Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Pecados capitales >

por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES

FACULTAD DE PSICOLOGIA

ETICA Y DERECHOS HUMANOS

CATEDRA: FARIÑA.

DAIANA QUIROGA CENTENO
Nº LU: 338736050.

PROFESORA DE TRABAJOS PRACTICOS: CAROLINA PESINO

COMISION: 26

FILM: PECADOS CAPITALES

PECADOS CAPITALES

Pregunta 1:
Tomando en cuenta el comentario sobre el film ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo explicítela consignando los indicadores.
Tomando en cuenta el comentario sobre el film Pecados Capitales, de Juan Jorge Michel Fariña, se puede plantear que el análisis de la responsabilidad subjetiva se centra en el detective Mills.
Fariña dice que a lo largo del film se han ido produciendo los crímenes que corresponden a los siete pecados capitales, es decir, a cada pecado capital le corresponde un castigo ejemplar. Con respecto a la envidia y a la ira vale aclarar una diferencia con los demás pecados, el castigo ejemplar para la envidia requiere de la ira de Mills. La ira deviene a la vez castigo y nuevo pecado. El asesino se ha salido con la suya 7 pecados, 7 castigos. Pero mientras que la serie precedente gula, codicia, pereza, lujuria, orgullo, se atenían a la lógica de la necesidad, los 2 últimos pecados obedecen a la lógica de la responsabilidad. El autor dice que Mills es culpable de algo, así lo demuestra el remordimiento en sus ojos, luego de matar al asesino serial, luego de expresar esa ira, él es responsable de su elección de objeto amoroso.
Su mujer, es una mujer que eligió a un desconocido como confidente de su embarazo, antes que a su propio marido , que hace de anfitriona mientras Mills juega con los perritos, que lo confirma en la posición de niño inmaduro, “que le metió el perro”, y que lo tiene de hijo. Entonces el disparo que dio Mills fue una elección. Mills eligió sin saberlo, callar esa verdad. El asesino en su admiración por el detective, convoco al sujeto, para esa cita no existe atenuantes ni condicionamientos. Si no desea repetir comparaciones (femeninas o policiales) Mills deberá responder por ese encuentro singular.
Pregunta 2:
Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos).
Se puede distinguir tres tiempos en el circuito de responsabilidad subjetiva:
El tiempo 1 corresponde a la escena donde Somerset dice que Mills es muy joven para la investigación del crimen de ese momento (el caso del “gordo”, gula), a lo cual se opone el mismo Mills diciendo que hace 5 años investigaba y quería el caso. Aquí se ubica la insistencia de Mills, en formar parte de aquella investigación. Este tiempo corresponde a un acto que puede ser fortuito o causal, que sucede en un tiempo y espacio. Mientras en el tiempo 2 ubicamos al asesino, que contando con una inteligencia sobrenatural, planea el final de la masacre. El asesino en transferencia con Mills, termina sintiendo admiración por él y lo envidia. Siendo él el pecador, se dispone a recibir el castigo capital: morirse en manos del objeto su envidia. El asesino, violo y le corto la cabeza a su mujer. Lo cual viene a interpelar el tiempo 1, es decir, la muerte de su mujer y de su bebe resignifica la decisión de Mills de querer tomar el caso. La interpelación exige respuesta, que en este caso es en forma de culpa (en términos económicos deuda). Mills siente culpa por haber tomado el caso, expresándolo en la mirada en el auto policial. Su ambición, la pretensión de llegar al asesino serial, le produjo consecuencias negativas. Por lo tanto, al asumir la responsabilidad subjetiva toma una nueva posición subjetiva: la ambición puede costar un alto costo, como la muerte de su mujer, siendo este el tiempo 3. En dicho tiempo se ubica el efecto sujeto, la noción de acto ético en el que el sujeto de deseo inconciente se produce. A partir del tiempo 1 y tiempo 2 se puede ubicar la siguiente hipótesis clínica: se le puede atribuir a Mills el deseo de ser el mejor, de querer triunfar a cualquier precio. Mills se reconoce como un sujeto deseante, reconoce su deseo inconciente, asumiendo la responsabilidad subjetiva. Aquel propósito inconciente de Mills, ajenamente a la voluntad de su yo, propicio la acción. Aquello que perteneciéndole a Mills le es ajeno, no es causa de inimputabilidad. Se responsabiliza a Mills de aquello que desconoce de si mismo, aun de aquello que el mismo, acorde a sus valores morales, no estaría dispuesto a reconocer como propio.
Pregunta 3:
Establezca los elementos de Azar y Necesidad presente en la situación, consignando los indicadores respectivos.
Los griegos sabían que hay hechos que no obedecen a la responsabilidad de las personas: el azar y la necesidad.
Azar: es un hecho del cual se desconoce causa y efecto. Para los griegos era la diosa que regia la casualidad, el accidente, la buena o mala suerte. Se puede entonces situar como azar a la cuestión de que Somerset quería irse de la ciudad por los males que ocurrían allí, quería jubilarse, mientras que Mills acababa de mudarse a la ciudad.
Otro caso de azar es que las tres escenas primeras de crimen en un comienzo del film, no guardan relación alguna, constituyendo una serie azarosa (masacre familiar, cadáver del gordo, asesinato del abogado) Sin embargo, esta azar se convierte luego en una necesidad, donde se puede discernir causa y efecto, cuando Somerset regresa (consecuencia) a la segunda escena del crimen, ya que el asesino dejo (causa) en el cuerpo de la victima para atraer suspensión. La serie de azar deviene entonces serie necesaria. Ante la secuencia codicia, gula, el primero de los crímenes cae, por evidenciarse ajeno a la serie. La serie es perfectamente anticipable. Su lógica es: 7 pecados capitales y 7 los castigos ejemplares, que el asesino ideo para los pecadores. La frase Asesino Serial alude a un patrón de conducta relativamente anticipable. En el descubrimiento del tercer cuerpo ya se puede hablar de necesidad. Por ultimo, el asesino al mata a la mujer de Mills (consecuencia) porque el era su objeto de envidia (causa), lo cual se puede pensar como necesidad.
Pregunta 4:
Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista, alguna relación con la responsabilidad jurídica.
Mills siente culpa frente a la interpelación del asesino. Muerta su esposa, en él se genera culpa, siendo esta ultima esencial para que se aluda a la responsabilidad subjetiva. En su lugar podrían haber aparecido formaciones y transformaciones a modo de respuesta, que obturarían la emergencia subjetiva.
Entonces a partir del tiempo 1 (Mills busca que se le asigne el caso del gordo) y del tiempo 2 (el asesino le comunica que mato a su mujer e hijo) se puede llegar a la siguiente hipótesis clínica que líneas arriba ya se anuncio: se le atribuye a Mills un deseo de triunfar, ser el mejor a cualquier precio, como el de la muerte de su esposa.
Por otro lado, en relación ala responsabilidad jurídica, se puede afirmar que Mills al matar al asesino que era un sospechoso de los crímenes, al ser una persona racional y con intención (autónoma), es decir al causar un daño siendo una “figura” de responsabilidad debe pagar por aquel daño. Se podría decir que Mills se debería sentir culpable por el delito, pecado y debería pagar por la deuda, en términos económicos.
Por lo dicho, el detective seria una persona imputable, sin embargo el departamento de homicidios que si bien lo lleva detenido, se muestra indulgente con el, argumentando que disparo porque el tormento resulto excesivo, se trata de una reacción lógica (ira), cualquiera hubiese hecho lo mismo. A pesar que sea una persona imputable, se decide que no pague la deuda, quedando de esta forma anulada la responsabilidad jurídica.
Pegunta 5:
Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (el cuento “El muro”, de Jean Paul Sastre)
Los tiempos lógicos de la responsabilidad subjetiva en el caso de Ibbieta son:
El tiempo 1 se trata de la decisión de engañar a los enemigos diciéndoles que Gris se encontraba en el cementerio. El tiempo 2 alude a que encuentran a Gris en el cementerio y lo matan, lo que vendría a interpelar y resignificar el tiempo 1. En este caso, se encuentra ausente el tiempo 3, a diferencia que en el caso de la film. A partir de los 2 tiempos descriptos deriva la siguiente hipótesis clínica: se le puede atribuir a Ibbieta el deseo de querer sobrevivir a cualquier precio, el es culpable de querer vivir un poco mas. Por querer ganar tiempo es que termina ganando la vida a costa de su amigo Gris. A ultimo momento la angustia lo toma y arroja un sitio posible donde puede encontrase Gris, pero no un sitio imposible. Ibbieta argumenta que su dicho, el de anunciar la palabra “cementerio” corresponde al azar, es obra del azar, y de la ignorancia, de esta forma se exculpa. No asume la responsabilidad subjetiva, no asume que su dicho se debe a su deseo inconciente de sobrevivir a cualquier precio. Por esto se percibe que no se llego a un tiempo 3, donde el sujeto se reconoce como sujeto deseante, asume aquello que perteneciéndole le es ajeno: su deseo inconciente. “Ibbieta es responsable de abrir la boca, aun en la ignorancia. Responsable de haber deseado vivir. Responsable de querer burlar al otro, de querer engañarlo”. En el film como se dijo, Mills no cedió a su deseo, no renuncio a su deseo, es decir, asumió que es culpable de querer triunfar a cualquier precio. Lo anterior fue dicho por Lacan “la única cosa de lo que puede ser culpable un Sujeto es de haber cedido en su deseo”.

Bibliografía:
º Mosca, J.C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En ética: Un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos aires.
º Salomone, G. Z. El sujeto dividido y la responsabilidad. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra viva, 2006.
º D´ Amore, O. Responsabilidad y Culpa. En la transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra viva, 2006.
º Alemán, J. (2003) Notas sobre Lacan y Sartre: El decisionismo. En derivas del discurso capitalista: Notas sobre Psicoanálisis y Política. Miguel Gómez Ediciones, Málaga.
º Juan Jorge Michel Fariña. Ética y Cine. Cap: Pecados Capitales (entre necesidad y azar) Pág. 115-118.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: