por 

Respuestas:
1-a) La película a analizar en este caso es “Magnolia”, la abordamos desde el texto ¿Qué es un padre? De Alejandro Ariel. Magnolia es una película de las que se denominan “Película mosaico”. Está conformada por tres historias centrales y otro número de historias secundarias, narradas en forma secuencial y al parecer aisladas unas de las otras, hasta llegar a cierto punto común que las enlaza.
Ariel cuestiona ¿Qué se le puede perdonar a un padre? Y toma en base a esta pregunta como materia de análisis las tres historias principales, dichas historias se centran en la relación conflictiva entre padre e hijo/a. Su análisis no aborda un solo personaje, sino que interroga principalmente la respuesta, el posicionamiento, de cada uno de los tres hijos frente a cada conflicto.
Resulta interesante el hecho de que para cuestionar ¿Que es un padre? Ariel lo aborda desde los hijos.
Las historias que se plantean son:
 Frank T. Mackey, quién se presenta como un ícono machista/misógino, que se gana la vida brindando conferencias sobre como “dominar y destruir” a la mujer. En un determinado momento, por un llamado de un desconocido, Frank tiene que tomar una decisión. Este desconocido es Phil Parma, dice ser el enfermero de su padre (Earl Partridge) quién está muriendo y como último deseo pide volver a ver a su hijo.
Frank no ve a su padre desde que lo abandonó dejándolo junto a su madre moribunda, cuando tenía 14 años.
La decisión es si va a ver a su padre o no, y si perdona su accionar pasado.
 Claudia Gator, relativamente joven, adicta y en un estado de exasperación constante. Claudia es hija del famoso presentador de programas de entretenimiento Jimmy Gator.
Jimmy acaba de enterarse que tiene cáncer, es alcohólico y parece buscar el perdón de su hija, perdón por un abuso que le cometió años atrás en un estado de borrachera, luego de este acto Claudia no volvió a hablarle y se fué de su casa.

 Stanley Spector es un niño prodigio que compite en el programa de televisión que conduce Gator. Se presenta al padre de Stanley, Rick Spector como padre soltero que no trata muy bien a Stanley y al cual solo parece importarle que Stanley gane el concurso televisivo.

Ariel Toma los seis personajes y analiza el posicionamiento subjetivo de cada uno de los tres hijos.
Utilizaré indicadores de los tres casos, alternándolos según resulten más ilustrativos a los fines teóricos.

1-B) Como ya mencionamos, Ariel parte de la pregunta ¿Qué es un padres y que se le puede perdonar?.
En la película se observa que aún frente a la inminente muerte de dos de los padres (el de Frank y el de Claudia) sus hijos no los perdonan por sus actos.
Frank va hacia la casa de su padre, se sienta al lado de su cama, y en ese momento le recrimina descarnadamente que los haya abandonado, y que no haya llamado a su madre antes de que muera. No lo perdona.
Claudia al momento en que su padre se presenta en su casa, reacciona con un ataque de nervios, gritándole que se vaya sin dejarlo hablar.
Según Ariel el único hijo que perdona es Stanley, le pide a su padre que sea más bueno con él. Con la particularidad de que es el único caso en el cual el padre no pide ser perdonado.
El autor plantea que ese no perdonar responde a no traicionarse en tanto sujetos, siendo sujetos libres de herencia y genealogía.
Partiendo de la Frase “El deseo del hombre es su fortaleza” plantea que quién no se traiciona en tanto sujeto del deseo puede elegir un destino por fuera del pasado que lo ha hecho hombre/mujer. Un destino por fuera del presente que lo limita; un destino por fuera del futuro que lo acorrala trágicamente.
Más allá de que las cosas salgan bien o mal, Ariel remarca que lo importante es el lugar en el uno se posiciona frente a ellas y si se traiciona o no.
Dentro de este marco podemos hacer el siguiente recorrido bibliográfico.

En su texto “Vergüenza y Responsabilidad”, Jinkins define la responsabilidad como “...Responsable es aquel del que se espera una respuesta, no que sea conciente de lo que hace, o que se haga cargo de lo que dice, sino culpable de lo que hace y dice...”.
Perdonar a estos padres hubiera implicado un acto de des-responsabilización, eximirlos de una respuesta que están obligados a dar en tanto culpables de sus actos, en palabras de Ariel “...Un acto implica una decisión. Una decisión sin socios, que tiene consecuencias para quién la produce y también para los otros...”.
Ariel plantea que el sujeto del deseo que no se traiciona va más allá de lo predicho.
En consonancia con esta afirmación encontramos en el texto de Jorge Aleman “Notas sobre Lacan y Sartre: El decisionismo”, la siguiente cita “... Sartre no niega las determinaciones, el dice que en la invención de si mismo todo existente tiene que elegirse, porque como no hay ninguna esencia que presida a la existencia, el ser humano se tiene que hacer a sí mismo y todo determinismo es mala fé...”, “...Cualquiera sea la situación, el sujeto siempre puede decidir ...”.
Para Sartre el sujeto que se queda en lo predeterminado por lo pasado está en “Mala Fé”, y la única cura para salir de esto es la angustia, angustia que se genera por el hecho de que toda elección se hace sin garantías.
Un claro ejemplo en el film de este ir más allá de lo predeterminado se observa en el personaje de Claudia Gator, que signada por el abuso de su padre, abusa de las drogas y mantiene relaciones sexuales ocasionales con hombre mayores, todo esto dentro de un estado constante de angustia y exasperación, pero luego del episodio donde echa a su padre, por azar conoce a un policía “Jim Kurring”, él la invita a salir, ella acepta comenzando una relación con él. Claudia corta con este circulo autodestructivo, cambiando su posición subjetiva saliendo del lugar de víctima.
2) En relación al circuito de responsabilidad vamos a tomar los casos de los tres padres.
 En el caso de Earl Partridge, podemos situar un tiempo 1 en el cual abandona a su mujer enferma y a su hijo de 14 años.
Un tiempo 2 en el cual se encuentra a punto de morir de cáncer, esto lo hace cuestionar los aspectos pasados de su vida.
Un tiempo 3 en donde se angustia y se recrimina por haberlos abandonado, pide que llamen a su hijo para volver a verlo antes de morir.

 En el caso de Jimmy Gator, situamos un tiempo 1 en el cual alcoholizado abusa de su hija.
Un tiempo 2 en el cual de la misma forma que en el caso anterior, su enfrentamiento con la muerte lo mueve a tratar de hablar con Claudia.
Aquí nos encontramos que al momento de hablar con su esposa luego de que su hija lo hecha sin dejarlo hablar, él le cuenta por primera vez sobre el abuso, pero lo hace de manera potencial, diciendo que no recuerda claramente, que estaba ebrio, y que no tiene certezas de lo que ocurrió, que posiblemente son ideas que se le metieron en la cabeza a Claudia.
Si bien luego de esta pseudo-confesión intenta suicidarse, en ningún momento muestra un cambio de posición con respecto a la responsabilidad subjetiva por el abuso de su hija. Se puede decir que no hay tiempo 3.
El intento de suicidio es una respuesta a la interpelación del tiempo 1, pero para que exista un tiempo 3, según el texto de D´Amore, no alcanza solo con una respuesta, el tiempo 3 es dentro del campo ético.
D´Amore en su texto “Responsabilidad Subjetiva y Culpa”, plantea que no hay responsabilidad sin culpa, entendiendo la culpa no en el sentido convencional, sino como operación simbólica, la interpelación subjetiva.
Para el autor la interpelación es la puesta en marcha del circuito de responsabilidad. En sus palabras “...Dado el tiempo 2 que es el tiempo de la interpelación en el circuito, se funda en su resignificación el tiempo 1; facilita una respuesta que aunque no es considerada aún tiempo 3, responde a la interpretación .
No hay forma de no responder, pues la interpelación exige respuesta...”
Según el autor una de las diferencias entre una mera respuesta a la interpelación y un tiempo 3, es que en este último el sentimiento de culpa que motiva la interpelación se diluye en el “efecto sujeto”, ya que el tiempo 3 , como anticipamos, es una respuesta de dimensión ética.
 En el caso del padre de Stanley, Rick Spector vemos un tiempo 1 donde lo maltrata constantemente, un tiempo 2 donde su hijo lo interpela diciéndole que debe ser más bueno con él, y frente a esto el padre simplemente lo manda dormir, no vemos un tiempo 3.

3) En estos casos vemos que lo que interpela a Jimmy y a Earl es la proximidad de una muerte segura. Pero no por cualquier causa, muerte por cáncer.
Se ven interpelados por un factor que está atravesado por el azar, podrían no haber enfermado, en ese caso no se habría producido un tiempo 2.
Es azaroso que el hijo de Earl Partridge fuera famoso y que por eso el enfermero Phil hubiera encontrado su teléfono en una revista, ya que Frank no usaba el apellido de su padre y no figuraba en guía telefónica, por azar se le pudo comunicar el último deseo de su padre.
Es azaroso que en el caso de Stanley en el medio del concurso de preguntas y respuestas haya tenido ganas de orinar, y que como no le permiten ir al baño se orine los pantalones, lo cual desencadena finalmente en el reclamo hacia su padre.
En contrapartida no hay azar en los actos realizados por estos padres; maltrato; abandono; abuso. Estos actos no están signados por el azar, sino que son producto de una decisión que acarrea una responsabilidad.

4) Esta es una película cuyo motor es la culpa, sin culpa Jimmy Gator y Earl Partridge no hubieran sido interpelados en sus actos pasados.
En el texto de D´Amore se nos plantea que en términos jurídicos “...La culpa no es más que la imputabilidad de un daño por el que hay que pagar...”
Jinkins plantea que Responsable es ser culpable de lo que se dice y hace.
D´Amore plantea diferentes tipos de culpa, una culpa anclada en el yo, asumida subjetivamente, y por otro lado respuestas como negación o formación de síntoma que responden a una culpa inconsciente.
Estas últimas no favorecen a lo que el autor llama “Efecto Sujeto”, no favorecen a una toma de posición con respecto a la responsabilidad subjetiva.
“... No hay responsabilidad subjetiva sin culpa, pero también la culpa puede llegar a venir como tapón donde no hay advenimiento del sujeto...”.
En el film se observa culpa en Earl Partridge, culpa por abandonar a su mujer e hijo.
También vemos culpa en Linda, La mujer de Earl, quién le confiesa a su abogado que se casó con Earl por su dinero, que no lo amaba, que lo engañó con otros hombres, y ahora que se muere siente amor y culpa. Esta culpa la lleva a renunciar a su herencia y posteriormente a un intento de suicidio, que por azar se ve frustrado.

Pero a diferencia de Earl tenemos el caso de Jimmy Gator quién expresa sentirse culpable, pero no toma responsabilidad subjetiva por el abuso cometido, trata de tapar la culpa con alcohol con el alcohol y hasta intenta matarse, pero sin reconocerse como responsable de lo ocurrido.
Aquí vemos un entrecruzamiento con lo que Gabriela Salomone define como responsabilidad jurídica, a diferencia de la responsabilidad subjetiva que pertenece a la dimensión ética, la responsabilidad jurídica responde a un particular epocal, y en este caso el abuso realizado por este padre también se encuentra culpado y penado por las leyes del estado.
En la película se reitera una frase que se aplica a este concepto de la culpa.
“Puedes haber terminado con tu pasado, pero él no terminó contigo”.

5) En el cuento “El muro” de Jean Paul Sartre, se cuenta la historia de Ibbieta, quién es atrapado por la guardia española y es instado a delatar el paradero de su primo Gris, quién es un anarquista que se encuentra prófugo y escondido. Ibietta conoce su paradero, pero decide no darlo a menos que lo torturen (esto se puede vincular con el texto “Veinte años son nada” en donde Fariña y Gutiérrez analizan el limite de la responsabilidad frente a la escición del sujeto bajo tortura). Ibbieta dice que Gris está en el cementerio (paradero falso según lo que él sabe) pensando que quiere reírse de sus captores aunque sea por última vez, posteriormente en reclusión Ibbieta se entera de que su primo fué capturado en el cementerio.
Ibbieta, Llora y ríe desaforadamente.
La principal diferencia que interpreto para con los actos de los protagonistas de Magnolia, es que el acto de Ibbieta toma dimensión culposa a raíz de un hecho azaroso (Más allá de que Mosca en su texto plantee que en este acto delator, hay una inscripción del deseo de Ibbieta de que encuentren a Gris, el cuento no nos da, a mi criterio, elementos para tal afirmación).
En los casos de Magnolia, el azar actúa sobre la interpelación (el azar de enfermar). Los actos que aquí se observan son decisiones plenas cargadas de responsabilidad. En el caso de Ibbieta se observa una des-responsabilización por el azar mismo.

Bibliografía:

- Jinkis, J. (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires.

- Michel Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires.

- Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

- Alemán, J. (2003): Nota sobre Lacan y Sartre: El decisionismo. En Derivas del discurso capitalista: Notas sobre psicoanálisis y política. Miguel Gómez Ediciones, Málaga.

- Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- Ariel, A.: La responsabilidad ante el aborto. Ficha de cátedra. Mimeo. Publicado en la página web de la cátedra.

- Ariel A. ¿Qué es un Padre? Ética y Cine: Ética y ciencia. De la eugenesia al tratamiento contemporáneo de las diferencias humanas. Proyecto IBIS/ Aesthethika©. Grupo Blanco ediciones, Buenos Aires.

- Sartre, Jean Paul: El muro, Editorial Losada, Bs. As., 1972.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: