Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > La lengua de las mariposas >

por 

PARCIAL DOMICILIARIO

Psicología, Ética y Derechos Humanos
Catedra I: Juan Jorge Michel Fariña
Película: “La lengua de las mariposas”

Comisión: 13
Profesor: Carlos Alberto Fraiman
Alumnas: Griselda Madariaga. L.U: 33.022.386 0
Gisela Noya L.U: 31.258.587 0

1) Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.

Teniendo en cuenta el comentario sobre el film y habiendo visto a el mismo, el personaje sobre el que se crea el análisis de la personalidad subjetiva es Moncho, el niño protagonista, el hijo menor de una familia de clase media-baja que por problemas de asma ingresa al colegio a una edad mas tardía que el resto de los demás niños y entabla un vinculo muy particular con su maestro.
En el comentario de la película Elizabeth Ormat plantea que cuando Moncho grita, su lengua deja salir algo más que insultos. Al gritar términos que su maestro le enseñó, son estos mismos los que llevan un mensaje de libertad, esa libertad de la que hablaba su adorado maestro.
Se podría inferir que Moncho adopta la ideología que fue transmitida por el maestro a pesar de la encrucijada en la que se encuentra, esa decir, Moncho debió decidir entre traicionar a su madre o traicionar a su maestro y compañero Don Gregorio. El niño grita: “¡asesino!” “¡rojo!” de acuerdo con lo que la madre quería y así no traicionándola. Luego el niño se hace responsable a pesar del pequeño margen de la libertad en la que se encontraba teniendo en cuenta la situación. El interés está puesto en la subjetivación de la acción, por lo tanto no es una acción cualquiera sino que recae sobre el Sujeto poniéndose éste en acto, gritando: “¡tilonorrinco!” “¡espiritrompa!” (La lengua de la mariposa) manifestando un “rechazo al silencio” y demostrándole a su maestro que su enseñanza no fue en vano, que no hizo oídos sordo a lo que éste le transmitía sino que incorporó su ideología y que no lo está traicionando al decirle esos insultos, sino que simplemente hace lo que la madre espera que él haga.
Debido a lo anterior Moncho se posiciona en un lugar de Sujeto, un Sujeto responsable “aquel del que se espera una respuesta” .Don Gregorio una respuesta al recibir los insultos que salían de la boca del niño, esperaba una respuesta de Moncho y éste actúa respondiendo mediante esos términos “técnicos” que había aprendido de su maestro.
2) Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.

Dando cuenta del accionar de Moncho y de su posición planteamos un circuito de responsabilidad que consta de un primer momento en el cual el pequeño obedeciendo el imperativo que plantea la madre de insultar al maestro le grita: “¡asesino!” “¡rojo!”. Este primer tiempo se define por una acción llevada adelante por el personaje, acción orientada por un objetivo que se agota en los fines para los cuales fue concebida , es decir que el grito de Moncho tiene el fin de obedecer a su madre y poner a salvo a su familia.
Planteamos un tiempo 2 donde hay una resignificación, es decir, un cambio, “una interpretación que el sujeto percibe a partir de los indicadores que lo ponen en sobre aviso de que algo anduvo mal” y esto produce una modificación en Moncho. Estos indicadores a los que nos referimos se pueden observar en el film cuando el niño corriendo tras el camión de prisioneros se detiene a mirar el rostro de Don Gregorio. En esta mirada lo que produce un quiebre en el universo particular que sostenía al sujeto guiándolo en sus acciones .

Tiempo 1 Tiempo 2
Moncho gritando La mirada de su maestro
¡Asesino! ¡Rojo!

Tiempo 3
Moncho gritando
¡Tilonorrinco! ¡Espiritrompa!
Al haber una resignificación (tiempo 2) por sentirse culpable de haberlo insultado en el primer tiempo se produce una potencialidad de un tiempo 3, el tiempo de la responsabilidad, donde el acto de gritarle “¡tilonorrinco!” “¡espiritrompa!” a su maestro lo convierte en un sujeto responsable porque justamente “la elección constituye al sujeto” . Esta elección lo ubica a Moncho en el terreno de la ética, porque el pequeño “no se duerme en los signos del otro”, un otro en este caso representado por la madre, en primera instancia, y por la sociedad que otorga sentido al accionar de ella; Moncho busca su propia respuesta.

3) Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

En la situación dilemática descripta, ubicamos la necesidad en los insultos de Moncho proferidos al maestro, a fin de resguardar a su familia, debido a la situación siniestra vivida por el pueblo español, llevándolo a desplazar la violencia hacia su profesor, siendo obligado a ocultar sus reales sentimientos hacia el manteniéndolos en secreto, en pos del bienestar propio y de su familia, ya que sino lo hiciera correrían el mismo destino que los prisioneros, a los cuales, le espera la muerte. Esta necesidad es del campo de la determinación, es ajena a nuestras elecciones. “Cuando en una situación rige por completo el orden de necesidad, la pregunta por la responsabilidad del sujeto carece de toda pertenencia”
El azar, en cambio, lo ubicamos en la escena donde un grupo de niños corre tras el camión de prisioneros insultándolos y arrojándoles piedras. El azar desconecta la relación entre causas y efectos
Son indispensables la necesidad en tanto los insultos de Moncho a su maestro, como el Azar de que los niños hayan corrido tras el camión. La grieta entre necesidad y azar es la que propicia el acto de responsabilidad que ejecuto el niño al gritarle: “tilonorrinco” y “espiritrompa, términos que comparte solo con el maestro. Esto quiere decir que en el caso de Moncho no rigen por completo ni necesidad ni azar, surge una grieta entre ellos que permite preguntarse sobre la responsabilidad.

4) Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.

Podemos establecer que la figura central de la culpa que aparece en el film “La lengua de las mariposas” es Ramón, el padre de Moncho. Un hombre de profesión sastre, con una ideología republicana muy marcada pero que por los imperativos de la mujer, para evitar represalias, debido a la situación política que atravesaba España en esa época, debió mantenerla en secreto. Además de esta secreta ideología el sastre tiene una hija extramatrimonial de la cual solo tiene conocimiento su mujer y su hijo mayor.
Creemos propicio ubicarlo como una figura de la culpa debido también a la situación el la que se encuentra, que podría definirse como siniestra; en este tipo de contexto socio político los mecanismos de represión social, posibilitan mantener cuasi secreto lo secreto (el hecho de ser republicano) y aceptar la eficacia del pánico evitando la conciencia del si mismo, produciendo un ensimismamiento, junto con una violencia desplazada.
Según Lacan, “la única cosa de la que puede ser culpable un Sujeto es de haber cedido su deseo” . El padre de Moncho, cede su deseo al renunciar a su ideología política y al someterse a los mandatos de su mujer; ejemplos de esto fueron quemar su carnet de afiliación, sus afiches políticos y todas las cosas que pudieran ubicarlo como republicano. En la escena de la plaza su esposa repite en su oído: “Grita ahora, que te escuchen”. El obedece con los ojos llenos de lagrimas y escupe: “asesino”, entre otras cosas, en la cara del maestro, de lo cual se desprende que el ya no es propietario del deseo. Ante el deseo el sujeto se desvanece.
Otra situación en donde es notoria su pertenencia a las figuras de la culpa es la escena en la que lo vienen a buscar su casa los guerrilleros republicanos, y su mujer miente que el no esta. Ramón se esconde “bajo las faldas de ella”.
La culpa en un metáfora económica, subraya un déficit del sujeto a diferencia de la responsabilidad (justamente de lo que carece Ramón) que supondría un superávit del sujeto.
En el caso de Moncho, fue necesaria la culpa para que este se constituya como sujeto responsable.

5) Compare conceptualmente caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro” de Jean Paul Sartre).

La primera comparación que podemos establecer entre el film de José Luis Cuerda “La lengua de las mariposas” y “El muro” de Jean Paul Sartre, es que ambos transcurren en la España de la guerra civil. El grupo de prisioneros, que serán fusilados, al que pertenece Ibbieta, es muy similar al grupo que integra el maestro de Moncho en el film.
Otra comparación se basa en la responsabilidad ejercida por Moncho al ser un Sujeto responsable de aquellos insultos propiciados hacia su maestro; el caso de Ibbieta lo entendimos como un sujeto inocente (por la ignorancia al jugar esa broma de que gris estaba en el cementerio cuando él sabía que estaba en la casa de su primo, pero lo que no sabía era que una pelea con su pariente lo había llevado a instalarse en el cementerio y ahí es cuando ponen fin a la vida de Gris los falangistas. Pero a la vez Ibbieta es responsable de haber hablado y de su deseo de vivir por lo menos un poco mas.
Es justamente el azar el que podría ubicar a Ibbieta como un sujeto inocente, porque no sabía que su amigo estaba en ese lugar. Su juego salió mal a causa del azar. Al decir "cementerio" entre miles de otros lugares, cuando creyó estar despistando a los falangistas, le concierne la muerte a su líder y amigo Gris. En el caso de Moncho es el azar, de que un grupo de niños corren para insultar a los prisioneros, lo que le da a Moncho la posibilidad de convertirse en un Sujeto responsable ya que le da la oportunidad de reivindicarse y de reivindicarse de sus insultos, con significantes compartidos con su maestro.
La necesidad se ve en ambos (Ibbieta y Moncho) de la misma manera; relacionada con la situación en la que ambos se encuentran, salvar sus vidas, y en el caso de Moncho, también la de su familia, esa necesidad que los obliga a “hablar”.
Otre comparación que establecemos es la de los tiempos lógicos en el circuito de la responsabilidad. En el caso de Ibbieta podemos establecer tres tiempos lógicos. El tiempo 1, donde Ibbieta le hace la broma a los falangistas y les dice que Gris esta en el “cementerio; un tiempo 2, donde indicadores lo ponen en sobre aviso de que algo anduvo mal, cuando los falangistas regresan de la búsqueda y no lo matan, eso le llama la atención, y luego se encuentra con García y éste le comenta que mataron a Gris en el cementerio. Y finalmente un tercer tiempo en que Ibbieta se encuentra en una posición subjetiva diferente, el protagonista se ríe a punto tal que se le caen las lágrimas. Se podría decir que “manda al cementerio a su amigo”; esto lo ubica como sujeto de deseo de vivir más tiempo. Se podría decir que no es culpable pero si responsable de ello.
En "La lengua de las mariposas" donde se dan los 3 tiempos. Un primer tiempo en el cual Moncho desconcierta al maestro al gritarle "asesino" e insultarlo y un segundo momento en que la mirada de Don Gregorio demuestra desilusión, la cual lo lleva a un tercer tiempo en el cual Moncho se hace responsable; su maestro esperaba una respuesta de Moncho y éste le responde con aquellas palabras tan llenas de significación para ambos.
Otra comparación se podría establecer en la culpa, la cual tanto en Ibbieta y en el padre de Moncho podemos observarla en las lágrimas. Cuando García le cuenta que mataron a Gris en el cementerio, Ibbieta larga una carcajada acompañada de lágrimas. El padre de Moncho al ceder a su deseo gritándole en la cara al maestro aquello que no siente: "asesino" "hijo de puta" "rojo", también con esas mismas lágrimas que expresan la culpa.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: