por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGÍA

PSICOLOGIA ETICA Y DERECHOS HUMANOS

Cátedra: Fariña.
Comisión: 10.
Cuatrimestre: Segundo cuatrimestre 2009.
Profesora: María Elena Domínguez.
Fecha: 19 de Noviembre de 2009.

ALUMNA:
• Pagani, María Victoria
• L.U: 325272960
• e-mail: vickypagani@hotmail.com

CONSIGNA DE EVALUACIÓN

Elija un film, un texto literario o alguna otra producción narrativa en la que se despliegue y pueda ser recortada una singularidad en situación. En caso de elegir una creación cinematográfica, la misma debe haber sido realizada entre el año 2005 y el presente (salvo condiciones excepcionales, las cuales deben ser autorizadas por el docente a cargo de la comisión de trabajos prácticos).
En ese recorte, escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre.
Analícela ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que establezca respecto de qué debe responder el sujeto, en términos de responsabilidad subjetiva.
Incluya las referencias relativas a las categorías de necesidad y azar, así como a las de culpa y responsabilidad.
Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente– el efecto particularista.

SINOPSIS
“¿Qué hacer cuando no estamos seguros?”

“Tener dudas no es algo agradable, cualquiera que haya debido esperar los resultados de un estudio clínico, de un examen o incluso de un llamado telefónico, frente a un teléfono mudo, puede atestiguarlo. Es una comezón psicológica que desearíamos poder rascar para recuperar la certeza. Pero con frecuencia es el primer paso hacia una mayor sabiduría espiritual y moral. La crisis que la hermana Aloysius enfrenta en el momento final de la obra es algo a lo que todos debemos enfrentarnos en un momento u otro: el abrumador descubrimiento de que el mundo no está ordenado tal como creíamos..
La Duda es una historia sobre la búsqueda de la verdad, las fuerzas del cambio y las devastadoras consecuencias de la justicia ciega en una época definida por las convicciones morales.
1964, El Bronx, escuela St. Nicholas. Un entusiasta y carismático sacerdote, el padre Flynn, aspira a cambiar las rígidas costumbres de la escuela, que han sido celosamente custodiadas durante años por la hermana Aloysius Beauvier, la férrea directora que aún cree en los métodos del miedo y la disciplina. Pero vientos de cambio político soplan en la comunidad; la escuela, de hecho, acaba de aceptar a su primer alumno negro, Donald Miller. Pero cuando la inocente hermana James confía a la hermana Aloysius su sospecha de que el padre Flynn está prestando demasiada atención a Donald, la hermana Aloysius emprende una cruzada personal para descubrir la verdad y expulsar al padre Flynn de la institución. Sin otra prueba o evidencia que su certeza moral, la hermana Aloysius entabla una batalla de voluntades con el padre Flynn, la cual amenaza con fracturar a la iglesia y la escuela con consecuencias devastadoras.”

El film, “La Duda”, se desarrolla en un colegio católico del Bronx, dirigido por la hermana Aloysius Beauvier, una hermana bastante exigente, queriendo que se respeten las normas del lugar, de manera muy convincente, tanto por parte de los alumnos como por parte del resto de la comunidad católica presente allí. En el año 1964 ingresa a la institución un sacerdote nuevo, el padre Flynn, un hombre muy carismático, alegre, con muy buen trato hacia los alumnos y con exigencia no tan duras como las de la hermana. En ese mismo momento, ingresa al colegio, luego de ciertos cambios políticos, el primer alumno negro, Donald Miller. Este era el universo, lo particular en el momento en el cual se estaba desarrollando la historia. Dichas características de la situación, de las personas presentes allí y de las circunstancias externas daban cuenta de la moral del momento, que determinaba lo que esta bien y lo que esta mal, el si y no, determina un sistema de valores compartido por algunos.
Donald Miller era un niño muy simpático, amable, pero por su condición de ser negro era discriminado, maltratado, dejado de lado por parte del resto de sus compañeros de colegio. Todos estos comportamientos dirigidos a él, era vistos por el padre, quien decide ayudarlo y protegerlo e incluso lo invita a ser monaguillo de la Iglesia y participar de la misa. El niño acepta muy contento y a partir de allí se inicia una relación entre ambos muy estrecha.
Un día, la maestra de Donald, la hermana James, observa en el niño un comportamiento un tanto extraño y al acercarse le siente olor a alcohol. Dicha situación se presento luego de que el niño había salido de la oficina del padre. Ante esta circunstancia, la hermana James se dirige a la hermana Aloysius para contarle la sospecha de una extraña relación entre el padre y el niño negro, ante lo cual la directora llama al sacerdote y lo acusa de haberle dado vino al niño y de mantener una relación indebida con el mismo. Ante esta acusación, el padre le explica que en realidad el niño había tomando vino de la sacristía, otra persona lo había descubierto y el padre lo había llevado a su oficina para protegerlo pero tuvo que hacer que le niño dejara de ser monaguillo para respetar, de alguna manera, las reglas del lugar.
Frente a esta declaración, la hermana Aloysius no le cree, tiene la certeza de que algo esta ocurriendo entre el padre y el niño negro. En cambio la hermana James si elige creerle, ya no quiere participar en ello y le dice a la directora que en realidad se trataba de algo personal esa certeza, esas ganas de tumbarlo y de destituir al padre. A partir de allí, la hermana Aloysius emprende toda una serie de acciones en esa dirección, con la total certeza de la relación indebida que el padre estaba sometiendo a Donald. Es en este momento que ubico el tiempo 1 del circuito de la responsabilidad en el que en el que “se realiza una acción determinada en concordancia con el universo de discurso en que el sujeto se haya inmerso y que se supone, se agota en los fines para los que fue realizada.”
Se toma como tiempo 1 la certeza de la directora del colegio en relación al vínculo ilegítimo que el padre mantenía con el niño negro y la acción que realiza la hermana Aloysius es la de hacer todo para destituir al padre: llama a la madre del niño para ponerla al tanto y ella le dice que lo único que el importa es que Donald llegue a Junio, se gradúe y pueda ir a la universidad y que si el padre le da un buen trato al niño, no le interesa con que intenciones, ella va a defender a todo aquel que le brinde cariño al niño; otra de las acciones que lleva a cabo la directora es que en una discusión que tiene con el padre, le miente y le dice haber llamado a su anterior parroquia, haber hablado con una monja y que ella le había contado ciertas circunstancia similares que se habían dado allí similares a la situación de que lo acusaba ella; dicho llamado nunca existió. Podemos plantear que es una acción concordante con el discurso del sujeto, que no genera ningún cuestionamiento sobre su conducta. Y nada la lleva a dudar a la hermana Aloysius, a alejarla de su certeza. Nada parece hacer tambalear las certidumbres yóicas del sujeto.
Es en este tiempo 1 donde podemos ubicar algo del orden del azar y de la necesidad. Con respeto al azar, tiene que ver con una coincidencia temporal, es algo fortuito, accidental. Podemos ubicar el azar en la contingencia de los dos personajes de la relación indebida, el padre y el niño, contingencia en el tiempo y en el lugar. Se da justo en el mismo momento y en el mismo lugar que se encuentra el niño negro con este padre que decide ayudarlo. Podría haber sucedido que el padre llegase al colegio y no haya ningún niño a quien proteger o que el niño negro haya llegado a la escuela y nadie lo proteja. Ambos personajes llegan en un mismo momento; se podría pensar que es algo azaroso, fortuito. Con respecto al orden de la necesidad, lo cual hace referencia a algo que va a suceder irreductiblemente, inevitable, tiene que ver con causa-efecto, podríamos observarlo en el hecho de que la hermana Aloysius por ser directora del colegio, es responsable del bienestar de los niño, por lo tanto, tiene la obligación de hacer algo frente al mínimo indicio de que algo esta sucediendo en relación a ello, privando el bienestar de los alumnos. Pero se debe tener en cuenta que el orden de la necesidad es algo que no se da por el hecho de ser sujetos del lenguaje, el sujeto no es un sujeto de la necesidad, sino que es un sujeto del deseo,
A partir de un tiempo 2, que viene a interpelar las certidumbres del yóicas del sujeto, este tiempo 1 será resignificado. Entendemos como tiempo 2, la aparición de algún indicador que señala un exceso de lo acontecido en el tiempo 1, que posibilita la emergencia de una pregunta sobre la posición del sujeto. Es decir, el tiempo 1, en tanto universo que se pretende completo, solo a partir del tiempo 2 “se resquebraja posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenía al comienzo del mismo” . Aparecen en este segundo momento, ciertos indicadores que denuncian la inconsistencia del universo del tiempo 1, señalando la particularidad del mismo a la vez que posibilita una ruptura que permitiría la creación de un universo distinto. En este sentido, el tiempo dos se sobreimpone al primero, resignificándolo, es el tiempo de la interpelación subjetiva. Algo inesperado sucede y toca al sujeto de cerca obligándolo a responder frente a lo acontecido.
Ubicamos como tiempo 2, que viene a interpelar al sujeto, el hecho de que el padre decida renunciar y se retire del colegio luego de aquella discusión con la directora, quien le miente y le dice haber realizado un llamado a su anterior parroquia. La hermana Aloysius dice que esa mentira funcionó a condición de que sea verdad. El padre Flynn se despide, a través de una misa, de todos los alumnos y de sus familias. Donald, se veía muy triste y desolado, al igual que su mamá. El niño negro nunca mostró indicios de que algo malo sucedía entre él y el padre, incluso le demostraba cariño y le agradaba estar con él, se sentía cómodo y protegido. Pero, ¿qué sucedió?. El padre, luego de haberse ido del colegio, es nombrado pastor en otra escuela; lo ascendieron, ya no era solo el sacerdote que dictaba la misa. Es en este momento que se produce un exceso con respeto al universo dado, anterior, con respecto a lo particular del tiempo 1; se produce un exceso respecto de la acción del tiempo 1, un exceso que no fue contemplado. Momento propicio para la emergencia de una singularidad que, en consonancia con lo universal, demuestre la incompletad del universo previo junto con la caída de los ideales que allí lo sostenían. Se produce un quiebre de ese horizonte que venia sosteniendo la vida del sujeto, guiando sus acciones (ética como horizonte en quiebra). La ética, respeto de la moral, es ese más, ese exceso que no fue contemplado en el universo, en lo particular previo. Es el plano de la existencia yoica que se ve atravesado por el del deseo.
En una conversación entre la hermana Aloysius y la hermana James, ya al final, luego de que el padre se fue del colegio, la directora se encontraba muy angustiada y culpable por lo que había ocurrido. Esta culpa depende la interpelación subjetiva a la que sometido el sujeto respecto de la acción realiza en el tiempo 1. “La interpelación subjetiva es la puesta en marcha del circuito. Luego la culpa ob-liga a una respuesta ad hoc a la interpelación; es decir, dado el tiempo 2 que es el tiempo de la interpelación en el circuito, se funda en su resignificación el tiempo 1, facilita una respuesta que aunque no es considerada todavía tiempo 3 –aquel de la responsabilidad subjetiva- responde a la interpelación.
La retroacción que genera la interpelación resignifica porque liga (ob-liga) a los elementos ´disonantes´ que se convierten entonces en un tiempo 1, es decir que el tiempo 1 es ya un tiempo resignificado por la interpelación a través de la culpa. La culpa hace a la retroacción, hace que se retorne sobre la acción por la que se ´debe´ responder.”
La culpa obliga a responder. Pero, en este caso, no se trata de una culpa tapón, que obtura la posibilidad de asumir la responsabilidad; en este caso es la culpa como condición habilitante a la responsabilidad. Primero se tratará de ser culpable para luego poder ubicar algo de la responsabilidad. No hay responsabilidad subjetiva sin culpa. En el caso del film, la hermana Aloysius comienza a sentir culpa luego de que el padre Flynn renunció, se fue del colegio y fue nombrado pastor en otra escuela. Esta culpa no la deja solo perpleja y sometida al sentimiento de culpa, una culpa tapón, sino que le da la posibilidad de responder a esa interpelación subjetiva y asumir una responsabilidad subjetiva. Esto se observa en su cambio de posición: le confiesa a la hermana James que tiene tremendas dudas, lo que da lugar a pasar a un tiempo 3.
La hipótesis clínica se ubica como lazo asociativo entre tiempo 1 y dos. Si algo ha emergido en el tiempo 2 des-ligado del universo particular, este buscará re-ligarlo hallando una explicación a su presencia. La hipótesis clínica será la encargada de explicar el movimiento que supone que el tiempo 2 se sobreimprime al tiempo 1 resignificandolo. La hipótesis clínica hace referencia a que aparece algo del deseo, pero el sujeto nada sabe de ello. Lo que implica esta hipótesis es poder determinar de qué se tiene que hacer responsable el sujeto en términos últimos; por qué tiene que responder el sujeto; a qué condiciones del deseo debería responder el sujeto. En el caso del film, podemos plantear que de lo que se debe hacer cargo, de lo que se debe responsabilizar la hermana Aloysius es de su barradura. Podríamos plantear que la directora, casada antes de ser monja, debe hacerse responsable de un deseo inconciente hacia el sacerdote.
En el tiempo 3 se produce un cambio de posición, se da el advenimiento de una nueva posición subjetiva; es el lugar para la producción, la nominación para que surja algo de lo singular. Es la respuesta del sujeto frente a ese exceso, es la manera del sujeto de asumir su responsabilidad, de hacerse cargo del cambio de posición. Es el tiempo de la responsabilidad subjetiva. La responsabilidad subjetiva es la culpabilidad misma de lo que se hace y de lo que se dice, es una singularidad que emite el sujeto del deseo inconciente. La responsabilidad subjetiva es otro nombre del sujeto. Hace referencia al efecto sujeto; el sujeto hace algo con ese deseo inconciente. En el tiempo 3 se verifica la responsabilidad subjetiva, una toma de posición en relación a lo universal inscribiendo un acto que produzca un efecto de sujeto. En el caso de la pelicula, “La Duda”, de lo que se tiene que hacer responsable la hermana Aloysius es de su barradura, de que ella también es imperfecta, se puede equivocar, tiene defectos y no es tan estricta en su interior como lo era con el exterior y con los demás. Hay un cambio de posición subjetiva en ella, hay un efecto sujeto, y es que paso de la posición de certeza absoluta a la duda.
Luego de haber realizado el presente trabajo se puedo observar en un film particular, “La Duda”, el circuito de la responsabilidad, que comprende un tiempo 1, en el plano de la existencia yoica, donde el sujeto se considera autónomo respecto a su accionar; un tiempo 2 que demuestra este universo atravesado por el deseo inconsciente, posibilitando la emergencia de una singularidad, de una pregunta sobre la posición del sujeto; y un posible tiempo 3 en el que el sujeto podría responsabilizarse por aquello que desconoce de si mismo, adoptando una posición ética respecto de su deseo.

BIBLIOGRAFIA

• Domínguez, M. y Salomone, G.: “La transmisión de la ética clínica y deontología”. Vol. I. Fundamentos. Letra viva. 2006.
• Fariña, J.: The Truman Show. Versión resumida de la clase dictada en la Fac. de Cs. Soc. de la UNLZ el lunes 87 de noviembre de 1999.
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: