Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Sentencia previa >

por 

Facultad de Psicología
Universidad de Buenos Aires

- Psicología, Ética y Derechos Humanos-
Cat. I, Prof. Tit. Reg. Juan Jorge Michel Fariña
Segundo Parcial
Película: “Minority Report/Sentencia Previa”

Docente: Laso, Eduardo
Ayudante: Martínez, Alejandra
Comisión Nº: 4
Integrantes del Grupo:
• Galvez, Jazmín L.U N°: 333390700 jazmin.galvez@gmail.com
• Kunz, Melisa L.U N° : 292923470 melisakunz@hotmail.com

-  1er Cuatrimestre, 2010-

1-El personaje sobre el cual se centra el análisis desde los autores que han comentado la película Minority Report es el Detective John Anderton, se lo utiliza como para ejemplificar la figura de responsabilidad, esto aparece en un marco de determinismo absoluto, donde la policía en el año 2054 ha logrado poder evitar los crímenes de la cotidianeidad, utilizando el don de sujetos que pueden acceder al futuro por medio de la videncia.
Las hipótesis que se ha encontrado a partir de los comentarios de los distintos autores son dos, las cuales confluyen en una misma idea. Se comenzará con la de Elizabeth Ormart, quien plantea como el pensamiento de la Edad Media y la Modernidad ha sido reflejado en esta ficción futurista. Haciendo hincapié en como el destino pasa a estar determinado desde Dios a “la determinación causal, que pretendía la exactitud de la ciencia”. Por ejemplo, el Dios proclamado por Boecio, que todo lo ve, sería igual que el caso de los precognitos en la película. Sin embargo, este intento de sujeto suturado mostraría finalmente una elección. Inclinándose del lado de la teoría psicoanalítica. Es allí donde aparece para la autora la verdadera responsabilidad. “Lo que nos responsabiliza no es el acto efectivamente cometido sino el deseo que se vehiculiza en ese acto. Pero un acto solo es tal por sus consecuencias”.
Por otro lado, la hipótesis desprendida desde el comentario de Michel Fariña, se podría observar el determinismo pero desde dos casos opuestos. Como dos caras de la misma moneda. Althusser y Anderton: “En un caso, se lo exculpa por lo que hizo. En el otro, se lo inculpa por lo que todavía no hizo”. Siendo en ambos casos un “no ha lugar”, lo que acalla el advenimiento de un sujeto.
2- Dentro de la película y entre los distintos circuitos de responsabilidad que allí podrían encontrarse, uno en especial es el que resulta más interesante para llevar a cabo el presente análisis. El mismo está compuesto por tres tiempos y es el personaje John Anderton la figura del mismo:
Tiempo 1: Anderton le dice a Agatha, al encontrar las fotos de su hijo en el lugar donde se suponía que el asesinaría a Crow: “Tenias razón, no me han tendido una trampa (…) lo dijiste sin dudarlo. No existía un informe de minoría. No tengo alternativa de futuro ¡voy a matar a ese hombre!
Tiempo 2: Esta por sonar la alarma del reloj indicando que es tiempo de llevar a cabo el asesinato y Agatha le dice: “puedes elegir, puedes elegir”.
Tiempo 3: Anderton decide no matar a Crow y comienza a decirle sus derechos.
El tiempo uno solo toma significado a partir de ser interpelado por un segundo tiempo . En este caso, gracias a Aghata quien marca su posibilidad de elección ya que le dice que el sí conoce su destino, puede elegir. Esta interpelación proveniente de otro, resignifica lo sucedido en un tiempo anterior. Obliga al sujeto a plantearse que de su deseo está siendo puesto allí. ¿Por qué Anderton se dirigió a ese hotel aun sabiendo que eso lo condenaría a la cárcel? El detective, sabía que solo dos cosas ocuparon sus pensamientos los últimos seis años: si su hijo estaba vivo y que sucedería si se enfrentaba al culpable de su desaparición. Sabía que solo habría un motivo que lo llevaría a cometer un asesinato: encontrar al asesino de su hijo. Inconscientemente, Anderton se culpabilizaba por la desaparición de su hijo. Y por más que después de tanto tiempo ya se lo había dado por muerto, el no lo podía dejar ir. No podía dar un buen final a ese duelo. Lo que Freud llamo duelo patógeno. No dejar ir ese objeto de amor, para lograr nuevamente, investir libidinalmente otros. Es aquí donde su comportamiento se vuelve comparable a la manía por el trabajo durante el día. Mientras que de noche cae en una melancolía por tener lejos a su hijo y esposa.
Se dirigió a esa habitación con la sospecha de que al fin calmaría su culpa. Matando a Leo Crow, podría redimirse de la culpa superyoica que tanto lo atormentaba. Dejándose castigar, al ser penalizado por asesinato, taponando una vez más su deseo . Sin embargo, ante la interpelación del tercero en escena logra dar un nuevo rumbo a su destino. A la hora de la acción, un acto acontece. Decide, y la responsabilidad subjetiva se vislumbra entre tanto determinismo. Una limitación pulsional aparece como “resultado de la eficacia de una ley que instaura una imposibilidad” , se atiene al campo de lo moral.
Sin embargo, confronta la verdad que lo determina. Se ha dado lugar al efecto-sujeto, en el acto ético, “porque es en el acto en que se produce un sujeto de deseo inconsciente” . Al final del film, se muestra una imagen donde el detective se ha reconciliado con su esposa y ella se encuentra embarazada. Se simbolizaría con este embarazo, la posibilidad de haber dado fin a un duelo. Para que así, pueda advenir lo nuevo, lo otro. Lo inesperado.
3- El azar se hace presente debido a que el inspector se encuentra junto a Agatha en la pileta en el momento justo que ella tiene la visión del reporte en minoría sobre el caso del asesinato de su madre, lo que lo llevará a comenzar una investigación sobre las fallas del sistema.
Entendiendo por Necesidad los sucesos ajenos a la voluntad humana. “Las personas no somos responsables de todo lo que nos sucede” . En este caso, lo inherente a la situación sería que esa visión relataba el asesinato de la madre de Agatha, por parte del director Lamar Burgess, quien queriendo que este proyecto de la Policía del Precrimen dure, había llegado al límite de realizar lo que estaba buscando evitar. Por tanto, para evitar que esto salga a luz y todo su esfuerzo se vea truncado, elabora un plan. A través del cual armaría una situación para que John Anderton fuese capaz de llevar a cabo un asesinato. Lo enfrenta con el supuesto asesino de su hijo, lo cual vuelve necesario que los precognitos tengan una visión de la futura situación, John Anderton mataría a Leo Crow. Por tanto comienza a ser inculpado por Precrimen y desencadena su correspondiente persecución.
Lo que surge como combinación de necesidad y azar lo podemos definir como accidente.
Si Necesidad establece una conexión entre causas y efectos, Azar desconecta tal relación, también designado con el nombre de suerte, buena o mala dependiendo cada situación.
Juan Carlos Mosca sugiere que la responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar. Es decir, que no se puede hablar de responsabilidad cuando azar y/o necesidad están presentas en una situación.
4- Como figura de culpa se encuentra a John Anderton frente a la desaparición de su hijo. Culpa que lleva al protagonista a unirse al Precrimen. Convirtiéndose su trabajo en el objeto de su vida. Cazando a futuros delincuentes sin cesar. Mientras que por la noche consume una nueva droga sintética mientras se dedica a ver viejos videos holográficos, como para calmar esa angustia que aparece desde lo real. Como anteriormente se ha desarrollado, se podría estar frente a un duelo patógeno que linda con características de conductas maniacas y con su contra parte en lo melancólico. Sería una culpa sin advenimiento de sujeto, “las vicisitudes del sentimiento inconsciente de culpa que (…) encuentra un modo regio de manifestación, por ejemplo en lo inequívoco de la angustia”
La culpa por la desaparición de su hijo, es la contraparte consciente de su deseo por que este aparezca con vida. Siendo que hace seis años que ha desaparecido. Esto es lo que lo ha llevado a concurrir al hotel, sabiendo previamente que hechos podrían suceder allí. A pesar de esto, asiste a partir de un deseo que motoriza desde lo inconsciente. Poder dar cuenta que ha sucedido con su hijo, quien es un signo de interrogación desde hace tanto. Desde este conocimiento no sabido es que sabe que solo mataría a quien fuese el responsable por la desaparición de Sean, y además conseguiría el auto-castigo. Asesinando, será condenado al “no ha lugar” que hacía referencia Fariña. Y calmara así ese sentimiento de culpa inconsciente. Es por eso que concurre a la cita, espera enfrentar este destino.
Se observa otra situación que le genera culpa cuando se percata que existe el reporte de la minoría, pudiendo haber encerrado a personas que tal vez no hubieran cometido el crimen. Sabiendo esto, se resignifica su posible futuro. Se abre una brecha en el horizonte. Recurre a Agatha, para que dé cuenta de su propia alternativa. Y es gracias a esto que ella puede llevar a cabo la interpelación que empujaría a John a tomar una decisión desde la responsabilidad subjetiva.
En relación con la responsabilidad jurídica de la actualidad, no podrían acusar a una persona de algo que no ha cometido. No sin pruebas fehacientes. En cambio, para el sistema de la policía pre crimen esto no tendría vigencia. Por tanto, las acciones llevadas a cabo por el detective, al apresar estos criminales, se encuentran en concordancia con lo que se esperaba jurídicamente. Lo que si estaría por fuera de la ley, son alteraciones llevadas a cabo en nombre del “sistema” por parte del director Lamas Burguess. Pero esto a espaldas de todo el plantel de la división pre crimen.
5- Comparando el caso presentado con el de Ibbieta, se desprendería la conceptualización de ambos protagonistas son culpabilizados desde la mirada del entorno en cada caso. Sin que en verdad, se pueda hablar de una verdadera responsabilidad. Ya que, sería irresponsable todo aquel sometido a algún Otro, sea bajo la forma del azar, las determinaciones del destino o la autoridad.
En el caso del personaje del cuento de Sartre, su supuesta traición es a partir de un hecho azaroso, al enviar a los falangistas al cementerio a buscar a Ramón Gris, sin saber en definitiva que lo encontrarían allí, dándole así muerte.
En el caso del personaje del detective Anderton, es visto como un asesino, pero esto es a causa de una puesta en escena por parte del Director Lamar Burgess, quien juega con el determinismo social que plantea esa sociedad futurista, donde cualquier crimen que suceda en un futuro puede llegar a ser previsto.
Según Juan Carlos Mosca, la responsabilidad interpela a un Sujeto, quien debe, responder por su acto. En el cuanto El Muro, el problema ético que se plantea es que para salvar su propia vida Ibbieta debe entregar a su amigo Gris. Al final Ibbieta habló, pero para engañar, para burlarse. Mintió sin saber que estaba diciendo la verdad. Su declaración esta signada por la ignorancia y el azar, hechos encadenados azarosamente produciendo el desenlace inesperado. “El azar quiso que con su elección de una confesión mentirosa terminara, sin saberlo, diciendo la verdad” .
Sin embargo hay una diferencia sustancial en estos dos casos que es la lucha por la vida que emprende el Detective Anderton, y la entrega a la muerte por parte de Ibbieta. “La vida le es ajena. Su cuerpo le es ajeno. Sucio. Sospechoso” .

Bibliografía
D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

Freud, S., “Duelo y Melancolía”. En Obras Completas, op. cit., t. XIV

http://www.elsigma.com/site/detalle.asp?IdContenido=12018, “Algunas reflexiones sobre lo azaroso de nuestro destino. Comentario de Minority Reports”, 02-12-2009, Elizabeth Ormart

http://www.elsigma.com/site/detalle.asp?IdContenido=2421, “Luis Althusser: minority report”, 29-08-2002, Juan Jorge Michel Fariña

Salomone, G. Z.: El sujeto autónomo y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006
Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

Fariña, Juan Jorge Michel. Psicología, Ética y Derechos Humanos. Responsabilidad: entre necesidad y azar. Ficha de Cátedra.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: