación en el tiempo 1 y se posibilita una respuesta.
La culpa hace a la retroacción, ob-liga a retornar sobre la acción por la que se “debe” responder.

Tiempo 1: La acción
“”Expresan algo que el actor mismo ni sospecha en ellas
Y que por regla general no se propone comunicar,
Sino guardar para si”
S. Freud
Es el tiempo en el que el yo realiza una acción determinada en concordancia con el universo de discurso en que el sujeto se halla inmerso y que se agota en los fines para los que fue realizada. Será un tiempo de la intención.
Si pensamos en el circuito de la Responsabilidad subjetiva en el profesor Rainer, podríamos considerar que el 1º Tiempo se desarrolla en la primera clase de autocracia que le han asignado para la práctica del proyecto semanal,
Debido a que no tenia una planificación realizada acerca del tema, comienza con la siguiente pregunta: ¿Qué es la autocracia?, ante la cual, se abre un debate acerca del régimen nazi, surge una nueva pregunta del profesor, ¿piensan que es imposible que haya una nueva dictadura en Alemania? por lo que los alumnos respondieron con énfasis que sería imposible, Rainer decide hacer un receso.
Finalizado el receso, a los fines del Proyecto de la Semana, el profesor se propuso iniciar un juego:
“Juguemos a algo. Entre nosotros ¿Quién podría ser un líder?”
Esta respuesta parece sorprender al profesor y responde ¿yo?, esperando que alguien más se postulara primero. Finalmente, Rainer es elegido como líder del grupo durante esa semana.
La acción del profesor Rainer nos lleva a pensar acerca de que en su decir hay una verdad que compromete al sujeto en los puntos en donde el yo no puede dar cuenta, siguiendo a Freud, la responsabilidad se ubica en relación al propósito inconsciente que, ajeno a la voluntad del yo propició la acción.
Tiempo 2: La Interpelación
La posición que el sujeto tenía en el comienzo es cuestionada a partir de una pregunta que surge al resquebrajarse el universo particular soportado en las certidumbres yoícas. Parecería ser un momento propicio para la emergencia de una singularidad que demuestra la incompletud del universo previo con la caída de los ideales que allí lo sostenían. No habrá manera de no responder a la interpelación ya que exige una respuesta implicando una deuda.
En el film la posición del profesor Weinger que propicio la acción de introducir una modalidad de enseñanza particular, parece resignificarse en diferentes situaciones que llevan al sujeto a la interpelación. Hacia un segundo tiempo se abre al sujeto una dimensión desconocida hasta el momento, es decir, el inconciente en su apertura permite ubicar cierta posición de goce del sujeto.
En una escena del film, el profesor y su mujer discuten acerca de lo sucedido en un partido de Water polo, dos alumnos tuvieron un enfrentamiento, un alumno de la clase de Rainer golpeó a su oponente y comenzaron a luchar en la pileta. Rainer comenta que no fue el quien les dio la orden para golpear a su oponente, su mujer le responde: “claro que no, tu no eres capaz de hacer algo así, ¿verdad?”
Rainer le pregunta:”¿Qué intentas decirme?” y su mujer le responde: “estás disfrutando que ellos piensen en ti como si fueras alguna clase de Dios en la escuela, ponen atención a todas tus palabras”.
Y continúan con la discusión:
Rainer: “¿Qué quieres decir?, no me digas que no te gusta que tus estudiantes le pongan atención a cada una de tus palabras ¿Quién crees que eres?”.
Su esposa: - “Has perdido totalmente el objetivo, los estudiantes ven en ti un ejemplo y tú los manipulas por una causa propia. Eso es solo tu ego, ¿no te has dado cuenta?”
Rainer: - “Sabes, creo que estas celosa”
Esposa: “¿Que?”
Rainer: “Si celosa, porque ellos no te ven a ti como un ejemplo a pesar de tus prestigiosos títulos. Si, ahora este tipo de pedagogía de mente cerrada te mostrara como deben hacerse las cosas”
Su mujer finalmente le dice: “no sabia que el problema era tan profundo”,
y Rainer agrega: “Al menos no tengo que tomar antidepresivos todas las mañanas porque tengo miedo de ir a la escuela ”
Ella se va y él intenta detenerla diciendo: “no quise decir eso”.
Pero recibe la última respuesta de la esposa: “Querías decirlo y lo dijiste, durante los últimos días has sido un verdadero idiota, ¡Déjame en paz!”
La mujer le señala a Rainer la profundidad de su acción, y la respuesta de Rainer por la negación podría indicar que Rainer vuelve sobre el Tiempo 1, retorna a la decisión que tomo en la primera clase para dar una respuesta a los interrogantes que le plantea su mujer. Sin embargo, esta respuesta particular lejos se encuentra de una dimensión ética que de lugar a la Responsabilidad Subjetiva.

3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.
“…basta que se produzca una grieta,
una vacancia entre ellos,
para que la pregunta por la responsabilidad
adquiera toda su dimensión...”
J. C. Mosca

El filme comienza con la llegada del profesor Rainer Weinger a una escuela en Alemania, la directora le informa, para su sorpresa, que le ha sido asignado el curso de Autocracia para el “Proyecto de la Semana”. Disconforme con la asignación de dicho curso acude al profesor Dieter Wieland para pedirle intercambiar los cursos, la respuesta del profesor Wieland fue: “alea iacta est (la suerte está echada)”.
W. Rainer comienza su clase preguntando a los alumnos ¿Qué es la Autocracia?, algunos alumnos participan y luego el profesor explica el origen de la palabra y su definición, preguntando luego lo siguiente “¿Tienen ejemplos de dichos sistemas?” No escucha respuestas por parte de los alumnos y dice: “tenemos que pasar la semana haciendo algo”. Un alumno, entonces, dijo: “El tercer Reich”, y unos alumnos comenzaron a debatir sobre el nazismo en Alemania. Uno de ellos propone cambiar de tema y el profesor le responde:
“…esto se esta poniendo interesante, según tu opinión no es posible que en Alemania haya una dictadura, ¿verdad?”, el alumno responde: “de ninguna manera, somos mucho mas inteligentes ahora”. Luego de ese interesante debate el profesor toma un receso, para luego retomar la clase con una idea acerca de que hacer en la semana de proyectos. Su propuesta fue la siguiente:
“Juguemos a algo. Entre nosotros ¿Quién podría ser un líder?”
Un alumno dijo que por supuesto debería ser el profesor y en una especie de votación el Sr. Weinger fue elegido como líder durante la Semana del Proyecto.
Consideramos que el orden de la Necesidad se expresa en este punto: W. Rainer es un profesor de una Escuela que una vez por año realiza una Semana de Proyectos y el mismo tiene la obligación como profesor de participar. La directora le ha asignado el curso de Autocracia. De esto se desprende una pregunta ¿Por qué dicta la clase de Autocracia si podía elegir su proyecto con anterioridad? La respuesta que encontramos es “La suerte esta echada”, como le contestó su profesor colega, el azar hizo que no le quedara otra opción que dictar clase de Autocracia durante una semana, es decir, el hecho de que Autocracia sea la única clase disponible y que otro profesor haya tomado la clase de Anarquía pretendida por el no tiene ninguna explicación lógica, se trata de suerte.
La pregunta por la responsabilidad del sujeto no tendría importancia si la situación se diera solo en el orden de la necesidad “La responsabilidad del sujeto, de acuerdo con Mosca, es pertinente cuando se produce una grieta, una fisura, entre necesidad y azar. Frente a la complejidad de la situación se trata de evitar caer en algún tipo de reduccionismo que permita relevar al sujeto de su responsabilidad, atribuyendo lo sucedido a azar y/o necesidad allí donde debe responder por su acción.

4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.
“Responsable: no digo conciente de lo que hace ni se hace cargo de lo que dice, sino culpable de lo que hace y dice”
Jinkis
Al introducir la dimensión del deseo en el ámbito de la Responsabilidad, la intención y la pretendida autoridad que implican el ámbito jurídico-normativo no cuentan. Es en este sentido que la culpa es una condición para el circuito de la responsabilidad subjetiva. Es la culpa la que ob-liga a responder, por lo tanto no se puede pensar una responsabilidad subjetiva sin culpa.
En el campo de la responsabilidad subjetiva, los motivos de la acción responsabilizan al sujeto, el sujeto es culpable de lo que hace y de lo que dice. De acuerdo con la fórmula de J. Lacan “la única cosa de la que se puede ser culpable, al menos en la perspectiva analítica, es de haber cedido en su deseo”, en el personaje de Rainer, haber logrado un objetivo confronta al sujeto con una deuda que lo culpabiliza. Lo que genera la deuda es la interpelación y la culpa depende de esta operación simbólica. En Rainer habría una respuesta particular que no por obvia, responde a la interpelación. Una respuesta que podría ilustrar esta cuestión podría ser la convocación a los alumnos a una reunión final para explicarles los verdaderos motivos, concientes y voluntarios, que participaron en la decisión de crear “La Ola” en el profesor. Esta convocatoria se da luego de una serie de escenas, primero con su mujer y luego con Markos,(Alumno de la escuela y participante del grupo), y en esa reunión decide que “La Ola” llegara a su fin diciendo: “No quiero saber qué más hubiésemos sido capaces. Debo disculparme con todos ustedes, fuimos demasiado lejos, fui demasiado lejos. Las cosas deben terminar aquí.”
Si el deseo inconciente de Rainer estaba en juego en el movimiento estudiantil que había logrado entonces sabríamos que los motivos de Rainer escapaban a una voluntad conciente y, por lo tanto, sería una figura que encarna la culpa de haber traicionado el pacto consigo, con los otros y con cualquiera, una vez cedido el deseo aparece la culpa y es por ello que esta ob-ligado a dar algún tipo de respuesta, a pagar el precio del acceso a su deseo.
En el caso de Rainer el principio de Razón y el principio de intención que se juegan en el terreno jurídico nos llevan a suponer el plano de relación entre responsabilidad y culpa en la dimensión jurídica, Rainer es llevado por la policía al final de la película. A pesar de que no sabremos su condena, podemos pensar acerca de la imputabilidad como una cualidad que se puede atribuir sobre la responsabilidad de un hecho reprobable, si Rainer puede comprender la criminalidad del acto que realiza y como dirigir sus acciones, entonces, sería culpable. Sin embargo bien podemos suponer que las razones de Rainer lejos estarían de la conciencia y la voluntad, el determinismo inconciente está presente en la forma que eligió para enseñar y siguiendo a Freud, el psicoanálisis supone un determinismo inconciente que hace al sujeto culpable por definición. En el caso de Rainer el sistema jurídico, su condena podría tener la función de un límite ético y posibilitar una nueva respuesta desde otro lugar.
Otra de las figuras de la culpa podríamos situarla en los alumnos y aquí coincidimos con E. Omart en la hipótesis sobre el goce en la instrumentalización. Tomaremos a Markos, para poder interrogarnos acerca de la culpa en relación a la responsabilidad subjetiva de quien decide obedecer. Tanto Markos como sus compañeros fueron parte del funcionamiento de “La Ola” comportándose como instrumentos puestos al servicio de la agrupación. Markos tiene una relación con Karo, ella toda la película estuvo en desacuerdo con el rumbo que estaba tomando el curso, en cambio Marko participa de “La Ola” y hay un momento en el film en donde su participación parece resignificarse al ser interpelada, y es en esta interpelación en donde la culpa aparece ob-ligando al sujeto a responder. Se observa durante la película que Marko golpea a un compañero en una competencia de Water Polo, y al final de la misma, discute con Karo porque ella había repartido volantes por toda la escuela que decían “paren a La Ola”, en el momento que discuten, Karo quiere evadirse de la situación, Marko la obliga a quedarse tomándola del brazo y en un forcejeo, Marko le pega una fuerte cachetada. Finalmente parece intentar disculparse pero Karo le grita que se aleje de ella largue y él sale corriendo.

5. Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).
En “El Muro” Sartre nos cuenta la larga espera de la muerte envestida con una fachada de un régimen totalitario, en esa noche donde la proximidad de que por la mañana acabara todo, y donde una persona inocente, (Ramón Gris) paga con su vida por estar en un lugar equivocado, hay un hombre preso, (Pablo Ibbieta), que es interrogado y que se encuentra a la espera de una sentencia decisiva que desconoce.
No se lo culpa de nada, excepto de conocer el paradero de alguien que buscan deseosos los falangistas. Sabiendo que no tiene nada más que perder, decide jugarles una broma dándoles indicaciones falsas que los llevan al cementerio. Poco después descubre que ha logrado sobrevivir un día más.
Las argumentaciones de Ibbieta presentan un quiebre, “no quiere perder la vida”, hay un deseo de seguir viviendo y el precio que debe pagar Ibbieta es el precio del deseo, consideró que hablando tenía más tiempo para vivir pero al enterarse que su amigo Ramón Gris ha sido fusilado porque los falangistas lo hallaron escondido en el cementerio, se encuentra en un dilema, donde podemos interpretar aquí la “lógica de la responsabilidad subjetiva”.
El autor, Oscar D´Amore da lugar en su texto “Responsabilidad subjetiva y culpa”, una breve reseña de Jinkis explicando el sentimiento de culpa y la responsabilidad subjetiva de la siguiente manera.
“...la respuesta esperable queda supeditada a ese pasaje por la culpa, en la que ya no cuenta la intención y la pretendida autonomía de la conciencia, pues introduce una dimensión deseante mas allá de ella. La culpa es en ese sentido, una condición para el circuito de la responsabilidad subjetiva es una condición sin clivaje, es la culpa lo que ob-liga a responder “
Ibbieta siente estar obligado a responder quedando con la culpa. El sujeto culposo paga por lo que no puede reconocer de su deseo quien se somete a éste, para liberarse de la culpa.
En el Film “La Ola” el profesor hace referencia a una situación donde también deberá dar una respuesta a la fuerte decisión que ha tomado en convertir a un grupo de alumnos mediante una didáctica experiencia que tomará un rumbo inesperado, donde algunos de los personajes del film se convierten no en lo que ellos son o creen, sino en lo que los otros ven en ellos, por lo tanto, aquí también podemos observar un mañana que acabará, una decisión del profesor donde un sentimiento de culpa que puede aflorar por un deseo de cumplir la función de líder, dirigiendo y sometiendo al grupo de alumnos, consiguiendo por medio de” La Ola” un poder de la palabra y que al hacer uso de la misma, paga con su vida un alumno por estar también en un lugar equivocado como sucede con el personaje del cuento
“Si es responsable entonces es culpable”
Podemos encontrar una diferencia desde el punto de vista de la responsabilidad de cada uno de los personajes Pablo Ibbieta, Rainer y sus alumnos.
Ibbieta sentirá culpa por haber delatado el lugar donde se escondía su amigo, por lo tanto, podemos pensar que recae en él la Responsabilidad Subjetiva, quizás el final del cuento queda abierto al lector generando muchos interrogantes porque no hay una apelación inconsciente en el personaje, quedando al desnudo ese saber no sabido, pues nos encontramos con un quiebre del sujeto al final donde ríe y llora a la vez, según Freud, “lo que es satisfacción en un sistema lo es insatisfacción en el otro sistema”, lo que sucede con Ibbieta no será una culpa sintomática, la culpa asociada al orden del deseo.
Con respecto al Sr.Rainer, podemos interpretar la culpa en el personaje al final de la película cuando sentado en el patrullero de la policía, podemos observar un rostro cansado, culposo, un sujeto empobrecido que a consecuencia de sus decisiones, no solo se convierte en un Sujeto de la Responsabilidad Subjetiva sino también un Sujeto de la responsabilidad Jurídica que deberá responder a su comportamiento frente a la ley por el suicidio de uno de sus alumnos y otro que queda gravemente herido en el momento que se lleva a cabo la reunión del grupo La Ola, organizada la misma por el profesor para dar fin a este movimiento, pero la decisión fue tomada tarde porque el profesor fue interpelado en distintas ocasiones por su esposa y Markos,(uno de los alumnos), sin convencerse totalmente de lo que estaba ocurriendo, así mismo, organiza una reunión masiva con todos los alumnos para explicar los motivos de la disolución del movimiento. Los alumnos descubren la traición del profesor porque todo lo que construyeron para formar el grupo “. La Ola” (vestimenta, logo, saludo), lo hicieron en función de su deseo y esto, hizo que desencadenara las consecuencias de la desilusión, los alumnos también fueron responsables de lo ocurrido en otra medida, ya que encontraron en el profesor al líder que los guiara y sostuviera ese anhelo de ser objeto para otro, de ser funcional a otro para minimizar la incompletud de sujeto neurótico.
“El Yo no es propietario del deseo, pero sí el sujeto es responsable de su puesta en acto”
La traición también está presente en el cuento de Sartre, D’Amore menciona “Ceder en su deseo es entendido, siempre en el destino de alguien, como traición de un pacto, (consigo, con otros, precario, cualquiera), Ibbieta toma la decisión de entregar a su amigo con el fin de salvar su vida.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: