Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Río místico >

por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Psicología, ética y derechos humanos
Cátedra I - Prof. Tit. Reg. Juan Jorge Michel Fariña

Segunda evaluación parcial – Análisis de la película “Río Místico”.

Ayudante de Trabajos Prácticos: Lic. Patricia Gorocito

Comisión de Trabajos Prácticos: 16

Integrantes del grupo:

 Bordon, Laura Andrea – L.U.: 289878810 – laubordonpsico@hotmail.com
 Suarez, María Nazarena – L.U.: - 328655850 – nazarenasuarez@gmail.com

Fecha de entrega: miércoles 09/06/2010.

Ciclo lectivo 2010 – Primer cuatrimestre.

Consigna de Evaluación

1. Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.

2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.

3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.

5. Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).

En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del Módulo 5 y si el escenario fuera pertinente con las del módulo 4.

En base a la película Río Místico dirigida por Clint Eastwood, Juan Jorge Michel Fariña y Débora San Martín realizan un comentario sobre el film titulado “El niño de los lobos”. En dicho artículo los autores sostienen la existencia de dos historias paralelas en la película, una que corresponde al asesinato de la hija de Jimmy Markum y la otra al trauma largamente acunado (abuso sexual en la infancia) de Dave Boyle, un viejo amigo de Jimmy. Los autores resaltan la existencia de tiempos lógicos en esta segunda historia a la consideran “el verdadero crimen”. Los tres amigos de la infancia (Jimmy Markum, Dave Boyle y Sean Devine) se reencuentran para explicar la muerte de la hija de Jimmy, “pero el Azar y la fatalidad tomarán cartas en el asunto. Sabremos entonces que 25 años atrás la adversidad ya había golpeado a nuestros tres personajes. Siendo niños y jugando en el barrio, se toparon con un paidofilíco que detuvo su auto en busca de una presa. El hombre se llevó a Dave, ante la mirada paralizada de Jimmy y Sean. Luego de cuatro días de sometimiento, Dave escapó y regresó al hogar materno. Sus captores fueron detenidos y el hecho quedó aparentemente en el olvido.” El reencuentro de los tres amigos para investigar el asesinato de la hija de Jimmy actualiza la escena.
Consideramos que Dave es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva en este comentario realizado por San Martín y Michel Fariña. Leemos en su artículo la existencia de una hipótesis clínica acerca del acto realizado: “la confesión de Dave es la única verdad del film. Su relato de aquel cautiverio con su parafernalia de lobos y vampiros, es de una transparencia escalofriante. Y ese retorno alucinado de los monstruos subvierte la marcha de la historia” . Al respecto, los autores proponen que Dave quiere dar una repuesta subjetiva al poner en palabras y reelaborar así aquel evento traumático que tuvo lugar en la infancia pero nadie quiere escuchar su pesadilla porque no quieren escuchar y así revivir el pasado ya que la vejación le resulta un estorbo para todos. Hay varios indicadores situacionales en la película que dan cuenta de que los personajes no quieren escuchar a Dave y prefieren librarse del pasado (tal como se menciona en el primer epígrafe del comentario que es de Th. W. Adorno):
 La esposa –Celeste- escucha la confesión de Dave sobre el abuso que ocurrió en la infancia y sobre el asesinato que él perpetuó a un pederasta días antes pero no le cree y lo culpa por el asesinato de la hija de Jimmy ocurrido –por azar- la misma noche del crimen efectuado por Dave. De hecho, Celeste habla con Jimmy y le cuenta que ella piensa que Dave fue el asesino de su hija.
 Jimmy, entonces, organiza el asesinato de Dave; mientras lo golpea, lo interroga por el crimen de su hija. Dave sostiene que no fue el autor del crimen y confiesa que esa noche mató a un pederasta para liberar a un chico que estaba siendo abusado porque no quería que le hicieran al niño lo mismo que le habían hecho a él. Pero Jimmy ignora sus dichos y continúa con la golpiza. En medio de la tortura, le plantea que si admite haber matado a la hija, lo dejará vivir. Ante tal sometimiento donde no hay sujeto , Dave declara que fue culpable aunque en realidad no había cometido tal crimen. No obstante, Jimmy decide quitarle la vida y arrojar su cuerpo al río.
 El sargento Powers, responsable de la investigación del asesinato de la hija de Jimmy Markum junto con Sean Devine, realiza lo que conocemos como culpabilización de la víctima, en este caso de la verdadera víctima de la película: Dave. Es decir, culpa a Dave del crimen de la hija de Jimmy porque a Dave lo abusaron de chico y “debe haber quedado traumado” a pesar de que Dave confiesa, cuando lo interrogan, no haber tenido relación alguna con dicho crimen.
 Los hermanos Savage –amigos de Jimmy Markum que conocen a Dave desde que eran chicos y conocen, por ende, su pasado- tampoco le creen. De hecho, lo llevan a un bar para emborracharlo y entregarlo luego a Jimmy.
 Sean Devine, tampoco quiere saber nada del pasado, de la pesadilla de Dave a quien se llevaron los paidofílicos frente a sus ojos 25 años atrás porque tampoco quiere revivir ese horror. De hecho, Sean descubre que Jimmy mató a Dave pero encubre el crimen y éste queda impune.
En síntesis, San Martín y Michel Fariña sostienen que Dave es el personaje sobre el cual se debe centrar el análisis de la responsabilidad subjetiva ya que él intenta reelaborar su pasado al ponerlo en palabras pero nadie quiere escucharlo (como se explicitó con los indicadores situacionales mencionados). Esto implicaría revivir el horror y cuestionarse sobre el pasado que creían haber olvidado. De hecho, después del episodio del abuso de Dave, el grupo de los tres amigos se disolvió, cada uno siguió con su vida por separado y “olvidaron” el hecho.
Con respecto a la responsabilidad subjetiva que San Martín y Michel Fariña esbozan implícitamente en el texto, cabe señalar que el presente análisis coincide con dicha hipótesis clínica. La responsabilidad subjetiva de Dave se observa en el momento de la confesión a su esposa acerca del episodio de abuso que vivió en la infancia. A partir de allí, reelabora lo sucedido y su posición subjetiva es distinta. De hecho, Dave puede visitar a Jimmy y contarle que la noche del asesinato de su hija, él la había visto a ella y a sus amigas en un bar cercano; también puede reprocharle -antes de empezar a ser torturado por él- que las cosas hubieran sido distintas si hubiera sido Jimmy quien subía al auto.
Si consideramos el circuito de la responsabilidad propuesto por Michel Fariña y sus tres tiempos lógicos, debemos mencionar que el primer tiempo lo constituye el episodio traumático de la infancia, el abuso perpetuado a Dave del que él logra escaparse. El segundo tiempo lógico está marcado por el asesinato de la hija de Jimmy Markum que reúne a los tres amigos, los interpela y resignifica el primer tiempo. En adición, como destacan Michel Fariña y San Martín, “El tiempo 1 del episodio infantil revive con toda su fuerza traumática. La inexplicable muerte de la chica será el desencadenante que potencie el horror contenido.” El tercer tiempo lógico del circuito de la responsabilidad lo constituye, como ya se mencionó, la confesión de Dave a partir de la cual él puede cambiar su posición subjetiva.
Recordemos que en la grieta entre azar y necesidad surge la responsabilidad Subjetiva. Es decir, Dave responde a la combinación de necesidad y azar de manera singular. Al respecto cabe destacar que los elementos de necesidad y azar están presentes en la película. Fue un hecho necesario que existiera el asesinato de la hija de Jimmy para que se resignificara el tiempo 1 y fue a causa del azar que el asesinato del pederasta cometido por Dave coincidiera en fecha y hora con el asesinato de la chica. Asimismo fue necesidad que los paidofílicos cometieran el abuso a uno de los niños para que pudiera existir una escena traumática para resignificar; pero fue azar que escogieran a Dave y no a Jimmy o Sean como víctimas de su abuso.
Con respecto a las figuras de la culpa que no implican una responsabilización subjetiva por parte del sujeto , podemos mencionar que, antes de la confesión de Dave (tiempo 3 del circuito de la responsabilidad plateado), aparecen en nuestro personaje pensamientos atormentadores con relación al tiempo 1. Por ejemplo, Dave recuerda aquel momento traumático de su infancia cuando, 25 años después, está jugando con su hijo en el mismo lugar donde había sido secuestrado por los paidofílicos. Asimismo, cabe resaltar que Dave –antes de la confesión a Celeste- hace referencia al retorno constante y perturbador de carácter alucinatorio (con lobos y vampiros) de aquella escena traumática de la infancia.
Si comparamos conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (personaje del cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre), debemos subrayar que en ambos personajes hay responsabilidad subjetiva porque existe una grieta entre necesidad y azar. En el caso de Ibbieta, el azar refiere a que justo Gris estaba en el cementerio cuando Ibbieta dijo que estaba allí sin saberlo y la necesidad está dada por la presión a la que fue sometido Ibbieta cuando le preguntan por Gris y le aclaran “es tu vida contra la suya”. En el caso de Dave, como mencionamos anteriormente, el azar y la necesidad también toman cartas en el asunto y permiten que emerja la respuesta subjetiva. En ambos casos, los hechos se encadenaron azarosamente para producir finalmente ese resultado.
Asimismo podemos mencionar una diferencia en lo que respecta a las situaciones en las que los personajes emiten sentencias falsas: mientras lo están torturando, Dave miente y asevera haber asesinado a la hija de Jimmy; en cambio, Ibbieta ante el interrogatorio por el paradero de Gris decide responder con una jugarreta. En este caso, hay un sujeto que es responsable por lo que hace y dice, mientras que en el caso de Dave no hay responsabilidad porque no hay sujeto dado que está siendo torturado. Ibbieta es responsable por su declaración mientras que Dave no lo es por la suya.
Para finalizar este trabajo, destacamos dos frases que caben en este análisis sobre la película Río Místico:
 Trillada como muchas, pero efectiva como pocas, la frase popular “Pueblo chico, infierno grande”;
 “Cada hombre es lo que hace con lo que hicieron de él” justamente de Jean Paul Sartre.

Bibliografía.

• D’Amore, O. “Responsabilidad y culpa”. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Lewkowicz, I. y Gutiérrez, C.: “Memoria, víctima y sujeto”, en Índice, publicación de la DAIA, 2005.
• Michel Fariña, J. J. Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Michel Fariña, J. J. “Responsabilidad: entre necesidad y azar”. Ficha de cátedra.
• Michel Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires.
• Michel Fariña, Juan Jorge / San Martín, Débora. El niño de los lobos. En blog de ética y cine: http://www.eticaycine.org/Rio-Mistico.
• Salomone, G. Z. “El sujeto autónomo y la responsabilidad”. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Sartre, Jean Paul: El muro, Editorial Losada, Bs. As., 1972.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: