por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGIA

PSICOLOGÍA ÉTICA Y DERECHOS HUMANOS
CATEDRA: Prof. Juan Jorge Michael Fariña

Alumna: María Belén Fontela Vázquez
L.U: 316847460
Profesor: Fernando Perez Ferretti
Comisión: 19
2do Cuatrimestre 2010
Fecha de entrega: Jueves 10 de Junio
Introducción
La responsabilidad es un llamado a responder, es la singularidad de un sujeto en acto. Se atribuye a partir de una noción de sujeto determinada. La responsabilidad subjetiva implica una interpelación al sujeto. A diferencia de esta, la responsabilidad jurídica se encuentra dentro de la responsabilidad moral y se encuentra en función del sistema de referencias legales. En ella hay cuestionamiento del yo de la conciencia y de la voluntad.
En el presente trabajo se intentará abordar estos conceptos, y otros más, en función de una película asignada.

Consignas de Evaluación
1. Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.
2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.
4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.
5. Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).

Película asignada: MAGNOLIA
Es una película estadounidense que cuenta la historia, aparentemente inconexa, de varios personajes a lo largo de un día normal. Resulta que terminan tendiendo algún tipo de vínculo aunque sea momentáneo.
El término Magnolia refiere a un género con alrededor de 120 especies de plantas de la familia de las Magnoliáceas. Es una antigua familia que evolucionó antes de que aparecieran las abejas, por lo que las flores se desarrollaron de forma que pudieran ser polinizadas por escarabajos. Como consecuencia, poseen duros carpelos para evitar su deterioro.
Podría interpretar que dicho nombre se refiere a varios de los personajes, pero principalmente a Jack, quien más allá de mostrarse sumamente extrovertido, se puede ver a lo largo de la película su dificultad de mostrarse como es, su interior. Quizás los carpelos que caracterizan a la flor refieren a la “coraza” que posee Jack, lleno de rencor y miedo de que lo vuelvan a lastimar así como lo hizo su padre.
Principalmente la película transcurre a partir de la relación de tres padres con sus tres hijos. Uno de ellos ya muy anciano, con un cáncer terminante. Le relata al enfermero que estando casado abandonó a su mujer enferma dejándola a la merced de su hijo de 14 años, y le dice que su último deseo es poder hablar con él. El enfermero luego de realizar un rastreo casi imposible del hijo, ya que resultó que no sólo no llevaba su apellido paterno, sino que también al tratarse de una persona famosa su alcance se veía más obstruido. Finalmente lo logra. Un segundo padre, celebridad de la televisión, a quien le quedan dos meses de vida tiene una hija, Claudia, la cual no quiere verlo. Luego nos enteramos que él abusó de ella cuando era pequeña. Por último un padre obsesionado con que su hijo gane concursos de televisión, tratándolo muy mal. La película transcurre en torno a estos seis personajes, y a otros que los rodean. Termina con un final desconcertante donde acontece una lluvia intermitente de sapos. Una película muy larga pero muy interesante que relata la vida de personajes diferentes pero que coinciden en su dificultad para relacionarse.
Análisis
La trama de la película que está especialmente focalizada en la relación padre – hijo, es lo que lleva a Alejandro Ariel a formular su texto que analiza la película con el título: ¿Qué es un padre?. En el mismo, no hace hincapié en un personaje en particular, sino que refiere a estos tres padres y sus tres hijos. Comienza afirmando que “es una película que pone en relación el azar y la responsabilidad, una película que nos interroga a cerca del libre albedrío y cuya problemática podría formular así: que se puede perdonar a un padre y que no” .
Ariel en este texto refiere a la responsabilidad subjetiva (1) desde el lado de los padres. En su texto “La Responsabilidad ante el aborto” establece que la responsabilidad subjetiva, la cual aborda desde la situación específica del aborto, “es la habilidad para responder ”. Con ello refiere a hacerse cargo, responder frente a algún acto, situación, del cual el sujeto se siente responsable. En el texto de la película establece que “Un padre es aquel cuya generosidad consiste en dejarse amar por el hijo ” y luego continúa refiriendo a lo esencial de la protección de un padre hacia su hijo, y hasta llega a relacionar la “lluvia de sapos” con un pasaje del Antiguo Testamento donde Dios castiga a los hombres por aquello que no se resolvió mediante la justicia de los hombres, donde existió una inequidad de los padres a sus hijos. Ariel establece son dos de los tres padres quienes cometen esta inequidad, pero no refiere a cuales. Supongo que está dejando de lado al caso del anciano en su lecho de muerte, quien desea ver a su hijo abandonado, y al relatar su historia con tristeza se lo nota asumiendo su responsabilidad por lo hecho en el pasado. En los otros dos casos no se ve que se asuma la responsabilidad: el supuesto padre abusador dice no recordar si existió el abuso, y el padre del niño inteligente a pesar de que su hijo le da el espacio para que lo trate bien, él sigue respondiendo con crueldad. Sí existe una asunción de su responsabilidad en el caso del padre famoso, con respecto a su mujer, a quien le confiesa que le fue infiel, pero no así con su hija.
Con respecto a la hipótesis que plantea Ariel en su texto, la misma refiere a lo complejo de decidir perdonar o no por algo que nos ha lastimado. En este caso a los tres hijos. Establece que en el caso de que se perdone, se trataría de una traición a uno mismo. Sólo el niño genio logra perdonar al padre, no sí los otro dos personajes hijos.
Con respecto al circuito de responsabilidad subjetiva (2), abordaré el mismo desde el personaje de Jack. Este personaje, consiste en una especie de gurú, líder de una asociación machista llamada “Seduce y destruye”. En la misma profetiza a sus fanáticos seguidores acerca de cómo se debe tratar y dominar a las mujeres, despreciándolas. Se lo nota una persona muy eléctrica, que tiene todo bajo control, pero evidentemente y luego de una interesante entrevista que le realizan, se puede observar que es una persona con una historia que lo entristece a la cual oculta hace años. Se puede conocer más a fondo su historia a partir de lo que cuenta su padre en su lecho de muerte, a su amable enfermero: él abandonó a su mujer e hijo cuando éste tenía apenas 14 años, ya que no podía sostener la situación de la enfermedad de ella. Ubicaría entonces, a partir del personaje de Jack, como Tiempo 1 la decisión luego del abandono de su padre y la muerte de su madre, el cambiarse su apellido, y desarrollar su vida en torno a una red de mentiras: desde su nombre, sus estudios, su familia, su historia. Mostrándose como una persona cerrada, calculadora, quizás evitaría que lo vuelvan a dañar. Con estas decisiones creía dejar atrás su pasado, pero como dice la película: “uno ha terminado con el pasado, pero a veces el pasado no ha terminado con uno”. En dicho tiempo, según Dominguez, “se realiza una acción determinada en concordancia con el universo de discurso en que el sujeto se encuentra inmerso, y que supone, se agota en los fines para los que fue realizada. ” Es decir, el personaje lleva adelante una acción conciente y deliberada con un determinado objetivo y creyendo que esa iniciativa se agotará en los fines para los cuales se desarrolló. Esto fue así hasta que recibe el llamado del enfermero, quien le comenta de la situación de su padre. Puede verse en su expresión y sus palabras que lo invade una mezcla de sentimientos: bronca, odio, dolor, y evidentemente el recuerdo de su historia. Lo invade un monto abismal de angustia, que desestructura el equilibrio que creía haber construido. Luego el encuentro cara a cara con su padre, el ver que no puedo sepultar su historia. Se ve obligado a realizar una lectura retrospectiva de sus decisiones pasadas. Esto lo ubicaría como el Tiempo 2 momento en que se efectúa el llamado, decide ir a la casa y se encuentra cara a cara con su padre. Siguiendo con Gutierrez, este Tiempo 2 consiste en el “tiempo donde el universo particular soportado en las certidumbres yoicas se resquebraja posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenía al comienzo ”. Es una interpelación que el sujeto recibe a partir de indicadores que lo ponen en aviso de que algo anduvo mal, la acción en el Tiempo 1 fue más allá de lo calculado, hay una resignificación de este Tiempo 1. No se observa un Tiempo 3 ya que no hay una asunción de la responsabilidad de Jack a cerca de esta situación y sus decisiones pasadas.
La hipótesis clínica liga, de manera asociativa como se refiere Freud, el tiempo 1 y el tiempo 2. Es decir, aquello que aparece des-ligado en el Tiempo 2 debe ser explicado mediante una interpretación a posteriori. Entonces como hipótesis clínica en el caso específico de Jack, lo planteo desde el lado de su deseo inconciente: puede apreciarse que, aunque él crea haber conseguido todo, ser venerado y creer ya nada le importaba su pasado, existe un punto de quiebre en el llamado que recibe donde se evidencian sus verdaderos sentimientos: además de enfrentarse con de su padre, poder hacerle saber sus sentimientos más allá de su enojo. Sólo bastaba una simple entrevista, un simple llamado para borrar esa coraza que lo cubría, quizás a lo que refiere el nombre específico de la película. Por lo tanto este llamado y el encontrarse con la situación de su padre, es la interpelación de su deseo inconciente. Como refiere D`Amore, “La indicación freudiana es escuchar la verdad que se produce en decir y que compromete al sujeto, aún más en esos puntos donde el yo –que se pretende autónomo- no puede dar cuenta. Es en este punto donde Freud ubica la responsabilidad: en relación a aquel propósito inconciente que, ajenamente a la voluntad del yo, propició la acción. ”
Ariel al referirse a lo fundamental de las nociones de azar y responsabilidad, se apoya en la primer escena que transmite la película, donde un adolescente se arroja desde un noveno piso y sorpresivamente al ir cayendo recibe un impacto de bala. El mismo provenía del arma que tenía su madre en su departamento quien le había disparado a su marido, pero se corre y el impacto de bala le llega a su hijo. Este muere al instante, pero de no haber recibido el disparo, se hubiese salvado ya que cae en una red de contención colocada pocos días atrás. Esta escena habla de lo que se define como azar (3). Es un homicidio que termina siendo un asesinato por azar. Según el Prof. Fariña en su texto “Responsabilidad, entre necesidad y azar”, establece que “los griegos tenían una diosa Azar, que regía los eventos ajenos al orden humano, pero que escapaban a la égida de Necesidad. Otros nombres para Azar son suerte, coincidencia (…) cuando rige el Azar no es pertinente la pregunta por la responsabilidad ”. Es decir, tiene que ver con una situación fuera del marco de la responsabilidad, donde un sujeto no debe responder por su acto, es al azar. Pero se trata de una combinación de causas y efectos, es lo accidental, lo contingente. Esto último se evidencia en el caso recién relatado. En cuanto a la dimensión de lo necesario (3) es aquello que escapa al sujeto, son hechos que no se pueden modificar, ocurren indefectiblemente. Ambos rigen los actos del ser humano.
En el caso del personaje de Jack, puede evidenciarse el azar cuando al enfermero justo lo atendió ese telefonista en particular, ya que de haberle tocado uno no tan simpático y con mala predisposición, quizás nunca le hubiese llegado el llamado a Jack.

Con respecto a las figuras de la culpa (4) tienen que ver con un elemento, situación que “taponea” el circuito, es una especie de barrera que impide la asunción de la responsabilidad subjetiva, que implicaría un Tiempo 3. En la misma, el sujeto al tomar determinada actitud, decisión, se hace cómplice del síntoma en vez de asumir la situación, hacerse cargo y poner en marcha su elaboración. Aprende de algún modo a vivir con él. Este síntoma alivia de algún modo el monto de angustia que interpela al sujeto en un Tiempo 2, pero no hay una tramitación adecuada de ello. Esto puede observarse en el caso del padre famoso, quien le dice a su mujer que Claudia no le habla ya que ella dice él la abuso. Frente a esta confesión, ella le pregunta si es verdad y él dice no recordarlo. De este modo se evidencia como en vez de hacerse cargo de su acto, o en el caso contrario si cree no haberlo hecho, lo niegue, prefiere vivir con esta decisión, que aunque le aplaca un poco la angustia que lo invade, no hay una adecuada tramitación. Con respecto a la responsabilidad jurídica, evidentemente en el caso de Tommy hubo un hurto por ende la hay, así como en el caso del padre famoso, quien asume a medias haber abusado de su hija.
La película tiene una importante relación con el caso de Ibbieta (5), relatado por Juan Carlos Mosca. En el mismo el protagonista se encuentra encarcelado y con la sentencia de muerte. En la noche relatada realiza una mirada retrospectiva de su vida, recordando su modo de vivir, siempre luchando por sus ideales, pero se cuestiona el costo, ahora a punto de morir. Esta mirada retrospectiva es similar a lo que le sucede a Jack. Tanto Ibbieta como Jack viven una vida estructurada a su manera, donde a partir de determinadas decisiones, acciones creen, con ello lograrán un equilibrio y por ende la acción terminará cuando se agote su fin. Esto sería el Tiempo 1. Ibbieta nunca creyó que por su vida de lucha terminaría con la condena a muerte, establece: “no hubiera movido ni el dedo meñique si hubiera podido imaginar que terminaría así(…) consideraba perdida toda su vida hasta ese momento” . Este momento encarcelado, de reflexión, donde lo interpela un monto de angustia que lo hace reflexionar sobre sus actos, lo ubicaría en el Tiempo 2. Similar al caso de Jack, donde al encontrarse frente a una situación límite con respecto a la vida de su padre, luego de descargarse y decirle lo que siente, termina no perdonándolo pero pidiéndole que por favor no se vaya. Esto refleja que frente a una situación inesperada, donde el sujeto es invadido por un monto de angustia, que reedita lo decidido en el pasado, se vislumbra un deseo ferviente por recuperar el tiempo perdido.

Conclusión
La trama de la película gira en torno a la soledad de cada personaje, lo monstruoso de la vida en la televisión, los ritmos de trabajo, la competencia, la infidelidad, las crisis sentimentales.
Una de las ideas principales del film se basa en la idea de que “uno ha terminado con el pasado, pero a veces el pasado no ha terminado con uno”. Esto se puede observar en todos los personajes, que creen haber sepultado el pasado, sus acciones, pero en el transcurso de la vida ven que esto no es posible. Esta idea tiene gran concordancia con el tema de la materia, a grandes rasgos: cómo un acto del pasado que uno cree ha finalizado y ha encontrado un equilibrio, el mismo se quebranta a partir de algo sucedido en el presente y nos hace responsabilizarnos por ello. Todos los personajes vivencian esta situación en mayor o menor medida, lo que los une es el pedido en a veces en silencio de cariño, la falta de contención, su carencia afectiva.
En el final de la película, y además de lo planteado por Ariel, yo creo también la lluvia de sapos refiere a una especie de cierre y nuevo comienzo, donde a partir de lo acontecido, se le da una nueva oportunidad a los personajes de volver a empezar. El caso más clave es el del policía con Claudia, quien le pide lo deje ayudarla y ésta parece dejarse, logrando de algún modo conseguir esa contención que tanto necesitaba.

Bibliografía
-  Ariel, Alejandro, “¿Qué es un padre?”, Versión resumida de la clase dictada por el autor en la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires durante el I Cuatrimestre del 2000.
-  Ariel, Alejandro, “Responsabilidad ante el aborto”, Ficha de Cátedra.
-  D’Amore, Oscar “Responsabilidad subjetiva y culpa”, en “La transmisión de la ética: clínica y deontología”, Edición Letra Viva, Buenos Aires, 2006.
-  Dominguez, Ma. Elena, “Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis”, en “La transmisión de la ética: clínica y deontología”, Edición Letra Viva, Buenos Aires, 2006.
-  Fariña, Juan Jorge Michael, “Responsabilidad: entre necesidad y azar”, Ficha de Cátedra.
-  Mosca, Juan Carlos, “Responsabilidad: otro nombre del Sujeto”, Ética: un horizonte en quiebra, Edición Eudeba, Buenos Aires, 1998.
-  Wikipedia.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: