Inicio > Acceso Docentes > Curso de Verano 2011 > La vida es sueño >

por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGIA

Segundo parcial

Psicología Ética y Derechos Humanos

Cátedra I-Profesor Fariña, Juan Jorge Michel

Profesoras: Silvia Capurro
Tamara García Karo

Integrantes: Sabino, Carlos Daniel

Comisión: 5
Fecha de entrega: 28 febrero de 2011

Mail: sabinocarlosdaniel@yahoo.com.ar

La Vida es Sueño

Autor: Calderón de la Barca
Obra literaria producida en 1635 y llevada al teatro hasta nuestros días.

Argumento de “La Vida es Sueño”

Se supone que esta obra de Calderón de la Barca estuvo inspirada en un cuento miliunanochesco incorporado al castellano por el infante Juan Manuel, tratando su tema Lope de Vega y Agustín de Rojas.
La obra trata que Basilio, Rey de Polonia y astrólogo famoso, encierra a su primogénito hijo Segismundo basado en la predicción estelar en la cual será cruel y traerá desastres y males a su propio país después de vencer a su propio padre en una batalla destronándolo y usando su barba y cabellera como alfombra. Al dar a luz a Segismundo su madre muere y por orden de Basilio se lo encierra en una torre de por vida a cargo de un capitán llamado Clotaldo, único encargado de cuidarlo, ya que era el hombre de confianza del Rey, para de esta manera evitar la tragedia edípica anunciada. Al pasar los años Basilio con la esperanza de dar heredero a su reino ya que no le quedaba descendiente varón, intenta demostrar que los cielos estaban equivocados y da la oportunidad a Segismundo de entronizarlo, y en caso de que este intento fracasara, heredarían el trono sus sobrinos Rosaura y Astolfo (Duque de Moscovia) haciendo casar a este último con Estrella, pero él estaba enamorado de Rosaura desde el primer encuentro que tuvo con ella. Así Segismundo es adormecido profundamente bajo los efectos de un narcótico poderoso y trasladado al palacio. Hasta entonces él no tenía conciencia de quien era, y se lamentaba de su desgraciada vida, en la cual vivía encadenado con un misero ropaje, de esta manera se preguntaba el porque justo a él y solo a él le tocaba vivir de esta manera y no a los demás, cual era el pecado que había cometido. Una ves en el palacio al despertar y tomar conciencia de su realidad y condición de príncipe y heredero, descarga todo su resentimiento y enojo violentándose sobre todo con su padre y tira a un criado por la ventana he intenta dar muerte a Clotaldo. Su padre al ver esta actitud, cree que la profecía se hará realidad, entonces ordena volver a encerrar a Segismundo nuevamente a la torre.
Pero al pasar todo este suceso su pueblo y los soldados se enteran que tienen un descendiente de su propio linaje que ha vivido en cautiverio toda su vida injustamente y reclaman que no quieren tener herederos de otros lugares que no sean de su propia tierra como lo es Astolfo. De este modo el pueblo decidido va a buscar a Segismundo que se encontraba encadenado, lo liberan y es conducido con aclamaciones ante el ejército del Rey.
Segismundo al lograr ser libre ya no es necesario que Astolfo se case por conveniencia con Estrella y se casa con su verdadera amada Rosaura y Segismundo se casa con Estrella los cuales también eran amores correspondidos.
El Rey Basilio resulta vencido en la batalla y se pone ante los pies de Segismundo pero tomando conciencia de su actitud anterior reflexiona y se siente apenado, pero Clotaldo le dice que lo que hizo no fue más que un sueño, él duda si esta soñando o no todavía, va más allá de eso y comprende profundamente la vida y los sueños y trasciende la diferencia, a través de esta percepción perdona a su padre más allá que no sabrá si está soñando o es realidad. Así deja sin valor la profecía y la creencia que se tenía de él a través de las ideas y las ciencias de su época.

Estrofa

¿Qué os admira? ¿Qué os espanta,
si fue mi maestro un sueño,
y estoy temiendo en mis ansias
que he de dispertar y hallarme
otra vez en mi cerrada
Prisión? Y cuando no sea,
el soñarlo solo basta;
pues así llegue a saber
que toda la dicha humana,
en fin pasa como un sueño;
y quiero hoy aprovecharla
el tiempo que me durare,
pidiendo de nuestras faltas
perdón pues de pechos nobles
es tan propio el perdonarlas.

Análisis y desarrollo de la Obra:

Una ves más una obra literaria que perdura en el tiempo, ¿Por qué? Porque nos hace encontrarnos con nosotros mismos, porque nos identificamos en ella, ¿con que? con lo que somos, con lo que el Otro o los demás nos dijeron que somos, pero en algunos de nosotros aparece esa voz que nos dice que queremos ser nosotros despojado del Otro, y para llegar a eso nos damos cuenta que tenemos que conocernos y confiar más en nosotros y no en lo que el Otro me dijo que soy. Ese Otro puede estar en una idea impuesta, una ideología, una creencia ya sea filosófica o religiosa, una disciplina, una corriente científica, una rama de la psicología, una cultura, etc. ¿Pero cómo se que “es” y que no “es”, si el Otro me ha contaminado con sus creencia e ideas, sobre sus hipótesis y verdades? ¡Y así la vida transcurre como un sueño!

Segismundo nos demuestra el camino de uno mismo, desde su singularidad desde algo que es universal como la libertad y no necesita a nadie que se lo diga, se da cuenta que no es libre con solo mirar a las aves y a los animales, desde esta observación con una mente libre. Y es aquí donde se encuentra su deseo de libertad, él se da cuenta quien, y también en su sueño, se da cuenta de su deseo en ese sueño, que ha sido constituido desde el Otro, quiere ser ahora alguien distinto, y para serlo necesita despojarse de toda idea impuesta que lo ha constituido.
En el tiempo I Segismundo a raíz de una profecía de hadas y astrológica, se encuentra viviendo en cautiverio encadenado y míseramente, él se pregunta el porque de su destino y desea ser libre: un valor universal de todo ser viviente. También se cuestiona la culpa de la que se siente responsable.

En esta estrofa se puede ver la culpa estructural de Segismundo, lo que lo va a motorizar más adelante hacia el camino de concretar su deseo, de responsabilizarse por él, de salir de ese lugar y al mismo tiempo comienza a reconocerse como sujeto en falta.

Estrofa.

“... Apurar, cielos, pretendo
ya que me tratáis así,
qué delito cometí
contra vosotros naciendo;
aunque si nací, ya entiendo
qué delito he cometido.
Bastante causa ha tenido
vuestra justicia y rigor;
Pues el delito mayor
Del hombre es haber nacido. ...”

En el tiempo II Segismundo al ser adormecido y llevado al palacio toma conciencia de su realidad y su condición de heredero al trono. Al saber las razones del porque tuvo que vivir preso toda su vida en la torre. Se llena de rencor y odio. En el palacio arremete contra los presentes, nobles, damas, y arroja un criado por la ventana y se va contra el Rey que es su propio padre, al cual lo hace responsable de su desgracia. Se puede ver que por una cuestión azarosa Segismundo se encuentra en una circunstancia única donde toma decisiones que le traen consecuencias inmediatas, en esto se puede ver que el azar es un aspecto de la vida en el cual no se le puede atribuir toda la responsabilidad, ¿sino que hace Segismundo hasta este tiempo II con esta situación azarosa?, del mismo modo, ¿qué hacemos nosotros con las circunstancias azarosas de nuestra vida cotidiana?
Segismundo también se despoja de la necesidad que lo puso la vida: “él o su padre”, la corriente científicas del momento que era la astrología lo encerraba en este paradigma y Segismundo salió de esta necesidad despojándose de ella a través de ver lo que “es”, es decir lo real: ¿Qué se espera de Segismundo a través de la disciplina de la ciencia?, ¿qué se espera de nosotros a través del discurso y las disciplinas de nuestra época?. Desde esta necesidad que crea la época, la necesidad de que seamos ALGUIEN: “sos un desastre y traerás calamidades o sos un condenado”, analógicamente: “sos un científico dentro de la disciplina o no lo sos”, “sos psicólogo o no lo sos” “sos de clase media o no lo sos”, “sos de Bolivia o de Paraguay o no”. Así, tenés que serlo por necesidad. Es “necesario” ser de clase media para acceder a…

Algunos quedan en la constitución del Otro, resentidos y buscando en el Otro la culpa de su existencia, esto nos demuestra que es el tiempo II. Cuando Segismundo tira al criado por la ventana, intenta matar a Clotaldo y se revela con el Rey su padre y sus súbditos presentes, llega al reflexionar y tomar conciencia, se siente culpable y arrepentido, y trata de reparar la culpa, es decir deja de ser victima para aceptar su realidad y hacer algo de ella, con lo que su vida y la realidad “es”. En este fragmento de la obra se ve el sujeto de la responsabilidad más allá si se encuentra dormido o no, Segismundo no separa su responsabilidad. Así uno no puede decir: -fue mi sueño, como despojándose de la responsabilidad, Segismundo sabe que es el constructor de su propio sueño, y se hace cargo del sueño, es decir se responsabiliza por lo que sueña.

El personaje recorre el camino de su deseo, de su libertad. Otros se aventuran a la libertad -pero ojo que la libertad no se convierta en una idea, porque si es así seguiremos atrapados, hasta quizá pensemos que somos libres- no seamos libres desde lo simbólico o lo imaginario porque es la libertad más ilusoria e impuesta, es decir desde el Otro. Me refiero al conocimiento de uno mismo y acá hay algo del tiempo III, por lo que entendí. Segismundo decide dejar atrás a las ideas, al conocimiento paradigmático de su época (como existe en toda época) y se aventura a conocer a través de escucharse a él, esto nos demuestra que el camino, el deseo de libertad y la verdad no se encuentra en ninguna creencia, ideología, disciplina, corriente científica, sociológica o psicológica, sino que cada uno debe encontrarla por si mismo. Si Segismundo hubiera elegido vengarse de su padre y sus allegados, hubiera estado preso de las corrientes de su época, es decir atrapado desde el Otro. Lo que la corriente ideológica y científica le decía que era; un principie desastroso y malévolo o que tendría que vivir en cautiverio toda su vida para evitar lo que traería. Segismundo no hizo ninguna de las dos, eligió desde lo que conoció de él mismo, de su propia observación y desde lo que le revelo su mismo sueño, y decidió dar un paso a la libertad, a su identidad como sujeto responsable (No al deseo de su venganza, es decir de buscar un culpable o un responsable) esto demuestra que la gran parte de la sociedad se queda en la constitución del Otro y solo algunos deciden despojarse de toda idea, de toda creencia de toda disciplina, de toda corriente, de toda experiencia para ver lo que “es”. Comprendió que las creencias, ideas, disciplinas, corrientes de pensamientos y científicas, no lo iba a dejar ver lo que “es”, es decir lo real y cuando estas cosas no nos dejan ver lo real entramos en conflicto, entonces es necesario tener una mente abierta – (la del tiempo III que plantea la cátedra), al menos así lo entendí- para ver lo real, lo que “es”. En este caso el deseo de libertad que Segismundo construyó y descubrió, esta ves no a partir del Otro sino de él mismo, así su singularidad desde lo universal (que es la libertad) se vuelve particular.
El personaje nos demuestra que llega un momento en la vida de las personas que tienen que decidir si quieren seguir viviendo la vida que le enseñaron y le dijeron (en este caso sería el tiempo I o II) o si quieren despojarse de todo para ver lo que “es” con una mente nueva, despojándose de su pasado y su futuro y construirse en el ahora, porque el pasado y futuro se manifiestan y condensan en la acción de pensar, actuar y sentir en el ahora. Segismundo hace ver que las personas parecen que no se atreven a vivir su propia vida y viven como en un sueño y quieren elegir el camino de la seguridad y quedarse donde están, porque es mejor, es seguro pero no se dan cuenta que esa seguridad es ilusoria y el precio es que sacrifican su vida, su libertad, ya sea en una idea, en un paradigma, en una creencia, una corriente y hasta la propia cultura etc. claro esto es certero y seguro, la seguridad de estar acompañado de ese grupo y no aventurarse a cuestionarse, a poner siquiera en duda quien “es”, que quiere, para que vive, no se atreve a vivir la incertidumbre de la vida, a mirar lo que “es“ y no lo que dice el Otro, los Otros. Esta manera de vivir tan dependiente, crea un vacío, una falta que lo queremos cubrir buscando sustitutos con lo que sea: para buscar seguridad, una especie de salvación, a veces en una pareja, a veces una creencia, a veces una disciplina y a veces un psicólogo, en esto ultimo entraría en lo que Freud llama transferencia.
La Vida es Sueño plantea ¿Cuál es el sentido de la vida?: desde ya que se trata de despojarse del deseo y el discurso del Otro, rompe de esta manera con lo autocumplido, que justamente no lo cumple, el sentido de la vida para Segismundo es darle justamente su propio sentido despojándose de todo lo que lo había construido, nos enseña que nosotros también podemos encontrar o construir; ¿qué o lo qué?, no lo sabremos hasta que nos despojemos de lo que hasta ahora venimos trayendo desde el Otro y entonces comenzamos a ver con esa mente nueva, con la mente de Segismundo, pero mientras no nos animemos y sigamos atados a todo lo que creemos verdad seguiremos en el tiempo II ( perdidos de alguna manera en las creencias, en las ideas, en la experiencia, en las corrientes académicas etc.). Es decir viviremos en la torre de Segismundo, él nos demuestra que cada uno puede salir de su propia torre, y así transitar el camino de poder encontrarnos con nuestros propios deseos. Así se atreve a cuestionarse sobre el particularismo de su época y va más allá, se cuestiona a él mismo desde sus propios sueños y esto es lo más importante de toda su vida, ya que lo lleva a conocerse a través de él mismo y no del Otro.

Estrofa
Ni aun agora he despertado;
que según, Clotaldo, entiendo
todavía estoy durmiendo,
y no estoy muy engañado;
porque si ha sido soñado
lo que vi palpable y cierto,
lo que veo será incierto
y no es mucho que rendido,
pues veo estando dormido,
que sueñe estando despierto.

Si Segismundo no se hubiera despojado de todas las ideas de su sociedad, estaría condenado a repetir lo que se esperaba de él “la pregunta que me nace es”: ¿Qué se espera de nosotros en el lugar que estamos?, ya sea como alumno, como trabajador, como cartonero, como profesor, político, hijo, padre, madre, pareja, tengamos cuidado, no seamos uno más, no nos quedemos en el tiempo I o II, no sigamos siendo toda nuestra vida el deseo del Otro porque es así que perdemos nuestro propio deseo, nuestra propia vida, y ocultaremos nuestros propios deseos y hasta quizá jamás podremos encontrarlo. Cuestionemos como Segismundo para sacarnos toda idea, imaginación, creencia que tengamos tanto de los demás como de nosotros mismos y así ver mejor la realidad, la vida, Lo que “es”.

Hipótesis clínica de Segismundo:

Él esta perdido por la construcción del Otro, por la creencia de su época y que se tiene de él, pero al ir despojándose de todo esto comienza a tener una mirada cada vez más clara de la realidad, de lo que “es”. En sus propios sueños puede ver más claro sus deseos, que es la verdadera libertad, que es ser responsable, que es amar, cual es su verdadero deseo y cual es su deseo desde el Otro Así comprende que es lo que hace en vano y que no, que es lo que verdaderamente vale y que no. que hace desde la culpa y que desde la responsabilidad. Esta confusión de encontrar su identidad lo hace entrar en crisis, pero esta crisis es necesaria en la vida de Segismundo ya que lo hace interrogarse, lo hace actuar precipitado en determinados momentos; con odio, venganza, culpa, pero al ir conociéndose se va aclarando su deseo y la realidad que lo rodea, es así como se va liberando de las creencias que lo hacen entrar en conflicto con su realidad, pero los conflictos van disminuyendo a medida que se conoce más a si mimo y va entrando en armonía con su actuar, pensar y sentir.

Desarrollo del tiempo III

Segismundo se comienza a responsabilizar por su deseo de libertad, a conocerse y descubrir el camino de la libertad a partir de él, de su propia observación y sale de ese lugar de buscar la culpa de su destino y de su vida. De este modo no solo se libera él mismo y lleva su singularidad a lo universal cuando el pueblo lo legitima, sino que con su acto libera su amor hacia estrella y da lugar a Rosaura y Astolfo que sean libres y puedan amarse, ya que comprende que no se puede amar sin libertad, que no se puede amar desde la opresión, que no se puede amar desde la confusión, que no se puede amar desde la mentira.
Pero lo más importante es que él comprende que es indivisible, es decir que no deja de ser él mismo en los sueños y es responsable de sus actos tanto si esta dormido o despierto, porque comprende que sus sueños demuestran sus verdaderos deseos y no puede desentenderse de ellos, es así como se responsabiliza de sus actos esté en el sueño o en la realidad, porque no puede existir uno sin el otro, uno no tiene un sueño separado de su propia realidad, uno es responsable de lo que sucede tanto en su sueño como en su realidad, son inseparable porque el sujeto es indivisible. Es así como el actuar, pensar y sentir entran en conflicto cuando el sujeto esta perdido, cuando no encuentra su deseo, cuando no encuentra lo que “es”, es por esto que hay conflicto es por esto que no puede complementarse.
Segismundo al conocerse, se despoja sus creencias y de las ideas que el Otro tiene de él; en este caso la profecía que dice que él es un desastre y justamente en el tiempo II que resignifica al tiempo I como cuando el hombre de las ratas se construye desde la palabra del Padre: “Serás un gran hombre o un gran animal”,

Segismundo salió de la pregunta que atrapa a toda la sociedad: ¿Qué soy YO para el Otro?
Desde despojarse de que soy yo para el –otro- ya no necesita pensar desde el Otro, no necesita actuar desde el Otro, no necesita sentir desde el Otro y el otro queda sin mayúscula, así desde él mismo puede construirse, puede complementarse en la acción de pensar, sentir y actuar en el ahora, desde el ahora hasta la eternidad.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: