Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > La desconocida >

por 

CONSIGNA DE EVALUACIÓN DEL SEGUNDO PARCIAL

Elija un film, un texto literario o alguna otra producción narrativa en la que se despliegue y pueda ser recortada una singularidad en situación. En caso de elegir una creación cinematográfica, la misma debe haber sido realizada entre el año 2005 y el presente (salvo condiciones excepcionales, las cuales deben ser autorizadas por el docente a cargo de la comisión de trabajos prácticos).

En ese recorte, escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre.

Analícela ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que establezca respecto de qué debe responder el sujeto, en términos de responsabilidad subjetiva.

Incluya las referencias relativas a las categorías de necesidad y azar, así como a las de culpa y responsabilidad.

Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente – el efecto particularista.

El film elegido para desarrollar este escrito se titula “La Desconocida”, pertenece al cine italiano y fue realizado en el año 2006.
Irina Yoroshenko es una joven y bella mujer que llegó a Italia huyendo de Europa del Este por ser, como muchas otras mujeres, víctima de un hombre (que se presenta en la película con el apodo de “Muffa” y que Irene lo consideraba muerto, asesinado por ella misma) que la sometió a humillaciones de todo tipo y a terribles tratos. Ella tiene un rostro bello pero marcado por los terribles momentos que le tocó vivir; cada cliente, cada caricia o cada palabra de ellos iban haciendo que su cara se fuera entumeciendo pero conservaba en sus ojos una fuerza, un motor que la mantenían con vida ya que cualquier persona se preguntaría: ¿cómo hace para seguir con todas las cosas –que el film muestra- que le sucedieron? Su universal particular se basa en todos estos hechos y características pero, para mí, fundamentalmente, se basa en esta pregunta, ese es su particular: seguir con vida a pesar de tener un universo tan lleno de muerte; luego indicar como esto cae/cambia y si sigue con vida es solo por inercia. Solo en una oportunidad se le presenta la posibilidad de cambiar y poder escapar de la condición de esclavitud y obediencia que era sometida por Muffa. Esto fue cuando se enamora de Nello, el único hombre que la trató distinta y le hizo vivir un verdadero amor, un hombre del cual se enamoró y fue correspondida pero su apropiador lo mató para que Irene siguiera siguiendo su mejor “producto”, el cual siempre estaba a disposición de los clientes. Este recuerdo de amor fue el motor que hizo que Irene se armara de fuerzas para poder matar a Muffa y emprender su plan.
La película está compuesta por dos planos temporales que interactúan en el relato que hace Irene, los cuales se superponen y dan lugar a un gran rompecabezas ya que el pasado se presenta en forma de flashes en el relato presente de la protagonista.
La joven ucraniana (esta es la nacionalidad de la protagonista) comienza a llevar a cabo su objetivo en la ciudad italiana de Velarchi. Es así que consigue un trabajo específico: quería trabajar como doméstica para la familia Adacher los cuales se dedicaban al negocio del grabado y venta de joyas; familia compuesta por la mujer, de nombre “Valeria”, el hombre llamado “Donato” y “Tea”, hija adoptiva del matrimonio. En esta casa trabaja una señora mayor como doméstica llamada “Gina”. Gina se convierte en amiga de Irene pero esta última necesita ocupar el puesto de trabajo que le pertenece a lo otra, haciendo que Gina caiga “accidentalmente” por las escaleras dejándola en un estado vegetativo y en silla de ruedas producto del fuerte golpe que se da en la cabeza.
El relato que hace Irene de su vida va dirigido a Gina y se lo cuenta cada vez que la va a visitar al asilo. Una de las escenas muestra que Irene le hace firmar a Gina una serie de papeles en donde la hace poseedora de todo el dinero. Esto es una identificación que tiene con su apropiador ya que Muffa le hacía regalos (como ser: plata, zapatos, ropa) cuando la obligaba a trabajar mucho quedando toda lastimada, de la misma manera Irene le regala plata a Gina por el daño que le causó, ambos hacen esto para aliviar la carga de la culpa. (Más adelante de este escrito especifico cómo hizo Irene para poseer este dinero).
Conseguido el empleo a Irene solo le importa establecer una relación de confianza con Tea. Le enseña a cómo defenderse de los compañeros de la escuela, le permite comer dulces y le canta canciones de cuna en su idioma natal.
Sin embargo el plan de Irene corre peligro cuando Muffa aparece vivo tras acontecidos una serie de sucesos aparentemente dirigidos por él. Por otro lado Valeria, la mamá de Tea comienza a sospechar de Irene pensando que es la madre biológica de la niña y la persigue para saber más de ella.
Transcurrido un tiempo más de la película todo parece indicar que el plan de Irene es, verdaderamente, reencontrarse con su hija la cual Muffa le había quitado al nacer para venderla a un matrimonio que estaba interesado en adoptarla.
Tras una trampa que Muffa le tiende a Irene ya que ésta al huir se lleva consigo un dinero de él que tenía gracias a la exploración laboral que ejercía sobre ella y las demás chicas (es este el dinero que le da a Gina transformándola en poseedora del mismo y es una forma de devolución por los efectos causados). La trampa consiste en robarle la licencia de conducir a Irene y un zapato que la caracterizaba e introducir dichos objetos en la escena de la muerte de Valeria, quien es encontrada sin vida en el interior de su auto que cayó al río. Luego las pericias indicaban que los frenos del vehículo habían sido manipulados para que se descarrilara el mismo y Valeria chocara. Por ende el accidente había sido caratulado como un homicidio y tras los objetos encontrados se la culpa a la joven ucraniana. Paralelamente a esto, Muffa se presenta ante Irene para que ésta le devuelva el dinero, en un forcejeo el hombre resbala y golpea su cabeza contra unas piedras terminando muerto e Irene lo entierra.
Ante la muerte de Valeria, Irene es llamada a responder frente a la justicia y es en ese momento cuando se comienza a descubrir la verdadera historia de la protagonista.
El relato cuenta que el verdadero negocio de Muffa era hacer que las mujeres que trabajan para él quedaran embarazas para luego vender a los bebes que nacían. Las chicas eran expuestas con el rostro enmascarado y los clientes desde una pesquisa escogían la que más les gustaba. En doce años Irene había tenido nueve embarazos. Durante los primeros meses de embarazo continuaban trabajando de prostitutas y al cuarto mes eran encerradas al cuidado de una mujer que, en el momento oportuno del parto, las ayudaba a dar a luz. En el caso de Irene esta mujer se llamaba Genna. Del último de los embarazos (supuestamente el de Tea) sabía quien era el padre, era Nello. La partera, aparentemente, sabía a quien eran entregados los bebes y tras incansables insistencias de Irene, Genna le dice el nombre del presunto cliente: Adacher, de Velarchi. A raíz de esto es que la joven va en busca de la familia.
En un momento de la investigación un juez ordena enfrentar a Genna y a Irene. Este comienzan a indagar a la partera ya que su testimonio no coincidía con el de la joven Irene. La partera declara que ella no sabía a quién eran dados los bebes recién nacidos y que por la insistencia de Irene habló con Muffa y éste, mientras estaba en una sesión de masajes, al pensar un nombre se le ocurrió decir el nombre que tenía grabado la joya que le colgaba del cuello. Tras esta declaración Irene quede atónita y sorprendida y el juez le acerca la medalla en una bolsa ya que era una prueba que habían extraído del cuerpo exhumado de Muffa. En ese preciso instante Irene se desmaya y se da cuenta de que Tea no es su verdadera hija.
Desde mi lectura y tomando el personaje de Irene puedo ubicar las coordenadas de los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad de la siguiente manera: como un Tiempo 1 ubicamos al personaje lleno de fuerza a pesar de la historia densa que carga sobre sus hombros que busca llevar a cabo su plan para poder trabajar en la casa de los Adacher y de este modo estar cerca de su supuesta hija; y como un Tiempo 2 en donde algo se desliga del universo particular (que resignifica al primero) ubicamos dos interpelaciones (la interpelación es en términos económicos lo que genera deuda, culpa). La primera interpelación que hace la partera ante el juez cuando dice que el nombre de la familia que se había llevado a su bebe recién nacido era sacado de la joya que colgaba del cuello de Muffa. Es tal la sorpresa que se lleva Irene que como respuesta inmediata se desmaya en el medio del juzgado. Pero hay una segunda interpelación y ésta se produce ya que tras el desmayo internan a Irene y en ese momento sus dos abogadas defensoras le dan la noticia de que el examen de ADN de Tea demuestra que no es su hija, tras esta interpelación muestran como la imagen de Irene se hunde bajo las sábanas de la camilla simbolizando el derrumbe subjetivo ya que lo único que la mantenía con vida era pensar que había encontrado a uno de sus hijos y que además podía llegar a conservar algo de Nello consigo. Además muerto Muffa no tenía manera de saber los nombres de los clientes que se llevaron no solo al hijo que engendró con su enamorado sino el de los demás embarazos que tuvo. Como hipótesis clínica, como la ubica Domínguez en el texto “Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis” es la encargada de explicar el movimiento que supone que el Tiempo 2 se sobreimprime al Tiempo 1 resignificándolo, en este escrito se la puede situar en que ella se sostenía en esta elección de objeto de amor que sería Tea, era lo único que le permitía continuar luchando contra todas las representaciones traumáticas que irrumpían en todo momento en su devenir cotidiano, contra los fantasmas del pasado, al caer dicha elección se desmorona toda su estructura psíquica mostrando a una Irene (y acá ubicando un Tiempo 3 como responsabilidad subjetiva) con un claro cambio de posicionamiento subjetivo, cambia ya que no tenía ese motor característico que le daba razón de ser y existir y por ende no era la misma persona. Esto se ve, más que nada, en su rostro que continúa con los rasgos profundos y curtidos pero ya no se ve esa fuerza que la mantenía con vida, también en el film se ve como el caminar de Irene se va venciendo y su paso se deja caer sin más ganas. Cae en el sentimiento de culpa, como respuesta a las interpelaciones y sin más fuerza para buscar otra salida su yo es despojado de toda investidura cayendo sobre este autorreproche que desemboca en una depresión profunda. Pero esto es una paradoja, como lo marca D`Amore en relación a la paradoja lacaniana, ya que en este escrito la depresión es una respuesta de dimensión ética porque Irene es culpable pero de haber cedido ante su deseo. Esta frase de Irene me parece pertinente: (…) “Cometí tanto errores que una vida no basta para repararlos. Mi mayor error fue creer que alguien como yo a fin de cuentas podía tener un futuro. Esa fue mi mayor culpa. Solo por eso debería morir” (…)
Desde otro lugar y sobre otros temas aparecen otros interrogantes que intenté responder.
Partiendo de que no hay responsabilidad subjetiva sin culpa tomemos la muerte de Valeria ¿es responsable Irene de esta muerte? Dejando de lado de que Muffa le tendió una trampa para que se la culpe a ella y dejando también a un margen lo jurídico y la responsabilidad moral, porque si es responsable jurídicamente puede imputarse culpabilidad ya que para la justicia si es culpable como también lo es en relación al accidente de Gina ya que hay una intención de que la anciana tropezara y cayera para poder, ella, quedarse con su trabajo de doméstica en la casa de los Adacher. Pero si se piensa desde otra óptica. Es una muerte, una consecuencia que se produjo al llevarse a cabo el plan de Irene. Entones si este plan no hubiera existido el personaje de Valeria continuaría con vida y nunca se hubieran esclarecidos las dos noticias que interpelaron a la joven ucraniana. Pero… ¿Cómo discernir entre responsabilidad y azar? ¿Cómo iba a saber Irene que el único dato con el que ella contaba para encontrar a su hija iba a ser un invento que se le había ocurrido a Muffa en el momento de ver el grabado de su medalla?; y más aun ¿cómo iba a pensar que justo el matrimonio residente en Italia adoptó a su única hija en el mismo tiempo que Irene dio a luz a su noveno hijo?, y otra cosa significativa es el parecido de Tea con Irene, ambas llevan el cabello de la misma manera, enrulado.
Ahora bien, la necesidad ¿cómo interviene en este recorte? (que no es tanto un recorte porque para llegar a todas estás conclusiones me explayé bastante a la hora de contar la trama de la película). Desde la concepción de cómo toma el orden de la necesidad la cátedra dando el ejemplo de la ley de gravedad como una determinación de que los cuerpos caen de forma vertical; desde este lugar en el cual me posiciono para analizar el film puedo hacer una analogía con la necesidad ubicada como una determinación de que si Irene no busca a su hija su vida se termina al igual de que si no hay gravedad los cuerpos no caen de forma vertical al suelo. Para Irene es el único motor que la mantiene vida y de hecho cuando es interpelada su yo se desmorona y queda bajo el plus del cambio subjetivo que sufrió.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: