por 

Facultad de Psicología

Psicología, Ética y Derechos Humanos
Titular: Prof. Lic. Juan Jorge Michel Fariña
2° Parcial domiciliario

Alumnas: Conte, Carla (31.027.521/0)
Estrada, Soledad (30.979.968/0)
Docente: Lic. Adriana Alfano

Comisión 7
2009/2

Consigna de Evaluación

Elija un film, un texto literario o alguna otra producción narrativa en la que se despliegue y pueda ser recortada una singularidad en situación. En caso de elegir una creación cinematográfica, la misma debe haber sido realizada entre el año 2005 y el presente (salvo condiciones excepcionales, las cuales deben ser autorizadas por el docente a cargo de la comisión de trabajos prácticos).

En ese recorte, escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre.

Analícela ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que establezca respecto de qué debe responder el sujeto, en términos de responsabilidad subjetiva.

Incluya las referencias relativas a las categorías de necesidad y azar, así como a las de culpa y responsabilidad.

Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y - si resulta pertinente - el efecto particularista.

Sinopsis
“No existe evidencia. No hay testigos. Pero para alguien, no hay dudas.”

1964, St. Nicholas, El Bronx: Los vientos de cambio están soplando en esta cerrada comunidad religiosa y el carismático Padre Flynn (Philip Seymour Hoffman) está dando lo mejor de sí para adaptarse a las estrictas prácticas disciplinarias de la Escuela Católica del Bronx.
Lamentablemente, las ideas progresistas del Padre Flynn se levantan en extremo contraste a las antiguas creencias de la Hermana Aloysius Beauvier (Meryl Streep) la dura directora, quien piensa que un ambiente opresivo de castigos y miedo es el único modo de mantener en línea al cuerpo estudiantil. De repente ingresa a esta ambiente el joven Donald Miller, el primer estudiante negro de St. Nicholas.
La primera escena del film encuentra al Padre Flynn dando un sermón acerca de la duda. Comienza hablando del asesinato del presidente Kennedy, diciendo que el lazo que unió a la gente en ese momento fue la desesperación. Comenta varias situaciones ante las cuales uno se puede sentir aislado y entre ellas dice “Nadie sabe que hice algo malo”. Su sermón culmina con la siguiente frase “La duda puede ser un lazo tan poderoso como la certeza. Cuando estas perdido, no estas solo”. Mientras todo esto ocurre observamos a la Hermana Aloysius caminando al lado de los bancos de la Iglesia, retando a los niños que no estaban prestando atención.
Seguido a esto, vemos a ocho monjas sentadas cenando, la Hermana Aloysius se encuentra sentada en la cabecera de la mesa. En medio de la situación, les pregunta al resto de las monjas de qué creyeron que se trató el sermón del Padre Flynn, la Hermana James (Amy Adams) responde que se trató sobre la duda, a lo cual la Hermana Aloysius le pregunta por qué, ya que los “sermones provienen de algún lado”, “¿el Padre Flynn está con dudas? ¿Le preocupa que alguien más tenga dudas?”. Ante el desconcierto del resto de las mujeres, la Hermana Aloysius dice “Quiero que todas estén alertas. Estoy preocupada, tal vez sin razón, acerca de algunos asuntos que ocurren en Saint Nicholas School”. Todas la miran consternadas, y una de ellas pregunta “¿asuntos académicos?”, a lo cual la Hermana responde que no estaba proponiendo jugar a las adivinanzas.
Cuando la optimista, esperanzada e inocente Hermana James revela con renuencia a la Hermana Aloysius que el Padre Flynn y Donald han estado pasando una cantidad inusual de tiempo juntos en la oficina de la Iglesia, la recta e inquebrantable directora emprende una cruzada para dejar en evidencia al amado sacerdote como un pedófilo y conseguir su expulsión del colegio. A pesar de la certeza moral de que el Padre Flynn verdaderamente ha cometido tal innombrable transgresión, la Hermana Aloysius no tiene ni una pizca de evidencia para dar sustento a sus afirmaciones. De este modo, la Hermana y el Padre Flynn entran en una épica batalla de deseos donde el principal objetivo es destruir la reputación del hombre.
En su búsqueda desesperada por conseguir evidencias, la Hermana Aloysius realiza una reunión con el Padre Flynn y la Hermana James para intentar que este confiese, sin éxito. Dado el resultado de dicha reunión, cita a la madre de Donald Miller, con el fin de indagar acerca de la situación personal del niño. Así se entera de “la naturaleza especial” de Donald y de que el niño es golpeado por su padre por tal motivo. Ante el relato de la situación “particular” que ocurre entre el Padre Flynn y el niño, sorpresivamente, la madre reacciona pidiéndole a la Hermana Aloysius que no se entrometa, que solo debe esperar a que finalice el ciclo lectivo.
Luego de este encuentro, ocurre una violenta discusión entre Flynn y Aloysius, después de la cual él presenta su renuncia y es transferido a otra institución habiendo obtenido un ascenso.
El film finaliza con una escena donde conversan la Hermana James y la Hermana Aloysius. Debido a su importancia, transcribiremos dicha conversación dentro del cuerpo del Trabajo.

Circuito de la responsabilidad
Nos centraremos en el personaje de la Hermana Aloysius para analizar el circuito de la responsabilidad. Debemos destacar que los tiempos del circuito no se corresponden con tiempos cronológicos, sino que refieren más bien a tiempos lógicos. En este Trabajo, el hecho de que realmente concuerden tiempos lógicos y cronológicos es mera coincidencia.
El Tiempo 1 es el momento en el que el sujeto lleva a cabo una acción determinada en concordancia con el universo del discurso en el que se haya inmerso, acción realizada con la creencia de que la misma se agota en el objetivo para el cual fue concebida. En este caso, nos referimos a la escena en la cual la Hermana James le cuenta sus sospechas acerca de la relación del Padre Flynn con un estudiante. La Hermana Aloysius se sorprende, dado que no esperaba encontrarse con una situación de este tipo. Luego de la descripción de los hechos, la Hermana Aloysius le dice: “Hace unos años en Saint Boniface había un cura…Pero en ese entonces yo tenía al Padre Scully. Aquí no hay ningún hombre a quien recurrir. Los hombres manejan todo. Vamos a tener que detenerlo nosotras mismas.”
En ese instante la Hermana Aloysius decide tomar cartas en el asunto con el fin de remover al Padre de su cargo. Esta acción es realizada voluntaria y concientemente sin que la Hermana sepa que dicha acción podría estar determinada por un aspecto, si bien presente, desconocido para su yo. Por lo tanto, en el caso de conseguir dicho objetivo, deberíamos ver a su vez, la resolución del problema. Analizaremos si es este el modo en que ocurren los hechos.
Tanto la escena del sermón acerca de la duda, como la escena donde la Hermana Aloysius invita a las demás monjas a estar alertas acerca de la conducta del Padre Flynn nos parece ejemplifican el universo previo en que se encontraba inmersa la Hermana Aloysius.
Ahora bien, la decisión está tomada. Se reúnen el Padre Flynn, la Hermana James y la Hermana Aloysius en la oficina de esta última con el objetivo de dejarlo en evidencia y lograr que confiese. Lo que sobresale allí es que, al momento en que se sientan, el Padre elige con mucha naturalidad, tomar asiento en el lugar que debería ocupar la Hermana Aloysius más específicamente, el sillón de la Directora, acción que sorprende a ésta. Si bien, esta sensación no es verbalizada, es su cara de tedio y descontento, lo que la deja en evidencia. A su vez, esta misma expresión podemos observarla en relación a ciertos aspectos del Padre como ser, el largo de sus uñas y su predilección por los dulces. Si bien el Padre aclara la situación por la cual fue cuestionado, no logra convencer a Aloysius, sí a la Hermana James quien pregunta: “¿cómo puedes estar tan segura de que miente?”, la Hermana Aloysius responde: “por experiencia”.
Queda planteada así, entre la Hermana Aloysius y el Padre Flynn una guerra por el poder. Esta guerra llega a su punto cúlmine en otra reunión que se da, esta vez, solo entre ellos dos donde la Hermana cuestiona incisivamente al Padre sobre asuntos como su vocación de sacerdote, su lugar en la escuela y su relación con Donald, entre otros temas. El Padre Flynn la acusa de levantar esta campaña en su contra, de no tener evidencias más que su certeza “la cual es una emoción, no un hecho” y que ya antes del incidente, él no era de su agrado. La Hermana finaliza diciendo: “(…) pero tengo mi certeza y armada con ella iré a tu última parroquia, y la anterior si es necesario (…) Pasaré por arriba de esta Iglesia, si es necesario, hasta que se cierre la puerta detrás de mí! Haré lo que sea necesario aunque sea condenada al infierno! (se saca el rosario y lo golpea contra una mesa) Debería entender esto o se estará equivocando de persona! “
Seguido a esta reunión el Padre Flynn pide la transferencia a otra Iglesia y da su sermón de despedida.
El Tiempo 2 resignifica el tiempo anterior notificando al sujeto de que su acción fue más allá de lo esperable. “Tiempo donde el universo particular soportado en la certidumbres yoicas se resquebraja posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenía al comienzo del mismo.” Esta pregunta toma la forma de una Interpelación que sorprende al yo del sujeto aún cuando no puede hacerse responsable, por el momento, del deseo inconciente puesto en juego en la acción realizada en un primer tiempo. Al respecto D’ amore plantea: “(…) dado un tiempo 2, el de la interpelación, la ligadura del tiempo 1 es ya una obligación a responder a esa interpelación. No hay forma de no responder pues la interpelación exige respuesta.” A su vez, Jinkins resalta que responsable es aquel de quién se espera una respuesta.
En nuestro caso, el Tiempo 2 se corresponde con la escena final del film. La escena a la cual nos referimos muestra a la Hermana Aloysius sentada en el patio de la Iglesia, la Hermana James se le acerca y se da la siguiente conversación:
HJ: Se fue el Padre Flynn.
HA: Sí.
HJ: Lo logró. Logró que se fuera. (...) No creo que el Padre Flynn haya hecho algo malo.
HA: ¿No? ¿El te convenció?
HJ: Sí lo hizo. ¿Logró probarlo?
HA: ¿A quién?
HJ: ¿A cualquiera aparte de usted?
HA: No.
HJ: Pero usted estaba segura.
HA: Sí.
HJ: Me gustaría ser como usted.
HA: ¿Por qué?
HJ: Porque ya no puedo dormir.
HA: Tal vez no se supone que durmamos bien. El Padre Flynn ahora es pastor de Saint Jerome. (...)El obispo lo nombró pastor de la escuela y de la parroquia de Saint Jerome. Es un ascenso (…) le dije a nuestro monseñor. Crucé el jardín y fui a decirle. No creyó que fuera cierto.
HJ: Entonces, ¿por qué se fue el Padre Flynn? ¿Qué le dijo que hizo que se fuera?
HA: Le dije que había hablado con una monja de su parroquia anterior, que sabía de su historia previa de infracciones.
HJ: ¡Entonces si lo probó!
HA: Nunca hice esa llamada! (…) Pero si no hubiese existido dicho historial, la mentira no hubiese funcionado. Su renuncia fue su confesión. Él era lo que yo creía que era. Y ahora se fue. (…) En la búsqueda del mal, uno se separa de Dios. Por supuesto que hay un precio. (…) ¡Oh Hermana James!
HJ: ¿Qué le sucede hermana?
HA: (con voz entrecortada y a punto de romper en llanto) ¡Tengo dudas! ¡Tengo tremendas dudas!
Como ya habíamos adelantado, la renuncia del Padre debería haber generado satisfacción y placer en Aloysius. Sin embargo, observamos que esto no sucede, por el contario, ocurre la interpelación, momento en que emerge la pregunta sobre su responsabilidad, confrontándola a un punto de inconsistencia donde no se reconoce. Esto se desprende de la frase final del film, donde la Hermana con voz entrecortada y rompiendo en llanto expresa sus tremendas dudas. El modo en que se da este diálogo nos hace pensar en que la culpa habría emergido en ella. “la culpa hace a la retracción, hace que se retorne sobre la acción por la que se “debe responder”. Aparecen distintas respuestas a modo de mecanismo defensivo ante el deseo inconciente del cual el sujeto no quiere saber. En Aloysius advertimos, además del sentimiento inconciente de culpa, angustia (la congoja del final de la escena) e incluso, una posible formación sintomática (deducido del comentario que realiza cuando la Hermana James expresa no poder dormir).
Debido a que la escena que establecimos como segundo momento es, a su vez, la escena cúlmine del film, no puede advertirse la presencia de un Tiempo 3. Habría tal tiempo, en el caso en que el sujeto respondiera, no desde el lugar particular, sino realizando un acto ético en el cual el mismo no cede ante su deseo. Un acto que implica al efecto sujeto, tanto como a la responsabilidad subjetiva.

Hipótesis Clínica
“de nuestra posición de Sujeto somos siempre responsables…
…el error de buena fe es entre todos el más imperdonable.”
Jacques Lacan.

El objetivo de las intervenciones dadas en un segundo tiempo cuestiona a aquella acción que se realizó en un tiempo anterior, ligados éstos a través de la culpa. Esto nos permite postular una Hipótesis Clínica, la misma explicaría la resignificación del Tiempo 1 debido a la sobreimpresión del Tiempo 2, enunciando algo del deseo del sujeto que él mismo desconoce.
Ahora bien, según Fariña, la Responsabilidad Subjetiva se instala en la grieta entre Necesidad y Azar. Cuando un acontecimiento está regido en su totalidad por la necesidad, el azar, o ambos, no es apropiada la pregunta por la responsabilidad.
En el recorte del film que analizamos, vemos la intervención del azar ni bien comienza la película. Nos referimos al sermón de apertura dedicado a “la duda”, el cual desprende la escena donde la Hermana Aloysius les pide a las monjas que estén atentas. Establecemos que esta escena se corresponde al Azar, ya que el sermón podría haber estado dedicado a otro tema y tal vez de ese modo los hechos se hubiesen dado de manera diversa.
Si entendemos por Necesidad aquellas situaciones ajenas a la voluntad humana, hechos que inexorablemente ocurren y hacen al contexto en el cual se sitúa el sujeto, podemos situar aquí a la comunidad religiosa, comunidad en la cual todo está manejado por hombres y las mujeres se ven en la obligación de obedecerlos. En este caso, debido a dicha situación la Hermana Aloysius cree que el único modo de abordar el problema es haciéndolo ella misma.
Ahora bien, si no todo es Azar, ni todo Necesidad ¿de qué es responsable la Hermana Aloysius? Es responsable del deseo inconciente que subyace a su accionar conciente. Consideramos que en el mismo se juega algo en relación a su sexualidad y a su posición femenina. Postulamos que en la escena final se ha producido una vacilación fantasmática, algo de su yo se resquebrajó.
Teniendo en cuenta el relato de la situación ocurrida con el cura de Saint Boniface, ¿Podría pensarse que la supuesta situación de abuso despierta algún aspecto de su propia historia? O ¿podría considerarse que evoca algún aspecto de una fantasía sexual infantil suya? En el caso de que esto último sucediera, ¿se colocaría Aloysius en el lugar de acosadora al hostigar al Padre Flynn o en el lugar de abusada?
No podemos dejar de mencionar el exceso en su actuar en pos de revelar lo realmente acontecido entre Flynn y el niño y nos resulta importante aclarar que en el momento en que tomamos a la certeza como su única arma para llevar a cabo su cruzada, la tomamos desde el lado de la Neurosis (ya que su certeza culmina en incertidumbre), y dadas las características que hipotetizamos en Aloysius, estaríamos más del lado de una Histeria.
Siguiendo con esta línea de pensamiento ¿Por qué tanto enojo con el Padre Flynn? Si bien los motivos existen, en el personaje de Aloysius éstos se ven exacerbados, llevados al límite más extremo, al punto de rozar la irracionalidad, incluso cuando no existen evidencias concretas. Si en Aloysius prevalece la posición histérica, ¿podríamos pensar que esta inquisición hacia Flynn es una forma de agujerear al otro? O ¿Tiene que ver con un deseo de ayudar a aquel que se muestra más vulnerable (Donald)?
Por otra parte podemos manifestar que la posición de Aloysius se aproxima más a la masculinidad que a la feminidad. A lo largo del film se muestra fría, autoritaria, distante, “cuasi-completa”, temeraria; lo cual se contrapone a una posición más femenina de parte del Padre Flynn (el largo de sus uñas, su predilección por los dulces, su afán por lograr acercarse más a la comunidad, el afecto manifestado hacia Donald, su deseo de alcanzar relaciones más amistosas entre los directivos de la Institución y los alumnos, entre otras cosas.) A su vez, consideramos llamativo que Aloysius se convierte en monja justo luego de la muerte de su esposo en la II Guerra Mundial (dato que aparece en la conversación con la madre de Donald). Este punto nos parece interesante si lo relacionamos con su sexualidad y la posición masculina que vemos destacarse en ella.
Postulamos que todo lo expuesto hasta aquí nos llevarían a una posible respuesta a la pregunta acerca de qué duda y ante qué se angustia Aloysius al final del film ya que, como adelantamos anteriormente, haber conseguido deshacerse de este hombre no logró satisfacerla ni tranquilizarla.
Ya finalizando, agregamos que si existiese un Tiempo 3, veríamos el “momento privilegiado donde el universo particular egosintónico que sostenía al sujeto en un sistema moral se quiebra posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la sexualidad.”

Bibliografía.
• Domínguez, M.E.: “Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis” en La transmisión de la ética, clínica y deontología. Letra Viva, 2006
• D’amore, O.: “Responsabilidad subjetiva y culpa.” En La transmisión de la ética, clínica y deontología. Letra Viva, 2006.
• Mosca, J.C.: “Responsabilidad, otro nombre del sujeto.” En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, 1998
• Salomone, G.Z.: “El sujeto dividido y la responsabilidad.” En La transmisión de la ética, clínica y deontología. Letra Viva, 2006
• Fariña, J.J.M.: “Responsabilidad, entre necesidad y azar.” Ficha de cátedra.
• Jinkins, J.: “Vergüenza y responsabilidad.” Conjetural n°13. Editorial Sitio, 1987.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: