por 

TRAMA ARGUMENTAL

Camila O’Gorman, hija de Adolfo O’Gorman y nieta de "La Perichona", que había sido amante del Virrey Liniers, nació en Buenos Aires en 1828 en el seno de una familia tradicional porteña y consecuentemente recibió una educación acorde, es decir, bajo severas normas sociales, religiosas y morales.
En 1847 (principio de la decadencia del régimen rosista) llega, procedente de Tucumán, el cura Ladislao Gutiérrez de 24 años.
Los jóvenes se conocen en las habituales tertulias de la época y en la asidua concurrencia a misa de Camila, donde comienza a prestar atención a los sermones críticos de Ladislao que se diferencian de la actitud sumisa de sus familiares y del mismo sacerdote en un primer momento.
Esta amistad deviene en simpatías mutuas y pronto se convierte en pasión. Los amantes deciden huir. El padre (Adolfo) denuncia el hecho y solicita el mayor de los castigos para los "infames", al que se suma el del obispo, vehemente, exasperado y vengativo. Rosas actúa entonces como instrumento de dos de los pilares de su dictadura, esto es: la sociedad conservadora y el clero. Pone en marcha entonces su temible aparato policial en una persecución implacable de los fugitivos, que culmina cuando son apresados, tras la delación de otro cura, ocho meses después en Goya (Corrientes). Trasladados inmediatamente a Buenos Aires son fusilados en Santos Lugares
A Camila, que llevaba un embarazo adelantado, le hacen beber un litro de agua bendita para purificarla y luego ambos son enterrados en una fosa común, donde, según Enrique Molina, "alcanzan en la muerte la unión que la intolerancia no les permitió en vida"*.-

*Enrique Molina: "Una sombra donde sueña Camila O’Gorman".
Para ir desarrollando las consignas de evaluación, se podría ir enunciando que el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva es la del sacerdote Ladislao Gutierrez (Imanol Arias).
Si empezamos a hablar de responsabilidad, diremos que la misma es de corte lógico, que tiene que ver con las categorías desarrolladas de lo situacional: lo particular y lo singular-universal. No hay responsabilidad subjetiva (una singularidad), sin culpa (una particularidad). Entonces afirmamos que la responsabilidad subjetiva es otro nombre del Sujeto, del Sujeto en Acto.
Si el autor propone una hipótesis, esta la vamos a ir desarrollando como se va desarrollando el personaje en el film. Al principio vemos al personaje de Ladislao. Como un sacerdote disciplinado unido al discurso de poder, apoyado sobre su investidura. A raiz de un suceso violento Ladislao va a cambiar su posición de sumisión a los sistemas de poder por una posición critica frente a lo social, entonces podriamos decir que las modificaciones y transformaciones que suceden son propias del modelo subjetivo de cada epoca.
La responsabilidad subjetiva va a entrar en circuito, una dimension no solo de buenas o malas acciones, por lo que merecemos ser juzgados por otros, entra en los efectos del lazo social, una zona de gran importancia clinica porque exige la experiencia de un deseo inconciente. Esto se visualiza en la escena que Camila asiste a misa y se entrecruzan las miradas de manera profunda y significativa para el, el deseo inconsciente le provoca un conflicto debido a su condicion de sacerdote, porque conflicto? Porque después de la situación de las miradas el se va a confesar inmediatamente y esto le genera un sentimiento de culpa que lo lleva a autoflagelarse.
La culpa es una condicion para el circuito de la responsabilidad subjetiva. Es la culpa lo que obliga a responder. Es en este sentido que la responsabilidad subjetiva es la culpabilidad misma de lo que se hace o de lo que se dice, una singularidad que emite un sujeto del deseo inconsciente que causo la frustración.
La culpa hace a la retroaccion, hace que se retome sobre la accion por lo que se “debe” responder. La doble acepción de la deuda, la economica y la obligación mas moral del deber entran en juego a partir de la interpelación. La interpelación subjetiva es la puesta en marcha del circuito, este circuito se presenta de un modo lineal aunque los tiempos que se establecen se situen como lógicos y la dinamica entre ellos requiera del apres-coup. Esto es un tiempo 1 donde se realiza una accion determinada en concordancia con el universo de discurso en que el sujeto se halla y que supone se agota para los fines que fue realizada, aquí se confronta con el tiempo 2, que le señala un exceso en lo acontecido en otro tiempo (de alli su linealidad). El universo particular se quiebra posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que tenia el sujeto al comienzo del mismo. Circuito:

Culpa Obliga

Retroaccion

Accion Tiempo 1 Tiempo 2 Interpelacion

Respuesta

Respuesta que no es considerada todavía Tiempo 3. Esta interpelación se plasma a posterior de cuando ella le confiesa su amor. - no sabe de quien hablo?. Si algo ha emergido en el segundo tiempo des-ligado del universo particular, este buscara re-ligarlo hallando una explicación a su presencia.
Finalmente sera necesario un tiempo 3 que verifique la responsabilidad. Si en el tiempo 2 se ve interpelado por ciertos elementos disonantes y algo de esa diferencia le pertenece, la hipótesis clinica sera la encargada de explicar el movimiento que supone “que el tiempo 2 se sobreimprime al 1 resignificandolo”. Resignificación que dara cuenta de una repuesta del sujeto que advierta un cambio de posicion frente a sus circunstancias (encuentro imposible de evitar con Camila), de alli la potencialidad de un tiempo 3: el de responsabilidad.
El tercer tiempo se hace presente cuando el deseo se hace acto, se ha asumido la responsabilidad subjetiva, cuando se actua de manera racional y concientemente, ha tomado una posición en dicha accion, en relacion a lo Universal. Esto queda claro en el encuentro pasional entre Camila y Ladislao, y cuando ambos después se fugan, este ha sucumbido a su deseo, mas inconsciente.

Hipotesis

Clinica

empo 1

Se abre como respuesta a la interpelación un abanico de posibilidades, pero nos quedaremos con la formación sintomática, como respuesta que dice si, al interpelación de Camila, la formación sintomática toma lugar cuando el no acude a un funeral de la abuela de Camila porque cae enfermo.
No hay deseo sin culpa, implica retornar sobre la accion, en psicoanalisis se retorna sobre la accion mas moral, mas particular, favoreciendo la interpelacion para la responsabilidad subjetiva. Se podria decir que Ladislao “cedio en su deseo” y eso trajo aparejado el sentimiento de culpa
El gesto de asumir responsabilidad es genuinamente jurídico y no etico, implica ob-ligarse, hacerse cautivo, para garantizar una deuda. Responsabilidad y culpa se limitan a expresar dos aspectos de la imputabilidad jurídica. Tambien van a estar presentes dos operadores con los que se analizan la responsabilidad jurídica, para la imputación o no de culpa; la intención y la razon. No podria existir la culpa jurídica sin la responsabilidad objetiva que otorga la razon.
En referencia al ultima consigna, podriamos decir que la practica psicológica las situaciones corrientes, no se presentan de manera pura, solo compuestas por necesidad y azar o transitándolo exclusivamente en el terreno de la responsabilidad subjetiva. Frente a la complejidad existen dos errores posibles. El primero radica en asignar responsabilidad al sujeto alli donde esta no esta, no existe. El segundo, en relevar a un sujeto de su responsabilidad atribuyendo lo sucedido al azar y/o necesidad cuando en realidad debe responder por su accion.
Despojando estos posibles errores, se entiende que Ladislao incurre en responsabilidad subjetiva, el es responsable de sus actos, por lo que se espera una respuesta, estas son dadas? Se paga con la vida? Hacerse cargo de su deseo, de su propia subjetividad, los lleva vivir y a morir a ambos, le serviria a Camila si siguiera con vida? Hasta donde los mandatos morales lo lleva a una culpa de donde el no se recupera y lo vive con una angustia irrevocable. Culpa por haber tomado una decisión, pero por quedarse con Camila? O por haber dejado a su iglesia, por haber defraudado a Dios?. Son preguntas que quedaran sin repuestas.
La muerte los encuentra a ambos, frente a un deseo que no quisieron esconder, el de un amor que ya estaba marcado por la tragedia por el solo hecho de ser un sacerdote uno de los protagonistas, en una sociedad cubierta de una moralidad extrema, de mandatos familiares imposibles de romper, cuando esto sucede, la sociedad le responde de la manera mas cruenta, y porque se hace mas cruenta? Porque a ellos los fusilan en “publico”, se hace luz algo aberrante, y de la manera como lo denuncian como “el acto mas atroz y nunca oido en el pais”, no lo podian tolerar, con la moralidad de la epoca, no podian permitir tremenda actitud, un sacerdote y una mujer de alta sociedad? No le dijeron a ambos, no les importo que ella estaba embarazada, su condicion de mujer, de sujeto deseante. Si habia una hipótesis, acerca de la responsabilidad subjetiva esta se confirma en la toma de una decisión por parte de Ladislao, esta con lleva a una posicion consolidada y esta unidaa su propio deseo.

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

Materia: Psicología, Ética y Derechos Humanos

Catedra: Fariña

Comision: 8

Curso de Verano : 2010

Profesor: Ludueña Federico

Alumna: Mendez Gladys Marcela



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: