por 

- UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES -
FACULTAD DE PSICOLOGÍA
Psicología, Ética y Derechos Humanos

2º PARCIAL DOMICILIARIO

Cátedra: I
Prof. Tit. Reg: Lic. Juan Jorge Michel Fariña

Comisión: 23
A.T.P.: Lic. Ana Corinaldesi

Alumnas: Lucila Etchemendi
L.U 329457660
e-mail: lulietchemendi@hotmail.com
Maria Phoebes Gallego
L.U.: 312757070
e-mail: phopy85_10@hotmail.com

2o Cuatrimestre
2009

Película: Mar adentro
Año: 2004
Género: Drama
Director: Alejandro Amenábar
Intérpretes: Javier Bardem, Celso Bugallo, Alberto Jiménez, Mabel Rivera, Tamar Novas, Lola Dueñas, Francesc Garrido, Joan Dalmau, Josep M. Pou, Belén Rueda, Clara Segura
Productora: Sociedad General de Cine (Sogecine) S.A.
Nacionalidad: España

Situación
El conmovedor filmar “Mar adentro” relata la historia de un hecho real que plantea la cuestión de la eutanasia. En nuestro país este tema siempre ha estado vigente y no exento de polémica.
La pregunta que Mar Adentro nos propone es si nuestra vida pertenece a nosotros, y si somos nosotros los que podemos elegir qué hacer con ella.
La película comenta la larga lucha en la que Ramón Sampedro (Javier Bardem) después de estar 28 años postrado en una cama dependiendo de los demás para todo, debido a un accidente en el que quedo tetrapléjico, al tirarse al mar desde un acantilado, decidió que lo mejor era quitarse la vida. Consideraba que su estado no era decente, y deseaba morir con la dignidad con la que no pudo vivir.
Desde el día del accidente el único tema que ocupa su mente era la muerte, hubiera preferido que este haya sido mortal para no tener que vivir así. Su única ventana al mundo es la de su habitación, pero esto no es suficiente para un hombre que disfrutó al máximo de la vida hasta aquel momento.
Rosa (Lola Dueñas, nuestro personaje) es una mujer marcada por la vida, que conoce a Ramón por un reportaje televisivo debido a su lucha legal para conseguir el permiso para la eutanasia.
Esta mujer se siente atraída por la alegría que transmite Ramón, que a la vez choca con su situación y con la idea que tiene de acabar con su vida.

Análisis
El análisis recae sobre el personaje de Rosa (Lola Dueñas), a través de el intentaremos dar cuenta de su responsabilidad subjetiva, desplegada en tres tiempos lógicos. Realizado esto, se intentará esbozar una hipótesis clínica.
La interpelación subjetiva es la puesta en marcha del circuito de la responsabilidad que obliga al sujeto a dar una respuesta a la interpelación planteada.
En un segundo tiempo, el sujeto es interpelado por aquel acto, que vive como ajeno pero que le pertenece. Resignifica entonces, un primer tiempo donde el sujeto llevo a cabo una acción para lograr un determinado fin. “El sujeto no está libre de motivaciones inconscientes que se expresan más allá de la intención de su yo”.
Es la culpa la que hace que el sujeto retorne sobre la acción para dar una respuesta. Finalmente, un tercer tiempo, “El efecto sujeto” (que puede estar o no) donde el sujeto debe poder responder por sus actos y asumir su responsabilidad subjetiva.
La hipótesis clínica intentará dar cuenta del cómo y por dónde se juega el deseo del sujeto. Y que hacerse cargo de ese deseo, asumirlo, implica para él tomar una decisión.
Situemos los tiempos en nuestro film:
Como primer tiempo pudimos observar la escena cuando Rosa conoce a Ramón personalmente acercándose con la idea de poder ayudarlo a cambiar de parecer con respecto a su muerte. En una de sus primeras visitas Rosa angustiada por la perdida de su trabajo le comenta que nunca había sido tratada tan bien por un hombre como por él.
En un momento de la escena Rosa le dice que haría cualquier cosa por ayudarlo; ayudarlo para Rosa significa hacerlo salir adelante con su vida, pero él creyó que se refería con ayudarlo a morir. Cuando Rosa se da cuenta de lo pensado por Ramón se aleja con cara de asombro y le dice “Ayudarte a sanar no a morir”.
Con el transcurrir del tiempo la relación entre ambos se afianza y Rosa comienza a sentirse atraída por Ramón.
Cuando intenta confesarle sus sentimientos Ramón le dice que nadie puede enamorarse de él debido a su situación, generando distancia y tratando de no mostrar sus sentimientos a los demás, (él no quiere vivir, su vida no tiene sentido y al igual que Ibbieta comienza a deshacerse de los vínculos que lo atan a la vida).
Al finalizar el juicio, que se lleva adelante para obtener el permiso Ramón es considerado por el derecho como un sujeto no apto para responder sobre sus actos, por lo cual sus palabras no tienen valor para la ley (“no ha lugar”).
Vemos la interpelación del segundo momento cuando Ramón declara “La persona que realmente me ame será precisamente la persona que me ayude a morir”. Estas palabras son exactamente las que interpelan a Rosa: si ella lo ama entonces debe responder frente al pedido de Ramón.
Frente a la demanda Rosa se siente llamada a responder contestándole que ella esta segura de lo que siente y como lo ama esta dispuesta a ayudarlo a morir.
Como tiempo tres, Rosa cede ante su deseo para lleva acabo el deseo del Otro (Ramón); decide ayudarlo a llevar adelante su plan. Organizan un viaje. Al encontrarse en el destino, Rosa lo que hace es acercarle el vaso con cianuro potasio, el ultimo paso en el proyecto de muerte que fue ideado por Ramón.
Lacan propone que “La única cosa de la que se puede ser culpable al menos en la perspectiva analítica es de haber cedido en su deseo”.
Rosa traiciona su pacto de ayudarlo a vivir “Cede ante su deseo” para ser instrumento del deseo del Otro; ya que el yo no es propietario del deseo, pero si el sujeto es responsable de su puesta en acto.
La ética psicoanalítica planta como un imperativo categórico la máxima, ¿Has actuado conforme al deseo que te habita?
Rosa no actúa conforme a su deseo, no lucha por mantener vivo a Ramón ya que esto le genera la culpa de no ser precisamente la persona que lo ame y lo ayude a morir, en cambio se convierte en instrumento del plan de otro, decide ayudar al otro a llevar a cabo su deseo.
Ramón dice que su muerte fue llevada a cabo por manos amigas, que de ser juzgadas aconseja que le corten las manos porque fue lo único que aportaron para su muerte que la conciencia la puso él. Estas palabras dejan en claro que Rosa fue instrumento, fue solo manos de un deseo ajeno.

Hipótesis clínica
La Hipótesis clínica se plantea para poder hallar el lazo asociativo entre los tiempos uno y dos.
Algo emerge en el tiempo dos que rompe con la linealidad de la acción llevada a cabo en el tiempo uno que tenía un fin específico. Esto que aparece desligado es lo que resignifica el primer tiempo.
Esta hipótesis es la interpretación que liga el tiempo uno con el tiempo dos produciendo una significación en respuesta a la pregunta ¿De que debe hacerse responsable el sujeto?
Lo que liga el tiempo uno y el tiempo dos en nuestro film es el encuentro de las distintas perspectivas que tiene los personajes acerca de la definición del termino “ayudar”.
Rosa se acerca a ayudar a Ramón y para ella esto significa generar en él razones de vivir, ayudar a cambiar sus pensamientos; ayudar a disfrutar de lo que la vida le pudo ofrecer a pesar de su estado; ayudar a saber que todos tenemos problemas y que la muerte no es el mejor camino para la solución, y este ayudar agota los fines para los cuales Rosa decide conocer a Ramón.
El desenlace de esta acción no se lleva a cabo porque Rosa se encuentra con la definición de lo que ayuda significa para Ramón.
Lo que Ramón espera como una ayuda es que lo apoyen con la decisión que el ya ha tomado de terminar con su vida. Estas concepciones de ayuda de los protagonistas son incompatibles entre si; y el amor que Rosa siente por él es lo que liga las dos concepciones.
Son las palabras de Ramón (La persona que me ame será precisamente la que me ayude a morir); a las que debe responder Rosa: Si verdaderamente lo ama debe ayudarlo a morir y sino puede continuar en su posición intentando generar en el otro deseos de vida.

Bibliografía
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

• Mazzuca, R., “Ética, psicopatología y psicoanálisis (lo normal y lo patológico”. En Psicoanálisis y psiquiatría: encuentros y desencuatros (Temas introductorios a la sicopatología), op. Cit.

• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontológico. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

• D´ Amore; O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontológico. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

• Michel Fariña, J. (1998). Del acto ético (Cap. VI). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

• Michel Fariña, J. Responsabilidad: entre necesidad y azar. Ficha de cátedra. Desgrabación de cláse teórica. Publicado en la página web de la cátedra.
.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: