Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Sentencia previa >

por 

FACULTAD DE PSICOLOGÍA:

PSICOLOGÍA, ÉTICA Y DERECHOS HUMANOS.

SEGUNDA EVALUACIÓN

FILM : MINORITY REPORT-SENTENCIA PREVIA
(STEVEN SPIELBERG/ESTADOS UNIDOS/2002)

COMENTARIO: LOUIS ALTHUSSER: DICTAMEN POR LA MINORÍA (MICHEL FARIÑA)

ALUMNA: LOPEZ KARINA ALEJANDRA

L.U: 31861184/0

E-MAIL: Karina_lopez07@hotmail.com

COMISION: 20

PROF. DE PRÁCTICOS: MARIANA PACHECO

1º CUATRIMESTRE 2010
Segunda Evaluación:
Film “Minority Report”-Sentencia Previa.

La película está ambientada en el año 2054, en la ciudad de Washington.

El personaje sobre el cual se va a centrar el análisis de la responsabilidad subjetiva es John Anderton, jefe del Departamento de Pre-Crimen. La clave de Pre-Crimen son los precognitivos (Pre-cogs), tres jóvenes superdotados que visualizan los crímenes antes de que se produzcan.
Lo que propone Fariña en el comentario (con colaboración de Ignacio Lewkowicz), es que la lógica que detiene por anticipado al criminal (caso del film Minority Report) es la misma que exculpa al responsable de crímenes pasionales en los que se supone obediencia ciega o alienación por parte del sujeto perpetrador (caso de Louis Althusser). De manera que el Departamento de precrimen penaliza intenciones (el sujeto es acusado por lo que todavía no hizo) mientras que el “departamento de poscrimen “, despenaliza acciones (se exculpa al sujeto por lo que hizo, se lo separa del acto criminal, se lo declara inimputable “por loco” y como consecuencia pierde su subjetividad).
En ambos casos será la palabra la que permitirá liberar a los sujetos e inscribir una acción. Siguiendo la indicación freudiana es escuchando la verdad que se produce en el decir del sujeto, en relación a aquel propósito inconsciente, desconocido y ajeno a la voluntad del yo, en donde podremos ubicar la responsabilidad.

Tomando la película en su cronología señalaremos los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad.
En una de las primeras escenas vemos como John Anderton, jefe de la unidad de Pre-Crimen encuentra, a partir de las visiones de los pre-cogs, a un futuro asesino, se dirige al lugar donde ocurrirá el asesinato y evita el crimen. Pero cuando los pre-cogs profetizan que en el plazo de 36 horas él mismo asesinará a una persona que ni siquiera conoce, escapa en un intento de demostrar su inocencia y de descubrir quien lo ha traicionado. Podemos ubicar aquí el Tiempo 1, tiempo en donde “se realiza una acción determinada en concordancia con el universo de discurso en que el sujeto se halla inmerso y que, se supone, se agota en los fines para los que fue realizada” .
El Tiempo 2 en el cortocircuito de la responsabilidad es aquel que confronta al primero y lo resignifica a partir de señalar un exceso en lo acontecido otrora…La acción de John en el Tiempo 1 fue mas allá de lo esperado. Cuando Anderton obtiene la información de la Sra. Hineman acerca de la existencia de los reportes minoritarios se interroga: “Dios mío ¿Por qué yo nunca supe de esto? “¿He detenido gente inocente?”. Momento de la interpelación. Sujeto perplejo. Surge lo inesperado: Lamar Burgess, director de Pre-Crimen, en quien confiaba lo había traicionado ocultándole esta información.
Oscar D`Amore sostiene que la interpelación (operación simbólica) pone en marcha el circuito de la responsabilidad subjetiva y que su fuerza proviene de la internalización de la ley simbólica del deseo. “La interpelación es en términos económicos lo que genera deuda, culpa en sentido lato” . La culpa ob-liga a responder, hace que el sujeto retorne sobre la acción acontecida en el Tiempo 1, pero no para desculpabilizarlo.
Como una posible respuesta a la Interpelación podemos ubicar en el personaje de John la negación (figura de la culpa): “Yo no voy a asesinar a nadie”. También podríamos decir que el protagonista del film proyecta la culpa, es decir que a expensas de la proyección (figura de la culpa) queda desresponsabilizado (aunque momentáneamente porque al final va a descubrir que no tiene un reporte minoritario). Aquí vemos una de las funciones de la culpa, la de ocultar los puntos ciegos del personaje, pero la culpa también tiene la función de develar, que la acción acontecida en el Tiempo 1 fue mas allá de los fines por los cuales fue concebida. La culpa responsabiliza al sujeto.
Podemos decir que John es responsable de haber elegido creer en la perfección y la infalibilidad del Sistema de Pre-Crimen y no en otra cosa.
La falla del circuito pone de manifiesto el quiebre del universo particular que sostenía al sujeto, dando lugar a la singularidad y al deseo inconsciente. El carácter singular se evidencia en las circunstancias irrepetibles de la experiencia. “No existe entonces lo universal sino através de lo singular y recíprocamente, el efecto singular no es sino una de las infinitas formas posibles de realización de lo universal” .
Como plantea Fariña en “Ética: un horizonte en quiebra”, nadie es ético sino que existen, o no, actos éticos. “Se trata del sujeto y en sentido singular de su acto. Acto cuya constitución misma resiste toda formula genérica. De allí que el acto ético revista carácter suplementario respecto de la moral. O lo que es lo mismo, que ningún sistema moral pueda colmar el horizonte ético.
Así como para Antígona, el entierro del cuerpo de su hermano es condición para que el eje universal-singular pueda desplegarse, para John lo será el descubrir quien le ha tendido una trampa y hacer “justicia”.
Apoyándonos ya sobre el final de la película podemos conjeturar como Hipótesis clínica que el acto de desenmascarar a Lamar Burgess en frente de todos, haciéndole pagar la traición y el crimen que impunemente cometió (asesinó a Anne Lively, madre de Agatha), significa para John completar el duelo por la muerte de su hijo. Pretende llenar el agujero que provoca en lo real esa pérdida.
Recordemos que la Hipótesis clínica es la encargada de dar una explicación (a posteriori) para aquello que ha surgido en el Tiempo 2 desligado del universo particular.
Lo que nos muestra la película es que John Anderton se refugiaba en la soledad de su trabajo, e incluso en las drogas, como si fueran un consuelo para el dolor que años atrás le produjo la pérdida de su único hijo. El duelo de John se realiza en las coordenadas de lo universal-singular y encuentra su soporte en lo particular.
Sobre el final de la película vemos como John regresa con su mujer, a la cual nunca dejo de amar, y ella está embarazada, es decir que podemos pensar que él pudo recién rehacer su vida tras haber puesto fin al dolor que le causaba no saber quien había secuestrado y matado a su hijo. Esto lo podemos ubicar en un fragmento de la película donde el protagonista dice: -“En los últimos 6 años solo he pensado en dos cosas: 1-¿Cómo sería mi hijo si estuviera vivo? y 2- ¿Qué le haría al hombre que se lo llevo?”

El film “Minority Report” nos muestra como la condición humana puede, producto del azar, cambiar el curso de los acontecimientos. Es en la conversación entre Anderton y Danny Witwer (observador del Departamento de Justicia) acerca del carácter aleatorio del futuro y la posibilidad de que el Sistema de Pre-crimen tenga errores, arrestando y encapsulando en prisiones a inocentes, en donde podemos ubicar la cuota de imprevisibilidad del accionar de los sujetos.
El departamento de Pre-Crimen había sido creado como un dispositivo “perfecto”, cuyo fin era erradicar los asesinatos y mantenía en secreto la existencia de los llamados “reportes minoritarios”. No todos los pre-cogs tenían siempre las mismas visiones, a veces uno de ellos veía las cosas de manera diferente, por lo que podríamos sospechar que ciertos episodios o situaciones de la vida de los sujetos (acusados de un pre-crimen) podrían ser regidos por la combinación de necesidad y azar, y como consecuencia éstos no serían responsables de lo sucedido. “Cuando en una situación rige por completo el orden de la necesidad, la pregunta por la responsabilidad del sujeto carece de toda pertinencia” .
Podemos pensar que el azar tuvo un lugar protagónico cuando los pre-cogs predicen que John Anderton, jefe de la unidad de Pre-Crimen, y encargado de impedir los crímenes antes de que ocurran, en un plazo de 36 horas asesinará a una persona (Leo Crow) que ni siquiera conoce. Anderton seguro de ser víctima de una conspiración huye en busca de respuestas y en su afán por descubrir la verdad y encontrar su reporte minoritario se ve conducido hasta la escena del crimen. Una vez allí y estando a punto de asesinar a Crow, luego de que éste le revelará ser el autor de la muerte de su hijo, desiste de su acción.
Es necesario aclarar que no todos los sucesos del film se rigen por la necesidad y el azar, sino que también aparece la dimensión del acto, frente a la cual el sujeto (John) no se puede anticipar ni prevenir.

Tanto en el cuento de Sartre “El Muro” como en el film analizado, el escenario plantea la cuestión de la responsabilidad, la cual interpela al sujeto quien debe responder por su acto. El interés esta puesto en la subjetivación de una acción pero no una acción cualquiera sino una acción que recae sobre el sujeto.
Los protagonistas, Ibbieta y John, son responsables de sus posicionamientos frente al campo de determinación (Necesidad), Ibbieta frente a las presiones que recibe de los falanguistas para delatar a su amigo Gris y John frente a la confesión de la Sra.Hineman (una de las creadoras del Sistema de Pre-Crimen) acerca de la existencia de los reportes minoritarios y la posibilidad de un futuro alternativo para los acusados de Pre-Crimen.
No podríamos decir que el protagonista de “El Muro” es culpable de la muerte de su amigo Gris, sino que es responsable de haber deseado vivir. Lo mismo podemos ubicar en John, ya que él no es culpable de haber arrestado y encerrado a personas que quizás nunca hubieran cometido crimen alguno, ya que creía en el perfección del Sistema de Pre-Crimen, confiaba en sus creadores, desconociendo la existencia del reporte minoritario. Pero en donde sí podemos evaluar su responsabilidad y su posicionamiento frente a la predicción de los pre-cogs, es en su decisión de descubrir la verdad y no matar a su supuesta víctima (Crow) a pesar de que éste le había confesado ser el autor del secuestro y muerte de su hijo.
Alejandro Ariel plantea que: “El acto implica una decisión que tiene consecuencias para quien lo produce y también para los otros”…”Para los otros mi acto constituye una acción”. En relación con esto podemos ubicar que en el cuento de “El Muro” las consecuencias cayeron sobre Gris, quien fue asesinado por los falanguistas tras haber sido encontrado en el cementerio a consecuencia de la jugarreta de Ibbieta, mientras que en el Film “Minority Report” las consecuencias de los acciones de John, cayeron principalmente sobre Lamar Burgess (director de Pre-Crimen) quien tras haber sido desenmascarado de su infame plan decide quitarse la vida él mismo contradiciendo otra de las visiones de los pre-cogs (Lamar Burgess cometería un asesinato y la victima sería John Anderton).

BIBLIOGRAFIA:

• Ariel Alejandro La responsabilidad ante el aborto. Ficha de la cátedra.

• D´Amore, O Responsabilidad y culpa. En la transmisión de la ética. Clínica y Deontología. Vol. 1. Letra viva, 2006.

• Dominguez, M.E Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En la transmisión de la ética. Clínica y Deontología. Vol. 1. Letra viva, 2006.

• Fariña,J (1992) Ética profesional. Dossier bibliográfico en salud mental y derechos humanos. Acápite 3.3: el status de la responsabilidad sobre los actos.

• Fariña, J Responsabilidad: entre necesidad y azar. Ficha de la cátedra.

• Mosca, J.C (1998) Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

• Salomone, G Z El sujeto dividido y la responsabilidad. En la transmisión de la ética. Clínica y Deontología. Vol. 1. Letra viva, 2006.

• Salomone, G Z El sujeto autónomo y la responsabilidad. En la transmisión de la ética. Clínica y Deontología. Vol. 1. Letra viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: