por 

Psicología, Ética y Derechos Humanos

Segunda evaluación Parcial
(Carácter domiciliario)
Prof. Espacio Teórico: Fariña, Juan Jorge Michel
Prof. Espacio Práctico: Somoza Barón, Ivana
Co Ayudante: Noejovich, Daniela
Alumnas: Domingos Ferreira Dos Santos Fernanda LU: 26114432/0
Rizzo, Mariana LU: 33503889/0
Com: 22
Fecha de Entrega: 28 de Octubre de 2010

PELÍCULA: PULP FICTION

En su texto , Fariña plantea que responsable es aquel de quien se espera una respuesta y establece los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad subjetiva. Este circuito es el que se intentara ubicar, en primer lugar, en relación a nuestro personaje elegido, Butch, el boxeador. Luego se pretenderá identificar elementos relacionados con Necesidad y Azar, establecer una Hipótesis Clínica y por último articular con los conceptos trabajados en la materia sobre Ética, eje universal-singular y eje particular.
Para esto se trabajarán las siguientes escenas:
1° Escena: el jefe de una banda acuerda con el personaje interpretado por Bruce Willis, un boxeador llamado Butch, pagarle la suma de $ 1.000.000.000 por su actuación en una pelea, con la condición que en el 5° round éste tiene que dejarse vencer, ese es el trato.
2º Escena: el sueño de Butch, el de un episodio que había sucedido en su infancia, él de niño mirando dibujos animados y la visita de un compañero de su padre (quién había fallecido en la Guerra) otorgándole un obsequio qué este había pedido que fuera entregado a su hijo en caso de no poder ser el mismo quien se lo entregue.
Se trataba de un reloj de oro hecho por la primera compañía que hizo relojes de pulsera que había sido usado por su bisabuelo, abuelo, padre, todos ellos combatientes. Durante la Guerra su padre lo había escondido en su cuerpo para que no se lo saquen durante 5 años, sabía el esfuerzo que había hecho para que hoy pudiese tenerlo y a partir de ese momento se convierte en un objeto de mucho valor en su vida.
Al despertar del sueño, vestido con short y guantes esta preparado para cumplir su arreglo y sale al ring a pelear. Pero Butch no cumple con su trato y sale ganador en la pelea. Además mata a su contrincante y escapa. Tenía planeado escaparse con su mujer a otro lugar para no ser encontrado por el jefe, Marcellus Wallace. En la radio se escucha la noticia que Butch ha matado a su rival pero él no sabe nada al momento de la fuga. Toma un taxi, conducido por una mujer y ella misma le pregunta si él era el boxeador del que hablaban en la radio. Le pregunta que se siente matar a otro hombre, Butch no entiende la pregunta, se queda perplejo por un instante, pregunta a la taxista si su rival había muerto, ella responde que eso decían en la radio. Frente a la pregunta de la taxista él responde:“ No te lo podría decir, supe que lo maté cuando me lo dijiste, ahora que sé ¿quieres saber lo que siento?, no me siento nada mal” . Seguido de esto se ve en otra escena a Butch hablando por teléfono con quien se suponía era su manager y dice: “Al carajo con él, murió por no saber pelear, si no se hubiera puesto los guantes todavía estaría vivo, que carajo importa, ya pasó”.
En el circuito de la responsabilidad, en un tiempo 1, el personaje lleva adelante una acción, una conducta orientada por un determinado objetivo. Un tiempo resignificado por la interpelación a través de la culpa. La culpa hace que retorne sobre la acción por la que se debe responder.
Adviene luego un tiempo 2, es decir una interpelación que el sujeto recibe a partir de indicadores que lo ponen sobre aviso de que algo anduvo mal. Su acción del tiempo 1 fue más allá.
La interpelación pone en marcha el circuito, el tiempo 2 resignifica el tiempo 1, obligando al sujeto a responder, aunque esta respuesta no necesariamente tiene que ser un tiempo 3, el tiempo de la responsabilidad subjetiva.
A partir de estos conceptos se podría pensar desde el personaje elegido, el acto de ganar la pelea como un tiempo 1 que es resignificado a partir de un tiempo 2, de una interpelación que viene desde afuera, no es el propio sujeto quien se interpela sino la taxista.
Oscar Dámore plantea en su trabajo sobre la responsabilidad subjetiva y la culpa diferentes tipos de respuesta que puede dar un sujeto frente a la interpelación que no llegan a conformar un tiempo 3: el sentimiento de culpa, la proyección, la negación y la intelectualización.
En nuestro personaje se podría ubicar la proyección como tipo de respuesta, la culpa es del otro, de su rival porque no sabe pelear. Él mismo no se siente culpable, no siente nada por haber matado a otro, si el culpable es el otro, él no es responsable. La culpa oculta y devela a la vez algo en torno a la responsabilidad. En Butch, se podría pensar, que esta culpa proyectada en el otro, funciona como tapón ante el advenimiento de la emergencia subjetiva.
Por el contrario, si tenemos en cuenta que el concepto de responsabilidad jurídica se plantea en función de la noción de sujeto autónomo, es decir el sujeto de la voluntad y la intención, se podría pensar que el personaje interpretado por Bruce Willis, es responsable, en sentido jurídico, de haber matado a su contrincante. Es un sujeto imputable, capaz de responder por sus actos.
Tal como nos cuenta Fariña en su texto “Responsabilidad: entre necesidad y azar”, las personas no somos responsable de todo lo que nos sucede.
Toda conducta o hecho consta de al menos tres coordenadas: necesidad, azar y responsabilidad.
Cuando una situación rige por completo el orden de necesidad, la pregunta por la responsabilidad del sujeto carece de toda pertinencia. Si se tiene en cuenta la formula “responsable es aquel de quien se espera una respuesta”.
La Necesidad establece una conexión entre causas y efectos, el Azar desconecta esa relación.
La Necesidad es aquello que rige por fuera de la intervención del sujeto en situación. En relación a estas tres coordenadas, la necesidad podría ubicarse, desde nuestro personaje, en el pelear, es anticipable que si una persona pelea con otra puede llegar a ocurrir que alguno de los boxeadores muera. Pero en esta escena el azar también intervino. Al tener que huir y tomar un taxi fue necesaria la “coincidencia” de que la taxista estuviese escuchando la radio, que la misma pudiera relacionar por la vestimenta y el modo violento con el que se quitaba los guantes Butch, que se trataba del boxeador del que hablaban en la radio, de ese que había matado a su oponente. Si hubiese tomado otro taxi donde la conductora nada le preguntara, no se hubiese enterado del resultado de la pelea que lo llevo a interpelarse sobre lo sucedido.
En el artículo de Juan Carlos Mosca, el autor nos dice que la responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar. Basta que se produzca una grieta, para que la pregunta por la responsabilidad adquiera toda dimensión.
En tanto no es puro Azar y Necesidad es que se podrá hablar de responsabilidad subjetiva, como algo no sabido para el sujeto que roza el campo del deseo. La responsabilidad subjetiva es esa relación ética del sujeto al deseo, esa responsabilidad que la ubicamos allí donde el sujeto aparece.
“La pregunta por la responsabilidad no supone un cuestionamiento a la persona sino la interpelación al sujeto. Se trata evidentemente, del deseo inconciente.”
A partir de esta interpelación del tiempo 2 resignificado el tiempo 1, se podría pensar en alguna Hipótesis Clínica que bordeará el deseo del protagonista. La hipótesis clínica es un lazo asociativo entre el tiempo uno y el tiempo dos, que sitúa la naturaleza de esa ligadura.
En la primera escena relatada, en el trato que hace Butch con el jefe Wallace, este último le dice a nuestro protagonista las siguientes palabras: “Estuviste cerca pero nunca llegaste a la cima (…) los boxeadores no tienen un “DIA DEL VETERANO”, la noche de la pelea puede que sientas un ligero malestar, es tu orgullo, lucha contra esa mierda, en el quinto round te vas a la lona”.
Se podría pensar que las palabras enunciadas por Wallace, “Día del Veterano” le resuenan a nuestro protagonista en alusión a su padre, como “veterano” de guerra, su padre había muerto siendo prisionero, al momento de la pelea Butch no quiere “perder” como su padre, y gana la pelea. No quería dejarse vencer como su padre fue vencido en la guerra. Butch es responsable de no luchar contra su orgullo y no quedar como un perdedor como quedo su padre, aunque nuestro protagonista nada sepa de esto.
El tiempo 3 es el acto ético propiamente dicho. Algo de lo particular se destotaliza y es lo que permite el despliegue del eje Universal-Singular.
En este punto cabe hacer mención del doble movimiento de la Ética. Un primer movimiento que se ubicará en el eje de lo Particular, y está compuesto por los códigos compartidos, la moral de una época, es el soporte en el que se sustentará el eje de lo Universal-Singular, eje en el que se define el segundo movimiento de la ética, el de la dimensión de la singularidad en situación. Tiene que haber una destotalización, una fisura en lo Particular para que lo Universal-Singular se empiece a desplegar, y es en este eje Universal-Singular que aparece esta cuestión del “que hacer” , es una situación que desborda el conocimiento que lo antecede. Esta dimensión universal – singular será donde se trace el horizonte de la ética. No puede plantearse una dimensión ética sin moral.
Desde la perspectiva de nuestro personaje se podría pensar que si no se puede ubicar un tiempo 3 en el circuito de la responsabilidad, tampoco se podría ubicar un acto ético el cual se despliega el eje Universal-singular, ya que el tiempo de la responsabilidad subjetiva es el tiempo del acto ético, un tiempo en el que el sujeto se implica en su deseo.
No obstante, sí se puede ubicar una respuesta a la interpelación a través de la proyección de la culpa hacia el otro, esta respuesta se produce desde el eje particular, desde lo moral. “Murió por no saber pelear, si no se hubiera puesto los guantes todavía estaría vivo”, Butch plantea que hay ciertas cosas que el otro debería haber hecho para poder ganar la pelea.
“La interpelación “implica” ya una deuda por la que hay que responder, es el llamado a responder para volver al surco de lo moral, en este caso, la respuesta es particular. No hay singularidad en la vuelta al surco moral porque la respuesta resulta un taponamiento de la dimensión ética.”

BIBLIOGRAFIA

• D’Amore, O: “Responsabilidad y culpa” en La Transmision de la ética. Clinica y Deontología, Volumen I: Fundamentos. Letra Viva, 2006
• Fariña, J.J & Gutierrez C: “ Veinte años son nada”. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires
• Fariña J.J: “ Responsabilidad: entre la necesidad y azar”.
• Fariña, J.J: El doble movimiento de la Ética contemporánea. Una ilustración cinematográfica. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol I. Fundamentos. Letra Viva, 2006
• Mosca, Juan Carlos: “Responsabilidad: otro nombre del Sujeto” en Etica: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires
• Salomone, G.Z: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La Transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol I: Fundamentos. Letra Viva, 2006
• Salomone, G.Z: El sujeto autónomo y la responsabilidad. En La transmision de la ética. Clínica y deontología. Vol I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.




NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: