Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Sexto sentido >

por 

ETICA Y D.D.H.H EN PSICOLOGIA

Segundo parcial Comision : 6

ALUMNOS: MOLINA , Josué Damian LU: 315108090
MEZA , Diego Damian LU: 214714830

Sinopsis de la película

Malcom Crowe un exitoso psicólogo infantil de Filadelfia, convive con el recuerdo de haberle fallado a uno de sus ex pacientes. Luego de que uno de estos se suicidara, tras haber atentado con la vida de Crowe en su propia casa.
El doctor Crowe como modo de redención intentará ayudar a Cole, un niño que posee características similares a las de su ex paciente. Malcom en su esfuerzo por poder ayudar al niño, se encontrara ante el inesperado secreto que conlleva el padecimiento de Cole. Por lo que será a través del descubrimiento del sexto sentido de Cole, que Malcom podrá cerrar un capitulo de su vida, en la que su relación casi extinta con su mujer, lo deja en la imposibilidad de comunicarse con ella.

1)
El análisis de la responsabilidad subjetiva se centra en el personaje de Cole, interpretado por Haley Joel Osment. El cual al poseer el don de escuchar y ver a los muertos. Se le presenta su extraña capacidad como una maldición, ya que no solo debe convivir con el descreimiento de su propia madre, si no también con la burla de sus compañeros de clase; incluido su profesor.
Sin embargo el autor plantea que más allá de que Cole padezca incesantes acosos de las “apariciones”. Deberá asumir la responsabilidad subjetiva de ese “don” que tanto padece ya que si no deberá vivir con la angustia de no poder responder ante ese llamado que los fantasmas intentan hacer cada vez más fuerte. Por otro lado el autor intenta señalar que por mas que Cole no posea la comprensión de aquellos que deberían apoyarlo.
El niño debe responder ante una función que lo trasciende. Ya que al ser un médium para las almas en pena, su accionar conlleva poder inscribir en el campo de lo simbólico aquello que no ha sido esclarecido producto de la impunidad. Esto se ve en cada uno de los personajes muertos de la película que vuelven y aparecen para pedirle ayuda a Cole, producto de que aun no pueden descansar en paz. Denotando que algo de su muerte, implica una verdad que no ha llegado a destino.
Es también interesante destacar que la hipótesis del autor se puede sintetizar en la idea de un pasaje de una maldición, a una bendición. Ya que desde el principio del film las escenas sin sentido, son reinterpretadas a la luz de aquello que siendo raro, extraño empieza a resultar familiar y provisto de sentido. Es por eso que Cole al ayudar a las almas en pena, se hace responsable de poder ser nombrado por los otros como alguien “freak”, raro, fenómeno.
2. Tiempos lógicos y el circuito de la responsabilidad

En un primer tiempo tenemos las escenas en donde Cole se ve amenazado por las apariciones que constantemente lo atacan. Es un momento en el que, por un lado es experimentado con angustia, ya que Cole no sabe bien a que le teme específicamente e ignora cuando se podrá librar de ese padecimiento. En estas circunstancias Cole esta marcado por la maldición de desconocer una don que solo puede entender por si mismo. Cole calla, y guarda su secreto a su madre, se siente culpable de ser un fenómeno y se ampara en la idea de que si habla nadie le creerá. Se siente apabullado por las intimidaciones que sufre en la mirada de los otros, al ser considerado el niño anormal. En este tiempo Cole acepta y sufre los descalificativos independientemente de sus enojos. Calla el dolor a su madre, en parte porque ella también vacila en creer que algo extraño rodea a su hijo.
Este momento de la película coincide con la duda del doctor Crowe y la preocupación de este, por otorgarle una identidad diagnostica al padecimiento de Cole.

Luego tenemos un segundo tiempo en el que el doctor Crowe al descubrir que Vincent, su antiguo paciente, y Cole comparten la misma cualidad de escuchar y ver a los muertos. Decide decirle al niño que las visitas de los muertos poseen un sentido. En este instante puede plantearse la hipótesis clínica de que: Cole es interpelado a responder ante el horror de saber que los fantasmas que lo acosan buscan ayuda y que esta en él, decidir si accederá a responder o no. Ya que los anteriores ataques son reinterpretados no como hostigamientos, si no como el producto de que Cole intentaba huir ante el pedido de ayuda de alguna de ellos.
Cole pasa de ser la victima, a encontrarse en el dilema de ayudar a las victimas que no pueden descansar en paz, para poder dejar de ser una victima el; o confinarse ante la idea de que su maldición no desaparezca.
Sin embargo la angustia de sufrir ante un dolor de no poder contar lo que le pasaba, y la culpa por auto considerarse un niño raro. Se transmuta en el miedo a enfrentar una situación que compromete seriamente su futuro. Ya que la propuesta del doctor Crowe, no de ser en la incertidumbre y sin garantías. Cole tiene que tener el coraje de ser un niño que enfrenta sus miedos.
Antes Cole dudaba ante la idea de contar que le sucedía por el temor a que lo tomen de una cosa rara, pero ahora debe responder ante una ayuda que solo se le solicita a él. Es interesante ver como este segundo tiempo permite salir a Cole de aquello que Sartre llamo, “la mala fe”, ya que el niño podría haber excusado en que el temor a la burla lo obligaba a callar. Ya que si tomamos la idea sartreana de que la existencia precede a la esencia, es en la determinación de ser el chico raro donde Cole no podía dar una respuesta como sujeto.

Finalmente podemos situar en la película un tercer tiempo en el que el acto de asumir la responsabilidad de su “don”; adquiere el estatuto de un acto ético. Todo comienza cuando logra escuchar el pedido de Kyra, una niña que había sido envenenada por su madre adoptiva.
Cole luego de haber ayudado a esclarecer su asesinato, encuentra una nueva forma de encarar su “maldición”. Tal como lo desarrolla Jorge Alemán, en su texto sobre el desicionismo sartreano, cuando al plantear la idea de Lacan de que: “nuestra condición de sujeto siempre somos responsables”. Puesto que el efecto sujeto en Cole esta dado por el acto de servir a las apariciones ya no como ser el fin, ser el médium para ayudar a otros. Si no que el se vale de ese “don” como medio para ayudar a quien desee.
Esto lo vemos cuando Cole en el camarín de su escuela, habla con una mujer que ha muerto en un incendio hace muchos años atrás. Y cuado es interrogado por su profesor, al desconocer con quien habla. El niño solo contesta en soledad, guardando su secreto sin remordimiento alguno.
El acto ético de Cole esta dado por el hecho de que comunica a su madre un mensaje que lo trascendía, ya que este ignoraba la pregunta que su madre le había hecho a su abuela.
Finalmente Cole le dice al doctor Crowe como poder hablar con su esposa, logrado que este se de cuenta de su condición de muerto. Por otro lado es curioso ver como Cole juega con su “don” al final de la película cuando al despedirse del doctor Crowe, le dice que pueden saludarse como si volviesen a verse. Esto similar a lo que Jorge Alemán comenta acerca de la frase de Miller:” es una opción de goce, un sentido gozado, y no ya una perturbación”.

3- En la película podemos establecer los elementos de azar, determinación en parte del drama que centra el argumento. Ya que Cole al padecer de una maldición el sufrimiento de ser acechado por fantasmas se presenta como su destino. Ese elemento que adquiere el carácter siniestro de estar ante una situación tan compleja siendo tan pequeño; sin posibilidad de haber elegido no tener ese don. Es por ello que el personaje adquiere su estatuto como tal en la medida que su historia lo determina a pasar por un problema con el que deberá arreglárselas. Durante la película hay escenas en las que la madre de Cole ve que desde muy chico, las fotos donde el era muy pequeño poseen extrañas luces que están muy próximas a él. También hay otro indicador durante la película, que puede considerarse el más artístico de la película, ya que corresponde con la fotografía, y es que cada vez que hay presencia de algo ligado a las almas en pena, aparece algo rojo. Ya sea en la primera escena en la Iglesia, en la puerta. En el santuario de Cole, el globo rojo en el cumpleaños de su amigo de la escuela, al igual que el vestido rojo de la madrastras de Kyra contrastando con la ropa negra de todos los demás. Por otro lado durante la película el frío, es un indicador de que los fantasmas están enojados y sienten que no pueden ser escuchados.
Ahora bien, la determinación de Cole podría ser un niño resultado de un destino fatal, y la película hubiese girado sobre sobre la victimización del personaje. Ya que la incomprensión de sus pares; y la faltas de su madre. Lo dejan ante una postura en la que su responsabilidad resulta impensada. Aunque el aspecto que mas denota el film es que Cole independientemente de estar atado a un don que no ha elegido, y la determinación de una sociedad que no lo entiende, esa condición es algo que debe resolver por si mismo y para si. Ya que durante toda la película solo es ayudado por el fantasma del doctor Crowe, y no por alguna persona cercana a él.

4- En la película aparecen dos figuras de la culpa, una en el personaje de Crowe y otro en el de la madre de Cole. Ya que ambos se encuentran determinados por esta en dos momentos distintos de la película.
Crowe busca ayudar a Cole motivado por la culpa de haber perdido a Vincent, su anterior paciente. La madre en cambio se siente culpable porque no puede creer en su hijo. Ya que cuando descubre la verdad de su dolor, llora quizá por haber juzgado mal a su hijo. En determinados momentos de la película vemos como la madre de Cole cede ante la posibilidad de creer que su hijo le pueda estar sucediendo algo extraño. Ya sea cuando ve las estanterías abiertas en la cocina, y si bien se sorprende intenta hacer como si nada hubiese pasado. También cuando Cole es encerrado en ese compartimento de la casa de uno de sus compañeros. Su madre no lo defiende tal vez como hubiese querido. Ya que después sueña que va a castigar a quienes lo lastimaron y Cole la tranquiliza cuando se percata de que tiene una pesadilla.
Por otro lado si analizamos la responsabilidad jurídica, Cole no puede responder ante su padecimiento. Por lo tanto su madre es responsable por el, aunque su madre es responsable por su bienestar, y por proporcionarle ayuda, no por el don que posee. Ya que aquello por lo cual Cole no tiene conocimiento como lo ha adquirido y como funciona, tampoco su madre puede responder ante eso. Sin embargo su madre no tiene intenciones de hacerle daño, y tampoco sabe que sucede con el. Aunque el problema esta dado en que ella no quiere reconocer que pasa con ella. Puesto que su responsabilidad jurídica de ayudar a su hijo se encuentra el resguardo de sus derechos. No obstante la madre de Cole intenta saber que sucede con su hijo, aunque busca el saber desde la medicina, busca al otro como una respuesta. Aunque se encuentra con las indirectas de un medico que supone que podría tratarse de mal trato familiar el problema de Cole. La madre de Cole sorprendida se auto reprocha diciendo. “¿acaso soy una mala madre?”Quizá no falto a su responsabilidad jurídica buscando ayuda para su hijo, pero si descuido su responsabilidad como sujeto deseante al aceptar que no podía creer en su hijo.

5- En el caso del Muro, el cuento de Sartre, Ibietta es un personaje que podría adquirir similitud con el de la madre de Cole.
En el cuento sartreano Ibietta llega a una circunstancia en la que su vida tiene las horas contadas. Ha perdido toda esperanza por recuperar la libertad tras al haber sido apresado por los falangistas en la guerra civil. Todo aquello por lo que se enorgullecía ha muerto.
Ibietta se encuentra ante la posibilidad de salvar su vida, si delata a su amigo Gris. Ahora bien Ibietta desconociendo que su amigo había abandonado la casa de su primo. Decide jugarles una broma a sus captores, ya que aparentemente descree de la posibilidad de que Gris podría esconderse en la tumba del sepulturero, en el cementerio. Sin embargo lo que resulto una broma termina siendo verdad. Ibietta se entera de que su amigo ha muerto, es en esta escena en donde se puede hacer una comparación a la escena en la que la madre de Cole llora cuando su hijo le cuenta que su abuela le dejo un mensaje para ella; pudiendo asi creer en las palabras de su hijo. Esas lágrimas o ese llanto que adquiere el estatuto del reconocimiento de un deseo, por vía de la culpa. Ya que en el caso de Ibietta esas lagrimas pueden ser interpretadas como una felicidad de saber que pudo sobrevivir a costa de la muerte de su amigo, mas allá de que no se jugo por traicionarlo. Ibietta no se animaba a ser un traidor, pero tampoco quería moría sin darse ningún lujo. Por lo que la escena de sus lagrimas en medio de la risa, es una muestra de su división subjetiva, una escena en la que Ibietta esta dividido entre la risa de haber sobrevivido, y las lagrimas por la traición a su amigo.
En el caso de la madre de Cole, podriamos interpretar que sus lagrimas aparecen en el momento en que esa confesión de su hijo pone al descubierto la idea de que talvez en algún momento llego a creer que su hijo era un fenómeno. Ya que no lo defendió en el momento preciso en que fue encerrado en el compartimiento. Quizá la división en la que queda Ibietta se compara a la de la madre de Cole ya que este no puede reírse completamente ni tampoco llorar, ya que el relato dice.” Con lagrimas en los ojos”, y no lloro después de que soltó una carcajada, por ejemplo. Por otro la madre de Cole llora ya que en ese momento se sintió mal, talvez por haber culpado a su hijo injustamente cuando ella pensó que podría haberle robado el “abejorro”, de su madre. Y por haber estado del lado de aquellos que lo consideraban un fenómeno. Ya que es interesante ver como en la escena del auto, casi al final, le vuelve a preguntar si lo considera un chico raro, su madre se lo niega, aunque se desangustia no queda desculpabilizada, ya que no deja de llorar.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: