por 

- UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES -
FACULTAD DE PSICOLOGÍA

2º PARCIAL DOMICILIARIO

Materia: Psicología, Ética y Derechos Humanos

Cátedra: I

Prof. Tit. Reg: Lic. Juan Jorge Michel Fariña

Comisión: 5

Profesora: Lic. Tamara García Karo.
Ayudante: Lic. Silvia Capurro.

Alumna: Roxana Gimenez

LU: 24.993.300 0

Fecha de entrega: 28 de Febrero de 2011

Análisis:

“Una de las causas más importantes de la pérdida de amor a la vida, es la sensación de no ser queridos”

El film elegido para el trabajo se trata de “Precious” del Director Americano Lee Daniels, que basó su historia en la novela de la escritora Sapphire titulada “Push” y fue publicada en 1996. El film relata la vida de una adolescente que no sabe leer ni escribir a pesar de concurrir a la escuela, tiene serios problemas de obesidad y que a sus 16 años, no ha terminado su primaria y está embarazada por segunda vez de su padre.
La historia del film transcurre en Harlem (ciudad de Nueva York) en el año 1987. Precious vive con su madre, quien no trabaja y permanece todo el día encerrada en el departamento fumando, comiendo y mirando televisión. Los gastos del hogar son mantenidos gracias al dinero mensual que reciben por el Servicio de Asistencia Social. Este subsidio fue tramitado debido a que la madre de Precious está a cargo de la guarda de su primera hija que tiene Síndrome de Down y a la que llaman “Mongo”. La niña es criada por la abuela materna ya que según la madre de Precious “es un animal”.Sic
La convivencia entre su madre y Precious, está plagada de situaciones de violencia y maltrato físico y psíquico hacia ella, que la aplastan y la instalan en una vida desdichada y de dolor permanente.
La joven no tiene amigos, no tiene referentes cercanos y su único lugar de refugio y contacto con el mundo es la escuela. Precious concurre al colegio solo como un escape a la pesadilla que vive en su hogar, se sienta en el último banco para no ser percibida por el resto, aunque internamente desearía que sus compañeros la vean como una más del grupo. Esto la entristece porque tiene un anhelo permanente de vivir de otra manera y no transcurrir su vida como si no fuera importante para alguien.
A causa de su embarazo y por el tipo de modalidad de la escuela, fue dada de baja su vacante y perdió la posibilidad de continuar en ese colegio pero sin embargo, surgió la opción de ingresar a una escuela alternativa, (curso básico para adultos) por recomendación de la directora del colegio en el que cursa.
Si bien Precious no sabe de que se trata una escuela alternativa, quiere aprender y nace en ella un incipiente deseo y la necesidad de vivir de otra manera y de sostener su educación por la que hasta el momento ella siente que puede sobrevivir y sentirse como parte de un espacio de referencia. Precious se esfuerza por obtener un lugar donde continuar sus estudios a pesar de las permanentes agresiones descalificadoras de su madre con respecto a dicha elección, y que lejos de apoyarla y alentarla, la ubica en el lugar de la nada misma.
Una vez comenzado el curso y en cada clase, Precious va descubriendo sus capacidades y se fortalece en la valoración y empeño con que se siente acompañada por su maestra y sus compañeras.
Esta sensación de bienestar y de pertenencia significan un camino a descubrir y a recorrer ya que, a lo largo de su vida y durante cada situación de violencia, Precious buscaba internamente la forma de escapar de cada situación; cada vez que sufría abuso por parte de su padre y que además sucedía con el agravante de que su madre presenciaba cada abuso y no decía nada, ni la defendía de ello, sino que se ubicaba y ubicaba a su hija en un lugar de competidora, y cualquier momento era propicio para tomar venganza luego, contra su hija.
Precious, solo podía huir de toda esa violencia a través de sus pensamientos, escapaba de todo eso y se imaginaba en otras escenas de su vida en las que era querida y reconocida por otros, necesitada por un novio que la esperaba, la admiraba, la quería y fundamentalmente aparece en sus pensamientos la necesidad de ser mirada y alojada por alguien, como anhelo de una vida distinta, lejos del maltrato y la precariedad.
Es por ello que la apuesta a querer averiguar sobre la nueva escuela la ayudan a descubrirse, a poder sentirse alojada, “sentirse aquí” Sic.
Es vital para ella, estar y ser visible para otros, ser reconocida por sus pares y encontrar un lugar de pertenencia en el que pueda desarrollarse y aprender.
Surge a partir de aquí, algo de su singularidad que aparece dentro del contexto de la escuela como marca de deseo que acompaña un proceso en el que quiebra con el sentimiento de ser menos por su color de piel, por su condición social y por ubicarse como la “nada” para sus padres y por no tener novio ni ser mirada por ningún otro hombre que no fuera su padre.
Podemos pensar aquí que: “Las modificaciones que se suceden son propias del modelo subjetivo de cada época, pero lo que nos interesa es que lo jurídico refleja además la complejidad moral y social que forma el particular categórico basal del sujeto parlante, las leyes mas particulares, pero del mismo modo necesarias para la potencia de lo singular - universal.
Precious se identifica con una frase que su maestra le dijo al iniciar la cursada en esa nueva experiencia de aprendizaje: “El viaje mas largo, comienza con un primer paso” Sic. Ella no entiende mucho que significa esto, pero se atreve a continuar.
Se puede inferir como hipótesis que Precious, tiene aplastado su deseo de “ser”, arrasado por la vida de violencia que además, vivía como algo natural y no podía defenderse de ella ni decir nada para pedir ayuda, era ubicada como un objeto para ambos padres, desbordada por el maltrato y la demanda mortal de una madre que no la deseaba ni ubicaba como hija y un padre que la ubicaba no como hija sino, que la veía como una mujer con la que tenía sexo, sin establecer ni siquiera un vinculo de afecto, sino que todo pasaba por lo físico, puesta en un lugar de objeto, diciéndole que la quería y que se casaría con ella. Él arrasaba con sus dichos toda posibilidad de una construcción subjetiva saludable para Precious.
Subjetivamente para la joven, esta situación incestuosa con su padre, funcionaba no solo desde un lugar de padecimiento por no entender porque debía mantener esa relación con su padre sino que, en contraposición con esto, algo del orden del anhelo y la espera se jugaban en ella y la angustiaba, la confundía y la avergonzaba porque no podía sentirse querida como mujer, sentirse cuidada. Las violaciones sufridas no le permitían correrse del lugar de cosa y la violencia ejercida por su padre tampoco le permitía una salida al mundo como sujeto autónomo y en busca de otro objeto de amor y una inserción social con otros. No había en esa familia una terceridad en juego que diera lugar a un andamiaje al afuera.
¿Que tan lejos podría estar Precious de vivir su deseo de ser reconocida, de aprender y ser feliz? Ella intenta imaginar un camino distinto de lo vivido, aunque desconocido, pero con la expectativa de lograr dejar atrás el mundo de opresión familiar, entre las paredes oscuras de una casa que puertas adentro significaba un infierno para su vida.
Con la decisión de producir un cambio y buscar una salida diferente, Precious se siente por primera vez alojada en el espacio de la escuela, a través del aprendizaje compartido con otros, en la escritura, como inscripción de la búsqueda de si misma.
A medida que logra escribir, la posibilidad de una escritura diferente, de su propia vida desde un lugar distinto, reordenando su historia y dando lugar a un transitar en su vida con la esperanza de tener a sus dos hijos a pesar de lo que se espera y se diga de ella. Se puede pensar que en donde la familia debería dejar una marca social y simbólica, ella siente que nadie la tuvo en cuenta ni se preocuparon por saber que necesitaba.
Durante una de las clases, comenzó con el trabajo de parto. Dio a luz a su segundo hijo y cuando fue dada de alta regresó a su casa con su madre, quien la recibió como si nada hubiera cambiado, ignorando incluso, al bebé. Como siempre la trató con desprecio no solo a ella sino al bebé, insultándola y maltratándola por haber tenido otro hijo de “su macho” Sic. Tuvieron una fuerte pelea y frente a la situación de riesgo para si y para su bebé, Precious se escapa de la casa y huye en busca de ayuda. Sin saber que hacer pero segura de no querer volver allí, se refugió en el único lugar en el que se siente alojada, la escuela.
Al día siguiente, cuando llegaron su maestra y la secretaria se encontraron con la sorpresa de que la joven, estaba dormida y lastimada con su bebé en brazos en una de las oficinas. Rápidamente y en colaboración de sus compañeras, la maestra buscó un lugar transitorio para Precious y su hijo. Al tener dificultades para obtener una vacante en el día, la joven fue recibida por su maestra y su pareja lesbiana en su casa. Le sirve esta experiencia para reflexionar sobre las diferencias entre lo vivido en el pasado y la búsqueda por salir adelante en el presente. Se refuerza a partir de allí, su incertidumbre y dolor por todo lo padecido con su familia, pero descubre que hay un mundo posible por fuera de las paredes de su casa y que no se encuentra sola para salir adelante con sus hijos.
Es a través del aprendizaje de la escritura y el transcurrir en las clases con su docente (la Srta. Rain), que se presenta en la joven el interrogante sobre el porque su vida no fue distinta, porque nadie estuvo para cuidarla, porque el amor que le era necesario en vez de protegerla y darle un lugar, la arrastró al dolor y a un “no lugar”.
Cuando su maestra la interroga sobre, porque nadie la protegía de las situaciones de abuso causadas por su padre, estalla en Precious, no sin dolor, su propio interrogante sobre que pasaba en ella, porque aceptaba esa sumisión, porque nunca lo contó antes, porque soportó esas situaciones.
El temor y la vergüenza, taponaban su vida, su posibilidad de ser y pertenecer, de tener un lugar de hija que necesita cuidado y afecto y de mujer puesta en un lugar de sujeto de amor que puede elegir y ser elegida y no de objeto de uso de las vejaciones que le hacia su padre. Se pone en marcha una disyuntiva interna en ella, en la que todo se mezcla y la angustia mucho. No entiende porque le pasó todo lo que padeció con sus padres, porque nunca pudo vivir algo diferente.
.“Cuando la responsabilidad del sujeto se haya ausente aparece como sustituto. Como contraparte, el sentimiento de culpa. La culpa se constituye así en el reverso de la responsabilidad.” Las sensaciones de culpa que aparecen en Precious lo hacen desde el lado de pensamientos atormentadores, angustia y remordimientos.
Como explica D’Amore, “La interpelación “implica” ya una deuda por la que hay que responder, es el llamado a responder para volver al surco de la moral, en este caso la respuesta es particular. No hay singularidad en la vuelta al surco moral porque la respuesta resulta un taponamiento de la dimensión ética”
Una vez derivada a un hogar de tránsito con su bebé, Precious continúa planificando una vida posible con sus hijos, comienza a buscar trabajo y mejora con gran empeño sus calificaciones por las que recibe un premio. Además escribe poemas y participa con entusiasmo de las actividades escolares.
Luego de un tiempo de estar alojada, recibe la visita de su madre, quien le informa que su padre ha muerto a causa del VIH. La joven preocupada por ésta noticia, se hace controles clínicos, los cuales le dieron resultado positivo a ella también.
Sumida en el más profundo dolor, Precious se plantea porque el amor la dañó y no le dio nada más que dolor: “Nadie me quiere, el amor no hizo nada por mi, el amor me golpeó, me violó, me trató de animal, me hizo sentir inútil, me contagió”. Sic.
“Escribe tu historia” Sic, es el pedido que le hace su maestra, y allí se juega el poder poner en palabras, poder ser y decir, poder definir que querer cambiar, darle un rumbo al recorrido que comenzó a partir de ese primer paso que dio al comenzar el curso básico para adultos.
Haciendo un recorrido en el camino subjetivo de la vida de la protagonista, podríamos pensar que la escritura operaria como un puente hacia una nueva concepción de su historia. Su vida había sido signada por el “no registro”, por la sucesión de momentos y experiencias que ocurren sin lugar a la reflexión, sin entendimiento, sin poder pensar en un porque. Es este instrumento simbólico, al que accede Precious de la mano de otro muy significativo que se lo facilita, que le permite re significar y poder reformular su historia y ubicarse como una persona singular, que puede hacer algo con su futuro, empezar a vivir con “marcas escritas” que le permitan adoptar una postura donde pueda escribir algo diferente en su vida y en la de sus hijos.
El acto ético se realiza siempre en soledad. “se trata del sujeto y el sentido singular de su acto. Acto cuya constitución misma resiste toda formula genérica. De allí que el acto ético revista carácter suplementario respecto a la moral” . Como manifiesta Ariel acerca del acto ético “Revela el orden de la existencia mas allá de la temporalidad en la que el Sujeto esta condenado a vivir”
Aquí aparece el cambio de posición subjetiva en Precious, quien asume su propia responsabilidad frente a la situación que padece y en contraposición con lo que desea la Psicóloga del Servicio Social, quien intenta persuadirla para que de a sus hijos en adopción. Precious a pesar de todo, decide vivir junto a sus hijos. Se plantea a si misma y a los demás que, a pesar de los planes que tienen para ella en el Servicio Social, no aceptará que den a sus hijos en adopción y buscará recursos por ella misma y que a pesar de la enfermedad, buscará la forma de proteger a sus hijos y que el tiempo que los tenga, estén bien cuidados pero con ella. Logra descubrirse, vivir su deseo, alejarse de su madre y recomenzar una nueva vida.
Este es el momento en el que el sujeto se encontraría con su deseo. Esta seria la única vía que haría un destino singular. Posibilidad primordial para singularizar a un sujeto. Aparece un acto ético en Precious: “El efecto sujeto claro esta, es también una respuesta a la interpelación, pero ya estamos hablando allí de una dimensión ética. Y eso implica la noción de acto en la que el sujeto se produce. De modo, que al hablar del efecto sujeto, estoy hablando del acto y es ético, porque es el acto en que se produce un sujeto de deseo inconsciente. Esto es lo que quiere decir que “el estatuto del inconsciente es ético”
Aparece Precious como sujeto singular y con una responsabilidad subjetiva clara, manifiesta y por transcurrir. Comenzó, para Precious, el viaje mas largo hacia su felicidad, viaje que asienta su deseo y lo realiza, aparece el sujeto y se pierden los fantasmas y los miedos.
“El interés está puesto en la subjetivación de una acción, si es así ya no será una acción cualquiera, sino una que recae finalmente sobre el Sujeto, poniéndose este en acto”
Citando a Sastre: “ninguna moral general puede indicar lo que hay que hacer; no hay signos en el mundo”
Entendemos a partir de esta cita que es desde la ética subjetiva desde donde cada uno elige y se responsabiliza en soledad por las acciones cometidas.
Entonces, podemos inferir que cada uno en su propia existencia tiene momentos donde se enfrenta a la necesidad de tomar una decisión. Y llegado ese momento crucial, lo último que se hace es escapar…” El hombre se hace al elegir su moral, y la presión de las circunstancias es tal, que no puede dejar de elegir una”
Finalmente: “Hay que mirar la vida de frente y conocerla por lo que es. Al final, hay que conocerla, amarla por lo que es y luego ponerla en su sitio”.

Bibliografía
• Domínguez, M. E.: En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Freud, S. (1901-1905). Tres ensayos de una teoría Sexual y otras obras. Obras Completas, Tomo VII. Amorrortu editores, 2007.
• Lacan, J. (1988) Seminario 7. La ética del Psicoanálisis. 1959-1960. Paidós, Buenos Aires.
• Michel Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires
• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Domínguez, M. E.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Michel Fariña, J. Del acto ético. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Michel Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Ariel, A. (1994). Moral y Ética. Una poética del estilo. En El estilo y el acto. Ediciones Manantial, Buenos Aires.
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Sartre, Jean Paul. El existencialismo es un humanismo. Ediciones del 80, Buenos Aires.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: