Warning: Zend OPcache API is restricted by "restrict_api" configuration directive in /www/vereticaycine/htdocs/ecrire/inc/flock.php on line 484
Etica y Cine
Inicio > Acceso Docentes > Curso de Verano 2011 > Palabras cruzadas (Del dolor a la verdad) >

por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

“Psicología, Ética y Derechos Humanos”

Cátedra I: Juan Jorge Michel Fariña

2° parcial, curso de verano 2011

Apellido y nombre: Ceccato, Virginia Lu: 34.727.750.0

Comisión: 3

Ayudantes de trabajos prácticos: Pacheco, Mariana
Navés, Flavia Andrea

Fecha de entrega: 1-3-2011

Curso de verano 2011

Libro: Palabras cruzadas, “Del dolor a la verdad”
1° edición.-Buenos Aires: planeta, 2009.
Autor: Gabriel Rolon
Capitulo a trabajar: caso 5: Víctor (Págs. 249 a 282)

Resumen del caso 5: Víctor

Víctor es un hombre de 48 años, arquitecto, muy exitoso en su profesión, casado con Virginia y tienen tres hijos. Decidió consultar a un profesional porque tiene un problema que lo preocupa mucho y busca ayuda para resolverlo. Consulta con un psicoanalista, tiene una primera entrevista en la que confiesa que lo que lo lleva a buscar ayuda es que engaña permanentemente a su esposa con diferentes mujeres. Dice que no puede desear a una sola mujer y que estas han sido siempre su karma, siempre tuvo aceptación entre las mujeres y desde muy chico sentía sus miradas sobre él. A las pocas sesiones de comenzar admite sentirse culpable por todo, ve accidentes en la calle y se pregunta si el tiene algo que ver, no puede evitar sentirse culpable y se le ocurre pensar que ese sentimiento de culpa tiene que ver, según el dice “lo que le hago a mi familia”. Víctor cuenta que muchas veces no se siente él cuando sale con mujeres, es como si fuera otra persona, dice actuar como si tuviera dos vidas, por un lado Virginia y sus hijos, sus amigos, su trabajo y por el otro sus vivencias que realiza en secreto. A medida que transcurrían las sesiones aumento su consumo de pornografía, ya sean películas, páginas de Internet. Además comenzó a consumir prostitución, cosa que nunca antes había hecho, cuestión que lo avergüenza mucho, frecuenta muy a menudo una confitería de la cual se va con alguna chica a un hotel. Cierto día va a la confitería, elige a una chica llamada Magie y esta le propone experimentar de a tres. Víctor y las dos mujeres van a un hotel, ya en el sitio Magie y Mariela se disponen a tener sexo entre ellas, y lo invitan a mirar, él comienza a sentir una opresión en el pecho, algo que le subía hasta la garganta y le dificultaba respirar, no pudo excitarse y al verlas juntas pensó que no tenia nada que ver con eso. Y en otra sesión admitió que siente que la mujer es incompleta, que algo le falta. Desde ese día no regreso al “puterío”, termino que utiliza por primera vez para referirse a la confitería.
Las sesiones continúan y en una de ellas Víctor se presenta muy silencioso y le dice a su psicoanalista que tiene algo que contarle pero que le da mucha vergüenza y teme ser juzgado, perderlo todo, su familia, sus amigos, su reputación laboral. Relata que ya no se siente tan angustiado sino avergonzado. Lo que le produce este sentimiento tiene que ver con que había consumido prostitución nuevamente, pero con una particularidad. Una noche ante una imperiosa necesidad de tener sexo que había sentido durante todo el día, busca chicas en páginas de Internet de prostitución y da con un sitio en el cual ve a una mujer, según sus descripciones, bellísima, alta, de ojos oscuros que lo impacto, rápidamente se comunico por teléfono y concreto una cita. Se encuentran y luego de charlar un rato comienzan a tener contacto físico, ante esto Víctor descubre que no se trataba de una mujer sino de un travesti. Relata “me sorprendí, pero si debo ser sincero, no tanto. Como si de algún modo ya lo hubiera sabido”. El travesti (Lisa) ante su reacción le dice que si el lo desea se retira, Víctor le pide que se quede, aclarándole que no tendría relaciones con ella pero que se desnudara y masturbara en su presencia y él lo hizo a la vez. Lisa se desnudo lentamente y Víctor relata que sintió una sensación desconocida, la describe como “un ser fascinante. Con la belleza de la mujer y la completad de un hombre”, dice que lo que mas lo avergüenza es que le gusto y que jamás se sintió tan excitado, le jura al analista que”era una mujer”. Llora en terapia y dice “esto no puede estar pasándome, no quiero esto para mi”. Sostiene que su vida al lado de un hombre seria sucia y promiscua. No podría traerle ningún beneficio.
Víctor siguió viendo asiduamente a Lisa. Su vida familiar se iba ensombreciendo, ya casi no tenia relaciones con Virginia y cuando lo hacia le daba asco. Esto lo alejo de su hogar lo que le genero culpa respecto a su hijos. Para remediar esto Intentaba no volver a llamarla pero no lograba pasar mucho tiempo sin verla debido a la angustia que esto le provoca. Con el tiempo Víctor comienza a tener relaciones sexuales con Lisa, lo que describe como emocionante, libre, sublime, llora y se emociona al recordarlo. Ha llegado a la conclusión de que esta enamorado de Lisa, y ella de él y aunque aun le provoca angustia comenzó a trabajar con eso, se separo se su esposa, ve a sus hijos casi a diario, sigue siendo exitoso en su profesión. Lisa y Víctor están en pareja, y desde que esta con ella, jamás le fue infiel.

Análisis:
En el siguiente trabajo se analizara el caso 5: Víctor, ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que establece ante qué debe responder el sujeto, en términos de responsabilidad subjetiva. Se incluirán las referencias relativas a las categorías de necesidad y azar, así como a las de culpa y responsabilidad. A su vez se intentara articular con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular.
Puntearemos un primer tiempo, donde el sujeto lleva a cabo una acción cualquiera para lograr un determinado fin, como nos dice Fariña; entendiendo que la acción se agota en los fines para la cual fue concebida, el sujeto es conciente, bien afirmado, sabe lo que hace y dice, tiene intención, objetivo y se dirige tras el. Un segundo tiempo, “una interpelación que el sujeto recibe a partir de indicadores que lo ponen sobre aviso de que algo anduvo mal. Su acción iniciada en el tiempo 1 fue mas allá o mas acá de lo esperado” , se funda así el tiempo 1. Se resignifica entonces, la acción del primer tiempo a través de la interpelación que se produce en el tiempo 2. Finalmente, un tercer tiempo, (que puede estar o no) donde el sujeto debe poder responder por sus actos. Debe asumir su responsabilidad subjetiva, esta hace alusión al deseo, es cuando el sujeto se hace responsable de su deseo.
La hipótesis clínica intentará dar cuenta de cómo se da el deseo, sobre lo que tiene que responder el sujeto. Y hacerse cargo de ese deseo, asumirlo, implica para él tomar una decisión. Esta hipótesis clínica de respuesta al lazo entre el primer tiempo y el tiempo 2. Explica la respuesta del sujeto ante su deseo. Es la lectura que hacemos desde el lugar de quien analiza la situación. No esta en el relato, se apoya en el material manifiesto de la historia pero no esta presente de manera explicita, es un punto de encuentro entre el material clínico y aquello que podemos construir nosotros como psicólogos.

Circuito de la responsabilidad subjetiva:

Tiempo 1: Víctor busca en sitios virtuales de prostitución personas (mujeres) con quienes contactarse y tener un encuentro, ante sus imperiosas ganas de tener sexo. Encuentra una página que expone a una foto de mujer que le llama mucho la atención por su belleza. Se comunica con ella mediante el número telefónico que figura en el sitio y concreta un encuentro. Su objetivo era tener una cita con una mujer que le permitiera satisfacer su necesidad de tener relaciones sexuales.

Tiempo 2: el encuentro se produce en el estudio de trabajo de él, luego de conversar un rato comienzan a tener contacto físico, comienzan a acariciarse y ante esto Víctor descubre que no se trata de una mujer sino de un hombre; mas precisamente un travesti. Víctor se sorprende ante lo sucedido, pero admite que no tanto “como si de algún modo ya la hubiera sabido”, la pagina lo decía claramente pero él lo paso por alto totalmente, sin siquiera notarlo. Le pide al travestí que se quede, que no mantendrían relaciones sexuales pero que deseaba mirarlo desnudo. Asiste a la siguiente sesión con mucha vergüenza y temor a ser juzgado.

Tiempo 3: ante la situación que se le presento Víctor responde, en un primer momento se avergüenza mucho, teme ser juzgado, perderlo todo, su familia, amigos, reputación laboral, siente angustia y dolor, no quiere eso para el. Víctor toma la posición del sujeto frente a su acto, ha llegado a la conclusión de que esta enamorado de Lisa, y ella de él, están en pareja, y aunque esto no es sin dolor y angustia decidió hacerse responsable de su deseo, no quedarse en la culpa y la vergüenza. Se separo de su esposa, ve a sus hijos casi a diario, sigue siendo exitoso en su profesión. Desde que esta con Lisa, jamás le fue infiel. Esta enamorado de un hombre y comienza a hacer algo con eso, su postura cambia, se nos presenta ahora un sujeto capaz de responsabilizarse por su deseo inconciente.

Armar el universo del personaje tiene que ver con dar cuenta de la categoría de necesidad, indica los elementos de necesidad en las circunstancias del personaje. La categoría de necesidad tiene que ver con una circunstancia que no ha sido producida por el sujeto pero no le es ajena, con lo ya dado, la historia personal, su nombre, lugar en que nació, padres, etc. Esto constituye un universo para el sujeto. La categoría de necesidad establece conexión entre causa y efecto, es aquello que el sujeto no elige, le viene dado, esta determinado, es la determinación significante. El caso de víctor vamos a ubicar como necesidad la clase social a la que pertenece, la cual no eligió, se educo dentro de ese marco, su nivel económico le permitió hacer una carrera universitaria, tener en la actualidad un trabajo redituable que le permite llevar una buena calidad de vida. Su clase social establece a su vez el entorno que lo rodea, la mujer con la que se caso también se encuentra económicamente bien, por otro lado ubicamos dentro de la categoría de necesidad a su problema en si, su compulsión a salir con mujeres diferentes y al sexo, lo manifiesta y se ve claramente que no puede manejar esto que se le presenta, lo que lo lleva a consultar, admite que le pasa desde hace mucho tiempo y que no se siente él cuando realiza estas acciones, sufre algo así como una despersonalización en ese momento. El sujeto no elige esto, se le impone, no lo puede evitar, esta determinado. Para ubicar la categoría de azar vamos a decir que se produjo un cruce entre necesidad y azar, tenemos por un lado que sus ganas inmanejables de tener sexo (categoría de necesidad), lo llevan a realizar una acción por la cual azarosamente da con una página de travestís. Vemos aquí que ante una acción que lleva a cabo el personaje, el azar entra en juego y aparece un elemento nuevo que lo interpela; el azar des-conecta causa-efecto, algo nuevo se le presenta e interpela la acción llevada a cabo en un primer tiempo, ante esto es necesario salir, responder, “dado un tiempo 2, el de la interpelación, la ligadura al tiempo 1 es ya una obligación a responder a esa interpelación. No hay forma de no responder pues la interpelación exige respuesta” . Carlos Mosca sostiene que “el interés esta puesto en la subjetivacion de una acción, si es así ya no será una acción cualquiera, sino una que recae finalmente sobre el Sujeto, poniéndose este en acto”.
Ante la respuesta que da Víctor su universo se amplia, debe hacer lugar a eso nuevo, su universo estático se desestabiliza, debe reorganizarse para asimilar lo nuevo, cuando esto se produce se da aquí una singularidad en situación. El hecho de que Víctor pueda comenzar a hacerse responsable de algo de lo que le pasa, de su deseo, terminar la relación con su esposa para comenzar algo nuevo con Lisa, una relación muy distinta a la que mantenía con Virginia, será ahora de carácter homosexual, poder seguir siendo un buen padre, trabajarlo en análisis, da cuenta de la responsabilidad que asume ante su deseo, ubicamos aquí el eje universal- singular, el universo se modifica para poder leer la situación nueva, esto es una singularidad . Ante la respuesta del sujeto se amplia el universo, se produce un acto ético. Lo nuevo que aparece si se le da entrada es una singularidad. La respuesta subjetiva del sujeto se instala en la grieta entre necesidad y azar, se produce ante la respuesta del sujeto un acto ético, que es por fuera de las determinaciones del sujeto, este coincide con el efecto sujeto, debe responder por fuera de las determinaciones, es en soledad, por fuera del Otro. Víctor responde por fuera de sus determinaciones, solo, su universo previo se amplia.
Para ubicar la culpa vemos que el personaje se siente culpable por lo que hace, mas precisamente por “lo que le hace a su familia”, se siente culpable por accidentes en los cuales nada tiene que ver, siente culpa por alejarse de su hogar, la culpa se presenta autoreferida, el se ubica como culpable. Mosca nos dice que la culpa es el reverso de la responsabilidad, adviene a la conciencia bajo el modo de culpa sintomática, nos indica que la responsabilidad subjetiva esta en juego. Por otro lado siente muchísima vergüenza ante sus encuentros con Lisa, dice que eso no puede estar pasándole, que no quiere eso para él. La vergüenza es una figura de la culpa, se presenta como culpa sintomática, hay algo de la responsabilidad aquí. El universo del sujeto tiembla, se desestabiliza, necesita reorganizarme para poder leer lo nuevo que se le presenta. Como dijimos anteriormente se produce un acto ético, que es por fuera de las determinaciones de Víctor, este coincide con el efecto sujeto, debe responder por fuera de las determinaciones, es en soledad, por fuera del Otro, y ante esto la culpa se diluye. Podemos ubicar el eje particular dando cuenta de la moral de Víctor, acá donde se presenta la culpa, la vergüenza, su sistema de valores morales no coincide con eso que se le presenta, su ideal de vida tenia que ver con tener una esposa, hijos, un trabajo exitoso, amigos y a esto diferente que se le presenta lo describe como sucio y promiscuo, algo que no quiere para él, que no puede darle ningún tipo de beneficio. Que como podemos ver no quiere eso para el porque nada tiene que ver con lo que el considera bueno, limpio, socialmente aceptable, beneficioso.
No tenemos manera de asumir la responsabilidad de nuestros actos sino es a través de la palabra. “La responsabilidad interpela a un sujeto, quien debe, o puede, dar “respuesta”, responder por su acto (…) La responsabilidad la referimos a la singularidad de un sujeto en acto”. La responsabilidad hace al corazón de la ética. Oscar D’Amore presenta un axioma:” no hay ética sin moral y no hay responsabilidad subjetiva sin culpa”. Con Lacan decimos: el sujeto solo puede ser culpable de haber cedido en su deseo. El yo es propietario del deseo; pero si diremos que el Sujeto es responsable de su puesta en acto. Como podemos ver en el circuito de la responsabilidad subjetiva, esta se instala en la grieta entre necesidad y azar, estas categorías arman la situación del personaje pero es por fuera que debe elegir el sujeto, en soledad. “El campo de la responsabilidad subjetiva confronta al sujeto con aquello que perteneciéndole le es ajeno (…) el sujeto es siempre culpable; pero ya no en términos morales y jurídicos, sino éticos (…) En sentido jurídico, la imputabilidad es la cualidad de aquel a quien se le puede atribuir responsabilidad, es decir que imputable es aquel que es capaz de responder por sus actos (…) En el campo de la responsabilidad subjetiva, los motivos de la acción responsabilizan al sujeto”
Víctor logra hacerse responsable de su deseo, no quedar en la culpa, la vergüenza, si bien afrontar lo nuevo no es sin dolor y angustia, esta respondiendo ante esa interpelación que se le presento en el tiempo 2, respondiendo por fuera del Otro, en soledad. Produciendo así una singularidad que amplia su universo previo, produciendo un acto ético, “un acto implica una decisión tomada por fuera de los otros, sin los otros. Implica una decisión por fuera de la moral (…) un acto es una decisión y no una acción”. Logra hacerse cargo de su responsabilidad subjetiva y posicionarse ahora, de otra manera ante su vida, conectándose con su propio deseo inconsciente.

Hipótesis clínica:
Luego de analizar el caso de Víctor, podríamos establecer que presenta deseos homosexuales. Para dar cuenta de esta característica retomaremos frases del paciente durante las sesiones tales como “lo que le hago a mi familia”, esto da cuenta que no se trataba de la culpa por engañar a su esposa sino del miedo que sentía que su homosexualidad no asumida causara daño a sus seres queridos y los alejara de él, temía perderlo todo.
Víctor dice en su relato “no puedo desear a una sola mujer”, en verdad nunca pudo desear realmente a ninguna mujer, ve una falta en el cuerpo femenino, la falta de pene, ante una relación sexual entre mujeres se angustia, remarca la completad del cuerpo de Lisa; “un ser fascinante. Con la belleza de la mujer y la completad de un hombre”, En las primeras sesiones da cuenta que desde chico sintió la mirada de las mujeres sobre él, si bien el creía haber sido siempre deseado, en realidad daba cuenta de la amenaza que sentía ante esas miradas, como si quisieran apropiarse de algo que el tenia y ellas no. Se refiere a las mujeres como “mi karma”, termino que remite a castigo, talvez podríamos atribuirlo a ser deseado por personas que el no deseaba.
Su compulsión de salir constantemente con diferentes mujeres, tenia que ver en realidad con una formación reactiva, una manera de defenderse de su atracción hacia los hombres saturándose de mujeres. Admite que su necesidad de salir con mujeres diferentes todo el tiempo y al sexo le pasa desde hace mucho tiempo y que no se siente él cuando realiza estas acciones, sufre algo así como una despersonalización en ese momento, talvez no sentirse él cuando lo hacia tenia que ver con no hacerse cargo, no responsabilizarse por su accionar, era una manera mas fácil de poder sostener sus conductas, no siendo él.
Por otro lado cuando relata al analista lo sucedido con Lisa por primera vez le dice “le juro que era una mujer”, niega que se trataba de un hombre, no quiere verlo, así como no quiso leer que el sitio virtual aclaraba que se trataba de travestís, se presenta aquí como método de defensa la negación. Manifestaba vergüenza no solo por el encuentro que tuvo sino porque le gusto, se excito como nunca antes, según sus palabras, si se hubiese producido el encuentro azaroso con Lisa, pero no le gustaba no entrarían en conflictos sus deseos sexuales, algo inesperado, azaroso que se le presenta lo hace preguntarse acerca de su orientación sexual, ya no esta tan seguro de ser heterosexual, se resiste a pensar lo contrario hasta el punto de no poder soportarlo y tener que comenzar a responsabilizarse, a hacerse cargo de su deseo; esta enamorado de un hombre y comienza a hacer algo con eso, su postura cambia, vemos claramente la diferencia entre el primer tiempo y el tercero, se nos presenta ahora un sujeto capaz de responsabilizarse por su deseo inconciente.
BIBLIOGRAFÍA

• D’Amore, Oscar: “Responsabilidad subjetiva y culpa”, en:http://www.psi.uba.ar/academica/carrerasdegrado/psicologia/informacion _adicional/ obligatorias/071_ética/index.htm

• Salomone, Gabriela “ El sujeto autónomo y la responsabilidad” en “Clínica y Deontología”

• Ariel, Alejandro en “La responsabilidad ante el aborto”

• Fariña, J.: “Responsabilidad: entre necesidad y azar”

• Mosca, J.C. (1998): “Responsabilidad, otro nombre del sujeto”. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba. Buenos Aires.

• Salomone, G: “Las formaciones del inconsciente y la responsabilidad”. Ficha de cátedra. Mimeo.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: