Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Million Dollar Baby >

por 

Segunda Evaluación
Ética en Psicología

Cátedra: Fariña 71
Comisión: 2
Profesor: Adelqui
Alumno: Gorosito, Damián
L.U.: 349564440

Million Dollar Baby
de Clint Eastwood

Consigna de Evaluación

1. Escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre. Justifique su elección.

2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.

3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.

5. Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente– el efecto particularista.

En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del Módulo 5 y si el escenario fuera pertinente con las del módulo 4.

Film asignado: Million Dollar Baby (2004) dirigida por Clint Eastwood.
Protagonistas: Frankie Dunn (Clint Eastwood)
Maggie Fitzgerald (Hilary Swank)
Mr. Scrap (Morgan Freeman)

Personaje seleccionado para la realización del trabajo: Frankie Dunn (Clint Eastwood).

Respuesta a las consignas:

1) El personaje de Ibbieta, en el cuento “El Muro”, sufre una particular situación en la que es interpelado; es decir, se ve obligado a responder ante un pedido.
La situación es límite: debe contestarle a sus capturadotes dónde se encuentra Ramón Gris, un líder anarquista; o caso contrario, será fusilado.
Respecto al film “Million Dollar Baby”, puede llegar a compararse en una situación similar a la de Ibbieta al personaje Frankie Dunn, interpretado por el mismo director de la película. En el análisis del film, puede verse como Frankie es interpelado tres veces, en las que debe dar una respuesta.
En primer lugar, ante la presencia en su gimnasio de Maggie, una mujer que desea ser entrenada por él. Frankie nunca entrenó mujeres, su personalidad terca lo inclina a rechazar el pedido varias veces.
En segundo lugar, ya una vez que había decidido entrenar a Maggie y la carrera de la boxeadora había progresado, se ve ante otra situación que previamente siempre había rechazado: la posibilidad de pelear por el título.
Por último, en el final de la película, Maggie que se encuentra en estado de coma, con una pierna amputada y la columna vertical rota, le pide a Frankie que la mate. Aquí el entrenador se ve ante un gran problema que deberá resolver.
A continuación, me propongo analizar detalladamente las situaciones en que Frankie fue interpelado.

¿Entrenar una mujer?
Frankie Dunn es un boxeador retirado que tiene un pequeño gimnasio, donde entrena boxeadores con el fin de poder llevarlos a pelear en un nivel profesional. Un personaje muy importante en la película es otro ex boxeador, quien hace las veces de utilero del club, el Sr. Scrap.
En un momento dado de la película se aparece una chica en el gimnasio, Maggie, quien pagó por adelantado 6 meses, y desea ser entrenada por Frankie.
Frankie, un personaje muy terco, un hombre de “la vieja usanza”, o “chapado a la antigua” como quién diría, bajo ningún punto de vista puede tolerar el hecho de tener que entrenar a una chica.
Sin embargo, Scrap ve en Maggie una gran tenacidad, ya que la misma se queda horas extra entrenando en el gimnasio, va todos los días, y nunca se mueve de la bolsa de práctica, donde pasa horas y horas lanzando golpes.
Maggie no tiene conocimientos sobre el boxeo, ni tampoco buena relación son su familia: es una chica inmersa en la soledad, y un trabajo como mesera que en el día a día la ha angustiado. Por eso desea cambiar su vida, ve en el boxeo un sueño, un anhelo. “Un sueño es ver algo donde nadie más lo ve”, afirma la voz en off de Scrap en un pasaje de la película.
Así, Frankie es interpelado reiteradas veces por Scrap y Maggie, para que la chica sea entrenada, y tras varios rechazos del pedido; en la noche en la cual Maggie cumplía años (la chica pasó su cumpleaños entrenando, dándole piñas a la bolsa) y le cuenta su historia de vida a Frankie, el mismo accede a la interpelación y responde afirmativamente.

¿Pelear por el título?
Frankie tiene una gran deuda pendiente con los títulos de la federación mundial de boxeo: nunca ha ganado uno como entrenador.
Es que al personaje de Clint Eastwood le cuesta mucho arriesgarse, no quiere exponer a sus luchadores a la posibilidad de perder, quiere que sus entrenados estén muy preparados para el momento en que tenga que llegar la pelea final; pero claro, debido a su carácter tan particular, él nunca los ve preparados.
De hecho, en un momento de la película, Willie, un boxeador entrenado por Frankie, se encuentra en un punto de su carrera que la pelea por el título se hace inevitable.
Sin embargo, Frankie posterga la tan anhelada pelea. Así, cansado ya de esperar, Willie decide abandonarlo y comenzar entrenamiento con otro entrenador, con más olfato para los negocios que Frankie, y que rápidamente lo hará pelear por el título.
Así, Frankie pierde a su mejor boxeador.
Luego, cuando la carrera de Maggie progresa notablemente (la chica noquea a todas sus contrincantes en el primer round), Frankie se ve interpelado una vez más, ahora por la chica, a pelear por el título.
Esta vez la decisión de Frankie rompe con todas sus anteriores respuestas, ahora sí que Frankie quiere pelear por el título, y su entrenada lo hace frente a “la Osa Azul”.
Es en dicha pelea donde Maggie sufrirá un ulterior accidente que la dejará en coma.

Mo Cuishle, terminar con la vida de la querida
En la pelea por el título, Maggie sufre un accidente: tras sonar la campana, la rival la golpea de atrás. Frankie había colocado un banquito para que Maggie se siente a descansar en el “entre round”, y no logra sacarlo a tiempo cuando su entrenada cae tras el golpe aplicado por “la Osa Azul”. Así, Maggie se golpea el cuello contra el banquito, rompiéndose la columna vertical.
Es internada, y la rehabilitación es sencillamente imposible. La mujer deberá pasar toda su vida en cama, con imposibilidad de moverse. De hecho en un pasaje de la película, debido a los problemas causados por la inmovilidad, deben amputarle una pierna.
La muerte en vida se hace presente.
A lo largo de toda la película, se hace notorio que Maggie y Frankie, sólo se poseen el uno al otro. La familia de Maggie no la quiere. Frankie tiene una hija que no lo quiere ver. Debido al gran cariño que Maggie siente por su entrenador, confía en él para pedirle lo que desea: que la mate.
Aquí se interpela una vez más a Frankie.
Mo Cuishle significa “mi querida, mi sangre”; y es el nombre con el que Frankie había apodado a Maggie. Sin lugar a dudas la ve como a su hija, en reemplazo de esta quizá.
Frankie debe tomar una decisión: ceder ante su egoísmo y permitir que la chica que tanto quiere siga con vida; o acceder al pedido de la mujer y realizar lo que ella sólo puede pedir en este momento: morir.
Finalmente, una noche Frankie se dirige a la clínica donde Maggie estaba internada y la besa en los labios. Luego le desconecta el respirador y le inyecta una gran dosis de adrenalina.

Articulando, finalizo diciendo que seleccioné al personaje de Frankie porque veo que toma decisiones comparables a las de Ibbieta en el sentido que ambos responden afirmativamente al ser interpelados por otro, ambos asumen la responsabilidad, es decir “dan una respuesta”.
Ibbieta asume la responsabilidad hablando ante los captores.
Frankie hace lo mismo, dando respuestas afirmativas, tanto al momento de entrenar a la chica, como así también en llevarla a pelear por el título y en matarla.

2) Sobre entrenar a Maggie:
En un Tiempo 1, Frankie nunca había entrenado a una chica, todo su universo establecido hasta el momento consistía en entrenar solamente hombres.
En un Tiempo 2, Frankie es interpelado, tanto por Maggie como por Scrap, entonces debe evaluar si lleva a cabo el acto ético o no.
Surge así un Tiempo 3, el acto ético es llevado a cabo, Frankie amplía su horizonte, su Estado del Arte se expande, la sección “entrenar mujeres” se encuentra ahora en su repertorio a la hora de entrenar a alguien. Así, se ha establecido la singularidad.

Sobre la pelea por el título:
En un Tiempo 1, Frankie se rehúsa a que sus luchadores peleen por el título, miedo a perder, miedo al fracaso, a la desmoralización de sus boxeadores en caso de derrota, son factores que lo impiden tomar la decisión. Así se torna habitual en él que los boxeadores deseen dejarlo, para ir con otros entrenadores que sí los hagan pelear por el título. Él siembra y los demás cosechan, compulsión de repetición.
En un Tiempo 2, Frankie es interpelado por Maggie, quien dice querer pelear por el título, su récord de peleas ganadas y la fama que está ganando entre el público, hacen la situación inevitable.
Hay Tiempo 3, ya que Frankie realiza el acto ético: hace algo nuevo para él, una acción no existente hasta el momento en su vida. Finalmente lleva a un entrenado suyo a pelear por el título.

Sobre matar a Maggie:
Considero matar a Maggie de una importancia mucho mayor que las demás decisiones en la vida de Frankie. Por eso considero hacer el circuito, no sólo en la decisión de matar a la mujer, sino en lo que se refiere a un cambio en toda la vida de Frankie. Por eso en este caso el circuito es más abarcativo.
Tiempo 1: Frankie es una persona solitaria, seguramente divorciado, quizá viudo, lo que sea…pero sin mujer. Puede saberse en el transcurso de la película que tiene una hija, pero no la ve: su hija no desea hacerlo, por un motivo que no se hace explícito.
Así, Frankie pasa su vida en el gimnasio, entrenando boxeadores, haciendo algo que le gusta. Es un tipo duro, al que sin lugar a dudas las palabras tiernas no se le escapan de la boca. Su vida posee así una continuidad rutinaria.
Tiempo 2: Conoce a Maggie, la chica le cambia la vida, la quiere como a una hija, por eso la apoda “mi querida, mi sangre”. Debido la crítica situación anteriormente mencionada, se interpela a Frankie. El ex boxeador debe matar a la inválida chica.
Tiempo 3: Se lleva a cabo el acto, pero es mucho más que eso. Frankie ha modificado su universo. Ahora no se lo ha visto más por el gimnasio. En la escena final, se ve a Frankie dentro de un resto bar, un bar de paso de ruta. Es el lugar donde había ido con Maggie a comer Lemon Pie, el postre favorito de Frankie, y ambos habían pensado un futuro de tranquilidad, sin tener nada de qué preocuparse, vivir solamente en paz, comprar ese lugar y vivir una vida más tranquila y rural.
Con esta escena final, se muestra que la vida de Frankie se ha modificado: ya no es más el tipo rudo que entrena boxeadores; luego del tiempo que pasó con Maggie, ahora su universo ha cambiado completamente, ahora es un hombre que descansa en paz; y, como dice Scrap en la carta que le escribe a la hija de Frankie: “nunca más lo hemos visto por aquí, quizá haya ido a buscarte”.

3) Sobre entrenar a Maggie:
Azar: el hecho que Maggie haya presenciado una pelea donde Frankie hacía de entrenador de uno de sus boxeadores. Allí Maggie decidió querer ser entrenada por él.
Determinantes sociales: la precaria situación económica de Maggie probablemente haya incidido también en el hecho que ella vaya al humilde gimnasio de Frankie, limitando su poder de decisión.
Necesidad: el gimnasio de Frankie estaba muy mal económicamente, y el hecho que Maggie haya pagado 6 meses por adelantado, fue un factor fundamental para que Frankie le permita seguir asistiendo al club.

Sobre pelear por el título:
Solamente se disciernen motivos de necesidad: la elegida para pelear por el título fue Maggie, probablemente solo por el deseo inconciente de Frankie, al poner a su entrenada en el lugar de su hija, generando que quiera brindarle situaciones que no le brindó a nadie más.

Sobre matar a Maggie:
Azar: que Maggie haya caído justo sobre el banquito, rompiéndose la columna vertebral.
Necesidad: la puja de deseos, de morir por parte de Maggie; y de que ella siga con vida por parte de Frankie, finalmente se resolvió en un acto de empatía por parte del entrenador.

4) Sobre matar a Maggie:
En cuanto a responsabilidad jurídica, Frankie es culpable, llevando a cabo un acto ilegal de eutanasia.
Legalmente hablando, su acto fue un homicidio, y merece ser sancionado jurídicamente. En un sentido moral y jurídico, es culpable.
Ahora bien, en lo que respecta a la responsabilidad subjetiva, es decir, las acciones llevadas a cabo por un sujeto no autónomo, sino por un sujeto guiado por sus mociones inconscientes, puede decirse que Frankie no posee sentimiento de culpa, ya que asume la responsabilidad del acto llevado a cabo.
La hipótesis clínica que sirve a Frankie para asimilar el acto a su forma de pensamiento, es sin lugar a dudas el hecho de que Maggie no podía seguir viviendo así, ya que ella sufría. Entonces el ex boxeador logra disminuir el sentimiento de culpa que le generaba no poder hacer nada ante el padecimiento de su entrenada; y lo hace asumiendo la responsabilidad subjetiva, realizando un acto ético.
Frankie logra hacer compatible con su yo la idea de tener que aplicarle fin a la vida de Maggie, asume la responsabilidad y actúa.
El personaje de Clint Eastwood es culpable de haberla matado, y responsable de haberla salvado.

5) La eutanasia es uno de los temas siempre problemáticos, lo mismo que sucede con el aborto, siempre están los que se colocan de un lado o del otro.
De todas maneras, claramente el “estado del arte” actual al respecto, el conjunto de valores morales y leyes vigentes, se opone a la eutanasia; y lo vemos en las personas que pasan años y años en estado vegetativo o coma inconciente, pero continúan con vida y no se les aplica la eutanasia esperando alguna recuperación.
Por tales motivos, en un eje universal-singular, ubicamos la prohibición de la eutanasia. Tanto legalmente, como individualmente en el caso de Frankie, no se quiere ponerle fin a la vida de la persona, en este caso Maggie.
Sin embargo, en el eje de lo particular ubicamos la peculiar relación entre ambos, casi de padre e hija. Los códigos compartidos entre ellos dos, el hecho que Frankie seguramente comprendió el pedido de Maggie con solo mirarla a los ojos. Un pedido que por el bien de la mujer, era verdaderamente irrechazable. Definitivamente Maggie no podía vivir en ese estado, como ella misma explicó, luego de haber conocido el mundo que conoció, haber salido en la tapa de las revistas y haber tenido lo que quería, no podía tolerar su imagen yoica al verse postrada en una cama, inmóvil de por vida.
Así, Frankie lleva a cabo el acto ético, desafiando los límites del eje universal-singular, quebrando el horizonte. Cabe destacar nuevamente que rompe el horizonte no solamente en el plano de lo universal, donde las leyes prohíben la eutanasia, sino también en lo singular, ya que la idea de matar a Maggie nunca habría sido compatible con su yo.
Sin embargo el acto es llevado a cabo y el límite del eje singular-universal es ampliado, invitando a todos a cuestionarnos el Estado del Arte actual, y si correspondería su modificación o no.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: