por 

Universidad de Buenos Aires

Facultad de Psicología

Psicología, Ética y Derechos Humanos
Segundo parcial: Domiciliario

• Profesor Titular: Juan Jorge Fariña

• Nombre de ATP: Laso, Eduardo Luis

• Alumno: Ramiro Yair Rodriguez ( L.U. 30.297.344-0)
• Comisión: 4
• Película Asignada: Match Point
• Fecha de entrega: 07/06/10

CONSIGNA DE EVALUACIÓN

1. Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.

2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.

3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.

5. Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).

En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del Módulo 5 y si el escenario fuera pertinente con las del módulo 4.

1- La responsabilidad es un tema de interés para la ética. Implica un sujeto que debe responder por la singularidad de su acto. En Psicoanálisis el sujeto es responsable por definición. Freud, en 1925, distingue dentro de la noción de responsabilidad aquella vinculada con el marco normativo de la responsabilidad subjetiva. G. Salomone en el texto “El sujeto dividido y la responsabilidad”, plantea que los dos tipos de responsabilidad, Jurídica y subjetiva, convocan a dos tipos posiciones subjetivas diferentes. El sujeto autónomo, por un lado, al cual se le atribuye voluntad e intención y en consecuencia la capacidad de responder por sus actos. Por otro lado, la responsabilidad subjetiva convoca a un sujeto del inconciente que interpela al sujeto más a ya de las fronteras del yo, es decir, del terreno de la intencionalidad conciente. El sujeto es responsable de aquello que desconoce de si mismo.
En la película Match Point, el personaje sobre el que se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva es Chris Wilton, quien es el protagonista del Film. Lopez Salazar Patricio realiza comentarios sobre la película, plantea a partir de la premisa de que la vida se rige por mero azar: ¿Dónde se puede ubicar la responsabilidad humana y la dimensión ética? A partir de lo cual formula como hipótesis clínica que atraviesa todo el film: “Chris nunca asume la responsabilidad por sus acciones, taponando así toda posible emergencia de una singularidad”. Para lograr este propósito se valdrá de las figuras del azar y la tragedia. La figura del azar se pone de manifiesto en numerosas escenas, intentare mostrar algunas.
El protagonista es un joven exitoso tenista, de origen irlandés y proveniente de una humilde familia. Decide ir a vivir a Londres donde comienza a dar clases de tenis en un prestigioso club en donde concurren habitualmente personajes poderosos de la burguesía británica. A raíz de su trabajo conoce a Tom Hewett. Casualmente Tom toma conocimiento del gusto por la opera de Chris y lo invita a ver una obra al palco privado que tiene su familia. En esta circunstancia conoce a Chloe que es la hermana de Tom. Ella se enamora de Chris y comienzan una relación amorosa. Luego conoce a Lola la prometida de Tom, por la que siente una gran atracción. Cuando Chris se entera que Tom dejo a Lola comienza un romance con ella. Lola queda embarazada, cuando él se entera, vuelve a recurrir al azar pero esta vez por la negativa, concibiendo que es producto de la mala suerte.
Chris ante la interpelación de su deseo continuamente alude a la suerte, esto es como lo denomina el Profesor Fariña, un efecto particularista una nueva forma de determinación que clausura el efecto sujeto. No inscribe su deseo en una dimensión ética, con lo cual rechaza la singularidad y la responsabilidad. Juan Carlos Mosca, “Plantea que invocar a el azar significaría borrar al sujeto de todo responsabilidad, borrando su acto”. La suerte también esta presenta en la escena en la que arroja el anillo de la vecina al río, este golpea en una baranda y cae el suelo. Esto hecho determina que al encontrar la joya en posesión de un sujeto con antecedentes y adicto a la heroína, los investigadores concluyen, culpando del acto al mismo.
También Chris se sirve de la figura de la tragedia, para evadir la responsabilidad. En una de las escenas finales, dentro de un sueño se les aparecen los espectros de Lola y la vecina asesinada. En un momento del dialogo, la vecina le pregunta: ¿Y qué hay de mí? Yo no tuve nada que ver en este penoso asunto. ¿No te importa que yo haya muerto siendo inocente? Chris: Los inocentes a veces son asesinados para dar paso a un plan más grande. Usted fue un daño colateral. Sra. Samantha: También lo fue tu propio hijo. En un momento Chris cita a Sófocles: dijo "no haber nacido es el mejor premio" La escena tiene un tinte trágico y Chris lamente lo sucedido, pero cree que es así, dice: Puedes aprender a meter la culpa debajo de la alfombra y... seguir adelante. Evade con la figura de la tragedia la responsabilidad, el desenlace fatal fue inevitable e inexpugnable, producto del destino.
2- Oscar D, Amore, plantea en su texto “Responsabilidad subjetiva y culpa”, que la responsabilidad subjetiva es otro nombre del sujeto del acto. Chris, en el trascurso de la película, invoca continuamente la figura del azar, de esta manera, como lo explica el autor, constituye una postura que no es ética en la cual queda alienado al “Otro” De esta manera se borra al sujeto de toda responsabilidad, borrando su acto. El sujeto debe dar respuesta por su deseo, en lo calculable, pero también en lo incalculable e irrepresentable. El circuito de la responsabilidad inicia con un Tiempo 1, que es el tiempo en donde el sujeto lleva adelante una conducta con un determinado fin bajo el supuesto de que su accionar se agotaría en los objetivos para los cuales fue pensada su conducta. En el tiempo 1 se ubica el crimen planificado de Lola. Lola, luego de quedar embarazada, comienza a presionar a Chris para que deje a su mujer y que confiese lo que paso entre ellos, él, ante las demandas de Lola, decide matarla. Chris no podrá calcular el efecto de su acto. Tras la toma la decisión, nuestro personaje queda implicado en el campo de la responsabilidad subjetiva. Realiza un elaborado plan para el crimen, inspirado en la obra “Crimen y Castigo” de Dostoievski. El plan criminal consiste en armar un escenario en el cual matando a la vecina antes Lola, pueda para ocultar la verdadera naturaleza del crimen a la investigación policial. Adviene luego un Tiempo 2, es decir, una interpelación que el sujeto recibe a partir de indicadores que lo ponen sobre aviso de que algo anduvo mal. Tal como lo sostiene J. J. Fariña, en el segundo tiempo “las cosas fueron más allá o más acá de lo esperado. “Dada la interpelación del tiempo 2, la ligadura con el tiempo uno es una obligación a responder, exige respuesta Hay dos escenas que pueden cobrar una gran eficacia simbólica. Por un lado, el protagonista es citado por la policía para que declare sobre el asesinato de Lola. Se interpela en este caso al sujeto joya de derecho, es decir conciente, racional y autónomo. Chris miente y dice no saber nada. El investigador, le muestra un cuaderno y le pregunta a Chris si el sabia que Lola tenia un diario íntimo. Ellos lo habían leído y sabían la verdad sobre la relación entre ambos. Se produce un momento de vacilación pero Chris nuevamente evade la interpelación no dando lugar para el efecto sujeto del tiempo 3, no se produce el reposicionamiento del sujeto por sus actos, estos son negados. Chris apela a la moral compartida en el interrogatorio, para evitar la responsabilidad, con dichos tales como fue solo un amorío, no me pueden culpar de eso, mi mujer va a tener hijos, etc. Tal como lo plantea D’ Amore, produce un taponamiento de la dimensión ética en la vuelta al surco moral.
Por otro lado, en la parte final del film, en su sueño se produce una interpelación al sujeto del inconciente, algo escapo en su plan y lo convoca a dar respuesta mas allá de su intención. El pretendía callar la voz de Lola que lo obligaba a responder por sus acciones. Sin embargo, en el transcurso de su sueño, Samanta lo interpela a responder, a inscribir su deseo. Obl-liga a retomar la deuda y retomar el tiempo 1, sobreimprimiéndolo y resignificandolo. Él responde a la interpelación con la figura de la tragedia y nuevamente no se produce el efecto sujeto del tiempo
3 En el transcurso de la película se puede observar que el protagonista, tiene una gran dificultad la responsabilidad de sus actos. Su conflicto con la legalidad simbólica no le permite integrar una dimensión ética. Responde ante la interpelación sobre sus actos, con particularismos. En varias escenas se sirve de la figura del azar para taponar la emergencia de la singularidad. En su texto, Juan Carlos Mosca sugiere que la responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar. Es decir, que cuando rigen por completo Necesidad o Azar, o una combinación de ambos, no es pertinente la pregunta por la responsabilidad. Chris no permite que se produzca la grita, su responsabilidad es puesta en juego para el en ninguna situación. Apela al puro azar, se exculpa en la alienación al Otro. Las escenas que pueden dar cuenta de ello se encuentran en toda la película. Por casualidad conoce a Tom, por casualidad Tom se entera su gusto por la opera y lo invita a su palco familiar donde conoces a su hermana, que con el transcurso de los días se enamora de el e inician una relación que concluye en un matrimonio. En la interpelación judicial frente a los investigadores, es el azar el que determina que no fuera culpado del crimen que cometió.
Los elementos del orden de la necesidad, se ubican en la figura de la tragedia de la cual se vale Chris, para evitar la responsabilidad. En la escena del sueño, la Señora Samanta, vecina de Lola, le pregunta: ¿Y qué hay de mí? Yo no tuve nada que ver en este penoso asunto. ¿No te importa que yo haya muerto siendo inocente? A lo cual Chris responde: Los inocentes a veces son asesinados para dar paso a un plan más grande. Usted fue un daño colateral. El ubica el crimen se la vecina desde el orden de lo necesario, ella tenia que morir para poder dar lugar a un plan mayor.
Los actos se despliegan dentro del marco del azar y de la necesidad, pero hay un margen para la libertad en donde se ubica la responsabilidad humana y la dimensión ética. Chis no asume su deseo en ningún momento y no se ubica en el plano de la responsabilidad.
4 La culpa es una operación simbólica, que depende de la interpelación subjetiva. El sueño, a Chris le aparece como algo extraño, inoportuno, es producto del inconciente y convoca a la responsabilidad subjetiva de sus actos. El sueño tiene una lógica de retracción, a partir de el, Chris retorna sobre el crimen que cometió. La interpelación pone en marcha el circuito de la responsabilidad, es llamado a responder. El sueño inscribe el deseo en el acto que cometió y como precio, carga con lo real de la culpa. Lacan plantea que de lo único que es culpable el sujeto es de ceder en su deseo. El sujeto cede su deseo para amordarce a los mandatos del super yo. Chris, ante las incriminaciones de los espectros de samanta y Lola, responde que merece ser detenido y castigado, tras de lo cual habría algún indicio de justicia y sentido. Desde la perspectiva psicoanalítica se puede ubicar aquí lo que Freud denomina sentimiento Inc. De culpa. No hay deseo sin culpa, Chris obro de acuerdo a su deseo, pero no lo inscribe en una dimensión ética, no admite la singularidad ni la responsabilidad.
D’ Amore sostiene que el circuito de responsabilidad se puede cerrar el mero ser de culpabilidad, la negación o la proyección. En estos casos la culpa no se desvanece en el efecto sujeto, ya que el circuito se cierra, sin llegar al tiempo 3. La culpa es anestesiada y se ubica como ajena a la responsabilidad subjetiva, hay un desligamiento de la responsabilidad. En el Film, Chris utiliza la culpa como tapón e intenta sellar con particularismos la hiancia que abrió el acto. Es sujeto es siendo, aun sin intervención del yo, el sujeto es responsable de sus actos.
En el plano de la responsabilidad jurídica, Chris es citado para que declare sobre el crimen de Lola. Se interpela al sujeto de derecho, es decir al sujeto autónomo, conciente y racional. Chris efectivamente cometió el crimen, por lo que le correspondería pagar la pena. Pero miente y niega su responsabilidad en el hecho. No obstante, el detective le muestra un cuaderno y le pregunta si sabia que Lola tenía un diario intimo, ante lo cual se derrumba lo que tenia previsto según sus cálculos. Se produce un quiebre, un interpelación que podría resignificar el acto. Pero nuevamente Chris deniega la responsabilidad. D´Amore plantea que “la escena jurídica puede orientar hacia una dimensión ética, en una eficacia simbólica más allá de la moral”. Chris devuelve lo que la interpelación abrió al surco habitual, denegando la responsabilidad jurídica pero también la subjetiva
5. El azar esta presente en las dos situaciones. En el caso del protagonista de Match Point, éste es elevado, en términos de Lacan, al lugar del “Gran Otro”, ubica como referencia última al azar, produciendo una desresponsabilización del sujeto: “la experiencia humana es más bien un factor intermedio que se despliega entre azar y necesidad”.
En el texto “El muro” de Sartre, el azar determina que los dos amigos de la infancia, Ibbieta y Gris debieran tomar al mismo tiempo una decisión clave para sus vidas. Ibbieta es presionada a que diga el paradero de Gris a cambio de su vida y Gris debe decidir donde esconderse luego de la pelea con su primo. La burla de Ibbieta a los falangistas coincide con la pelea de Gris con su primo. Ambas situaciones tiene el mismo, el cementerio. La vida de Gris por la suya. El azar de esta manera podría considerarse una exculpación, ya que la confesión de Ibbieta casualmente concluye en una verdad ella. Gris efectivamente se encontraba en el cementerio y se cumple el designio de los falangistas, tu vida o la de Gris. Lo inesperado interpela al Ibbieta, lo toca de cerca. La distancia entre los tiempos 1 y2, abre una pregunta por la responsabilidad, a partir de la cual se pueden plantear dos hipótesis. Primero que en la broma que juega Ibbieta los falangistas, se oculta un deseo de vivir, a partir de lo cual hace una apuesta, para salir de la alineación bajo la cual lo puso la alternativa. Era improbable que Gris estuviera en el cementerio pero no imposible (Sale del campo del otro, no queda de esta forma alienado bajo la forma del azar, apuesta, abre la boca y da una respuesta) Por otro lado, es responsable por la elección de la palabra cementerio. El cementerio, luego de la interpelación del tiempo 2, pasa a ser un significante cargado de deseo y se extrae del azar. Hay un efecto de resignificación, cuando Ibbieta se entera de las palabras de Gris, en ese momento se quiebra riendo hasta las lagrimas. Hay en los actos de Ibbieta, puesto en juego un deseo y en función de sus consecuencias, se ubica en una posición ética, el acto inscribió un deseo, se reconoce responsable. En el caso de Chris, en Match Point, no se hace responsable por sus actos, invoca al azar borrando, quedando alienado bajo la forma del Otro, sin responsabilizarse por sus actos. En un caso hay una salida ética del circuito de responsabilidad, en el otro se niega la emergencia de la resignificación, del efecto sujeto.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: