por 

“2° Parcial domiciliario”

Película: Match Point, de Woody Allen

Materia: Psicología, ética y derechos humanos.
Cátedra: Fariña
Comisión: 23
Alumna: Huarte Micaela
L.U.: 34508856
Profesora: Corinaldesi Ana.
CONSIGNA DE EVALUACIÓN

1. Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.

2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.

3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.

5. Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).

En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del Módulo 5 y si el escenario fuera pertinente con las del módulo 4.

RELATO DE LA PELÍCULA:
Match Point, la más reciente película de Woody Allen, cuenta la historia de Chris Wilton, un joven y talentoso tenista irlandés que decide asentarse en Londres como profesor de tenis de un prestigioso club al que concurre la alta sociedad británica. Este trabajo le lleva a conocer a Tom Hewett, que al conocer por casualidad la afición por la ópera de Chris le invita al palco familiar, en donde entrará en contacto con la elite londinense. La hermana de Tom, Chloe, se enamora de Chris y estos dos empiezan a salir juntos.
Poco a poco, Chris se involucra más en la aristocrática familia Hewett, entrando en la empresa familiar, y finalmente casándose con Chloe. Chris, proveniente de una familia humilde de Irlanda, vive semejante ascenso social como un sueño hecho realidad. Sin embargo, en una fiesta de la familia, conoce a la prometida de Tom, Nola (una actriz principiante norteamericana) y siente una atracción irrefrenable por ella.
Llegado cierto momento, Tom abandona a Nola y es ahí cuando Chris y Nola inician un apasionado romance que no conoce límites. Chris hace lo que puede para ocultar el engaño a su esposa, que por su parte le reclama que tengan su primer hijo.
La situación se sale de control cuando Nola le dice a Chris que está embarazada. Él se apresura y le pide que aborte, pero la mujer se niega y le exige además que regularice su situación, que se haga cargo del niño y que se divorcie de su esposa. Chris siente que no puede renunciar al estilo de vida que conquistó. Finalmente optará por asesinar a Nola mediante un complicado crimen: primero disparará contra la dueña del edificio donde
vive Nola y robará algunas de sus joyas y luego asesinará a Nola haciendo parecer que se trató de un crimen deliberado contra la Sra. Samantha (la casera) y que de casualidad los ladrones se toparon con Nola en el camino de escape, asesinándola también. Hacia el final de la película, la investigación policíaca en curso (que ya tenía algunos elementos para indagar sobre Chris) se verá detenida por una absoluta casualidad que dará cierre al caso.

1.)
La responsabilidad subjetiva según Freud, se da en relación a aquel propósito inconsciente que, ajenamente a la voluntad del yo, propició la acción. (1)
En éste caso, el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva es Chris Wilton, esto se puede ver en la escena en donde Chris sueña con los fantasmas de Nola y la Sra. Samantha, las victimas del asesinato cometido por el protagonista, donde él tiene un dialogo con los espectros de éstas:
Nola: Chris...
Chris: Nola, no fue fácil, pero llegado el momento pude jalar el gatillo. Nunca sabes quienes son tus vecinos hasta que hay una crisis. Puedes aprender a meter la culpa debajo de la alfombra y... seguir adelante. Tienes que hacerlo, de otra forma, te abruma.
Sra. Samantha: ¿Y qué hay de mí? Yo no tuve nada que ver en este penoso asunto. ¿No te importa que yo haya muerto siendo inocente?
Chris: Los inocentes a veces son asesinados para dar paso a un plan más grande. Usted fue un daño colateral.
Sra. Samantha: También lo fue tu propio hijo...
Chris: Sófocles dijo "no haber nacido es el mejor premio".
Nola: Prepárate a pagar el precio Chris. Tus acciones fueron torpes, llenas de equivocaciones, casi como las de alguien que desea ser descubierto.
Chris: Lo que me merezco es ser detenido y castigado. Así al menos habría un pequeño indicio de justicia, una pequeña medida de esperanza de que hubiera un significado.

Lo que aquí sucede es que este dialogo deviene como significante del sentimiento inconsciente de culpa que él siente, ya que los muertos no hablan, quedando en evidencia que el dialogo que Chris tiene con los espectros son en verdad sus propios pensamientos (“pensamientos inconscientes de culpa”, de responsabilidad), aunque él responda siempre desculpabilizandose del acto cometido, taponando la singularidad con sus respuestas.
En el sueño, un elemento accesible a la conciencia es medio de expresión de otra cosa, de algo desconocido, pero sobre el cual podemos suponer un saber no sabido. Nos enfrentamos entonces, nuevamente, al campo de la responsabilidad subjetiva, y su relación con aquello que perteneciéndole al sujeto le es ajeno. Tal ajenidad no es tomada por Freud como causa de inimputabilidad; por el contrario, es a ese punto donde dirige la responsabilidad. (2)
Es decir, es importante otra vez, aquí, distinguir junto con Freud la realidad psíquica de la realidad material. Freud responsabiliza al sujeto de aquello que reconoce de si mismo, aun aquello que él mismo, acorde a sus valores morales, no estaría dispuesto a reconocer como propio (sea el propósito inconsciente de las acciones sintomáticas o de las mociones inmorales de los sueños). (3)
La hipótesis clínica propuesta por López Salazar que recorre el siguiente trabajo, fue formulada de la siguiente manera: “Chris nunca asume la responsabilidad por sus acciones, taponando así toda posible emergencia de una singularidad. Para lograr este propósito se valdrá de las figuras del azar y la tragedia”.
La película se encarga de desresponsabilizar todo el tiempo, al sujeto, trata de borrarlo y hacer de él una forma de alienación.
La película narra la vida de un sujeto que está en plena alienación a las figuras del azar y la tragedia.
Pero el problema aquí no es el azar en sí mismo, sino el lugar en donde esta figura es elevada, al lugar del “gran otro”. No se trata de negar el lugar del azar en la vida humana, pero lo que aquí sucede es que Chris justifica el curso de todas sus acciones en base al azar, alude a la suerte como un efecto particularista “una nueva forma de determinación que clausura el efecto-sujeto”. (4)
El protagonista defiende esta teoría del papel del azar en la existencia humana en varios momentos de la película, a esto lo podemos ver al comienzo de la misma en donde un golpe de suerte hace que Chris se eleve hasta las esferas mas altas de la aristocracia londinense de la mano de la familia Hewett. También donde por un golpe de suerte o mejor dicho, mala suerte, Nola queda embarazada. Y terminando la película se ve como por un golpe de suerte Chris se salva de que no se descubriera su crimen. La película abre con una frase del protagonista diciendo lo siguiente: “la gente teme reconocer que parte tan grande de la vida depende de la suerte. Da miedo pensar que sea tanto sobre lo que no teneos control. Hay momentos en un partido de tenis en el que la pelota alcanza a pegar en la red y por una decima de segundo puede seguir su trayectoria o bien caer hacia atrás. Con un poco de suerte sigue su trayectoria y ganas. O tal vez no y pierdes”. Queda en evidencia como esta frase va a marcar el curso de la película, y es muy interesante cuando, sobre el final de ésta, se ve la alegoría del azar, cuando Chris luego de cometer el asesinato, se deshace de las joyas de la anciana y al tirar el anillo pega en la baranda de la costanera y cae sobre la vereda, en este momento el espectador cree que debido a un golpe de mala suerte, el protagonista va a ser descubierto, pero en el desenlace de la misma escena queda en evidencia como la primer frase relatada por Chris al comenzar la película se ve resinificada en esta escena, a través de una metafora donde luego la policía informa que encontraron al asesino con el anillo de la Sra. Samantha, quedando Chris libre de responsabilidad alguna para la justicia por el hecho cometido y responsabilizándose él mismo de sus acciones poniendo como excusas las figuras del azar y la tragedia.
2.)
El análisis que se efectúa, recae sobre el personaje de Chris Wilton, quién dará un vuelco importante a su vida, iniciado al recibir la noticia de su amante, quien le dice estar embarazada de él, que le produce la necesidad de deshacerse de ella, matándola.
Se pueden detectar dos tiempos lógicos comprendidos bajo el término de responsabilidad. El primer tiempo de la responsabilidad es en la que el sujeto lleva adelante sus acciones con determinados fines. En el caso de Chris, quien logro llegar por un golpe de suerte a alcanzar las esferas de la mas alta aristocracia londinense, al estar cómodo con el estilo de vida conquistado y al haber recibido la noticia de que su amante esta embarazada junto con las amenazas de Nola de confesarle a Cloe sobre el engaño de su marido y su situación, decide matar a su amante, llevando a cabo el crimen de Nola y su vecina, basándose en el libro de Dostoievski “Crimen y castigo”.
No obstante lo cual, el segundo tiempo de la responsabilidad está caracterizado por los indicios de que algo de lo que estuvo haciendo el sujeto, resulta disonante. En este tiempo, el de la interpelación, es en donde el universo particular sostenido se resquebraja, provocando la aparición de una pregunta en relación a la posición del sujeto que daría lugar al acto.
Se puede ubicar la aparición de los fantasmas, en el momento posterior al asesinato, donde Chris tiene un sueño en el que aparecen frente a él los espectros de Nola y la Sra. Samantha (la vecina de Nola). Es el mismo sueño el que se ubica como segundo tiempo. En este sueño el dialogo que él tiene con los fantasmas de las mujeres asesinadas actúa como vacilación en donde se funda la interpretación subjetiva. Allí es donde aparece la culpa (el sentimiento inconsciente de culpa), devenida en la conversación que tiene con los espectros de las mujeres, ya que los muertos no hablan, “por el significante la pura vida muere para advenir en vida simbólica, en consecuencia diremos que la pura muerte desaparece también para dar paso a una muerte simbólica, en la cual los símbolos perviven a manera de espectros” (5). Esto es lo que comienza a interpelar al sujeto. La voz de la anciana preguntándole por que mató a su amante, a ella misma, y a su hijo, es la responsabilidad inscripta en el sujeto, las almas en pena de Nola y Samantha interpelan a Chris sobre la ley simbólica del deseo, que lo obligan a volver sobre el accionar primero (el tiempo 1), a pagar la deuda, a inscribir el deseo.
El campo de la responsabilidad subjetiva confronta al sujeto con aquello que perteneciéndole le es ajeno. Es decir, que la responsabilidad atañe al sujeto en relación a lo que el desconoce de sí mismo.
Aquí podemos ver como la retroacción funciona, respondiendo acronológicamente, haciendo que vuelva sobre una acción que ya sucedió, de modo que es esta interpelación la que lo hace volver a lo acontecido.
Chris obró de acuerdo a su deseo (matar, “callar” a Nola para mantener el estatus económico y social adquirido por haberse casado con Cloe), pero se niega a inscribirlo en una dimensión ética, por eso no admite la responsabilidad, la singularidad.
Pero sin embargo Chris, un experto en tapar la singularidad, con sus respuestas (las que les da a los espectros en el sueño), combate la interpelación con particularismos. Se lamenta pero pone la excusa de que ya no hay más nada que hacer.
La ambición de Chris, es el núcleo de su deseo, de algún modo “Chris pertenece a otra clase de hombres, sus acciones deben ser medidas con otra vara” (6), una clase de hombres que se rigen por el papel del azar en la en la existencia humana, y con esta excusa el protagonista se desresponsabiliza, no acepta el desafío ético del deseo, cierra el circulo de responsabilidad en el particularismo. Su vida se trata de ir negando la negación anterior, poniendo como excusa al azar, terminando así con una larga cadena repetitiva desgastante que irá carcomiendo su subjetividad.
En este circuito al no haber un cambio en la posición subjetiva, del particular, del universo cerrado, no aparece un singular y es aquí entonces en donde el acto ético termina no apareciendo, termina sofocado por el particularismo. Al no resignificar todo su accionar, a la luz del segundo tiempo, no va a haber un tercer tiempo de la responsabilidad. Esto se puede ver claramente al basarnos en la imposibilidad de Chris a lo largo de toda la película de integrar sus acciones en una dimensión ética. Este conflicto queda demostrado ante el desligamiento y el rechazo del protagonista ante la posibilidad de ser padre, tanto con su esposa Cloe mostrándose indiferente ante este acontecimiento y tanto con su amante, pidiéndole que aborte y luego matando a ella y a su hijo que se encontraba en el vientre de Nola.
Cerrando así el circuito de la responsabilidad en el particularismo, no aceptando el desafío ético del deseo.
3.)
“La experiencia humana es mas bien un factor intermedio que se despliega entre azar y necesidad” (7).
Match Point quiere mostrar, que debido al lugar donde el azar se ubica a lo largo de la película, el sujeto borra toda responsabilidad de sus actos o, mejor dicho, se borra al sujeto.
López Salazar cita a Sartre con estas palabras: “…todo hombre que se refugia detrás de la excusa de sus pasiones, todo hombre que inventa un determinismo, es un hombre de mala fe”.
El azar nos coloca frente a oportunidades extraordinarias para satisfacer el deseo, el azar nos lleva al deseo anhelado aunque no lo sepamos.
La responsabilidad del sujeto, según Fariña, se instala en la grieta entre la necesidad y el azar.
La necesidad y azar son dos campos de determinación del sujeto, pero para el personaje principal, el azar es el responsable de todo lo que nos ocurre en la vida.
A lo largo del film se puede observar como Chris ubica el azar como centro de su vida, como por ejemplo la determinación de que haya adquirido a través de su novia Cloe el estatus económico y social, esta vinculado con el azar. Donde por azar el conoce a Tom, quien le presenta a su hermana que luego se enamora de Chris y lo hace ingresar en la empresa familiar. Aquí la necesidad se pone en juego como el destino que lo lleva a Chris a ponerse de novio y luego casarse con Cloe, para llegar a la oligarquía londinense.
Por azar Chris deja embarazada a su amante, y no a su mujer que buscaba quedar embarazada hacia bastante tiempo. La necesidad aquí se ve en el amorío que el tenía con Nola, la fuerte atracción que sentía por ella, para que debido a sus encuentros amorosos, ella quede embarazada.
Otro indicador es el golpe de suerte que tuvo, al caer el anillo de la señora Samantha del lado de la vereda, lo cual hizo que Chris quedara liberado de las sospechas por el crimen de su amante y la vecina, donde actuó aquí la necesidad, al haber sido encontrado ese anillo por un joven adicto que vivía en el mismo barrio donde se había cometido el crimen, para que lo culpabilizaran a el joven en vez de a Chris.
4.)
Dada la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva: “Chris nunca asume la responsabilidad por sus acciones, taponando así toda posible emergencia de una singularidad. Para lograr este propósito se valdrá de las figuras del azar y la tragedia”.
Las figuras de la culpa que aparecen en la película se ven claramente cuando Chris tiene un sueño, luego de haber cometido el asesinato, donde aparecen los espectros de Nola y Samantha, y abren una conversación con él.
Dado que los muertos no hablan, queda revelado que esa conversación, ese dialogo que él tiene con ambas mujeres vendría a ser “el sentimiento inconsciente de culpa” que Chris esta teniendo por haber matado a su amante, al hijo que ella tenia en su vientre y a su vecina, para poder cumplir su deseo, el cual consistía en no perder la clase de vida, tanto en un sentido económico como social, la cual había adquirido por haberse casado con la hija de una importante familia londinense.
Pero en el breve dialogo que muestra la escena del sueño, se ve notoriamente como Chris se niega a inscribir su deseo en una dimensión ética, y se ve en consecuencia a ésto, como no admite su responsabilidad, taponando la singularidad, valiéndose de las figuras de la tragedia como responsables de lo ocurrido, donde lamenta haberlas asesinado, aflorándole un sentimiento trágico que embarga a la escena, pero justificándose con que ya no hay mas nada que hacer, cerrando el circuito en un particularismo.
En cuanto a la relación con la responsabilidad deontológica-normativa, se puede decir que la culpa no se inscribe ya que Chris al ser interpelado por la policía y al ser indagarlo por su responsabilidad en relación al hecho (al crimen) desmiente también aquí, ser responsable por el crimen, apelando a la moral compartida poniendo como excusa, con el fin de lograr apaciguar la curiosidad de los detectives, que solo había sido un amorío y suplicando total reserva por que sino iban a destruir una familia (el matrimonio con Cloe y la espera de su hijo).
Queda vedada aquí la denegación en conjunto tanto de la responsabilidad legal como la subjetiva, al igual que queda a la vista en la escena del sueño la no admisión de su responsabilidad.
5.)
En la película Match Point, el curso de todas las acciones del protagonista encuentra su referencia última en el azar, dicha operación desresponsabiliza al sujeto.
Citando a López Salazar, azar y necesidad constituyen márgenes de nuestra libertad, pero esa libertad es irreductible a nuestros principios y es ese punto de inflexión el que interesa en definitiva a la dimensión ética.
Ibbieta, el personaje de “El muro”, vive un situación similar en donde por azar delata el escondite de su amigo, causándole la muerte, pero la verdadera responsabilidad de los actos no se juega en la suerte, tomar el azar significaría borrar al sujeto.
“Al igual que Freud, en su objeción a atribuir la influencia del azar en los actos fallidos (en el caso de Ibbieta, decir que su amigo estaba en el cementerio sin saber que él estaba allí y en el caso de Chris al tener en el sueño un “sentimiento inconsciente de culpa”), Sartre no realiza aquí un juicio de orden moral. Se trata del estricto plano de autenticidad, de la lógica del discurso. Freud y Sartre se dirigen aquí al mismo punto, la subjetividad y su verdad ética” (8).
En cuanto al personaje de Ibbieta, en su deseo (inconsciente) por querer vivir, desafía al azar, diciéndoles a los falangistas que su amigo se encontraba en el cementerio, siendo poco probable pero no imposible que Gris estuviera allí.
En cuanto al personaje de Chris, en su sueño deja a entrever su “sentimiento inconsciente de culpa” por haber matado a Nola, su hijo y Samantha, donde en el dialogo que tiene con los espectros, que en realidad es su propia conciencia, el fantasma de Nola dice: “prepárate a pagar el precio Chris. Tus acciones fueron torpes, llenas de equivocaciones, casi como las de alguien que desea ser descubierto”.
Aquí se nota como atreves de sus pensamientos inconscientes el sabe que fue descuidado al cometer el asesinato, y se ve como desafía al azar dejando la posibilidad como la que descubren los detectives, el diario intimo de Nola donde ella confesaba su relación con Chris.
En Ibbieta se puede ver la responsabilidad ante la elección de la palabra “cementerio”:
“El significante “cementerio” se sustrae tanto a azar como a necesidad, pero requiere de la presencia de ambos como condición para su eficacia. Veamos esto. En la situación, el orden de necesidad está expresado por el axioma de los falangistas: el comandante le anuncia a Ibbieta: “es su vida por la tuya”. Y cumple. Naturalmente, se trata de necesidad en términos situacionales. Eso significa que no está en Ibbieta modificar tal condición. Este es el modo de entender el orden de necesidad, no de manera abstracta, sino siempre situacionalmente. Necesidad es aquello que rige por fuera de la intervención del sujeto en situación (9).
Pero también el azar metió la cola. En nuestro caso, se trata de la contemporaneidad entre la burla de Ibbieta a los falangistas y la pelea de Gris con su primo. Quiso el azar que la broma de Ibbieta coincidiera en el tiempo con la boludez de Gris.” (10) (responsabilidad –fariña) De aquí viene la responsabilidad subjetiva .
En el personaje de Chris en la película, se puede ver como aparece la responsabilidad a través de la voz de Nola y Samantha en el sueño, pero que luego el acalla no haciéndose cargo de la misma y terminando en un particularismo.
Donde se ve el azar al encontrar los detectives, el diario intimo de Nola, escena que luego desencadena (como “sentimiento inconsciente de culpa”) en el sueño que él tiene.

Bibliografia

Salomone, G.; Dominguez, M. Letra Viva (2009) “Clínica y deontología”. Pág.: 122
Salomone, G.; Dominguez, M. Letra Viva (2009) “Clínica y deontología”. Pág.: 125
Salomone, G.; Dominguez, M. Letra Viva (2009) “Clínica y deontología”. Pág.: 125
Lopéz Salazar P. “Match Point, azar y tragedia”
Lopéz Salazar P. “Match Point, azar y tragedia”
Lopéz Salazar P. “Match Point, azar y tragedia”
Lopéz Salazar P. “Match Point, azar y tragedia”
Lopéz Salazar P. “Match Point, azar y tragedia”
Farina J. “responsabilidad: entre necesidad y azar”



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: