por 

PSICOLOGIA, ETICA Y DERECHOS HUMANOS

SEGUNDA EVALUACION

PELICULA “LA OLA”

PROFESOR: FERNANDO PEREZ FERRETTI

AYUDANTE: DANIELA BOTHEATOZ

COMISION: 2

ALUMNA: FERNANDEZ NATALIA

L.U.: 30.308.146 / 0

CURSO DE VERANO 2010
1- Tomando en cuenta el comentario sobre el film de la autora Elizabeth Ormart el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva que propone el autor es el Profesor Rainer Wenger. Esta autora toma varios puntos a considerar, sobre todo en relación al tema expuesto por Freud en 1921 sobre “Psicología de las masas y análisis del yo”. Su hipótesis se basa en el hecho de que en el líder confluyen la responsabilidad jurídica y la subjetiva por las consecuencias que devienen del agrupamiento. Se pregunta por la responsabilidad que le compete al líder por ubicarse en un lugar idealizado y sostenerlo, y aduce que está más claramente perfilada que la del resto de los integrantes del grupo justamente por esta situación. Refiere que el amor entre los miembros y el del jefe por cada uno de ellos produce la cohesión de la masa, sustentada por la creencia, pero que cuando esta se lesiona y la ilusión cae, se produce la desorganización y el pánico, lo cual se observa en la película cuando el líder ante el auditorio de seguidores da por finalizada la experiencia. Por otra parte, expresa que existe una pasión por la instrumentalización, la cual consiste en ubicarse como una pieza de la maquinaria burocrática, o en este caso como un integrante de “La Ola”, y al respecto afirma que no sólo los jóvenes son tomados por la pasión sino también el líder, lo cual sitúa un punto central para la reflexión ética, que tiene que ver con que la pasión por la instrumentalización constituye un agravante antes que un atenuante de la responsabilidad subjetiva. El líder encuentra en la decisión de volverse objeto de la maquinaria grupal un modo de satisfacción de la cual es responsable.

2- En el tiempo 1 nos encontramos con el tiempo de la intencionalidad y de la certidumbre. Con el tiempo de las acciones. Podemos encontrar este tiempo en la película “La Ola” en el instante en que surge en la clase del proyecto semanal de Autocracia del profesor Wenger la pregunta de un alumno sobre si puede ser posible otra dictadura militar. Ante esta situación, y aún firme en su ideología anarquista, el profesor decide realizar un experimento. Este consiste en fomentar un grupo guiado por un líder, un experimento que podría responder a la pregunta sobre cómo pudo el pueblo alemán mantener el genocidio judío, mediante su lema de convertir sus clases en una experiencia impactante y divertida. Refiero precisamente que fue una decisión en soledad del profesor en el sentido con que Ariel denomina al acto. Un acto que tiene consecuencias para quien lo produce y también para los otros, un acto que constituye una acción y un acto por el que el sujeto deberá asumirse responsable subjetivamente. En este primer tiempo debemos tener en cuenta además la relación que el profesor mantiene con su esposa, quien ejerce una función maternal ante un hombre fuera de lo común en el orden de la enseñanza dentro de la institución.
El tiempo 2 es el de la interpelación frente a lo que sucede, tiempo de la angustia ante uno mismo, del temblor y de la culpa. Se funda en su resignificación el tiempo 1 y facilita una respuesta. La culpa hace que se retorne sobre la acción por la que se debe responder. En la película encontramos varias escenas que nos indican que este tiempo ha advenido:
• Uno de sus alumnos, Tim, se ofrece e insiste en ser su guardaespaldas y aún ante su negativa persiste en esta función. Se observan actos de redención ante la figura del líder.
• El profesor se sorprende al ver en el periódico una fotografía del logo de “La Ola” pintado en lo alto de un edificio. Se divisan actos de fanatismo.
• Grupos ajenos a “La Ola”, específicamente los denominados “Anarquistas”, ejercen actos de vandalismo ante ellos, como arrojar desde un puente pintura sobre el auto del profesor. Comienza a percibirse la diferencia social en cuanto a grupos de pertenencia.
• El profesor pide a sus alumnos que realicen un escrito de sus propias experiencias.
• La violencia que se produce en un partido de Water-Polo ante la distribución de volantes en contra de La Ola de dos alumnas que desistían de ser integrantes de la misma. Al decir de Elizabeth Ormart “La violencia estructural fundante del grupo establece un adentro y un afuera. (…) Esta concepción pos contractualista lejos de pensar el contrato como la solución a la violencia social lo ubica como su causa.”
• Una visita de uno de sus alumnos pidiéndole que abandone el experimento porque estaba causando violencia sobre el mismo.
• Una discusión con su esposa en donde ella le recrimina estar desbordado en esta situación que alimenta su ego, a lo que el le responde agresivamente que solo son celos por no ser considerada tanto por los alumnos como por sus pares como un orientador; discusión que culmina cuando la acusa de tener que tomar depresivos para ir a la escuela y el consecuente abandono de ella.
Este es el momento donde surge la interrogación sobre lo sucedido, el profesor comienza a cuestionarse y se conmueve por las interpelaciones.
El tiempo 3 es el tiempo del efecto sujeto, provoca un sujeto que cambia en acto de posición, que logra sustraerse y posicionarse en acto de otra manera. En este tercer tiempo podemos dar cuenta de cómo el sujeto responde ante su propio deseo inconsciente; podemos formular una hipótesis en el universal-singular de la situación. En el film, luego de las interpelaciones brevemente comentadas, el profesor recibe un llamado telefónico de la directora del colegio, a lo que responde “Si, soy responsable”. Al día siguiente planifica una reunión con todos los integrantes de “La Ola” para finalizar el experimento. Si pensamos que el deseo inconsciente del sujeto consiste en mantener-reafirmar su ideología anarquista, y podemos ubicar la singularidad propia de la situación, podemos también cuestionarnos qué puede tener esto que ver con la posición que tiene en su pareja. Esta posición en que su esposa funciona en el rol de madre, lo ubica en un lugar de hijo y, tal como afirma Ariel, para estar padre hay que dejar de ser hijo. Entonces, podemos reformular que la hipótesis pueda ser mantener-reafirmar su ideología anarquista = mantener-reafirmar su posición de hijo. Siguiendo con la teoría de la Psicología de las Masas, la figura del líder (idealizada) se incorpora al yo de cada integrante de la masa como ideal (del yo) y todos se pueden identificar entre sí. Es decir que, con su camisa blanca, el profesor también se identificaba en la posición de hijo adolescente que tiene a su vez cada uno de sus alumnos. Pero al culminar este experimento diciendo “Si, soy responsable”, podemos apreciar un cambio de posición donde surge la responsabilidad subjetiva.

3- Encontramos en la película indicadores tanto de:
Azar:
*El Prof. Wenger había preparado un Proyecto sobre el tema de la Anarquía, pero su colega, el Dr. Wieland, se había hecho cargo del mismo y se niega a hacer el cambio. Por lo tanto el profesor deberá encargarse del Proyecto referido al tema de la Autocracia.
Al respecto, el profesor intenta persuadirlo para poder realizar el proyecto sobre Anarquía pero su colega no solo se niega sino que le dice “La suerte esta echada”.
*Que su esposa sea también profesora del mismo colegio en que el da clases.
Necesidad Situacional:
*Responder a uno de sus alumnos sobre cómo pudo el pueblo alemán alegar su ignorancia del genocidio judío.
*Establecer mediante su lema de convertir sus clases en una experiencia impactante y divertida un simulacro de lo que es un régimen autocrático utilizando uniformes, posturas corporales, modos de trato personales.
*Ubicarse en el lugar de líder y sostener este lugar.

Cuando se abre una brecha entre necesidad y azar es donde surge la responsabilidad subjetiva.

4- En la película encontramos figuras de la culpa.
Por un lado podemos pensar que hay Negación. Esto lo vemos en la escena en la que el profesor tiene una charla con Karo, una de sus alumnas, quien estaba en contra de “La Ola”. Karo le pide que de por terminada la experiencia, pero el profesor aludiendo de que eran los últimos días, le responde que si no le gusta que se cambie de Proyecto. También en la escena con Marco, otro de sus alumnos, cuando después de pegarle a su novia Karo va a la casa del profesor a pedirle que de por finalizada la experiencia y su respuesta es “No me digas lo que tengo que hacer”.
Por otro lado nos encontramos con la Culpa Proyectada en la escena con su esposa. En esta sucede que cuando ella lo enfrenta con los beneficios en términos de ego que le causaba a él mismo el experimento, el profesor desplaza su sentimiento de culpa a un objeto sustituto, en este caso al problema de su esposa de tener que tomar antidepresivos para ir a la escuela y de no ser supuestamente considerada por sus alumnos y pares como orientadora.
Estas figuras no cierran el circuito de la responsabilidad. En ellas la culpa no favorece el efecto sujeto, sino que es ajena a la responsabilidad subjetiva. Pero aún así podemos establecer una relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva, ya que estas figuras ofrecen la posibilidad de anestesiar la culpa que da origen al tercer tiempo del efecto sujeto. Es decir que con estas formaciones el sujeto puede desligarse del saberse culpable.

5- Con respecto al El Muro, algunos elementos en común podrían ser:
• Encontrarnos con los tres tiempos de la responsabilidad subjetiva en términos de : frase afirmativa – frase interrogativa – frase admirativa
En el cementerio Soy responsable
¿En el cementerio? ¿Soy responsable?
¡En el cementerio! ¡Soy responsable!

Esto se puede explicar en el sentido de la importancia que adquiere la palabra en el nexo entre la responsabilidad y la palabra del sujeto. La responsabilidad esta sostenida en la palabra del sujeto. Aunque en la película “La Ola” podemos realizar una aclaración. Probablemente en “el Muro” sea mucho más clara la presentación de la palabra pero también aquí podemos encontrar su importancia. Cuando la frase afirmativa es “Soy responsable” podríamos también decir “Somos responsables”, ya que la situación nace en un aula completa de alumnos que se preguntaban junto al profesor sobre si ellos como integrantes del pueblo alemán tendrían alguna responsabilidad del genocidio judío. En su espíritu anarquista queda entredicho que el profesor se considera responsable.
La pregunta ¿Soy responsable? emerge ante las interpelaciones arriba mencionadas, pero en este caso la pregunta aún refiere al acto-decisión del experimento.
La exclamación ¡Soy responsable! da cuenta del advenimiento del efecto sujeto de la palabra y el cambio de posición subjetiva.
• Otro punto a tener en cuenta es que para el psicoanálisis el inconciente tiene sus propias intenciones, a diferencia del ámbito jurídico. Tanto en “El Muro” como en “La Ola” el desenlace acontece y desemboca en una situación jurídica por la que los personajes serán juzgados en función del sistema de referencias legales.

BIBLIOGRAFIA
*Fariña, J. (1992). Ética profesional. Dossier bibliográfico en salud mental y derechos humanos. Acápite 3.3: el status de la responsabilidad sobre los actos.
*Jinkis, J. (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires.
*Michel Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires.
*Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
*Alemán, J. (2003): Nota sobre Lacan y Sartre: El decisionismo. En Derivas del discurso capitalista: Notas sobre psicoanálisis y política. Miguel Gómez Ediciones, Málaga.
*Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
*D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
*Ariel, A.: La responsabilidad ante el aborto. Ficha de cátedra. Mimeo. Publicado en la página web de la cátedra.
*Freud, S.: (1925) La responsabilidad moral por el contenido de los sueños. En Algunas notas adicionales a la interpretación de los sueños en su conjunto. Obras completas. Tomo XIX, Amorrortu editores. 1984.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: