INICIO Acerca de ... CONGRESOS ONLINE
 
Films >  Congresos Online >  Congreso Online 2011 >  Film:  Megamente
Megamente... éticamente?
por Septier, Carla
Título original: Megamind

Tom McGrath / Estados Unidos / 2010

Breve relato del Film

El film comienza con un bebe azul extraterrestre que abandona su planeta porque esta siendo destruido, es depositado en una pequeña nave espacial por sus padres quienes lo despiden. Su padre le da una mascota como ayudante, y le dice: ¨ Tu destino será…¨ .¿Mi destino es qué? ¨ No escuché pero no importa…sonaba a algo grande¨, dice el pequeño. Una vez en el espacio en dirección al planeta Tierra, encuentra otro bebé(al que él llama Don Santurrón) en su misma condición escapando de la destrucción de su planeta va en busca de un nuevo hogar. El pequeño extraterrestre azul en el momento del aterrizaje ve un hermosa mansión frente a si, y se pregunta: ¨ ¿Podría haber sido éste mi destino? Una vida soñada llena de lujos... parece que no, me esperaba un destino muy diferente¨. El otro niño le da un leve golpe a la nave y el que aterriza en la mansión es él, y desvía el curso del pequeño extraterrestre hacia una prisión para criminales superdotados. Allí es criado por los prisioneros, el relata como le enseñan la diferencia entre el bien(los prisioneros) y el mal(la policía), y también desarrolla su gran intelecto y su talento para crear objetos devastadores. A raíz de su buena conducta, con unos años más, le dan la posibilidad de concurrir a una escuela para superdotados, allí vuelve a encontrarse con el que él llama Don Santurrón, quien acapara toda la atención debido a sus poderes y gran fuerza.El extraterrestre, ya niño, dice aprender allí una lección muy dura: ¨El bien recibe toda la admiración mientras que al mal lo mandan castigado al rincón. Así que encajar no era una opción. Por más que trataba yo siempre era el raro, el último que escogían, la oveja negra, el perdedor, el niño malo .¿Ese era mi destino? .Quizás si lo era. Si yo era el malo seria el niño más malo de todos. Mi destino era ser supervillano y nuestro destino seria ser rivales!. La suerte esta echada!” Exclama. Luego vemos al extraterrestre adulto relatando las eternas batallas que libraba con su rival: Metroman el defensor de Metrociudad. Y aquí dice por primera vez su nombre: ¨yo escogí un nombre más humilde: Megamente genio criminal amo de toda la maldad¨.

Los planes de Megamente nunca funcionaban, a raíz de su torpeza, a último momento siempre algo no salía como estaba previsto. Hasta que en una de estas batallas Megamente logra dar muerte a Metroman. Luego de hacer y tomar todo aquello que deseaba de la ciudad, Megamente se angustia: ¨Sin él, no tiene caso, soy un villano sin héroe, un ying, sin el yang, no tengo propósito. A continuación con el adn de Metroman decide crear un nuevo héroe, que deberá ser inyectado en un buen sujeto, de buen corazón, noble. Por error el adn es inyectado en el camarógrafo de una periodista(de la que luego se enamorará).Cuando Megamente y su ayudante toman noticia de esto, el mismo le advierte que hay que desactivar los efectos del adn en el camarógrafo porque es un error. Megamente exclama: ¨¡No Servil, aquí hay una fuerza más poderosa, no es un error, es el destino!.Pero nuevamente el plan no sale como fue previsto, el nuevo héroe creado: Titan, había robado dinero y objetos de la ciudad, y le propone formar un equipo. Megamente desconcertado exclama: ¨¡Que es esto, tú eres un héroe,, yo soy el villano, tú eres el bueno ,yo hago algo malo, y tú batallas conmigo, por eso te cree, así no se juega este juego!¨ Megamente acude a la periodista por ayuda para destruir a Titán. Se libra la batalla entre Titán y Megamente, esta vez el villano es Titán y Megamente debe defender la ciudad sino será destruida. Megamente sale victorioso. Desactiva el adn inyectado en el camarógrafo, así, pierde los superpoderes y, es enviado a la cárcel. Megamente consigue conquistar el amor de la periodista, y justo antes de ser proclamado como el nuevo defensor y héroe de Metrociudad dice: “Qué curioso, el destino no es el camino que nos trazan, sino el que elegimos nosotros mismos”.

Mega-mente…Ética-mente??

Luego de presentar el relato de la película que se tomará para el análisis, pasaremos ahora a elaborar los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad, a partir de un nuevo recorte de este relato, al que se le sumarán el resto de los datos para explicitar la hipótesis clínica.

Tiempo 1:Crear un nuevo héroe.

Aquí Megamente realiza una acción determinada: frente a la angustia de no tener un héroe contra quien luchar, decide crear uno para poder seguir luchando como un villano. Pero la inyección de adn cae en una persona que no cumple los requisitos para convertirse en héroe. Megamente desestima el error: ¨¡Aquí hay una fuerza más poderosa, es el destino!¨.Esta acción estaría en concordancia con el universo particular en el que Megamente esta inmerso, es decir, absolutamente afirmado, consistente en su condición de villano, necesita de un héroe, por lo cual, decide crearlo. Hasta aquí se supone que esta acción se agota en los fines para los cuales fue realizada.

Tiempo 2: ¨¡Tu eres un héroe, por eso te cree!¨

El nuevo héroe es Titán que no sólo tiene su apartamento lleno de dinero robado si no que sorprende a Megamente con la propuesta de unirse y formar un equipo de villanos, desconcertado dice: ¨¡Tú eres un héroe, yo soy el villano, tú eres el bueno, yo hago lo malo, y tú batallas conmigo, para eso te cree. Así no se juega este juego!¨.Ahora bien, es en este punto es donde la acción del tiempo 1 queda confrontada con este tiempo 2, la sorpresa y respuesta de Megamente es el indicador que señala un exceso en 1.Aquellas certidumbres yoicas acerca de su destino de ser villano se resquebrajan, se ponen en cuestión, develan el exceso del accionar en 1, aquella acción de crear un héroe no se agotaba en ese fin, muestra un accidente en la secuencia. Este tiempo 2 posterior en la secuencia, es lógicamente anterior debido a que fundará el tiempo 1.Pero para desplegar todo esto, primero hay que despejar del campo de la determinación los elementos de necesidad y azar. Como indicador del azar es pertinente señalar que el hecho de que la inyección de adn impactara sobre el camarógrafo fue absolutamente fortuito, en el forcejeo accidentalmente ésta impacta sobre él. Era absolutamente imprevisible calcular que dirección tomaría la inyección. En el orden de la necesidad, era condición de necesidad la creación de un nuevo héroe: bien lo dice el dicho: ¨A rey muerto, rey puesto¨ , es decir, muerto Metroman, enseguida se le encuentra un sustituto que ocupe su lugar: el camarógrafo, devenido accidentalmente luego, en Titán.

Despejados los elementos de necesidad y azar es posible ahora fundamentar porque el tiempo 2 es el que pone en marcha el circuito: si la creación del héroe (tiempo 1) mostraba la consistencia en el ser villano, la propuesta de Titán de formar un equipo de villanos, lo interpela, funda resignifica el tiempo 1 : porque si el fin era crear un héroe, y esto no resultó así,¿qué sucedió?¿qué creó cuando creó?, y si lo que creó no es un héroe si no que un villano, ¿ahora que era él? ¿Quién era ahora Megamente en este juego, que Titán no jugaba como debía jugar?

Una vez interpelado, obligado a dar respuesta primero aparece un sentimiento de culpa decide pedirle ayuda a la periodista ya que es conciente que Titán destruirá la ciudad, este es su modo de decir si a la interpelación, podríamos adjudicarle, sin forzar, que dice: me equivoqué, yo sólo quise crear un héroe. Nos detenemos aquí, luego se analizará si el hecho de evitar que Titán destruya la ciudad, luchar contra el, transformándose en el héroe, se corresponde con una culpa que se perfila como una respuesta moral frente a su error, o si esta culpa da lugar al advenimiento de un sujeto.

Ahora es momento de tomar elementos del relato para conjeturar, para elaborar hipótesis clínicas. El desconcierto frente a la posición de villano que toma Titán, hace tambalear el status que hasta ese momento tenia el destino en la vida de Megamente. La frase inconclusa tú destino será...expresada por su padre, y enlazada al lugar donde es criado: “prisión para criminales superdotados” configuran ese sometimiento al Autre, que tomará en su vida la forma del destino ineludible : Así quedará preso del destino, preso del ser criminal, preso de jugar el papel del niño malo, preso de ser el perdedor, preso de Megamente. Conjeturemos una hipótesis clínica respecto de que debe responder Megamente: Crear un nuevo héroe le permitirá mantener su condición deseante en la imposibilidad: si el destino está trazado y le asignó un lugar será imposible que ocupe otro. Deseo de deseo imposible, nos dirá Lacan en el seminario 6, pregunta por el ser, deslizará en el seminario 3, en referencia a la pregunta del obsesivo.

Toda su vida transcurre en las interminables batallas del bien contra el mal, ése era su destino, el destino se convierte en su prisión, y preso de él, quedará también su deseo: preso de la imposibilidad, sostendrá su deseo bajo esta condición: la imposibilidad de ser otro marcada por el destino. Si el azar fue responsable de que la inyección cayera en la persona equivocada, pues bien, Megamente será responsable de la decisión de no cancelar sus efectos, pudiendo hacerlo. La decisión no fue inocente, algo de su deseo anticipaba, si los héroes se pueden hacer tal vez el podría hacer de sí mismo un nuevo héroe, mas allá del lugar que el destino tenía para él. La escena donde Megamente constata que Titán no era el nuevo héroe si no un villano, que debía ser enfrentado para evitar que destruya la ciudad, nos muestra que la decisión del tiempo 1 estaba cargada con un deseo que no se calculó: el podía ser el nuevo defensor de Metrociudad, La pregunta es: ¿Podemos decir que en este cambio de posición de villano a héroe, hay responsabilidad subjetiva? Ciertamente, no. Hacerse cargo de este lugar, frente al error cometido podrá ser responsabilidad moral frente a los otros, frente a la sociedad, será reparar el daño ocasionado, podrá significar ser el bueno para enmendar el error frente al sentimiento de culpa. O tal vez podría ser leído como una transgresión fui el supervillano, ahora soy el héroe, podría estar preguntándose ¿Qué debo ser ahora? desde el sistema moral, del saber moral.

Hablaremos de responsabilidad subjetiva, de efecto sujeto, de horizonte moral en quiebra, cuando ésta acción devele su valor significante. Ser el héroe tendrá valor significante, será acto ético, suplementará el universo, será singularidad, cuando escuchemos las palabras de Megamente : “Qué curioso, el destino no es el camino que nos trazan, sino el que elegimos nosotros mismos”. En este punto se funda el tiempo 3 donde el sentimiento de culpa se diluye, hay una respuesta a la interpelación pero desde una dimensión ética: si hoy podía ser un héroe no lo era en relación a ninguna moral, el valor significante de esta acción radica en salirse de la lógica del destino, radica en el pasaje de creado(por el destino), a creador. La resignificación que puede darle ahora al destino produce en acto un sujeto, en el momento en que Megamente se hace responsable de haber desistido en ser el creador de su destino.

Bibliografía

Ariel, A la responsabilidad ante el aborto. Ficha de Cátedra. Mimeo. Publicado en la página web de la cátedra Psicologia Etica y Derechos Humanos.Fariña.

D Amore, O. Responsabilidad y culpa. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol.1: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

Domínguez María Elena. Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En la transmisión de la ética: clínica y deontología. Vol 1: Fundamentos letra Viva,2006.

Ignacio Lewkowicz. Paradoja, infinito y Negación de la Negación. Reconstrucción de una clase teórica. Compilador: Sebastián Gil Miranda,2004.

Lacan. J. Seminario 3: las psicosis. Paidos. Buenos Aires.1984

Lacan, J. Seminario 6.El deseo y su interpretación. Inédito.

Mosca, J. C. Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en Quiebra. Eudeba. Buenos Aires.1998.


Notas




Comentarios
Mensaje de Julieta Loza  » 14 de noviembre de 2011 » lozajulieta@yahoo.com 
Megamente

Muy buen análisis. Es interesante como un film tan simple de héroes y villanos, una película que se perfila para los niños, puede llevarnos a reflexionar sobre algo de la naturaleza humana: la ambivalencia y la contradicción que se presentan en cada uno de nosotros, cuando por algún motivo, el reflejo externo desaparece y el sujeto se ve confrontado con que: “eso” con lo que luchaba, también y principalmente, se encuentra dentro de sí.
No es sino frente a la caída de la dicotomía externa que el sujeto se enfrenta con la interna. Soy villano, pero también soy héroe, al mismo tiempo. ¿Es esto posible? Es difícil de ver, ya que nuestra propia cultura ha desfigurado esta tensión interna, ubicando al “mal” siempre afuera. Sin embargo, tampoco el héroe existe si no hay un villano con el que deba luchar.
Es frente a una crisis, o frente a un encuentro con el sin sentido (Megamind queda sin propósito al no tener al héroe como contrapartida) que la completa potencia del sujeto se revela, allí cuando parte de un yo apaleado permite comenzar a ver algo de esta ambivalencia interna y se habilita un espacio para que la responsabilidad subjetiva puede presentarse, y responder desde allí.


Mensaje de Alejandra Prediger  » 20 de septiembre de 2011 » alepre@hotmail.com 
Megamente

Cuando alguien puede mirar más allá de lo que se ve, asoma el ojo clínico. Es un instante asombroso y fundacional.


Mensaje de Pablo Méndez  » 19 de septiembre de 2011 » pablogmendez@hotmail.com 
Megamente

Excelente análisis. No solo desde la especificidad de lo clínico, sino desde la estructuración narrativa del film. Los puntos de giro de la película responden/coinciden con los ejes analíticos propuestos por la autora.



 

 
Película de la semana:
La larga noche de Francisco Sanctis

Francisco Márquez & Andrea Testa / Argentina / 2016


La larga noche de Francisco Sanctis
por Michel Fariña, Juan Jorge
Novedades
Agua para Elefantes

Francis Lawrence / Estados Unidos / 2011


Devenir musicoterapeuta
por Michel Fariña, Juan Jorge
Black Mirror

Black Mirror / Reino Unido / 2011-2013


Black Mirror: The National Anthem
por Ariel, Alejandro
Recomendadas
The Truman Show

Peter Weir / Estados Unidos / 1998


Mar abierto (un horizonte en quiebra)
por Michel Fariña, Juan Jorge
El Color de la Noche

Richard Rush / Estados Unidos / 1994


En rojo: la responsabilidad por la transferencia
por Ariel, Alejandro
ETICA Y CINE. La singularidad en situación. Una perspectiva desde los Derechos Humanos

Emprendimiento académico sin fines de lucro. Para su utilización en actividades de docencia, investigación y extensión universitaria exclusivamente. Todos los materiales son propiedad intelectual de sus respectivos autores.

Proyecto creado por Juan Jorge Michel Fariña, Carlos Gutiérrez, Gabriela Salomone y Miguel Malagreca.

Cátedra I de Psicología, Etica y Derechos Humanos
Facultad de Psicología
Universidad de Buenos Aires

En colaboración con The International Network of UNESCO Chair in Bioethics.

Con el soporte técnico del IBIS (International Bioethical Information System) - Durante 2009 y 2010 el proyecto contó con el aporte del Programa de la UBA para la Ciencia y la Tecnología, UBACyT, a través de los Proyectos P006, P404, P431.

© Todos los derechos reservados | 2009
Visitas 2067805                                                                         Diseño: Navetrece.com