por 

Segunda Evaluación: Psicología Ética y Derechos Humanos

Comisión: 04
Profesor: Gervasio Noailles
Alumnas: Heikele Micaela D.
Lemos Eliana J.
Fecha de Entrega: 16/ 11/ 09

CONSIGNA DE EVALUACION:

Elija un film, un texto literario o alguna otra producción narrativa en la que se despliegue y pueda ser recortada una singularidad en situación. En caso de elegir una creación cinematográfica, la misma debe haber sido realizada entre el año 2005 y el presente (salvo condiciones excepcionales, las cuales deben ser autorizadas por el docente a cargo de la comisión de trabajos prácticos).
En ese recorte, escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre.
Analícela ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que establezca respecto de qué debe responder el sujeto, en términos de responsabilidad subjetiva.
Incluya las referencias relativas a las categorías de necesidad y azar, así como a las de culpa y responsabilidad.
Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente– el efecto particularista.

DESARROLLO: “LA PRUEBA”

Vamos a trabajar con la película Proof (La Prueba) la cual narra la historia de una joven y enigmática mujer atrapada entre el pasado de su padre y la sombra de su propio futuro, explorando los vínculos entre la genialidad y la locura, las tiernas relaciones entre padres e hijas y la naturaleza de la verdad y la familia. Catherine en la víspera de su vigésimo séptimo cumpleaños pierde a su padre (Robert), un reconocido genio matemático que había contraído hacia 5 años una demencia que puso fin a su desarrollo intelectual y lo llevo al deterioro de su vida.
Catherine se dedico a cuidar a su padre durante su enfermedad dejando de lado sus estudios y sus intereses. Cuando ella deja sus estudios para vivir exclusivamente junto a él cae en una profunda depresión, ante lo cual el padre le propone que se ponga a trabajar con las matemáticas ya que ella tiene la misma pasión por la matemática que él.
Cada uno por su lado comienza a redactar la prueba de los números primos. Cuando la joven termina de redactar su parte va a mostrarle a su padre lo que había logrado y se encuentra con que el también había terminado su escrito. Cuando observa lo que había redactado él, se encuentra con una escritura delirante que estaba lejos de toda la genialidad que el padre tenía, de manera que ella decide guardar bajo llave su escrito ya que no lo podía compartir con Robert.
Con la muerte del padre Catherine se acerca a Hal, un ex alumno de Robert interesado por sus escritos. También ante este hecho vuelve de New York la hermana, Claire, con la cual no tenía mucha relación, ella siempre había querido internar al padre , trataba a su hermana como una loca, creía que había heredado todo de su padre tanto la genialidad como la locura y por eso quería llevársela con ella a New York para que la vean especialistas.
Luego del velatorio Catherine tiene un encuentro romántico con Hal y le da la llave del escritorio donde se encontraba su escrito que no había sido visto por nadie. Hal ve el escrito y sostiene que es un descubrimiento magnifico lo que contiene pero no cree que lo haya escrito ella sino que le da el merito al padre por el parecido de la letra y la genialidad del mismo. En esta escena aparece la hermana que descree de su autoría y reafirma la inestabilidad de Catherine.
En el trascurso de la semana siguiente Hal se llevo el escrito para mostrárselo a profesionales de la materia que podían demostrar por el contenido quién lo había realizado. Paralelamente, Claire empacaba todo, organizaba la venta de la casa mientras que Catherine aceptaba los planes de su hermana en donde ella era tomada por inestable mentalmente (loca).
Finalmente en el momento de partir a New York Hal llega con la noticia de que el escrito no podía ser de Robert, pero para Catherine llega tarde, la confianza ya se había roto y se va con la hermana al aeropuerto.
Esperando la salida del avión ve que su hermana comienza a tachar obsesivamente en una libreta lo que ya realizo en el viaje, Catherine se siente incluida en la lista y le manifiesta a Claire si “contener la locura de su hermana” estaba en su lista de quehaceres.
Ante este hecho Catherine decide repentinamente no ir con su hermana y quedarse en la ciudad, hacerse cargo del escrito y si fuese necesario mejorarlo. Enfrenta el desafío de explotar la genialidad heredada y superar el miedo a la locura.

El Circuito de la responsabilidad de Oscar D´Amore habla de tres tiempos que pueden ser ubicados en esta película:
En primer lugar en el tiempo 1 podemos ubicar a Catherine escribiendo la prueba matemática mientras cuida a su padre, el genio que se ha vuelto loco. El escrito es guardado en un escritorio, es un hecho que se agota en sí mismo, ella lo realiza para salir de la depresión sin pensar en la magnitud de lo que estaba haciendo, lo guarda y continúa con la atención en la enfermedad del padre.
Un tiempo después el padre fallece, aquí podemos ubicar el tiempo 2 que va a demostrar que la escritura de la prueba, el acto 1, no se agotaba allí. El tiempo 2 es el tiempo de la interpelación, se funda en una resignificación del tiempo1. “La interpelación es en términos económicos lo que genera la deuda, culpa en sentido lato” . La interpelación implica ya una deuda por la que hay que responder, no hay forma de no responder. La fuerza simbólica de la interpelación proviene de la internalización de la ley simbólica, es en este sentido que la interpelación es exigencia de respuesta más allá de lo que cada sujeto quiera. Catherine comienza a pensar qué hizo al escribir la prueba, le agarra angustia porque cree que se robo la “máquina del padre (llamaban así a las producciones brillantes de la mente)” ya que en el mismo momento que ella termino su cuaderno con las nuevas producciones matemáticas el padre termina un cuadernos con escritos incoherentes producto de su enfermedad. La joven cree que al robarle su máquina lo mata. Comienza a sentirse culpable porque con lo que ella produce supera al gran genio y es como si con eso matara todo lo que el padre significa para la sociedad. Según Oscar D´Amore, citado anteriormente, sabemos que la culpa contrae en el fondo una deuda que obliga a responder, aquí podemos observar que esta joven siente haber robado los pensamientos brillantes de su padre.
La angustia en esta joven nos muestra el temor que tiene de verse identificada al padre, esto tiene un doble significado, ella puede heredar su genialidad como lo demuestra el escrito o puede heredar su demencia como lo recalca la hermana constantemente con sus actos. Siguiendo a Sartre “la angustia es siempre acción. Es decir que el existente se tiene que elegir a sí mismo, se tiene que hacer, no hay ninguna esencia que preceda a la existencia, el ser humano se tiene que hacer a sí mismo y todo determinismo es mala fe”. En Catherine la situación angustiante va a ser la guía para hallarse a sí misma, en cambio en Claire su accionar se ubica del lado del determinismo, siempre las decisiones están avaladas por diferentes excusas, no hay elección sin garantías en ella.
Catherine se identifica al padre, una identificación es una inscripción inconsciente con eficacia simbólica que particulariza e impide la repetición de lo idéntico. En cada inscripción se marca el lugar que el sujeto ocupa en el orden de las generaciones, el cual abre el camino a nuevos eslabones en el sistema de parentesco y se caracteriza por ser único. “La identidad, a partir del psicoanálisis, podemos pensarla como ser inscripto por los padres en el sistema de parentesco reconociendo la igualdad y la diferencia” . El sujeto no puede pensarse siendo idéntico a otro, ya que al nacer, sostenido por el deseo de los padres, subjetivarse será producirse como sujeto nuevo. En los puntos de ruptura donde se quiebra el sentido el sujeto en este caso Catherine puede hallar la mayor potencialidad de efecto sujeto. La responsabilidad subjetiva surge de esa hiancia en lo simbólico que llama al sujeto a responder, un sujeto del inconsciente. Se debe responder por el deseo, éste que “es el núcleo y la fuerza originaria del inconsciente” debe asumirse conscientemente, cada uno debe asumirse como sujeto deseante. El deseo es este universal que moviliza a cada sujeto de un modo singular.
Por medio de la culpa que surge en Catherine en el tiempo 2, a partir de la muerte del padre, nos anoticiamos que debe existir algún deseo inconsciente. Este deseo subyace y da significado al tiempo 1. Podemos deducir diferentes hipótesis a partir de sus actitudes ante la muerte del padre, quizás esta muerte fue el cumplimiento de un deseo inconsciente. Al hacerse real el deseo de muerte del padre, la joven es habitada por la culpa y la angustia por lo que deseó, esto se hace visible cuando en el velorio del padre Catherine se para frente a todos y, además de reprochar la ausencia de los mismos durante la enfermedad, dice “qué bueno que se murió” y sale corriendo, una vez afuera le dice a Hal que no sabe por qué dijo eso. Aquí podemos ver como su deseo inconsciente se manifiesta sin poder prevenirlo y donde es el mismo deseo el que obliga al sujeto a responder.
Por otra parte lo que puede haberle causado angustia y llevarla a resignificar el tiempo 1 es que ella se encuentra identificada al padre y eso puede significar que siga su camino: primero por la genialidad, luego por la demencia hasta llegar a la muerte. De manera que asumir su trabajo la enfrenta al temor y la incertidumbre acerca de su destino. Esto la coloca en el lugar de la duda, se pregunta acerca de su identidad, ¿Quién soy? ¿Soy igual a papá? Varias veces en el transcurso de la película ella busca en el otro la respuesta acerca sobre su ser.
Estas hipótesis las podemos plantear desde Lacan ligando retroactivamente los movimientos 1 y 2 desde la pregunta neurótica, desde el encuentro con el agujero simbólico que remite a la pregunta que soy para el deseo del otro, llegando al agujero simbólico y remitiendo a una falla en la respuesta fantasmática, es esto lo que lleva al sujeto a responder interpelándolo.
En este caso situando el tiempo 3 podemos hallar un efecto sujeto, Catherine en soledad durante la semana en que su hermana prepara la mudanza para llevarla con ella y en la espera para tomar el avión, se propone otro plano de existencia. Se posiciona de otra forma ante su similitud con el padre y decide, responde, más allá de lo establecido, de lo particular. Decide volver a estudiar lo que le gusta mas allá de que sea lo mismo que hizo el padre, asume la escritura de la prueba y se queda a vivir donde vivió su padre, pero siendo ella misma con su propio estilo .
En el tiempo 3 hay 2 posibilidades para salir de la interpelación, por un lado puede que el yo intente retornar a lo particular generando movimientos defensivos donde se niegue o se proyecte por ejemplo la culpa. Aquí podemos encontrar 3 trincheras subjetivas que pueden ayudar al sujeto a des-responsabilizarse, estas son, el azar, la genética y las determinaciones sociales. En esta posición el sujeto es objeto de otros discursos, todo está determinado por la necesidad o el azar.
Por otro lado podemos encontrar el efecto sujeto como un modo de respuesta, donde se genera un acto singular en el que se abre un nuevo universo, esta vía no está determinada por la lógica de la moral, acá surge la responsabilidad subjetiva. En este caso Catherine se hace responsable de su producción y asume el modo de vida que quiere mas allá de si se asemeja o no al padre.
El acto creador implica lo inhumano de la existencia del acto de cada uno. En Catherine hay posición creadora, su escrito va más allá de las normas, de lo existente hasta el momento y son producciones propias, no fueron enseñados por nadie. En el acto ella se produce como sujeto de deseo inconsciente, el sentimiento de culpa y la angustia se diluyen en el efecto sujeto y esto constituye una respuesta de dimensión ética.
“La ética es la posición de un sujeto frente a su soledad, frente a lo que está dispuesto a afirmar” . “Se trata del sujeto y el sentido singular de su acto. Acto cuya constitución resiste de toda forma genérica”.
La dimensión ética se despliega en el circuito universal-singular, sosteniéndose en el campo de lo particular. Este último solo da un sostén, pero si en algún momento llega a aspirar colmar la condición humana pretendiendo que todos sean eso que propone se estaría cayendo en un efecto particularista propio de la falla ética. Esto lo podemos ubicar del lado de Claire ya que para este personaje todo debe ser según la norma, si la hermana se parece al padre debe estar enferma como él y por lo tanto debe ser vista por profesionales, para ella no hay otra posibilidad.
La singularidad es lo que se sustrae al régimen del uno que obliga a ir más allá a la aparente totalidad, es lo que traspasa lo particular, va más allá de lo establecido moralmente. Esto lo podemos observar con Catherine quien inventa una formula matemática que sobrepasa lo conocido y posible hasta el momento, a la vez resuelve temas que habían quedado inconclusos en la matemática acerca de los números primos. No solo suplementa y amplia el universo posible de las matemáticas sino que también crea una nueva forma de existencia para sí misma, ya que asumirse como autora de la prueba implica una respuesta subjetiva que va mucho mas allá de las matemáticas.

BIBLIOGRAFÍA

• Alemán, J.;(2003): Nota sobre Lacan y Sartre: el decisionismo. En derivas del discurso capitalista: notas sobre psicoanálisis y política. Miguel Gómez Ediciones, Málaga
• D’Amore, O.(2006): Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva
• Domínguez, M. E.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Fariña, J.J.M.(1998) Lo universal-singular como horizonte de la ética (cap III). Del Acto Ético (capVI). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires. Responsabilidad: entre azar y necesidad. Publicado en la página Web de la cátedra.
• Film: La Prueba; Estados Unidos; 2005
• Lo Giúdice,A.; Olivares, C. (2006) “Identidad y responsabilidad”. En violaciones a los derechos humanos frente a los derechos a la verdad e identidad, Abuelas de Plaza de Mayo, Buenos Aires
• Mazzuca, R.(2002). Ética, Psicopatología y psicoanálisis (lo normal y lo patológico). En Psicoanálisis y psiquiatría: encuentros y desencuentros; Berggasse 19 ediciones; Buenos Aires
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Salomone, G. Z.(2006): El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: