Inicio > Acceso Docentes > Curso de Verano 2010 > Sentencia previa >

por 

Facultad de Psicología
Universidad de Buenos Aires

MATERIA: Psicología Etica y Derechos Humanos

CÁTEDRA: Fariña, Juan Jorge Michel

AYUDANTE DE TRABAJOS PRACTICOS: Patricia Gorocito

COMISIÓN Nº 4

ALUMNA: Lemme, María Fernanda D.N.I: 30.407.506

FECHA DE ENTREGA: 25/02/2010

Para responder a las consignas planteadas, brevemente realizare una síntesis de la película. Sentencia previa ( “Minority report” ), es un film cuya historia se desarrolla en el año 2054, en Washington. El personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva, es John Anderton (protagonizado por Tom Cruise). Dicho personaje forma parte del Departamento de precrimen, un grupo de agentes que participan de un exitoso experimento, que permite a partir de la tecnología, identificar a los asesinos antes que cometan sus crímenes. Para esto utilizan tres videntes (precogs), humanos con la capacidad de anticipar el futuro a partir de sus poderes psíquicos. En seis años del experimento no ha habido ningún asesinato, ya que todos han podido ser detenidos antes que se cometieran. Existen fuertes intereses en el proyecto que buscan a cualquier precio mantener el sistema vigente, para que pueda dejar de ser un experimento y se convierta en una política de estado.
En primer lugar quiero destacar que el circuito de las responsabilidad conceptualmente, esta conformado (entre otros), por un tiempo uno y un tiempo dos. Entiendo por un tiempo uno, cuando se lleva a cabo una acción que se agota en los fines para la cual fue concebida. Asimismo tal como sostiene Domínguez, dicha acción “ (…) se realiza en una aparente concordancia con el universo de discurso en que el sujeto se halla inmerso (…) “ . A partir de esto ultimo , es pertinente considerar diferentes elementos que componen a la escena que propondré. Después de que John Anderton, pierde a su hijo en un confuso incidente, se convierte en el líder de la unidad de precrimen, creyendo que el sistema era perfecto. A través de un sistema de ultima tecnología, recibe quienes serán las futuras victimas y el asesino del crimen. Como un caso mas se dispone a deducir donde se cometerá los homicidios, mediante las diferentes imágenes que le brindan los videntes. Tratándose de un sistema cuyo funcionamiento es perfecto, el impedimento del crimen no sorprende. Una vez que el grupo de policías llega a la escena del precrimen, detienen al perpetrador y para verificar que sea el sujeto buscado, se escanea sus ojos con un aparato de ultima tecnología. No es un dato menor el mencionado, ya que tal sistema de control a través de los ojos, se encontraba distribuido por toda la ciudad como en los subtes, casas, trabajos etc. La escena que propongo como primer tiempo, es cuando John Anderton llega a un domicilio, donde se cometerá un crimen pasional. Arresta al perpetrador en el momento en que iba a matar a su mujer y verifica que sea el sujeto correcto, a través del escaneo de los ojos. Es impactante como espectadora la escena donde el crimen no se comete por unas fracciones de segundos y el perpetrador es arrestado. Considero pertinente detenerme en los dichos del supuesto asesino cuando lo arrestan, “Soy inocente “No iba a matarlos “No iba a matarlos”.
Seleccione esta escena como primer momento, ya que el agente lleva a cabo una acción con un objetivo específico, acorde al universo vigente. Es decir detener a un supuesto asesino, que aun no ha cometido un crimen pero hay certeza de que lo cometerá. Cabe interrogarse: ¿porque las palabras del perpetrador no producen ningún impacto en el agente? Porque se considera culpable a una persona que aun no a matado, si solo se cuentan con visiones de los videntes, pero dicha acción no llega a ser cometida ¿Podría existir la posibilidad de que en ese instante previo a matar el sujeto tome otra decisión?¿Porque John no considera la posibilidad de que el sistema podría fallar? Es a partir de estos interrogantes que me interpelan, que considero que podría postularse, la estructura de la masa. John ubica un líder en un lugar ideal, (pudiendo ser el propio sistema o al creador del mismo), y un tercero excluido (los supuestos asesinos), sobre el cual se ejerce acciones, en tanto objeto segregado de esa unión. No hay posibilidad de interrogación por parte del personaje ya que meramente obedece al sistema que le da pertenencia.
A partir de lo desarrollado, cabe establecer que luego de la escena planteada como primer tiempo, en la proyección del film se suscitan diferentes secuencias, que permiten pesquisar una falla en el sistema. Si bien como mencione anteriormente esto no puede ser captado aun por el agente, me parece pertinente mencionar estos indicadores; ya que después al igual que los dichos del supuesto asesino, alcanzaran otra significación. En este sentido mencionare dos escenas. La primera de ellas transcurre, después que John resuelve el crimen pasional, como casi todas las noches sale hacer ejercicio y en el trayecto de su rutina, le compra droga a un sujeto con el cual mantiene una conversación. Al finalizar la charla, el sujeto se saca los lentes de sol, mostrándole que no tiene ojos. Si bien en la escena, el agente queda impactado ante lo visto no puede implicar lo sucedido con el sistema de precrimen que el mismo dirige.
El otro indicador, es cuando en el departamento policial llega un procurador de la justicia “Danny Witwer” ,quien cumple la función de supervisar el experimento. Danny pide entrar al templo de los videntes, y debe destacarse que ninguna persona tenía contacto con ellas, ni siquiera el propio John. Es autorizado por una orden de un superior y sorpresivamente cuando están en el templo, Aghata (una de las videntes) toma a John de un brazo y le comienza a mostrar imágenes de un asesinato, cuyo criminal esta detenido pero no identificado. Nuevamente aparecen indicios, de que el sistema creado de predicción no es perfecto. A partir de la lógica del sistema del film un sujeto sin ojos pondría en evidencia que ha cometido un crimen, sin embargo esta libre. Asimismo un sujeto arrestado, acusado, que no ha podido ser identificado, evidencia una falla en el sistema de precrimen.
El segundo momento lógico se lo establece como la “interpelación” de esa primera acción realizada. Aparecen indicadores que lo ponen en sobre aviso de que la acción fue mas allá de objetivos propuestos y algo de esa diferencia le pertenece o lo convoca al sujeto. La escena que seleccione para este momento, sucede en el departamento de precrimen. John Anderton, comienza a trabajar sobre las visiones de un futuro crimen y rápidamente visualiza que el asesino será él. Desconcertado ante lo visto, intenta recopilar la mayor cantidad de información, acerca de quien era la victima y donde se iba a cometer el crimen. Inmediatamente el equipo que lo acompaña descubre que él es el asesino, y en consecuente el agente decide huir. El desconcierto del agente es inquietante y comienza a interrogarse, cuales serian los motivos que lo llevarían a matar a una persona que él no conoce. La escena sigue transcurriendo, el agente esta por ser atrapado, por su propio grupo de pertenecía o sistema. En ese mismo instante, que esta rodeado por sus compañeros, los mira, les pregunta y “se” pregunta ¿Por qué todos huyen? Parecería que esa pregunta actúa como un disparador para el sujeto, ya que le permite comenzar a reflexionar acerca de su accionar.
A partir de que el propio agente se ve involucrado como autor de un homicidio, se abre una dimensión desconocida para él. John no puede concebir la idea de que será capas de asesinar a alguien y por eso lo vivencia con una gran ajenidad y estupor. Tal como lo sostiene Dominguez , “ El tiempo donde el universo particular soportado en las certidumbres yoicas se resquebraja posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenia al comienzo (…)” Es decir comienza a interpelarse a cerca de aquella primera acción. Puntualmente se cuestiona a través de la pregunta mencionada, los dichos del supuesto asesino del primer momento. “Soy inocente “No iba a matarlos “No iba a matarlos”. Su universo particular que estaba basado en el sistema de precrimen alcanza un punto de inconsistencia. Es decir, comienza a poder dudar del funcionamiento perfecto, hasta ese momento en relación al sistema. La visualización de un hombre sin ojos y un crimen cuyo asesino es detenido pero no pude ser identificado, se resignifica a partir de que él mismo es acusado de cometer un crimen. Los dichos “ soy inocente “ toman otro alcance, comenzando a tener un sentido para el agente, ya que el sostiene que no va a matar a nadie, aunque las visiones de los videntes demuestren lo contrario. Comienza a pesquisar las fallas del sistema porque se sabe inocente, tanto como él supuesto asesino del crimen pasional. Como sostuve anteriormente, es a partir del segundo tiempo que el sistema del sujeto se ve conmovido. El universo particular que sustentaba sus acciones, alcanza un punto inconsistencia. En consecuente se torna necesario poder plantear una ligadura entre el primer y el segundo tiempo. La hipótesis clínica, permite enlazar aquello que a partir del segundo tiempo se desligo del universo particular. Es decir a partir de ella se intenta darle una explicación a esa diferencia que surge a partir de la resignificación.
En consecuente, intentare aproximarme a la formulación de una hipótesis clínica, a partir de los elementos que tenemos hasta aquí en el desarrollo. Ante la información que el agente recibe, que será el futuro asesino de un homicidio, decide huir. Cabe preguntarse ¿porque huye? Si el sistema en que John trabajaba era perfecto debería entregarse, porque existe la determinación de que el cometerá el crimen. Podría plantarse que aquello que permite vincular esas dos escenas es el anhelo de poder responder y responderse porque en el momento en el que el arrestaba a los asesinos todos huyen. ¿Porque John realiza la misma acción frente a el arresto?. Aparece desde el primer momento en que se visualiza culpable por las imágenes, la necesidad de saber que lo llevaría a cometer un homicidio. En esa necesidad de saber considero que el deseo del sujeto logra atravesar la dimensión yoica. Es ese anhelo de saber, que lo impulsa, lo moviliza hacia la búsqueda de una verdad, que el desconoce.
También podría plantarse que aquello que lleva a ese sujeto a huir, ya que tiene una sentencia, cometa o no el crimen, es su deseo de vivir.

Tal como se sostiene en el texto de “Responsabilidad: entre necesidad y azar” , para que pueda desplegarse la pregunta por la responsabilidad subjetiva, es necesario que se cumpla con una condición, “ que la distancia que separa el tiempo uno y el tiempo dos no se deba exclusivamente a azar y /o necesidad” . En consecuente, considero indicado establecer las categorías de azar y necesidad, a partir de la última escena que propondré del film. La cual me permitirá dar cuenta, de la grieta que se abre entre dichas categorías, que dan lugar a la responsabilidad subjetiva. Como sostuve anteriormente el agente tiene una necesidad imperiosa de “saber “que es aquello que lo podría llevar a matar a un desconocido. Es por eso que decide presentarse, en el lugar donde se dará la escena del crimen. Recuerda las imágenes que le brindaron los videntes, y se dirige a la habitación 206 de un hotel. Cuando llega a la misma, no encuentra a nadie alojado en dicho lugar. Verifica nuevamente el numero de la puerta y descubre que el numero seis, en realidad era un nueve, pero que se había caído. Rápidamente se dirige a la habitación 206 y allí encuentra en la cama fotografías de su hijo desaparecido, acompañado por la persona que en la predicción el iba asesinar, Leo Crow. En ese momento piensa que el único motivo que lo llevaría a matar a alguien seria tener frente a él, el asesino de su hijo y en consecuente los videntes tenían razón. Leo Crow aparece en escena y John comienza a increparlo sobre el aparente asesinato. En un primer momento le confiesa a ver matado a su hijo. Sorpresivamente ante estas palabras John no puede matarlo, es así como se abre una nueva dimensión a lo imprevisible. Crow ante lo acontecido, le revela que es una trampa y que tiene que matarlo para que se cumpla la predicción. Jonh se cuestiona en vos alta “entonces los detenidos son inocentes”. En ese momento Crow, se le abalanza contra el agente para que lo mate y comienzan a forcejear, el arma se dispara y la bala impacta sobre Crow causándole la muerte. Es impactante la escena, ya que cuando Crow cae de un ventanal, desde los diferentes edificios comienzan a gritarle a John “él es el asesino”.
Entendiendo por necesidad, aquello que “va a ocurrir inexorablemente o al destino”. Podría plantearse dentro de la categoría de necesidad, a la lógica propia del sistema de precrimen. Es decir que si, las visiones de los videntes predicen que el perpetrador es John ,por ende es el asesino. En esta lógica de pensamiento no se puede contemplar otra posibilidad, ya que lo visto sucederá. Siguiendo esta línea de análisis, también estaría contemplada dentro de la categoría de necesidad la muerte de Crow. Para el sistema de precrimen, tanto el sujeto que es el asesino como el que muere son hechos que no se pueden evitar, ni modificar.
El azar es definido cotidianamente como la suerte o la casualidad. A partir de la última escena comentada podría establecerse como azar que el número nueve de la puerta se encuentre caído y que John crea que es un seis. Como también podría considerarse que en el forcejeo John,tiene la suerte de que la bala impacta sobre Crow.

En su texto Juan Carlos Mosca dice que “la responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre la necesidad y azar” . Es decir en el espacio que se genera entre ambas categorías. A partir de la última escena planteada, se abre una nueva dimensión en el instante en que John “decide “no matar a su victima. Tal decisión debe ser pensada como la producción de un sujeto, como una singularidad en esa situación.
En consecuente se puede plantar un tiempo tres, lo cual implica la responsabilidad subjetiva y una toma de posición en relación a un acto que produzca a un sujeto. Al decidir no matar ,John realiza un acto que no estaba contemplado en ese sistema. Es un momento, donde la obediencia a la moral vigente se ve conmovida. En ese acto de no matar, rompiendo con el sistema vigente, el agente logra correrce de esa posición de obediencia, ante un sistema que funcionaba obturando su falta. Al no matar el sujeto sostiene y propicia el punto de inconsistencia del sistema, para qué acontezca la responsabilidad subjetiva fundadora de un sujeto.
Tal como lo sostiene el Lic. Fariña en el comentario del film, la dimensión de la responsabilidad subjetiva, se abre a partir de que se considera la “imprevisibilidad“en el sistema, la cual es inherente a toda condición humana. Es a partir de esta decisión de “desistir”, (de no matar), que en el comentario se establece, que se da lugar a una nueva dimensión que es lo impensado. En este sentido puede plantearse que el acto del agente, implica una decisión que no es calculada, ni planificada ya que va por fuera de los otros y de la moral (es decir de lo que esta bien y lo que esta mal). Tal como lo enuncia Alejandro Ariel “Un acto implica una decisión que tiene consecuencias para quien lo produce y también para los otros “ . En consecuente, el agente recibe una revelación por parte de su victima, que solo puede acontecer y tienen su existencia en ese momento dado. No pudo ser previsto por el sistema vigente porque el acto no puede ser anticipado. Las palabras que recibe de ese Otro darán un giro en la trama del film.
Sostengo que a partir que se introduce lo impensado al sistema, John debe enfrentarse no solo al departamento de precrimen que el mismo contribuyo a crear, sino también a su pasado, sus emociones y el peso de su conciencia.
Tal como se sostiene en el texto de Oscar D Amore, “No hay responsabilidad subjetiva sin culpa” . Lo plantea como una condición para el circuito de la responsabilidad subjetiva, ya que sostiene que la manifestación sentimiento de culpa, es una respuesta a la interpelación. Ubico como figura del sentimiento de culpa, al momento en que Crow, le debela que el sistema falla y John desconcertado, se reprocha por los inocentes que ha encarcelado. Es decir su yo se sorprende ante las fallas del sistema. El circuito no se cierra en esta culpa por haber apresado inocentes. La situación vivenciada conmueve a John, más allá de la moral vigente. Es decir la respuesta que el puede dar a la interpelación, va mas allá de la moral que tapona, la posibilidad del efecto del sujeto.
El agente concientemente se siente culpable por haber apresado inocentes, pero su sentimiento de culpa, va mas allá del plano moral. En este sentido, los dichos de Crow le permiten al agente, anoticiarse de su posición de obediencia a un sistema (primer tiempo). “Esas palabras que no podían ser dichas antes, sino que acontecen allí” , toman otro sentido para John; ya que se sabe culpable dado que eso le pertenece. Como sostiene Lacan de “lo único que un sujeto puede sentirse culpable es de ceder en su deseo”. En sentido cabe preguntarse ¿En que ha cedido John?
Planteo como hipótesis final de este trabajo, que John al formar parte del sistema de precrimen, intento velar la falta estructural. No es un dato menor que John se incompara a dicho proyecto después de unos meses de la desaparición de su hijo. Tampoco es menor que desde tal incidente se comenzara a drogar. Es decir que desde la muerte de su hijo, John a intentado en sus diferentes acciones velar la falta. Podría sostenerse que él se siente culpable de la perdida de su hijo. Hasta el segundo tiempo, no puede tomar dimensión de su posición de obediencia al sistema. Es a partir de la escena del crimen que el sentimiento de culpa se diluye. Esto se debe porque logra a través de su decisión de no matar, introducir a ese universo un acto que no estaba contemplado. A través de ese acto que es efecto de sujeto, el mismo se hace responsable, dando una respuesta ética. Entendiendo por ética a las “(…) singularidades que hacen desfallecer el particular previo” . Hay una responsabilidad subjetiva por parte del agente, rompiendo con su posición de obediencia, conllevando a una toma de posición que lo implique con su deseo. El film culmina, con suspensión del experimento y con la liberaciónde los condenados. Y en relación a la vida de John se reconcilia con la madre de su hijo, proyectando un futuro juntos que concibe poder tener otro hijo.

Intentare poder establecer cuales son los elementos comunes del film analizado con caso de Ibbieta. Claramente en ambos, puede plantearse un circuito de responsabilidad. En el caso analizado se plantea como primer tiempo la anticipación del departamento de precrimen a que se cometa un asesinato y como segundo tiempo, cuando el mismo agente es acusado de que cometerá un crimen y eso lo lleva a huir. Postule como hipótesis que lo que lleva a huir al sujeto, es su necesidad imperiosa de saber, que es lo que motivaría en él realizar un crimen. También considere que ante una sentencia inamovible de un crimen que no se cometió, emerge el deseo del sujeto de vivir. Claramente a partir de que el acusado es el propio agente, esto moviliza un cambio en su posición de obediencia.
En el caso Ibietta, el protagonista es apresado y enviado a un calabozo, junto un grupo de prisioneros donde deberá transcurrir su última noche. Posteriormente a que asesinan a sus compañeros de celda , en el momento que él debía ser asesinado, se le ofrecen su vida por que denuncie donde se encuentra un líder anarquista. Se establece como primer tiempo, cuando Ibbieta a partir de esta propuesta realiza una “jugarreta” .
Me parece pertinente destacar que ambos personajes, salvando las diferencias de las historias, llevan a cabo una acción cuando ellos son los involucrados. En el caso del agente, decide huir cuando él es el asesino, nunca antes se había cuestionado el funcionamiento del sistema. En el caso de Ibbieta , cuando se lo hace escoger entre su vida o la del anarquista, dice la palabra Cementerio, sin saber concientemente que en dicha palabra encontraría su salvación.Continuando con el análisis de Ibietta, el segundo momento se establece cuando debería ser fusilado y a sorpresa del sujeto es llevado a un patio con otros prisioneros. Allí se encuentra con García quien le comenta que líder anarquista ha sido fusilado, ya que lo encontraron en el cementerio. En ese instante Ibietta se pregunta por su acto, actuando como indicador, el hecho de que comienza a temblar.Jhon se cuestiona sobre su propio acto, cuando Crow le debela la falla en el funcionamiento del sistema. Tal debelación interroga su posición de obediencia ante el sistema.
En este sentido puede establecerse, que ambos personajes tienen una sentencia previa. Ibietta sabe que va a morir y John sabe que va hacer sentenciado por un crimen que no cometió. Cada personaje con su singularidad introduce un acto que lo confronta con su deseo y le permite responsabilizarse de su acto.

Para Finalizar, quiero rescatar la idea que plantea el Lic. Fariña en el comentario, en el cual considera que la lógica del sistema de precrimen, introduce la misma problemática que Louis Althusser, establece al escribir sus memorias en, “El porvenir es largo”. Es decir, que al otorgarle a Althusser el beneficio de “no a lugar” se lo despenaliza de sus acciones. En consecuente, el mundo de dicho sujeto se desmorona porque no puede manifestarse en relación al crimen, es decir se lo separa de su acto. Se le quita al sujeto el margen de libertar que le pertenece. Paralelamente en el film se penalizan intenciones que no se han llevado a cabo, lo cual obtura el despliegue de una pregunta que involucre al sujeto en ese acto. El mero hecho de ser un asesino potencial implica (del mismo modo que el “no a lugar “) reducir lo inherente a la condición humana.

Lemme María Fernanda



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: