por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Psicología, Ética y Derechos Humanos
Cátedra, Michel Fariña, Juan Jorge
Año Académico 2010 – 1° Cuatrimestre

Título Original de la Película:
Match Point
Woody Allen – Estados Unidos
Año 2005

Docente a cargo: Michel Fariña, Juan Jorge - Jueves 7.30 hs.
Nombre del Ayudante: Estefanía Panizza
Comisión: 9
Integrantes: Ciliberti, Alejandro – L.U:317638100
Cusenier, Gisele – L.U: 331806410

En el presente trabajo se abordará la película “Match Point” del director Woody Allen. Para esto, tomaremos el comentario del film que realizó Patricio Lopez Salazar en el sitio web “Etica y cine ”. En el mencionado comentario, el análisis de responsabilidad subjetiva se centra en el personaje de Chris Wilton (Jonathan Rhys-Meyers). Chris es un joven tenista profesional retirado de origen irlandés, que encuentra trabajo como profesor en un club. Invitado por uno de sus alumnos (llamado Tom) a la ópera, conoce a la hermana de éste, llamada Chloe. Rápidamente ella se enamora de Chris, comienzan a salir juntos, y finalmente se casan, lo que implica para Chris un gran ascenso en su posición social y económica. Más tarde, en una fiesta, conoce a la prometida de Tom, Nola, a la cual se siente atraído. Al abandonar Tom a Nola, ella y Chris comienzan un amorío que se mantendrá durante el resto del film. En un punto, sin embargo, Nola queda embarazada y le dice a Chris que desea tener el hijo (aun después del pedido de Chris que aborte). No pudiendo decidirse a dejar a su esposa y a la comodidad económica que ella le permite, decide asesinar a Nola, haciéndolo parecer como si ella hubiera sido una víctima casual de un robo ocurrido en la casa de su vecina. La policía investiga el crimen, pero por azar la evidencia incriminatoria (joyas, drogas) es arrojada al río por Chris, pero rebota en la rampa del río y cae en la calle. El anillo es luego encontrado por un vagabundo. A éste lo mata la policía y es culpado por el crimen de Nola y su vecina. Acordamos con Patricio López Salazar cuando propone como hipótesis clínica que el personaje de Chris, apoyándose en el concepto de azar y tragedia, nunca se responsabiliza por sus acciones en el film, lo que impide el surgimiento de singularidad por su parte. Esto se puede observar en la escena en la cual Chris es interrogado por la policía acerca de su relación con Nola. Al principio, el personaje niega haberla visto hace algún tiempo y tener una relación amorosa con ella. Luego, los agentes le muestran el diario de Nola, lo cuál hace tambalear las mentiras dichas por Chris, ya que este les dice “fue tan solo un amorío, no pueden culparme por eso, mi mujer va a tener un hijo”, denegando así toda responsabilidad, tanto jurídica como subjetiva. De acuerdo al artículo 34 Chris podría considerarse como imputable (no puede encontrarse ninguna figura de la culpa que lo haga inimputable), ya que estaba en

pleno uso de sus capacidades al momento de cometer el crimen. Sin embargo, no es condenado por la falta de evidencia en su contra.
A continuación, se ubicarán los tiempos lógicos que ordenen las situaciones de la película .En un primer momento lógico, se puede situar el momento que Chris planea el crimen: en donde el protagonista lleva adelante su acción y que esa acción tiene determinado fin, y que se agota en ese fin. Se refiere al sujeto en el plano de lo moral, jurídico, ideológico. La intención de Chris en este caso es asesinar a Nola mediante un crimen , para evitar que ella arruine su matrimonio y le haga perder su posición social y económica. En el segundo momento lógico es donde el protagonista busca su resignificación, donde se cuestiona este primer momento, bajo el campo de la responsabilidad. Es en este segundo momento, que Chris en un estado de nerviosismo y llorando (tanto después de asesinar a Sra. Samantha, -sentado en el sillón de esa casa- y a Nola – llorando en el remís-) se cuestiona lo que ha hecho preguntándose ¿Qué hice? ¿Qué he hecho? ¿Cómo pude hacer esto? resignificando ese primer tiempo, lo que implicaría que algo tiene que ver Chris en todo esto, es decir, si bien no se responsabiliza sobre sus acciones, es conciente de lo que hizo. La responsabilidad la referimos a la singularidad de un sujeto en acto” . Pero, es necesario destacar, él no se hace cargo de sus acciones, por lo que podemos dar cuenta que “la responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar . Sin embargo, no es posible encontrar tal grieta, ya que lo que ocurre en el film esta determinado siempre por el azar. Por lo tanto, si el azar es absoluto, si “la vida se trata de eso”, no hay lugar posible para la responsabilidad, esto es siguiendo al trabajo de Hugo Dovskin.
En el marco de la película “Match point” es relevante tomar en cuenta las elementos del azar y la necesidad, dado que creemos que se encuentran presentes en la forma de pensar y de actuar de Chris. En el orden de la necesidad, podemos plantear a la ley de la gravedad, la cual atrae los cuerpos hacia el centro de la tierra salvo que exista una fuerza igual o superior en sentido contrario. De esta manera, la necesidad implica que hay ciertos fenómenos que se manifiestan por que no hay otra manera para

que éstos sucedan o porque no hay razón para que no lo hagan. Lo anteriormente dicho se puede observar en la primera escena de la película en la cual se escucha la siguiente narración “En un partido hay momentos en que la pelota golpea con el borde de la red, y durante una fracción de segundo puede seguir hacía delante o hacía detrás. Con un poco de suerte sigue hacía delante y ganas, o no lo hace y pierdes.” Aquí se ve claramente como el hecho de que la pelota caiga en uno u otro lado de la cancha, es el resultado de un conjunto de fuerzas que existen en lo real, entre las cuales se encuentra la gravedad.
Por otro lado, se pueden identificar los elementos del azar en varios aspectos de la película: el hecho de que Tom, uno de sus alumnos de tenis tenga, al igual que Chris, una afición por la ópera, y que ambos se dieran cuenta de esto en una charla casual luego de la práctica. También en el hecho de que Tom pertenezca a una familia de la clase alta de Londres. Otra manifestación del azar se da cuando Chris arroja un anillo al río, el cual le sustrajo a la vecina de Nola durante el asesinato, pero que rebota sobre la rampa del río y cae en la calle y luego éste es encontrado por un vagabundo drogadicto con antecedentes penales. Por último puede nombrarse el hecho de que Nola haya quedado embarazada justo en la única vez que no se habían cuidado con preservativos, entre las numerosas veces que ella tuvo sexo con Chris.
Otro de los conceptos propuestos por López Salazar para el abordaje de “Match Point” es el concepto de tragedia. Para comenzar a situarla, proponemos la siguiente escena de la película que ocurre durante un sueño de Chris: “Nola: Chris... Chris: Nola, no fue fácil, pero llegado el momento pude jalar el gatillo. Nunca sabes quienes son tus vecinos hasta que hay una crisis. Puedes aprender a meter la culpa debajo de la alfombra y... seguir adelante. Tienes que hacerlo, de otra forma, te abruma. Sra. Samantha: ¿Y qué hay de mí? Yo no tuve nada que ver en este penoso asunto. ¿No te importa que yo haya muerto siendo inocente? Chris: Los inocentes a veces son asesinados para dar paso a un plan más grande. Usted fue un daño colateral. Sra. Samantha: También lo fue tu propio hijo... Chris: Sófocles dijo "no haber nacido es el mejor premio". Nola: Prepárate a pagar el precio Chris. Tus acciones fueron torpes, llenas de equivocaciones, casi como las de alguien que desea ser descubierto. Chris: Lo que me merezco es ser detenido y castigado. Así al menos habría un pequeño indicio de justicia, una pequeña medida de esperanza de que hubiera un significado”.
A partir de esta cita, es posible situar que la a culpa interpela a Chris, durante el sueño en el que aparece Nola y la Sra. Samantha. El sueño es una formación del

inconciente, que manifiesta cierta culpa por el crimen cometido. La interpelación desencadena una reorganización de ciertos elementos disonantes, que antes no parecían encajar, y frente a esa interpelación, se lo obliga a Chris a dar una respuesta, que de por sí puede adoptar muchas formas. Una de esas formas implicaría un acto creador, algo que cause que Chris se distancie de ese guión del Otro, eso que dice que el azar domina a los humanos y que por ello nada queda en sus manos. Es ese mismo guión del Otro que se ve en las tragedias griegas, en las cuales el hombre esta condenado a seguir su destino, sin poder hacer absolutamente nada para cambiarlo. Eso puede considerarse como cierto, sin embargo, en medio de ese destino, el ser humano tiene posibilidad de acción, puede hacer un acto, y que éste tenga dimensiones éticas. Tal es lo que hace Antígona, al arrojarle polvo sobre el cuerpo de su hermano (acto simbólico que alude al entierro). Su destino era, en parte, que sus hermanos se mataran el uno al otro, sin embargo, no se la condenó a enterrar a su hermano, fue elección de Antígona. Así, ella crea algo que le es propio, algo por fuera del guión del Otro, que implica el surgimiento de una singularidad. Habiendo dicho esto, podemos decir que el accionar de Chris no es igual al de Antígona. Chris responde a la interpelación de una forma tal que impide la aparición de algo propio de él, responde racionalizando el asunto, o mejor dicho abandonando todo intento de racionalizarlo, ya que el azar, para él, satura toda posibilidad de que surga algo, ni siquiera la aparición de una excusa para un asesinato. La culpa, en este caso ha sido “anestesiada ” Así, Chris, a diferencia de Antígona, no crea nada, no realiza un acto sino que responde quedándose en la dimensión particular, durmiéndose en los significantes del Otro. De esta manera, Chris no se corre de aquel lugar que se le fue asignado por ese azar, que en la película es colocado al nivel del Otro. Porque, podría plantearse que Chris, debido al azar, estaba destinado a salir impune en el sentido jurídico del asesinato de dos personas, sin embargo, eso no quita que pudiera haber utilizado esa oportunidad, para ir más allá, para conocer algo de su deseo inconciente. En cambio, Chris cede en su deseo, y eso lo lleva al regreso a la moral, a la moral del azar absoluto y dominante. Siguiendo a Alejandro Ariel en “la responsabilidad frente al aborto” podríamos decir que Chris no hace silencio, no se permite pasar de “creado a creador ” No hay entonces responsabilidad de Chris frente a la parternidad, a diferencia de Nola, alrededor de la cual que se podría marcar un primer tiempo, su relación amorosa con Chris y un

segundo tiempo, queda embarazada de él y ella resignifica lo anterior, se hace cargo de la situación y de la maternidad.

Intentaremos ahora, trazar un paralelismo entre Match point y el cuento El muro de Sartre . En ambos casos tenemos un momento en el cual el sujeto sobre el cual centramos el análisis (Chris / Ibbieta) lleva a cabo una acción que considera que se agota en sus fines manifiestos, en el caso de Chris ubicamos un crimen planificado para de la matar a su amante, ya que, ella exige que regularice su situación, que se haga cargo del niño y que se divorcie de su esposa y que no pretende apelar al aborto, tal como quiere Chris; en Ibbieta se puede dar cuenta el intento de hacer una jugarreta a los falangistas, para burlarse de ellos. Ambos estan concientes de lo que hacen y tienen las facultades mentales conservadas. Los personajes llevan adelante una conducta con determinados fines, en el supuesto de que en sus accionares se agotan los objetivos para los cuales fueron concebidos. Luego, a ambos personajes se les presenta una situación en la que se ven interpelados, donde algo de esos fines previstos en la acción que realizaron se revala como insuficiente. En el caso de Chris esto se manifiesta cuando, en un estado de nerviosismo y llorando (tanto después de asesinar a la Sra. Samantha, (en la escena en la que está sentado en el sillón de esa casa y comienza a llorar y a moverse nerviosamente por el cuarto) como luego de matar a Nola (la escena en la cual está llorando en el remís). En ambas escenas, es posible plantear que se cuestiona lo que ha hecho preguntándose, resignificando sus acciones ya que hay algo de su subjetividad que surge y supera a las razones concientes que lo llevaron a cometer los asesinatos. En el caso de Ibbieta hay una situación similar, cuando el panadero García, diciéndole que Gris ha muerto en el cementerio, Ibbieta pregunta “¿En el cementerio?” , y tiembla. Aquí claramente vemos la sorpresa del sujeto, cómo este es interpelado, cómo se ve obligado a volver sobre su primera acción, la jugarreta hecha a los falangistas. Esto es leído retrospectivamente, y ante eso queda conmovido, y es ahí cuando empieza a leer su acto. Esto supone un segundo tiempo que se sobreimprime al primer tiempo, evidenciado una verdad sustancial para su existencia. En el segundo tiempo recibe de la realidad indicadores que lo ponen sobre aviso respecto de que hay algo más presente. Las cosas fueron más allá, o más acá de lo esperado. El sujeto se ve interpelado por esos elementos disonantes.
Por otra parte, otro punto de comparación entre “Match point” y el cuento de Sartre es la presencia en ambos de indicadores propios del azar y la necesidad. Dado que ya han sido especificados en otro parte de este trabajo los correspondientes a la película de Woody Allen, nombraremos ahora aquéllos referentes a “El muro”: en lo que concierne al azar, se puede ubicar el hecho de que al hacer Ibbieta su jugarreta y decirle a los falangistas que Gris estaba en el cementerio, fortuitamente coincidió su declaración con el sitio real en donde se hallaba Gris, dado que éste se había ido de la casa de su primo luego de que el Ibbieta fuera apresado.
Finalmente hay un tercer momento en ambos
casos. Es aquí, donde hay que plantear una clara diferencia entre ambos personajes, ya que en el caso de Chris, no se implica subjetivamente en sus actos, no se hace cargo de sus acciones en la vida. En cambio, en Ibbieta ubicamos su exclamación “¡En el cementerio!” El sujeto queda admirado frente a ello y es en ese momento que ríe (frente a lograr su deseo) y llora ya no se trata sólo de la interpelación sino que es un paso más allá, adopta una posición respecto de la interpelación subjetiva. Es aquí que concierne al Sujeto del Deseo (inconciente) “Vivir más tiempo”. A pesar de los argumentos que da una y otra vez sobre que la vida no le interesa, en tanto en su decir, como en la empiria, ya que no delata a su amigo Gris. En ello, hace un quiebre, ya que a partir de los siguientes relatos de Ibbieta se puede dar cuenta que es responsable de vivir mas tiempo, este deseo de vivir y que Gris este en el cementerio. Por tanto, “cementerio” pasa a ser un significante... efecto de resignificación que adquieren para Ibbieta las palabras de Gris, relatadas por García. Por eso es recién allí cuando termina de quebrarse y se ríe hasta que las lágrimas inundan sus ojos.

Bibliografía

• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Sartre, Jean Paul: El muro, Editorial Losada, Bs. As., 1972.
• López Salazar, Patricio: Match Point, Azar y tragedia, comentario sobre la película del director Woody Allen
• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Michel Fariña, J. (1998). Lo Universal-Singular como horizonte de la ética (Cap. III) En Op.Cit.
• Ariel, A. La responsabilidad ante el aborto. Ficha de Cátedra. Mimeo. Publicado en Pag. Web
• Página web: http://www.elsigma.com/site/detalle.asp?IdContenido=12097
• Michel Fariña, J. Responsabilidad: entre necesidad y azar. Ficha de Cátedra. Mimeo. Publicado en Pag. Web



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: