Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > Pasión al atardecer >

por 

Universidad de Buenos Aires

Facultad de Psicología

Materia: Psicología Ética y Derechos Humanos
Prof. Titular de Cátedra: Juan Jorge Michel Fariña
Comisión Nº: 8
Prof: Eduardo Laso

Segunda evaluación
Macarini Melania Gisele DNI 32309357

Segundo Cuatrimestre 2009

Para dar comienzo a este trabajo, es necesario dar cuenta del film seleccionado, realizando para ello una breve reseña del mismo.
La película “Pasión al atardecer” (título original en inglés: “Evening”) cuenta la historia de una mujer (Ann) ya anciana y enferma a punto de morir que , en compañía de sus hijas, evoca los momentos clave de su vida, sobre todo, cuando medio siglo atrás, en vísperas del casamiento de su mejor amiga (Lila) parece encontrar al hombre de su vida.
Para la realización del presente trabajo, se tomará a uno de los personajes de dicho film, Ann, y se analizará una decisión, ubicando aquí los tiempos lógicos del circuito de la Responsabilidad. Asimismo, se planteará una hipótesis clínica que permita dar cuenta respecto de qué debe responder el sujeto en términos de responsabilidad subjetiva. Se tomarán en cuenta, a su vez, las categorías de necesidad y azar, como así también a las de culpa y responsabilidad. Todo lo antedicho será articulado a su vez con lo ya trabajado durante la cursada, esto es, la ética como horizonte en quiebra, el acto ético, lo universal-singular y la moral de lo particular.
En relación al film escogido para la realización del trabajo, “Pasión al atardecer”, como ya se mencionó anteriormente, trata acerca de una madre a punto de morir que recuerda al gran amor de su vida. Así comienza la película, mostrando a una anciana en su lecho de muerte, podría decirse insatisfecha respecto de la vida que ha tenido.
La película empieza a mostrar a la protagonista (Ann) en su juventud, más precisamente el fin de semana en que su mejor amiga se casa en la mansión del lago de sus padres. Ann pasa gran parte de su tiempo con Buddy, el hermano de la novia (amigos desde la época escolar). En el transcurso del fin de semana Ann conoce a Harris (su gran amor) con el cual tendrá una historia romántica. Vale mencionar aquí cierto detalle romántico: ellos eligen una estrella cada vez que Harris besa a Ann. Podría decirse por otro lado que se trata de un triángulo amoroso (Ann-Buddy-Harris). Sin ahondar demasiado en esta parte de la película Buddy termina sufriendo un accidente que termina con su vida la misma noche que Ann y Harris pasaron juntos. Es así que Ann decide marcharse de ese lugar sin dar aviso a nadie respecto de su partida.
Podría ubicarse en nuestro análisis, como Tiempo 1 en el circuito de la Responsabilidad, aquel momento en que Ann decide marcharse y dejarlo todo (más específicamente a Harris). Es decir, este personaje lleva a cabo una conducta con determinados fines. Se trata de una acción emprendida por ella de manera conciente, deliberada y que se encuentra en el plano de la voluntad.
Vale aclarar que Ann es una mujer que se muestra con grandes ambiciones y esperanzas respecto de su vocación, esto es, el canto, la música. Dice en varias oportunidades que le encantaría ser famosa y triunfar: “...quiero ser buena en esto”, dice. Sin embargo se puede observar a lo largo de la película que ante cada halago o cumplido recibido, ella responde como si no fuese así lo que le dicen, es decir, como si ella no fuera tan linda o tan privilegiada (por su voz) o tan merecedora de tales halagos. Podría decirse en un lenguaje más cotidiano, responde en todo momento como “tirándose abajo”. Esto es notable en su discurso por ejemplo en la ocasión en que le halagan su vestimenta, a lo cual responde: “me visto inapropiadamente... no me veo hermosa ni por casualidad”. Asimismo, cuando le atribuyen un don respecto de lo bien que canta, ella responde: “no canto, trato de cantar”, “...no creo que nadie se sienta honrado con mi canción”, “casi nadie se vuelve famosa”.
Siguiendo con el relato de la película, las escenas muestran a la anciana insatisfecha con su vida. Es decir, son reiteradas ciertas frases tales como: “...quiero volver... cometí un error...”, “...debí haber ido a navegar (con Harris)”, “ ¿a dónde fue mi vida?”, “...cuando miro en retrospectiva... veo pérdidas, fracasos, dos matrimonios malos... una vida llena de equivocaciones”. Podría decirse que existe cierto arrepentimiento en sus dichos.
En una determinada parte de la película en que la anciana se encuentra recordando, ya llegando al final, se muestra la siguiente escena: puede deducirse que pasaron ya algunos años desde aquel fin de semana en el lago cuando Ann y Harris se cruzan inesperadamente una tarde lluviosa en la ciudad. Puede describirse en Ann sus ojos llorosos al mirarlo a él, como así también la mirada intensa de Harris hacia ella. Ambos se preguntan acerca de sus vidas, a lo cual Harris responde que se ha casado y que tiene un hijo, como así también Ann ha hecho lo mismo. Sin embargo, al despedirse (momento que parece no querer ser una despedida) Harris le confiesa: “...todavía sé cuáles son nuestras estrellas”. Teñido ese momento de silencios y miradas, se despiden y cada uno sigue por su lado.
Podría plantearse este momento como un segundo tiempo lógico en el circuito de la Responsabilidad. Es decir, el personaje recibe de la realidad ciertos indicadores que le avisan respecto de que algo anduvo mal. Se trata de un tiempo en donde el universo particular se resquebraja posibilitando la emergencia de una pregunta, es decir, la emergencia de una singularidad que, en consonancia con lo universal, demuestre la incompletud del universo previo. Este Tiempo 2 significa al primero, retorna se podría decir, en el sentido de que la acción emprendida anteriormente fue más allá de lo esperado, esto es, tiene efectos. Este segundo momento lógico hace que el personaje vuelva sobre sí y se repregunte acerca de qué es lo que hizo. Ann toma una decisión que es justamente irse. Ella podría haber elegido quedarse con él o por lo menos intentarlo. Sin embargo lo deja pasar y no hace nada al respecto. Este segundo tiempo funciona como un tiempo de resignificación del primero en el sentido de que obliga al personaje a volver sobre su acción, el sujeto se ve interpelado. Se produce un resquebrajamiento (horizonte en quiebra) de su Universo. El sujeto es responsable de lo sucedido, debe responder por su acto. Si bien hay hechos contingentes, accidentales, azarosos que escapan a la voluntad humana, o bien hechos forzosos e inexorables (Necesidad) que van a ocurrir en nuestra vida, el sujeto aquí no puede sustraerse de lo sucedido, es decir, de su acción emprendida. El sujeto es responsable de su puesta en acto. Aquí hay libertad y elección voluntaria. El Azar y la Necesidad son cuestiones ajenas a la voluntad del sujeto. Debido a que el Azar no puede determinarse de antemano, podría decirse que se juega allí en el hecho de que Buddy sufre el accidente, por el cual muere, la misma noche en que Ann y Harris estuvieron juntos. El Azar quiso que en ese mismo día y en ese mismo momento ambos acontecimientos sucedieran. Sin embargo, más allá de ello, se trata de una cuestión ajena a la voluntad del sujeto.
Por otro lado, pueden ubicarse también ciertos elementos: ya sea el arrepentimiento, la culpa (frente a la cual el sujeto se halla en falta), los autorreproches (ya citados anteriormente), podría decirse también la angustia. Podría pensarse que Ann cede en el camino del deseo para amoldarse a los mandatos del superyo, hay un renunciamiento, por lo tanto más culpable se siente. Así como no se puede plantear una dimensión ética sin moral, tampoco se puede plantear Responsabilidad Subjetiva sin culpa. Resulta condición para el circuito de la Responsabilidad. Es la culpa la que hace que se retorne sobre la acción por la que se debe responder, esa acción más moral, más particular, favoreciendo la interpelación para la Responsabilidad subjetiva. Así, el sentimiento de culpa se diluye en el efecto sujeto y es una respuesta de dimensión ética.
Puede ubicarse entre estos dos tiempos, como punto de encuentro entre ambos, la hipótesis clínica. Esta última, da cuenta de una construcción realizada respecto del sujeto. Trata justamente del deseo inconciente.
Podría pensarse acerca de Ann, que se trata de una mujer que si bien está llena de esperanzas (en su juventud) y tiene grandes ambiciones, no se cree capaz de poder llegar a ellas y así poder cumplir sus metas en la vida. No tiene la autoconfianza necesaria como para poder lograr sus objetivos y sus deseos más profundos. Es así, que deja pasar al gran amor de su vida sin hacer nada al respecto, como si no se pudiera hacer nada. Ella en ese ´no hacer nada´, está eligiendo ese camino, está tomando una decisión. Por lo tanto es responsable de su acto.
Pueden establecerse y relacionarse dos puntos en la película: uno referido al gran amor de su vida, es decir, este arrepentimiento que siente por no haberse quedado con él y como consecuencia de esto haber tenido una vida llena de errores e insatisfecha. El otro en relación a su deseo de ser una cantante famosa, para lo cual tampoco se siente capaz de lograrlo.
Podría pensarse que Ann en lugar de hacer algo, deja que las cosas transcurran, como bien ella dice: “...una cosa lleva a la otra...”. En lugar de cumplir su “sueño” y cantar para sus espectadores, termina siendo una espectadora de su propia vida que le transcurre sin ella hacer nada. O mejor dicho, en ese ´hacer nada´ hay una decisión por parte del sujeto. Por lo tanto es responsable de lo sucedido.
Podría decirse también, que quizá se trate de un miedo al fracaso. El personaje menciona al “miedo”, llegando al final de la película, en un momento en que habla con sus hijas. Ann seguramente hizo muchas cosas en su vida (como bien sus hijas le dicen), pero no por ello deja de ser responsable de haber cedido en su deseo.
Puede concluirse, que el sujeto del acto coincide con el de la Responsabilidad subjetiva, es decir, esta última es otro nombre del sujeto, del sujeto en acto. El acto ético no podría sino coincidir con el efecto – sujeto.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: