por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

MATERIA: PSICOLOGIA, ETICA Y DERECHOS HUMANOS

CATEDRA: FARIÑA, JUAN JORGE MICHEL

2º PARCIAL: MONOGRAFIA

PELICULA ASIGNADA: 9 REINAS

Ayudante de T. P.: CAREW, VIVIANA
Comisión: Nº 17
Integrantes:
Andrist, Mariela - L.U Nº 315761980 Mail: soymaru_85@hotmail.com
Rodríguez, Fernanda J. - L.U Nº 320087480 Mail: july_psyco@yahoo.com.ar

SEGUNDO CUATRIMESTRE
AÑO 2010

INTRODUCCIÓN
La película designada, llamada Nueve Reinas, sobre la cual se intentara realizar el análisis pertinente con el fin de cumplir los requisitos solicitados por la cátedra. Nueve reinas cuenta la historia de dos estafadores, Juan y Marcos, quienes se unen tras conocerse en el mini mercado de una estación de gas, e imprevistamente se ven envueltos en un negocio de medio millón de dólares.
El recorte esta enfocado en el personaje de Marcos caracterizado por el actor Ricardo Darin, que se gana la vida estafando gente. Esto se pone de manifiesto en reiteradas escenas de la película engañando a los comerciantes, ancianos, socios hasta inclusive a su propia familia. Cuyas características a destacar son las de una persona ventajera y ambiciosa por el dinero sin medir las consecuencias, un sujeto que recurre al acto antes que al pensamiento, como el mismo lo expresa: “hay cosas que si las pensas no las haces” (luego de haber estafado a una anciana). Por definición una estafa es un engaño, el estafador es un sujeto que se hace entregar un bien patrimonial por medio del engaño, haciendo creer a otro la existencia de algo que en realidad no existe.
Para dar cuanta del circuito de la responsabilidad en esta película, se sitúa la escena en donde a Marcos se le presenta la oportunidad de realizar un negocio prefecto. El cual consiste en vender unas estampillas falsas a un empresario español adinerado, esta oportunidad se le presenta azarosamente, ya que en el hotel donde trabaja Valeria, la hermana del protagonista, un viejo socio de Marcos la reconoce y le pide que lo llame. Es así como Marcos llega hasta él, quien le propone el negocio millonario.
El español acepta comprar las estampillas bajo una condición: que la hermana de Marcos fuese la persona que le entregue las estampillas y que pase una noche con él, es aquí donde Marcos duda en cuanto a los argumentos que va utilizar para convencer a Valeria de que lleve a cabo este acto. Esto se pone de manifiesto cuando dice: “si fuera otra mina tengo 40 ó 50 argumentos para convencerla, pero con la nena no…la nena es otra cosa” pero al fin y al cabo él se lo pide. Siendo que la relación entre ellos no es buena, ya que Marcos estafo a sus hermanos con la herencia de sus abuelos y por otro lado, él le reprocha a Valeria haber ocupado el lugar de madre una vez fallecida esta. Al fin al cabo, Valeria accede al pedido solo si Marcos le confiesa a su hermano menor, Federico, el cual lo idolatra hasta ese momento, que lo estafo con la herencia de sus abuelos. Ambos hermanos cumplen con este pacto.
A la mañana siguiente, Valeria todavía no había salido de la habitación del empresario, Marcos se despertaba luego de haberse dormido toda la noche en el hall del hotel, en ese momento le pregunta a Juan: “¿dormiste bien?”, Juan responde: “no, no todo el mundo tiene la suerte de tener una consciencia tranquila ¿sabes?”. Frente a esto Marcos lo mira con asombro y extrañeza diciéndole: “¿de que? Y Continúa hasta el final de la película llevando a cabo sus objetivos de ambición, saltando diferentes obstáculos.
EL CIRCUITO DE LA RESPONSABILIDAD
La responsabilidad subjetiva es definida por Gabriela Salomone como: “aquella que se configura a partir de la noción de sujeto del inconsciente, sujeto no autónomo que por definición no es dueño de su voluntad e intensión” . A diferencia de la responsabilidad en el sentido jurídico, el sujeto es considerado imputable cuando es capaz de responder por sus actos, es decir, capaz de responder por sus acciones voluntarias y conscientes. En relación al circuito de la responsabilidad, el cual consta de un primer tiempo lógico donde se realiza una acción determinada, consciente y voluntaria en concordancia con el universo de discurso que se le presenta completo al sujeto y que se supone, se agota en los fines para los que fue realizada. Se podría ubicar en el recorte de la película como tiempo 1 el momento en el cual Marcos decide entregar a su hermana con fin de obtener un beneficio propio. Frente a esta acción, en un tiempo 2 el sujeto se ve interpelado por ciertos elementos disonantes que le son ajenos pero a la vez algo de esa diferencia le pertenece, se genera una pregunta sobre la posición que el sujeto tenia en el primer tiempo, es el momento para la emergencia de una singularidad que de cuenta de la incompletud del universo antes establecido. El tiempo 2 se funda en la resignificación en el tiempo 1, en la película el protagonista es interpelado allí donde debe responder, pero nada quiere saber de eso, ya que las palabras expresadas por Juan: “no todo el mundo tiene la suerte de tener una conciencia tranquila ¿sabes?” desde un lugar de tercero este personaje interpela al sujeto cuya respuesta fue: “de que…” (Mirando hacia otro lado restando importancia). Se puede inferir que Marcos nada quiere saber acerca de su deseo inconsciente respondiendo desde la pura negación excluyendo a la responsabilidad subjetiva. Dando cuenta del sentimiento de ajenidad respecto de su propia acción. El protagonista se evade del sentimiento de culpa que surge del hecho de entregar a su hermana, la cual aparece como un objeto material que puede ser intercambiado por dinero.
En La Hipótesis clínica de este caso, se trata de una falla simbólica estructural del sujeto, es decir, da cuenta del “no todo” como lo manifiesta Gabriela Salomone en relación a la prohibición fundante: “La imposibilidad instaura una lógica del no-todo estructural a la condición humana que contrasta cabalmente con la pretendida completud que conlleva la noción de sujeto autónomo…” “La ley establece lo permitido y lo prohibido como fundamento del lazo social, a la vez que es campo de la constitución subjetiva ”. Con respecto a Marcos se puede situar cuando hace mención que con todas si puede pero con la nena no… refiriéndose a su hermana. La pregunta de Juan viene a resignificar y a darle otro sentido a la elección de Marcos, el tiempo 2 re-liga el tiempo 1 dando cuenta de lo que Marcos desconoce, de aquello que lo excede y que le es ajeno. Se trata de lo inconsciente que atañe al sujeto, apelando a aquella falla estructural. Marcos no se hace responsable subjetivamente de su deseo inconsciente: las mociones de amor-odio hacia su hermana, la que tomo el lugar de la madre cuando esta murió, y los deseos incestuosos reprimidos hacia ella ya que se observa una limitación pulsional como resultado de la eficiencia de la ley que instaura entonces una imposibilidad (se pueden ver cuando vacila y dice que con ella no, pero de todas maneras accede a entregarla como objeto). Teniendo en cuenta las categorías de lo particular y de lo universal-singular, se puede ver que el yo del sujeto es un aliado de lo particular, es decir, que responde para estabilizar la tensión que le produce la interpelación, y así la respuesta moral (desde la moral de Marcos) es tranquilizadora en relación a un tipo de respuesta singular que lo haga sentirse culpable de lo que ha hecho. Esta culpabilidad implicaría saberse responsable de su acto y por lo tanto, como dice Lacan “la única cosa de la que se puede ser culpable, es de haber cedido en su deseo”, En Marcos se ve que con tal de no “ceder en su deseo” vale todo. Es decir, para no hacerse responsable de sus deseos incestuosos hacia la hermana, da otra respuesta que no es la que vendría a inaugurar un tiempo 3 en el circuito. Este tiempo 3 daría cuenta que Marcos de alguna manera se hace responsable de haber accedido a su deseo y se instaura una vez que el tiempo 2 recae sobre el tiempo1, es la implicación del sujeto respecto de su acto, y es también el que inaugura el ACTO ÉTICO. En el caso de Marcos no encontramos la instancia de un tiempo 3, ya que el acto ético es aquello inconsciente del sujeto que el mismo desconoce y le es ajeno, es un hecho singular que irrumpe y excede en su universo particular de valores y moral. El acto ético suplementa el tiempo 1, y este acto daría cuenta de que el sujeto se hace responsable. El universo particular de Marcos esta conformado por sus propios ideales de estafar a cualquier persona por dinero, sin importar lo que tenga que hacer, es un universo total y cerrado que se demuestra completo en el tiempo 1 con la decisión que toma Marcos de entregar a su hermana por dinero. En el tiempo 2 Juan viene a interpelar este universo, a cuestionar que no todo el mundo tiene la conciencia tranquila como Marcos, dando cuenta que hay algo mas allá de su universo particular completo. Pero la respuesta del protagonista, no da lugar a lo singular que implicaría el acto ético, que actúa quebrando el horizonte de lo particular. Él se queda con sus ideales de estafar gente, hasta a su hermana, no haciéndose responsable de su acto. Marcos da otro tipo de respuesta frente a la interpelación: la NEGACIÓN, en la que la culpa se encuentra anestesiada “nada entiende de lo que le dice Juan” y por esto es ajena a la responsabilidad subjetiva. Tal como lo indica Oscar D`amore: “Saberse culpable implica pasar por una experiencia analítica de deseo inconsciente. Sin duda es más sencillo querer des-ligarse del asunto, no querer saber nada de ello”
Por otro lado, no se encuentran indicadores de necesidad en las escenas pertinentes, ya que todo lo que sucede es más bien del orden de las elecciones del personaje de Marcos. No hay nada que indique que “no podría haber sido de otra manera”, de hecho podría haber elegido otros caminos para estafar gente, o podría no haber aceptado el negocio millonario. Por otro lado, como indicador de azar, se puede observar el hecho de que el viejo socio de Marcos se descomponga en el hotel donde trabajaba su hermana, y allí se le ocurre recurrir a Marcos para realizar el “negocio perfecto”. Por obra del azar, el socio se encuentra conectado con Marcos, y así este tendrá la oportunidad de realizar dicho negocio. Pero esto demuestra que la responsabilidad del sujeto se instala en la grieta que existe entre la necesidad y el azar. Si bien el azar propicia las condiciones para que ocurra una determinada acción, no por ello el sujeto deja de ser responsable de su acto.
CONCLUSIONES Se puede observar que Marcos, una vez interpelado, es decir, llamado a responder por su acto allí nada sabe de su deseo inconsciente, niega rotundamente aquello que inevitablemente le pertenece y a su vez le resulta ajeno. Juan lo interpela desde una ética que quiebra el universo particular que aparece como completo, pero que inmediatamente Marcos, con su respuesta vuelve a cerrar este universo. Y así no se hace responsable de su deseo inconsciente: las mociones de amor odio hacia su hermana, que habrían estado presentes en su infancia y se trasladan hasta este momento determinando su ser.

BIBLIOGRAFIA
Salomone, Gabriela Z.: (2006) “El sujeto autónomo y la responsabilidad”. En La transmisión de la ética, Clínica y Deontología. Editorial Letra Viva. Buenos Aires, Argentina.

Salomone, Gabriela Z.: (2006). “El sujeto dividido y la responsabilidad”. En La transmisión de la ética, Clínica y Deontología. Editorial Letra Viva. Buenos Aires, Argentina.

Domínguez, María Elena: (2006). “Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis”. En La transmisión de la ética, Clínica y Deontología. Editorial Letra Viva. Buenos Aires, Argentina.

D´Amore, Oscar: (2006). “Responsabilidad subjetiva y culpa” En La transmisión de la ética, Clínica y Deontología. Editorial Letra Viva. Buenos Aires, Argentina.

Lewkowicz, Ignacio: (2002). “Particular, universal y las singular. Los conjuntos, las clases, los individuos y las singularidades. Las singularidades en situación”. En Ética. Un horizonte en quiebra. Editorial Eudeba. Buenos Aires, Argentina.

Mosca, Juan Carlos: (2002). “Una lectura de El Muro. La elección del sujeto. Azar y determinación. Ética, responsabilidad y culpa. Ética. Un horizonte en quiebra. Editorial Eudeba. Buenos Aires. Argentina.

www.wikipedia.com



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: