por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología
Psicología Ética y Derechos Humanos
Segunda Evaluación
Película: Pulp Fiction

Cátedra I Fariña, Juan Jorge Michel
Docente: Fariña, Juan Jorge Michel
Comisión: 9
Alumnos:
Laidlaw, Luciana 29038152/0
Luna, Gabriela 34276086/0

Segundo cuatrimestre 2010

PULP FICTION

Breve introducción al film asignado

La película que nos fue asignada fue Pulp Fiction. Esta película fue dirigida por Quentin Tarantino, realizada en el año 1994. Participaron varios actores de gran prestigio, entre ellos destacamos a Jonh Travolta, Samuel L. Jackson, Bruce Willis y Uma Thurman.
La película comienza con la escena de la cafetería que será clave para el resto de la película, mas aun para el desenlace del final.
Luego en un segundo escenario, aparecen los personajes principales, Jules Winnfield (Samuel L. Jackson) y Vincent Vega (Jonh Travolta). Ellos son dos asesinos a sueldo que trabajan para el señor Marsellus Wallace. Antes de realizar uno de sus “trabajos”, Vincent le confiesa a Jules que Marsellus le ha pedido que cuide a su novia, Mia. En el camino a realizar aquel “trabajo”, comienzan a discutir sobre lo peligroso que es cuidar y sobrepasarse con la novia del jefe; esto influenciara luego en el acercamiento que tendrá Vincent con Mía. Llegan al lugar designado y deben poner en marcha su misión: recuperar un misterioso maletín, es significativo tener en cuenta que, en todo el recorrido de la película nunca se mostró el contenido de aquel maletín. Aquí Tarantino, nos ha dado la posibilidad de imaginar y fantasear con dicho contenido.
Paralelamente, podemos ubicar la historia de Butch Coolidge (Bruce Willis). El es un boxeador que trata de escapar de la ciudad tras no cumplir con lo pactado con el mafioso Marsellus Wallace.
A lo largo de la película los personajes y las historias se van entramando de manera estratégica. Tarantino utiliza una estructura episódica, en la cual podemos ver que toca temas como los códigos existentes entre mafiosos y matones, la violencia, el sexo, las drogas, la camadareria, la responsabilidad y obediencia.

Acercamiento entre J.P. Sartre y la Pulp Fiction

Jean Paul Sartre escribió en el año 1939, el cuento llamado “El muro”, el cual transcurre en la España de la Guerra Civil.
El personaje principal, Ibbieta, quien se encuentra privado de su libertad, es torturado e interrogado por los falangistas. Si bien no se lo culpa de nada, se lo presiona para que de a conocer el paradero de una persona al que buscan, llamado Gris. Si bien Ibbieta sabe el verdadero paradero de Gris decide ocultarlo y jugarles una broma, indicándoles que Gris se encuentra en el cementerio.
Gris, por otro lado, se encontraba escondido en la casa del primo. Tras una discusión decide esconderse en el cementerio. He aquí como los falangistas encuentran a gris en el cementerio y lo agarran.
Podemos afirmar que el azar llevo a que Ibbieta y Gris tomaran decisiones importantes para su supervivencia.

En cuanto a la película Pulp Fiction, podemos ubicar un personaje que se vio en una situación, en la cual debía tomar una decisión importante, que inferimos cambiaria el curso de su vida. Este personaje es Jules Winnfield, interpretado por Samuel L. Jackson. Para poder realizar una mejor comprensión y poder dar cuenta de nuestra elección nos parece pertinente comentar algunas características del personaje elegido.
Luego de ver la película y con más detenimiento las escenas en la cuales participa nuestro personaje elegido podemos llegar a caracterizarlo de la siguiente manera: Jules tiene la apariencia de un hombre rudo y severo, es una persona de color negro, con cabello enrulado. Es alto y flaco. Al comienzo de la película, por medio de un dialogo que mantiene con su compañero de “tareas”, podemos llegar a colegir que Jules esta muy interesado en los bares de achís y en el consumo de marihuana. El sostiene que se iría a vivir a Ámsterdam, por el hecho de que allí este tipo de droga es legal.
Por otro lado también podemos inferir que en la relación que hay entre Jules y Vincent, el que mas domina o el que mas al mando esta, es Jules. Justificamos esto dando cuenta de que cuando se pone en marcha la “tarea”, es Jules el que establece el dialogo y comete el delito de asesinar. Sin embargo, hay que dejar en claro que Vincent también colabora en la tarea de asesinar, pero no toma tanto protagonismo como lo hace Jules. En la misma escena podemos observar también una faceta, si se nos permite decirlo, religiosa, ya que Jules antes de cometer el acto de asesinar, predica un pasaje de la Biblia.
Luego mas adelante en la película, observamos como Tarantino nuevamente nos retrotrae en el tiempo y volvemos a una de la escena del principio. Esta vez nos ubicamos en el baño del departamento donde Jules y Vincent iban a realizar el ajuste de cuenta. En este baño hay un adolescente escondido, que sostiene que no quiere morir y tiene un arma en la mano. Decidido a luchar por su vida sale furioso del baño y gatilla todo un tambor de balas a Jules y Vincent. Para desgracia de el, ninguna bala pega en el blanco. Jules y Vincent no tienen más remedio que matarlo. Aquí ubicamos un punto de perplejidad y asombro en Jules. El sostiene que eso “fue un milagro divino, que Dios bajo del cielo y paro esas balas”. Vincent tiene la sencilla opinión de que solo fue suerte. En la siguiente escena vemos como luego de ese episodio de milagro divino, Jules decide renunciar a su trabajo de matón.
Sostenemos que tanto Ibbieta como Jules, debieron tomar una decisión importante. Ambas decisiones afectarían el curso de sus vidas, ambas marcarían el camino que luego seguirían, ambas decisiones confrontan a los personajes con la posibilidad de la muerte misma, si bien a cada uno lo enfrenta de distintas maneras, sostenemos que la relación establecida es valida.
Por un lado Ibbieta toma la decisión de improvisar una broma para burlarse de los falangistas, sabiendo que tardo o temprano lo matarían. Luego, el mismo se ve sorprendido en el lugar de del burlador burlado. Y por otro lado vemos como Jules, emprende su “tarea” de manera cotidiana, pensando que iba a ser lo mismo de siempre, pero se encuentra de cara a la muerte y esto es lo que lo lleva a tomar una decisión, la decisión de retirarse del trabajo de matón.
Circuito de responsabilidad que organiza la situación

Oscar D’amore en su texto “Responsabilidad subjetiva y culpa”, nos afirma que no hay responsabilidad sin culpa, en donde la culpa resulta del orden particular y la responsabilidad del orden singular. Esto significa que el sujeto del acto coincide con el de la responsabilidad subjetiva, es por esto que se sostiene que la responsabilidad subjetiva es otro nombre del sujeto.
Tratando de realizar un contrapunto con la película Pulp Fiction, sostenemos y afirmamos, que el personaje Jules tiene un grado de responsabilidad, fundamentalmente subjetiva, que a la vez lo ata o lo une con algo del orden de la culpa. Cabria preguntarnos si Jules inconcientemente en el transcurso de la escena en la cual se enfrenta con su posible muerte, ¿tiene sentimientos de culpa por todas las muertes que ha causado?, y si los tuvo, ¿será ese el motivo que lo lleva a tomar la decisión consciente de dejar su puesto de matón?
Es valido tener en cuenta que la responsabilidad no es un dato objetivo, ni un dato natural, si no que es algo que se atribuye. También una determinada noción de sujeto, sostendrá una determinada noción de responsabilidad.
Ahora bien, podríamos aventurarnos y sostener como hipótesis principal, que el personaje Jules decide apartarse del oficio de matón, por sentimientos de culpa por sus asesinatos cometidos, desde ya sostenemos que estos posibles sentimientos de culpa son del orden de lo inconsciente. Estos sentimientos podrían haber nacido en el momento en el que el se enfrenta de cara a la muerte. Pero es necesario destacar que no estamos hablando de culpa en el sentido común y vulgar, si no que hacemos referencia a la culpa en cuanto lleva aparejada una interpelación subjetiva. Podríamos hipotetizar que Jules en el momento en cual estuvo con alto riesgo de ser asesinado, él se pregunto ¿estuve a punto de morir? ¿Yo he matado anteriormente? ¿Qué he hecho? Así es como podríamos pensar que Jules vuelve sobre lo hecho anteriormente y lo resignifica, dando como resultado una renuncia real y consciente a su trabajo.
Es por esto que esta hipotética culpa, obliga a Jules a tomar una decisión y es así como entramos en el Circuito de la Responsabilidad.
El Tiempo 1 del Circuito de Responsabilidad, se refiere a las acciones que lleva adelante el personaje, se trata de una conducta orientada por un determinado objetivo y se entiende que tal iniciativa se agota en los fines para los cuales fue concebida. Ahora bien, este tiempo puede ser ubicado, en el personaje Jules, cuando el se dirige con su compañero al lugar donde debían realizar la “tarea” encargada por Marsellus Wallace. Esta “tarea” consistía en recuperar un maletín y aniquilar a los sujetos allí presentes. Como bien lo muestra la película, Jules consigue su maletín y también aniquila a los presentes en ese departamento. Es de gran relevancia comentar como Jules lleva adelante su trabajo. Él antes de matar al sujeto en cuestión dice:
¿Tú lees la Biblia? Se de memoria un pasaje que va bastante bien con la situación. Ezequiel 25:17 “La senda del justo esta bloqueada por todos lados por la iniquidades del egoísta y la tiranía del malvado. Bendito aquel que por caridad y buena voluntad es pastor del débil en las sombras pues el guarda a su hermano y encuentra a niños perdidos y yo destruiré con gran venganza y con furiosa ira a aquellos que intenten destruir a mis hermanos. Y ustedes sabrán que mi nombre es El Señor cuando desate mi venganza sobre ustedes”
Luego de recitar este pasaje de la biblia, mata al sujeto. Este pasaje marcara un punto de inflexión en Jules por que, si bien aquí lo nombra y mata sin piedad a un sujeto, hacia el final de la película, Jules predica el mismo pasaje de la biblia, pero en vez de dar final a una vida, mas bien lo que hace es dar posibilidad de seguir viviendo a un sujeto. O sea, podemos sostener que simbólicamente este pasaje de la biblia marca un Jules asesino y un Jules ya retirado de la profesión de matón, que da la posibilidad de seguir con vida.
Continuando con el Circuito de la Responsabilidad, podemos pasar a desarrollar el Tiempo 2. Teóricamente este tiempo da cuenta de una interpelación que el sujeto recibe a partir de indicadores que lo ponen sobre aviso de que algo anduvo mal. Su acción iniciada en el Tiempo 1 fue más allá o más acá de lo esperado. En la película vemos como Jules y Vincent son sorprendidos por un sujeto que sale rápidamente del baño y le dispara. Aquí podemos ver como la situación se ve atravesada por un elemento que no estaba en los planes originales.
Jules racionaliza esta situación alegando que fue un “milagro divino, que Dios bajo del cielo y paro esas balas”. Y algo totalmente distinto es lo que sostiene su compañero Vincent, que dice que solo fue “suerte”.
En esta situación es donde volvemos a ubicar nuestra hipótesis, sostenemos que Jules se vio obligado a repensar sus acciones, a repensar lo que anteriormente realizo, se ve interpelado a pensar lo que hizo. Aquí también podríamos llegar a plantear la pregunta por si Jules a actuado conforme a su deseo, o solo ha llevado adelante las pautas que fueron impuestas por Marsellus Wallace.
Ubicándonos ahora en otra dimensión, en la dimensión de lo universal-singular, podemos dar cuenta de la denominadas Hipótesis Clínicas. Se trata del trabajo del psicólogo, da cuenta del accionar que lleva adelante el psicólogo en una determinada situación. Estas hipótesis clínicas no se agotan en las intenciones morales ni sociales.
Son estas hipótesis las que abren la potencialidad de un Tiempo 3, el tiempo de la responsabilidad. También es importante destacar que van a ser inferenciadas de los tiempos anteriores.
Ahora bien, nos animaremos a poder producir las hipótesis clínicas referentes al personaje elegido, Jules.
Por un lado se podría llegar a inferir y ubicar un goce en la acción de matar a personas. Recordemos que teóricamente el goce es un termino lacaniano. El goce no es el deseo, se opone al placer. Podemos pensar también que el goce es el responsable de que la gente siga cometiendo a lo largo de la vida los mismos errores, o sea, podríamos pensar al goce como responsable de la compulsión de repetición. Vemos como Jules mata sin piedad, sin ningún tipo de remordimiento, parecería ser una acción cotidiana y en cierto punto el mata por trabajo. Todos sabemos que matar es un delito y se paga con años y años de cárcel. Pero para Jules, inferimos, la acción de matar es algo de todos los días y también, seguimos infiriendo, es algo que no se relaciona con el orden del placer. Justificamos esto pensando de que cuando el mismo se ve cerca de su propia muerte, decide renunciar. En esta renuncia real y consciente, se podría leer algo del orden del deseo.
Entonces podemos llegar a sostener un posible goce en matar personas y por otro lado, podemos inferenciar, un posible goce al tratar de ser un asesino ideal.
Podríamos arriesgarnos a inferir el conflicto psíquico que podemos leer a través de escenas en las qué actúa Jules. Por un lado podríamos ubicar un SUPERYO severo y sádico. Podemos hacer mención de una frase que el dice hacia el final de la película: Yo soy la tiranía del perverso. Frase con gran connotación de violencia y de superioridad. Y por otro lado se podría llegar a ubicar un YO avasallado por este gran SUPERYO.

El texto Responsabilidad: entre necesidad y azar, describe que para los griegos había dos diosas bien diferenciadas.
Por un lado estaba la diosa Necesidad, ella regia aquellos sucesos ajenos a la voluntad humana. Establece una conexión entre causas y efectos. Actualmente, se ha inventado un nombre cotidiano para designar aquello que va a ocurrir inexorablemente, ese término es el destino. Un ejemplo del orden de la necesidad es, un eclipse, la ley de la gravedad, la muerte. En cuanto a la muerte podemos pensar que uno no sabe como ni cuando se va a morir, pero si tiene en claro que tarde o temprano algún día nos vamos a morir. Tratando de realizar un contrapunto con la película Pulp Fiction, vemos como Jules estuvo en una situación en la cual se pudo haber consumado su muerte, algo del destino se hizo presente. Él no pensó que ese trabajo que iba a realizar, marcaría un antes y un después en su vida. En esta situación vemos a un Jules sorprendido, petrificado y en estado de confusión.
Por otro lado los griegos tenían una dios denominada Azar. Ella regia los eventos ajenos al orden humano y que escapaban a la dios Necesidad. Otros nombres con los cuales se designan al Azar son: suerte, coincidencia, casualidad, accidente. Nuevamente, tratando de realizar un contrapunto con la película, ubicamos como elemento de azar, el hecho de que las balas disparadas por el cuarto muchacho dan en la pared y ninguna de esas balas causan la muerte de Vincent y Jules. Es mas, Vincent racionaliza este hecho diciendo que fue pura suerte, que son cosas que suceden.

La Obediencia

En cuanto al tema de la obediencia podemos ver que en Jules (Samuel L. Jackson) esta presente el semblante de saber y la pasión por la instrumentalización del mismo, un saber que se basa no solo en la obediencia extrema ante las órdenes que se le imparten sino también en el goce que encuentra no solo en matar personas sino, inferimos, también en ser un asesino ejemplar. Un asesino ejemplar que estaba dispuesto a matar personas para cumplir con las órdenes que le impartía su jefe Marsellus. Podemos pensar basándonos en las primeras escenas de la película, que Jules le tenia gran respeto y admiración a su jefe Marsellus.
Calligaris sostiene con respecto a la pasión de la instrumentalización, que una posible salida de la neurosis del lado de la perversión, no tiene precio para el neurótico. Un sujeto que para funcionar en un sistema tiene que matar a muchas de personas, constituye un precio que tal vez la mayoría de los neuróticos esta dispuesto a pagar para tener acceso a un tipo específico de funcionamiento. Dicha cuestión se ve en Jules quien dice que él era la “Tiranía del Perverso”, siendo capaz de matar a cualquier persona con tal de cumplir y que lo llevo a pagar un alto precio que casi le cuesta la vida. Esto se ve en la escena que están en el departamento y el cuarto muchacho (Actor: Alexis Arquette) esta escondido en el baño sale y les dispara a Jules y Vincent, pero las balas dan en la pared. Ante esto Jules no tiene ningún tipo de problema y remordimiento en matar a ese cuarto muchacho, él no piensa y directamente pasa al acto.

Acto Ético, lo universal-singular; la moral de lo particular

Podemos sostener que el horizonte de la ética se comienza a dibujar desde la dimensión de lo universal-singular. Tenemos que tener en mente que existe lo universal a través de lo singular, y recíprocamente. El efecto singular es una de las más infinitas formas posibles de realización de lo universal.
Por otro lado tenemos la dimensión de lo particular. Hace referencia a un efecto de grupo, da cuenta de un sistema de códigos compartidos. Desde ya lo particular no puede comprenderse si esta separado de lo universal-singular.
Afirmamos que la dimensión ética se despliega en el circuito de lo universal-singular, sosteniéndose (de manera provisoria) en el campo de lo particular, que toma prestado su carácter de código.
En cuanto a las categorías de lo Universal-Singular y lo Particular vemos que en el film Pulp Fiction se articulan de la siguiente manera:
Universal-singular: ¿Qué hace que ciertas personas decidan ser asesinos a sueldo o asesinos? Ubicamos aquí las situaciones en las cuales se usan a sujetos para realizar actos de asesinato o actos de ajustes de cuentas.
En el caso de Jules se puede decir que lo que lo llevo a cometer estos crímenes se relaciona con: cumplir y obedecer las ordenes de su jefe, el goce que encuentra al ser un asesino ejemplar, también se relaciona con ciertos rasgos perversos- sádicos que hay en él, esto se ve en la escena de la cafetería cuando le dice a Ringo “Yo soy la Tiranía del Perverso”.
Particular: ¿Qué lo lleva a Jules a cometer estos crímenes? ¿Qué hay en juego para que Jules cumpla órdenes de asesinato? ¿Por qué Jules mata?

En el texto de Ariel Alejandro podemos distinguir la moral de la ética.
Por un lado la moral se ubica en el orden social (para todos) y se refiere a la conducta social de un sujeto entre otros, seria lo que se llamaría los deberes del sujeto frente al estado. Es temática, se sitúa en un tema y es temporal. Permite ordenar la existencia del sujeto en lo social. Se oponen ciertos términos: bueno-malo, verdadero-falso, si-no.
Podemos sostener que Jules tiene una conducta violenta, que no es moralmente aceptada. El hecho de andar matando por encargo, no tiene la aceptación de la sociedad, esta acción no cuadra con lo establecido socialmente, con lo consensuado por la sociedad.
En el mismo texto, también ubicamos la ética, que tendría el status de orden suplementario, no es opuesto ni complementario al orden social, si no más bien que lo excede o lo desorganiza. Es atemporal, atemática y existencial.

BIBLIOGRAFIA

• Michel Fariña, J. (1998). Qué es esa cosa llamada ética. (Cap. II); Lo universal-singular como horizonte de la ética. (Cap. III). El interés ético de la tragedia (Cap. V). Del acto ético (Cap. VI). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cap. IV. Eudeba, Buenos Aires.
• Ariel, A. (1994). Moral y Ética. Una poética del estilo. En El estilo y el acto. Ediciones Manantial, Buenos Aires.
• Calligaris, C.: La seducción totalitaria. En Psyché, 1987.
• Gutiérrez, C.: (2009) “Eichmann y la responsabilidad”. En Michel Fariña, J. J.; Salomone, G. Z.: Dossier de Ética y Cine: Ética y ciencia. De la eugenesia al tratamiento contemporáneo de las diferencias humanas. Proyecto IBIS / Aesthethika©. Grupo Blanco ediciones, Buenos Aires.
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Michel Fariña, J. J.: “Responsabilidad: entre Necesidad y Azar”. En la página de la cátedra, sección textos y artículos.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: