Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Perfume de mujer >

por 

Facultad de Psicología

Materia: Ética y Derechos Humanos

Cátedra: I

Nombre del titular: Fariña, Juan Jorge Michel

Alumna: Cecilia Godoy

Numero de libreta: 303785600

Comisión: 26

Nombre del docente: Pesino Carolina

Cuatrimestre: Primer Cuatrimestre 2010

Fecha de entrega: 07 de Junio de 2010

El personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva es sobre Frank Slade, un teniente Coronel ya retirado que ha perdido la vista. Recordemos que la responsabilidad subjetiva es aquella que se configura a partir de la noción de sujeto del inconciente, que por definición, no es dueño de su voluntad e intención. Las acciones involuntarias conllevan a un propósito que el actor de la acción desconoce, por lo que el sujeto no se atribuye responsabilidad a ellas. Freud ubica a la responsabilidad a aquel propósito inconciente que ajenamente a la voluntad del yo propicio la acción. En nuestro caso el Coronel Frank, ya retirado, ciego a raíz de un acto cometido durante su ejercicio realizando malabarismos con unas granadas, es testadura, reacio, malhumorado, que esta al cuidado de una sobrina a la que tanto a ella como a su familia poco trata. Ante la necesidad de su sobrina de realizar un viaje con su familia al cual él no desea ir, su sobrina busca alguien quien cuide de el en su ausencia. Charlie, un joven alumno de New Hampshire, buscando empleo en la cartelera en donde estudia, encuentra el anuncio de la sobrina de Frank y accede al puesto dado que fue el único que se presento, y a pesar del mal recibimiento que tuvo por parte de Frank en el primer encuentro.
Realizare un recorte del caso para dar cuenta de la hipótesis que plantea el autor en el comentario del film. Frank tiene planeado suicidarse, pero la presencia y lo vivido con Charlie lo sustrajo del suicidio. El autor plantea como hipótesis que el vínculo con el joven abre un nuevo horizonte en la vida del coronel. Y en este momento que se pone en presencia otra escena: la del deseo no sabido del Coronel, el deseo de paternidad. En el tiempo que comparten juntos, Frank no deja de demandar la presencia de Charlie y de su ayuda y a su vez de ayudarlo, Frank se interesa por lo que le pasa a Charlie con respecto a delatar o no a sus compañeros y lo aconseja. A su vez no deja de hacer notar el interés de su presencia, cuando le pide que se quede un día más, cuando le pide que lo ayude, que lo escuche, y en varias ocasiones lo llama hijo.
Charlie se ofrece al cuidado de Frank ante la necesidad de obtener un empleo ante las condiciones en la cual se encuentra atravesando, es decir, Charlie posee bajos recursos y asiste a esta institución dado que esta becado. El necesita buscar un empleo para el fin de semana y por eso acepta cuidar al teniente Frank a pesar de la fuerte personalidad de este y su aparente mal carácter. Por su parte Frank acepta la componía de Charlie y le pide que lo acompañe de viaje, dado que este de alguna manera, necesita de él para ayudarlo a realizar su plan: Hospedarse en un hotel de lujo, comer en un buen restaurante con un buen vino, visitar a su hermano, luego hacer el amor con una mujer increíble y finalmente acostarse en la cama y volarse los sesos. Ante esta confesión Charlie queda conmocionado y preocupado. Durante este viaje, Charlie esta pendiente y acompaña a Frank a cada lugar designado.
Podemos decir que el azar tiene su lugar en este caso en cuanto a que Charlie de algún modo vendría a ser un bisagra para el Coronel, dado que él ayuda a que el teniente no se quitara la vida tal como lo tenía planeado. Acaso no es el azar quien tiene su participación aquí, en cuanto a que es Charlie un joven estudiante, bien educado, tímido, que se encuentra solo lejos de su familia, posee cierta dimensión moral con fuertes convicciones humanistas, que hacen ver en Frank que es un joven que tiene mucho por aprender y que necesita de el. Y es este joven y no otra la persona la que cambia de horizonte la vida de Frank. Acaso hubiese pasado lo mismo si quien estuviera al cuidado de Frank fuera otra persona, con diferentes cualidades a las de Charlie la que despertara el sentimiento paternal que Charlie despertó en el, quizás no.
Para dar cuenta de esto planteare a continuación el circuito de responsabilidad que se da en este caso. En un primer tiempo tiene lugar el plan de Frank: Realizar un viaje a Nueva York hospedarse en un hotel de lujo, comer en un buen restaurante con un buen vino, visitar a su hermano, luego hacer el amor con una mujer increíble y finalmente acostarse en la cama y suicidarse. Este acto es un acto singular.
En un segundo momento, tiene lugar la escena en la que Frank manda a comprar a Charlie, pero este aun no saliendo del hotel tiene una sospecha de que algo ocurrirá si se va y retorna hacia Frank a quien encuentra con la pistola en mano a punto de concretar lo que le había confesado, pero después de una fuerte discusión y forcejeos, Frank recapacita de la situación y pregunta a Charlie que haría èl ahora. Es en este segundo momento donde se pone en marcha la interpelación subjetiva, cuando la ley simbólica del deseo ob-liga a retornar sobre la acción, en nuestro caso al plan que tenia Frank, retorna al primer momento. Para dar cuenta de este retorno a la acción es necesario hablar de la culpa. Para Oscar D‘Amore no hay responsabilidad subjetiva sin culpa. Jinkis define a la responsabilidad de la siguiente manera: el responsable no es conciente de lo que hace ni que se hace cargo de lo que dice, sino culpable de lo que hace y dice. Fariña en su texto dirá: “La responsabilidad alcanza al sujeto allí donde este no tiene conciencia de serlo, su registro imaginario se detendrá antes. Se trata de la culpa, la culpa se constituye así, en el reverso de la responsabilidad”. Cuando la responsabilidad se halla ausente aparece como sustituto el sentimiento de culpa. En nuestro caso las figuras de culpa que aparece son el autorreproche, la del arrepentimiento y el de equivocarse, Frank llora junto a Charlie por lo que estaba a punto de cometer. Hay aquí, una interpelación subjetiva, que genera una retracción, obliga a retornar sobre la acción, favoreciendo la interpelación para la responsabilidad subjetiva. Aquí tiene lugar el tercer momento de este circuito de la responsabilidad, el sentimiento de culpa se diluye en el efecto sujeto y es una respuesta de dimensión ética. Frank actúa ahora de una manera diferente a la que venia actuando, actúa ahora en función de un deseo, no sabido por él, el deseo de la paternidad. Un ejemplo de esto se da cuando acude a la asamblea para defender a Charlie, diciendo que va en representación de los padres de Charlie.
En lo que respecta a la relación que se puede hacer con el caso de Ibbieta, podemos decir que, en su caso, Ibbieta es condenado a muerte por los falangitas, se encuentra en una encrucijada de la cual depende su vida, confesar y delatar donde se encuentra su amigo Gris o morir. Pero como ya nada le importa, se ha desprendido de todos sus ideales, creyó que su vida ya no tenia sentido, y pensó somos todos seres mortales. En el Caso de Frank, él también había perdido el sentido de vivir, y como Ibbieta se puso un plazo, dado que sabia que de todas maneras iba a morir, para hacerle una broma a los falangistas mintiéndoles donde se encontraba Gris. Por su parte, Frank también se supo poner un plazo, realizar ante la idea de suicidarse, un viaje que le permitiera hacer algunas cosas y cumplir su plan, Ibbieta por azar, sin saber que al mentir estaba diciendo la verdad, entrego la vida de Gris, de tal manera que los falangistas aplazaron su muerte, por que sin saberlo entrego a Gris. El ha sido responsable como sujeto del deseo, del deseo de vivir. En lo que respecta a Frank, también como sujeto del deseo, en el también hay un deseo de seguir viviendo, pero este tiene lugar a partir de otro deseo, el deseo como ya lo habíamos expuesto, el de una familia, el de la paternidad. Tomando una frase de Frank se podría interpretar algo con lo ocurrido en cuanto al cambio de plan de suicidarse de Frank. En un momento cuando invita a bailar tango a una joven que dice no saber hacerlo Frank expresa: “En el tango, uno puede equivocarse. No es como en la vida. Eso es lo maravilloso. Si uno se enreda o se equívoca, puede seguir bailando”. Acaso no esta expresando en esta frase algo de la culpa y del deseo de su propia vida, como por ejemplo como figura de la culpa, su gran equivocación de haber realizado esa mala jugada con la granadas lo cual le quito la vista y en cuanto a responder a nuestra hipótesis, el de no tener una familia, un hijo, una esposa. Es sobre este deseo del que es responsable Frank, que tiene lugar a partir del vinculo con Charlie, es el deseo de seguir “bailando”, seguir viviendo y esta ves de una manera distinta a como lo venia haciendo.

Bibliografía

Jinkis, J. (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires.

Michel Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Numero3. Buenos Aires.

Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

Freud, S.: (1925) La responsabilidad moral por el contenido de los sueños. En Algunas notas adicionales a la interpretación de los sueños en su conjunto. Obras completas. Tomo XIX, Amorrortu editores. 1984.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: