Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > María llena eres de gracia >

por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Psicología Ética y Derechos Humanos

Catedra I Prof. Fariña Juan Jorge Michel

Alumna: Gersberg Verónica

L.U: 31.662.400

Comisión: 9

Mail: verogersberg@hotmail.com

CONSIGNA DE EVALUACIÓN

Elija un film, un texto literario o alguna otra producción narrativa en la que se despliegue y pueda ser recortada una singularidad en situación. En caso de elegir una creación cinematográfica, la misma debe haber sido realizada entre el año 2005 y el presente (salvo condiciones excepcionales, las cuales deben ser autorizadas por el docente a cargo de la comisión de trabajos prácticos).
En ese recorte, escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre.
Analícela ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que establezca respecto de qué debe responder el sujeto, en términos de responsabilidad subjetiva.
Incluya las referencias relativas a las categorías de necesidad y azar, así como a las de culpa y responsabilidad.
Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente– el efecto particularista.

Película elegida: “María llena eres de Gracia”
El escenario elegido para el desarrollo del film, fue una pequeña ciudad al norte de
Bogotá, Colombia. Allí deambulan miseria y falta de oportunidades. La protagonista,
María, una joven de 17 años, perteneciente a una familia modesta, para colaborar con los gastos familiares, trabaja en una plantación de rosas. Una familia sólo de mujeres: una abuela, su madre, su hermana y Paquito su sobrino. No hay padre a la vista.
María se entera que esta embarazada de su novio al cual no ama.
Renuncia a su trabajo y en el camino hacia la búsqueda de uno nuevo se encuentra a Franki quien le ofrece un trabajo el cual le va a dar mucho dinero. El mismo consiste en ser mula, o sea llevar droga dentro de su cuerpo de un lugar a otro.
Su mejor amiga que trabajaba con ella en la fábrica de flores también renuncio y decidió, por problemas económicos, ayudar a su familia aceptando ese trabajo.
Su nuevo jefe las mando a realizar una entrega a Nueva York. Allí surgieron algunos inconvenientes. Una de las mulas murió ya que se le exploto una pepa dentro de su estomago. En un momento de la película María se pelea con su amiga Blanca la cual le grita que es una pendeja y que es una puta madre, una bruta por llevar dentro de su cuerpo esas pepas estando embarazada. Luego de ese episodio, María se va caminando sola. En ese caminar ve diferentes cosas que remiten a su pasado: un puesto de flores, una comida que solía comprar en Colombia. Y luego se dirige a un Centro de Salud donde pide que la atiendan ese mismo día. Quería hacerse un chequeo para constatar si el embarazo iba bien. Cuando sale del consultorio la secretaria le da las ecografías que se saco y le de un nuevo turno para volver dentro de un mes. En la escena final de la película, María y Blanca se dirigen al aeropuerto para volver a Colombia. María tiene en sus manos la ecografía y el turno que le habían dado en el médico para atenderse dentro de un mes. Una vez que arribaron, Blanca muestra primera los papeles, y se dirige al avión. María, que aún está en la fila grita: “¡Blanca!”. Se miran. María se da vuelta y camina. Se queda en los Estados Unidos.
ANALISIS
Luego de realizar el recorte de la película se tratará de establecer los tiempos lógicos en el circuito de la responsabilidad. En un tiempo 1, el personaje lleva adelante una acción, una conducta orientada por un determinado objetivo y entendiendo que tal iniciativa se agota en los fines para los cuales fue concebida. Según el texto de María Elena Domínguez “Los carriles de la responsabilidad”, el tiempo 1 es donde se realiza una acción determinada en concordancia con el universo de discurso en que el sujeto se halla inmerso y que, se supone, se agota en los fines para los que fue realizada. No podemos pensar este hecho sin una combinación de necesidad y azar. En la película anteriormente citada se podría pensar ese tiempo 1 en el viaje realizado por María para ganar mas dinero trabajando como “mula”. Su trabajo consistiría en llevar dentro de su cuerpo la droga a quien corresponda, recibir la plata y volver inmediatamente a Colombia. Cuando a María se le presenta esta posibilidad, ella ya sabe que esta embarazada pero en ese momento nada la interroga. Que la protagonista de la película este yendo a Bogota para conseguir otro trabajo, ya que ella había renunciado a la fábrica de flores y se encuentre con la propuesta del trabajo como mula, lo podemos ubicar como un hecho azaroso. Pero el hecho de que en ese trabajo le ofrezcan tanta plata, lo que le permitiría ayudar más económicamente a su familia, esta ligado a la necesidad.
Luego aparece el tiempo 2 el cual se confronta con el tiempo 1. En el tiempo 2 hay indicadores que señalan un exceso de lo acontecido. Algo de ese universo en el plano de lo particular, que va desde el tiempo 1 hasta el tiempo 2, se quiebra posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenía al comienzo del mismo. Ante la interpelación el sujeto no puede hacer otra cosa más que responder ¿Responder ante qué?, ¿de que debe hacerse responsable María? ¿De la muerte de Lucy?, ¿De no querer a su bebe?, ¿de aceptar el trabajo sin importarle lo que le podría llegar a pasar a su bebe? O ¿de que su bebe todavía sigue vivo? Es esta interpelación la que hace volver sobre lo dicho. “La retroacción que genera la interpelación resignifica porque liga a los elementos “disonantes” que se convierten entonces en un tiempo 1, es decir que el tiempo 1 es ya un tiempo resignificado por la interpelación a través de la culpa. La culpa hace a la retroacción, hace que se retorne sobre la acción por la que se “debe” responder” .
El tiempo 2 es el momento propicio para la emergencia de una singularidad que, en consonancia con lo universal, demuestre la incompletud del universo previo junto con la caída de los ideales que allí lo sostenían. Podemos ubicar este tiempo 2 en el momento en el cual suceden varios acontecimientos, estando María en Estados Unidos, los cuales van a dar lugar a la interpelación, es decir, lograrán que María se interrogue por el accionar del tiempo 1 y alcance a resignificarlo retroactivamente. Esas situaciones son por un lado la muerte de Lucy por la explosión de una pepa en su estomago. Aquí se puede ver que aparece algo del sentimiento de culpa en Lucy, a pesar de que no se sabe porqué. Tal como lo dice Domínguez, M. E. en “La alianza del cuerpo”, se puede ver como “ (…)en la mula se ve hasta que punto los orificios corporales son entregados al goce del Otro. Esas zonas erógenas, se cotizan acorde a su valor de uso, de mercado y pueden transitarse, circunscribirse sin pérdida alguna, aún cuando el cuerpo puede llegar a ser descartado como envase portador para recuperar la preciada mercancía. La “amiga” de María, Lucy, muerta quien sabe, si por la pepa explotada en su interior, o por los dealers que la abren como una lata para extraer la mercancía, es sólo una muestra siniestra de ello”. Podríamos conjeturar que el sentimiento de culpa podría deberse a que María siente que no la cuido lo suficiente o por no haber llamado a un doctor a tiempo. La muerte de Lucy fue un accidente, le podría haber pasado a cualquiera de las mulas pero no fue así. Aquí el azar también jugó su papel. Y el destino de morir cayó sobre Lucy y ante eso, nada tiene que responder el sujeto, debido a que el sentimiento de culpa es un intento de respuesta que lleva a desresponsabilizar al sujeto.

Por otro lado la pelea con su amiga Blanca, quien le grito pendeja y bruta por llevar esas pepas dentro de ella estando embarazada. Este episodio también se podría pensar que le genera algo de culpa porque ni bien se va de esa escena a los pocos minutos se va a un centro medico para hacerse un chequeo para ver si todo esta bien. Cuando la doctora le dice que todo esta muy bien, María esboza una sonrisa y es ahí cuando podríamos pensar que aparece algo del deseo. Estos episodios desestabilizan la posición en la cual María se encontraba hasta ese momento. Tal como lo dice Oscar D` Amore, “la interpelación del tiempo 2 genera como posibilidad un tiempo 1 resignificado a través de la culpa”. Según el capitulo “el sujeto divido y la responsabilidad” de Salomone, G. Z, “El sujeto toma la interpelación pero se responsabiliza moralmente y trata de enmendar. Se trata de una culpa moral como respuesta a la interpelación. Evalúa su accionar, lo encuentra moralmente malo y se reprocha por ello”. A partir de esta cita se puede ver como María se responsabiliza de su embarazo y decide no realizar más ese trabajo.
Es en este segundo tiempo, a partir de donde va a resignificarse el tiempo anterior, buscando dar cuenta de una respuesta del sujeto que advierta un cambio de posición frente a sus circunstancias. Si bien este momento facilita una respuesta, esta no necesariamente es considerada como tiempo 3, ya que es posible que no implique una apertura sino un cierre del circuito. El primer intento de dar respuesta que da María es en relación a la negación, o sea cuando María le responde a Blanca “imbecil” por todo lo que la amiga le dijo en relación a que es una pendeja y una puta madre. En esa respuesta se podría pensar que todavía María niega o no quiere hacerse cargo de la decisión que había tomado con respecto a su propia vida y a la de su hijo, el hecho de trabajar como mula sin pensar en las consecuencias que le podría causar eso a ella y a su bebe. “Un acto implica una decisión que tiene consecuencias para quien lo produce y también para los otros” .
“Acudiremos aquí al apres coup freudiano para poder retroactivamente hallar en el lazo asociativo entre 1 y 2, una hipótesis clínica, que sitúe la naturaleza de esa ligadura. Es decir, si algo ha emergido en el segundo tiempo des-ligado del universo particular, éste buscará re-ligarlo hallando una explicación a su presencia” . La Hipótesis clínica seria en relación a la aparición de ese deseo, o sea, la responsabilidad sobre la maternidad de María. El tiempo 2 interrogar a María sobre la el menosprecio y la indiferencia en relación a su embarazo. La acción del tiempo 1 muestra una falta de deseo con respecto a ese hijo, un hijo de un padre al que no ama y que no la ama. Aquí se podría pensar que María desea no repetir la historia de las mujeres de su familia, ser una madre soltera al cuidado de su hijo. Y por eso se puede ver en el tiempo 1 al aceptar el viaje como un intento de huida de esa vida, de esa familia y de ese destino.
“(…) María, sierva del amo contemporáneo, desde su Colombia natal viaja a Nueva York, con las sesenta y dos cápsulas de droga en su estómago... y su hijo por-venir. María, toda ella alianza, por su embarazo sortea la radiografía policial y pasa. Pero su cuerpo, opaco al amor, ¿logrará alojar un hijo? (…)”
“Finalmente será necesario un tiempo 3 que verifique la responsabilidad subjetiva, una toma de posición en relación a lo universal inscribiendo un acto que produzca un sujeto dividido” . Este tiempo se lo ubica en la escena final cuando mira la ecografía y el turno que le dio la secretaria y decide quedarse en Estados Unidos para tener a su hijo y capaz tomando lo que le dijo la hermanada de Lucy darle una mejor oportunidad de vida, tanto a ella como a su hijo. “(…) No sabremos más de ella, sólo su transitar por el aeropuerto en la escena final: otra cita la convoca. Una nueva alianza se avecina: “Lo importante es lo que se lleva adentro” (...)” . La convoca la cita de la maternidad, el poder hacerse cargo de su deseo como madre.
“Es el tiempo de la dimensión ética. De modo que, al hablar de efecto sujeto, estoy hablando del acto, y es ético, porque es el acto en que se produce un sujeto de deseo inconciente” .
Según lo citado por D` Amore, Oscar: “La responsabilidad subjetiva es la culpabilidad misma de lo que se hace y de lo que se dice; una singularidad que emite un sujeto, del deseo inconsciente que causo la formación” . La culpa obliga a retornar a una acción sobre la que el sujeto debe responder. La retroacción que nos lleva del tiempo 1 al tiempo 2 es ya una forma de responder, hay una interpelación. Se puede ver en la cara de María, cuando va al centro medico, un cierto miedo por lo que le podría haber pasado a su bebe, al ingerir, ella, las pepas. Cuando la secretaria le dice que no hay turnos disponibles para ese día, María insiste que la atiendan ese mismo día. Necesita saber si todo marcha bien.
Sin embargo es en el tiempo 3 donde planteamos la existencia de el saberse totalmente inmerso de una situación, donde el sujeto se responsabiliza de su deseo, donde debe responder por su propio deseo. “La responsabilidad la referimos a la singularidad de un sujeto en acto (...)” . María cuando escucha los latidos del corazón de su bebe se responsabiliza de su deseo como madre, cambia su posición subjetiva con respecto a su primera posición en el tiempo 1. Logra producir una singularidad Y logra responder a la pregunta realizada por Domínguez, M. E. en “La alianza del cuerpo”, de alojar a su hijo.
“Lacan propuso al final de su seminario acerca de la ética que la única cosa de la que puede ser culpable un sujeto es de haber cedido su deseo” . Con esto podríamos pensar que de lo único que es culpable María es de haber cedido su deseo por la maternidad. El cual luego logró apropiarse nuevamente.

Bibliografía:

• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética, clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

• Domínguez, M. E.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En La transmisión de la ética, clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

• Domínguez, M.E.:La alianza del cuerpo

• Mosca, J. C.: Responsabilidad: otro nombre del sujeto. En Ética un horizonte en quiebre. Compilado por J. J. M. Fariña – 2ª. Ed. 5ª reimp. Buenos Aires: Eudeba, 2008

• Salomone, G. Z,: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética, Clínica y deontológica. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: