Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Million Dollar Baby >

por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Psicología, Ética y Derechos Humanos
Cátedra I Prof. Lic. Juan Jorge Michel Fariña

Llobet, Micaela L.U. 34203456/0
Fuster, Mariana L.U. 30339567/0

ATP Lic. Ivana Somoza
Comisión 22: Jueves 7.30 a 9 hs.

II Cuatrimestre 2010
La película que nos han otorgado es “Million Dollar Baby” la cual se trata de un entrenador de boxeo llamado Frankie Dunn, que va a misa todos los días hace 23 años y tiene una hija a la cual le envía cartas diariamente pero nunca consigue una respuesta de ella. Él poseía un gimnasio el cual era cuidado por su amigo Scrap, éste era un ex boxeador y conocía muy bien a Frankie. Al gimnasio empieza a acudir una muchacha llamada Maggie Fitzgerald la cual comienza a practicar boxeo con el apoyo de Scrap ya que Frankie no quiere ayudarla por el hecho de que no entrena a mujeres, sólo a hombres. Luego de un largo tiempo de práctica en el gimnasio, ella consigue convencerlo y comienza a ser entrenada por él con el sobrenombre de ‘Mo Cuishle’. El lema que le enseña a su boxeadora desde un comienzo es “siempre protégete a ti mismo” lo cual realiza en todas las peleas en las que asiste pero falla en la última por el título mundial ya que golpean a Maggie sorpresivamente, cae, su cuello golpea contra un banco y queda hemipléjica. Maggie tenía una estrecha relación con su padre que hace varios años había muerto, y posiciona a Frankie en ese lugar. Él se encarga de cuidarla día tras día, como si fuera su hija, hasta que ella le pide que la ‘desconecte’. Él logra tomar la decisión y realizar este hecho pero no sin antes develarle el significado de su sobrenombre, ‘Mi querida, mi sangre’.

Luego de ver la película asignada decidimos tomar al personaje caracterizado por Clint Eastwood “Frankie Dunn”. Creemos que él toma un decisión comparable a la de Ibbieta ya que decide anotar al personaje de Hillary Swank “Maggie Fitzgerald” en el Campeonato Mundial de Boxeo. Esto representa una decisión importante en la vida de Frankie porque siempre había postergado, sin llevarlo a la acción, el hecho de hacer participar a sus entrenados en dicho certamen. Justificaba este accionar diciendo que era necesario más enfrentamientos previos para poder luchar por el título.
Cabe destacar que él tenía una posición muy firme en cuanto a no entrenar mujeres y que luego de varios intentos frustrados por parte de Maggie, Frankie accede a ser su entrenador.
Entendemos que Frankie es responsable, como lo fue Ibbieta en abrir la boca, de la decisión que tomó en anotar a Maggie en dicho campeonato porque responde por su acto ya que esta responsabilidad lo interpela. Y como sucede en Ibbieta, el entrenador no es culpable pero es responsable.
Decimos que responsable es aquel de quien es esperable una respuesta, no conciente de lo que hace ni que se hace cargo de lo que dice, sino culpable de lo que hace y dice. Aquí nos referimos a una responsabilidad de tipo subjetiva que por definición es aquella que se instaura a partir de la noción de sujeto del inconciente, el cual no es dueño de su voluntad e intención. Esta responsabilidad es con culpa, en donde esta última resulta del lado de lo particular y la responsabilidad subjetiva a lo singular. Articulados estos conceptos podríamos decir que el acto ético coincide con el efecto sujeto, es decir el sujeto del acto es equivalente con el de la responsabilidad subjetiva.

Si pensamos en el circuito de la responsabilidad deberíamos situarlo en su comienzo en la escena en la cual Frankie decide anotar a Maggie en el campeonato mundial de boxeo femenino. Tomando ésta como Tiempo 1, ya que es claramente una acción y que luego será interpelada retroactivamente por un Tiempo 2 que resignificará este primer tiempo. Frankie es interpelado por el resultado del accidente que sufre Maggie en esta última pelea. En la cual producto de un golpe recibido de su rival “La Osa Azul”, que era conocida como la boxeadora que peleaba más sucio, Maggie golpea su columna a la altura del cuello sobre un banco en su esquina puesto por su entrenador. El hecho de que el banco este puesto en el instante en el que Maggie cae y golpea con él podemos ubicarlo del lado del azar ya que está del lado de lo no anticipable, no se puede prever que ella caiga y justo golpee su nuca con el banco, es casual, fortuito, es un accidente.
Si Maggie hubiese mantenido sus puños en alto, hubiera cumplido con el lema tan repetido por su entrenador “siempre protégete a ti mismo” tal vez no hubiese sufrido tal accidente.
Este accidente que sufre Maggie dentro del ring lo consideramos el Tiempo 2 porque recibe indicios de la realidad que dan cuenta que tomó una mala decisión y esto pone en movimiento la culpa de Frankie.
El resultado de este accidente es una hemiplejia, quedando Maggie inmóvil del cuello para abajo y con necesidad de un respirador. En este hecho podemos ubicar a la necesidad ya que es del orden del destino, de lo anticipable que toda persona que golpea su cuello y se quiebra la primera y segunda vértebra queda hemipléjica.
Frankie se hace cargo del cuidado de ella, trasladándola más cerca de su casa y buscando los mejores profesionales para encontrar el mejor tratamiento ante su situación. Ésta se hace cada vez más insoportable para Maggie quien, luego de que le corten su pierna izquierda, le pide que haga con ella lo mismo que hizo su padre con su perro. Esta mascota fue sacrificada ya que sufría un problema de cadera que lo imposibilitaba para trasladarse. Luego de este pedido Frankie intenta encontrar respuestas en sus espacios personales. Por ejemplo, acude a la iglesia que va diariamente y mantiene una conversación al respecto con el sacerdote, el cual repudia terminantemente cumplir con el pedido de Maggie. Creemos que el dirigirse a su líder religioso lo podríamos ubicar en la moral de lo particular. Definiendo la Moral como aquello que hace el orden social y lo particular un efecto de grupo, un sistema de códigos compartidos.
En Frankie entendemos que esta acción desde lo particular es solidaria con su personalidad rutinaria y que no asume riesgos. Decimos que el hecho de pedir un consejo al sacerdote fue un intento de responder a la culpa vía intelectualización.
Por otro lado conversa con su compañero Scrap, quien en vez de decirle qué hacer como hizo el cura, reflexiona junto con él acerca del pedido de Maggie y su conexión con su historia personal.
Luego de esta conversación Frankie se dirige al hospital, fuera del horario de visita, para cumplir con la propuesta de la joven. Es en un Tiempo 3 donde ubicamos la desconexión del respirador, lo cual causa su muerte. Justificamos nuestra elección ya que hay algo de aquel sujeto del tiempo 1 que cambió.
Esta respuesta a la interpelación que abre una pregunta es el acto ético, entendido como la relación del sujeto con su deseo. Es este momento donde se constituye el sujeto.
Ubicamos este tercer tiempo en el eje Universal-Singular, más bien del lado de la singularidad. La dimensión ética se despliega en el circuito universal-singular, sosteniéndose (de manera siempre provisoria) en el campo de lo particular, del que toma prestado su carácter de código.
A la muerte de Maggie también la podemos ubicar del lado de la necesidad ya que es inexorable que toda persona que depende de un respirador para vivir, si se lo retiran provocarán su muerte.

En relación a la frase “siempre protégete a ti mismo” creemos que es crucial al momento de plantear la hipótesis clínica. Consideramos que en el contenido de esta enunciación podríamos encontrar allí el deseo del protagonista de proteger a Maggie como si fuera su hija. Con la cual hace 23 años no logra establecer contacto ya que todas las cartas que le envía son devueltas al remitente. Este protegerse no necesariamente se refiere al cuidado físico sino también a valorizarse como persona ayudándola a cumplir sus objetivos personales, como el de luchar por un título mundial.

Este hecho de Frankie de desconectar el respirador de Maggie nos hizo pensar acerca de la responsabilidad jurídica. A diferencia de la responsabilidad subjetiva, la jurídica se plantea en función a la noción de sujeto autónomo, lo cual nos limitará al terreno de la conciencia y la intencionalidad conciente. Esta responsabilidad se vale de un discurso deontológico- jurídico, mientras que la subjetiva se encuentra en la dimensión clínica. Estos dos tipos de responsabilidad responden a diferentes lógicas.
La responsabilidad jurídica la podemos encontrar en Frankie al desconectar de manera conciente el respirador, sabiendo que ejecutando dicha acción terminaría con la vida de la protagonista practicando así la eutanasia.

Bibliografía

- Michel Fariña, J. (1998). Lo universal-singular (Cap. III). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

- Jinkis, J. (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires.

- Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

- Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: