Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Sexto sentido >

por 

Sexto Sentido

El presente trabajo se propone analizar la película “El Sexto Sentido” de M. Night Shyamalan en función de las consignas correspondientes al segundo parcial.
En el Film, el Dr. Malcom Crowe, un reconocido psicólogo de niños, llega a su casa luego de una fiesta en la que la Ciudad de Philadelphia le ha entregado un reconocimiento a la excelencia académica, para encontrarse que un ex paciente suyo, Vincent Grey ha entrado en su casa. Vincent lo acusa de haberle fallado, de no haberlo ayudado y finalmente le dispara para luego suicidarse. De aquí en más el Dr. Crowe, intentará resarcir su error atendiendo a un nuevo paciente con problemas similares a los del anterior: Cole. Esta causa lo llevará a descubrir más de lo que espera, dado que, casi al finalizar la película, el Dr. Crowe se da cuenta de que está muerto desde el principio, que Vincent lo ha asesinado.
El autor, Eduardo Lazo, en su texto “De maldiciones y fantasmas, comentario sobre el fil Sexto Sentido”, ubica la responsabilidad subjetiva centrándola en el personaje del fantasma, encarnado por el actor Bruce Willis, según sus palabras la presencia del fantasma indica “un daño o resquebrajamiento del orden simbólico” “un mal decir respecto del sujeto, que retorna para que una palabra pueda ser bien dicha”
El fantasma es el Dr. Crowe que reaparece con el afán de saldar una doble deuda:
- Con su esposa y Con su paciente con la intención de reparar el daño simbólico ocasionado. El fantasma también aparece aquí como representación de un duelo todavía no elaborado, que debe realizarse para que la esposa pueda seguir adelante.
Entendiendo que la Hipótesis clínica es la respuesta a la pregunta: ¿de qué debe hacerse responsable el sujeto? Y es esa respuesta la que conecta por medio de la culpa el tiempo uno y el tiempo dos propios del circuito de la responsabilidad subjetiva, es que nos veremos precisados a describir cómo los entendemos en el texto de Laso y explicar sus respectivas conexiones.
El Tiempo 1: El no sabe que esta muerto, acción que implica crear activamente una realidad en la cual el se cree vivo, y es conciente de su intención de ayudar a Cole, un chico con problemas similares a los de un paciente al que no pudo ayudar en el pasado.
Tiempo 2: tiempo de la interpelación subjetiva, el Tiempo 2 resquebraja la certidumbre yoica posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenia al comienzo del T1, momento donde se quiebra el universo particular que sostenía al sujeto, “esa falla da lugar al deseo, deseo no atrapable en significantes, sino que lo es entre significantes”
Creemos que en el texto de Eduardo Laso, el tiempo 2 es aquel en que el anillo matrimonial cae al piso y la verdad se le revela al Dr Crowe: él esta muerto. Instante en que se le aparecen una serie de escenas juntas: su esposa no le habla, porque en realidad no lo ve, no puede abrir una puerta porque en realidad esta trabada con una mesa que no había visto antes, la madre de Cole tampoco lo ve. Esto genera un resquebrajamiento en la realidad sostenida en el T1 que consistía en su seguridad de estar vivo
Esas imágenes condensadas dan cuenta de la posición que sostenía en el T1: artífice de su propia realidad. Esta realidad activamente construida a través de la selección no azarosa de datos, da cuenta de una posición subjetiva, la cual es puesta en cuestión por la verdad objetiva.
A partir de esto creemos que se puede leer en el texto de Laso una hipótesis clínica: La posición subjetiva es la de ser artífice de la realidad, porque hay una doble deuda simbólica que saldar: en primer lugar, algo ha quedado sin decir (aquello que la esposa necesitaba escuchar) y en segundo lugar el no haber ayudado a un paciente en el pasado.

Tiempo 3: Momento en que acepta su muerte, posibilitándole a la esposa que culmine el trabajo del duelo, objetivo que puede lograrse puesto que él salda sus deudas: la de poder decir lo que ella necesitaba escuchar (que la ama y que nunca ocupo el segundo lugar) y ayudar a Cole a resolver su problema:
Entendemos que el tercer tiempo es el momento de la responsabilidad subjetiva: instancia que es resultado del movimiento retroactivo del tiempo 2 sobre el tiempo 1, y en la que surge en ese acto la producción de un sujeto a partir de un Acto. En el caso de la película entendemos que Eduardo Laso sitúa el surgimiento de un sujeto en el momento en que el Dr. Crowe elige abandonar el mundo de los vivos y “aceptar el destino de su propia desaparición para que la vida de la que ama pueda continuar”
Hasta aquí lo que podemos pensar a partir del artículo de Eduardo Laso. A continuación intentaremos esbozar otro circuito de la responsabilidad subjetiva para el mismo personaje, el Dr. Crowe, como una alternativa, una posible lectura que no deshabilita la anterior, sino que recorta otros elementos.
En este sentido, podemos pensar el tiempo 1 del circuito, en tanto se trata de una acción conciente, en la que nuestro personaje intenta ayudar a través del ejercicio de su profesión de psicólogo.
Podemos situar en este tiempo 1 entonces, un sujeto seguro de lo que es, de lo que hace y de lo que dice, el es, en este sentido, un psicólogo reconocido con un premio a la excelencia por haber ayudado a innumerables niños y sus familias, por haber puesto todo en segundo lugar por su carrera, incluyendo a su esposa.
Como indicador situacional de este tiempo, podemos ubicar en el film al Dr. Crowe sancionando que lo que le sucede a su paciente Vincent Grey es que no puede adaptarse al divorcio de sus padres.
Tiempo 2: Momento en que aparece en escena Vicent Grey desnudo, llorando, y tembloroso acusando al Dr. Crowe de no haberlo ayudado, y diciéndole que “hay muchas cosas que el desconoce” (por no haberlo escuchado) instancia que quiebra el universo particular que sostenía al sujeto, es el plano de la existencia yoica que se ve atravesado. Este es el momento de la interpelación, ante el cual el sujeto se ve obligado a responder. Esto lo observamos en el siguiente fragmento del guión de la película:
“Vincent: Quiero lo que usted me prometió
“Dr. Crowe: ¿te conozco?
Vincent: ¿no me reconoces héroe?, ¿no reconoces a tus propios pacientes? (…) Usted me dijo que no podía adaptarme al divorcio de mis padres, ¡yo tenía miedo! ¡Usted estaba equivocado, estaba en un error! ¡Usted me falló!”
Dr Crowe: Si solo me das una oportunidad… (en este momento Vincent lo mata y luego se suicida)
Entendiendo que es la culpa la que genera un efecto retroactivo de un tiempo dos sobre un tiempo uno, ob-ligando a responder, y produciendo una deuda que hay que saldar, podemos pensar que la culpa toma su estatuto en el momento en que el Dr. Crowe le pide a Vincent la oportunidad de reparar el error cometido, es a partir de este momento, que se abre la posibilidad de un cambio en la posición subjetiva. Que de producirse, se hará únicamente en un tiempo tres.
Es la culpa la que permite resignificar el T1, y volver sobre la acción por la cual se debe responder. La interpelación exige una respuesta, ob-liga a responder por un más allá, que se le presenta al sujeto con carácter de exceso, que representa un más allá de lo que el sujeto creía saber. En términos simbólicos es la interpelación la que genera la deuda, más específicamente: culpa. La culpa en este caso la ubicamos en su necesidad de saldar la deuda y de sostener para ello una realidad “fantaseada”.
El personaje en tanto responsable, no puede más que responder a esta acusación de Vincent, que declara su incompletud, al constituirse como uno al que no pudo ayudar. Esta situación podría consignarse como la hipótesis clínica
No obstante no debemos olvidar que “las personas no somos responsables de todo lo que nos sucede, cuando en una situación rige por completo algo del orden de la necesidad o del azar la pregunta por la responsabilidad subjetiva carece de toda importancia” “Pero basta que se produzca una grieta, una vacancia entre ellos, para que la pregunta por la responsabilidad adquiera toda su dimensión” “La responsabilidad debe ser situada en el limite entre necesidad y azar”
La muerte es un hecho inexorable, del cual el sujeto no puede eludirse, todos vamos a morir algún día. Ahora bien, las condiciones y el momento en esto sucederá no pueden ser previstas.
En este sentido, la muerte del Dr crowe tiene un componente de necesidad, pero no se agota allí. Él muere producto de un asesinato, y es de esta manera, objeto de la voluntad de otro, solo que no se trata de cualquier asesino, se trata de un paciente al que por no saber escuchar, no logró ayudar. Admás, otro componente del orden de lo azaroso puede ubicarse en relación al hecho que justo el día en que el Dr. Crowe es premiado por la excelencia de su labor profesional es asesinado por un ex paciente que lo culpa justamente de lo contrario.
En este punto podemos situar que la necesidad y el azar no alcanzan para explicar el hecho.
Tiempo 3: El Dr Crowe a nuestro entender asume la responsabilidad y da una respuesta en el preciso instante en el que decide escuchar a su nuevo paciente, Cole. Esta decisión es un acto que el Dr. Crowe realiza en soledad, y sin garantías ante la interpelación ubicada en el tiempo 2. Esto daría cuenta de un cambio de posición subjetiva. En este punto, consideramos pertinente situar la diferencia entre oír y escuchar: de acuerdo al diccionario de la Real Academia Española oír es: Percibir con el oído los sonidos, mientras que escuchar da cuenta de un acto por parte del sujeto: prestar atención a lo que se oye, aplicar el oído para oír algo.
Creemos que el daño realizado a Vicent Grey radica en haberlo oído. Y el Dr Crowe lo salda simbólicamente escuchando a Col, ayudándolo a enfrentar su temor a los fantasmas, a escuchar lo que ellos tienen para decir. Asimismo, la intervención del Dr Crowe facilitó un cambio en el vínculo de Cole con su madre, a partir de esta intervención, Cole está listo para contarle sus secretos. Es por todo esto que podemos pensar que hubo un cambio de posición del Dr. Crow, que llevó a poder saldar sus deudas y aceptar su propia muerte.
Finalizaremos este punto señalando los indicadores situacionales de los que nos servimos para desarrollar este tercer momento. Se trata, una vez más, de algunos fragmentos del Film:
“Cole: ¿Me crees verdad?
Crowe: No se contestar eso Cole
Cole: ¿Cómo puedes ayudarme si no me crees?
(Luego aparece una escena en la cual el Dr Crowe esta sentando en su escritorio escuchando grabaciones de cuando atendía a Vicent y este llorando le dice “no me vas a creer” y luego de dejar pasar la cinta y volver a rebobinar consigue escuchar unos murmullos, acto seguido va en busca de Cole)
Crowe: ¿Qué crees que te quieran decir los fantasmas? Quiero que lo pienses muy cuidadosamente
Cole: solamente ayuda
Crowe: entonces escúchalos”.

Por último, podríamos plantear una relación entre el protagonista del texto “El muro” de Sartre y nuestro protagonista, el Dr. Crowe. En dicho texto, Pablo Ibbieta es apresado por los falangistas (recordemos que la guerra civil española es el contexto del relato) quienes lo sentencian a morir al alba. Toda una noche pasa Ibbieta sabiendo que va a morir y por eso decide no dormir para no perder ni dos horas de vida. A la mañana siguiente, los falangistas lo interrogan, tiene que elegir: su vida o la de Ramón Gris. Su vida ya no valía nada, él sabía que iba a morir, por lo cual, decide hacerles una jugarreta a los oficiales: les dice, creyendo mentir, que Gris se escondía en el Cementerio, mientras que él sabía (o creía saber) que se escondía en la casa de su primo. Sus palabras resultan ser verdad. Ramón Gris había tenido unas palabras con su primo y había decidido esconderse en el cementerio donde los falangistas lo encuentran y le dan muerte. Ibbieta al darse cuenta del efecto de su acto, y al revelarsele, algo del orden del deseo: él quiere vivir, responde llorando de risa o riendo hasta las lágrimas. Ibbieta, es responsable de haber hablado, es responsable del deseo que se abrió paso entre sus dichos: el de querer vivir, y frente a este conocimiento nuevo sobre su posición frente a su decir, es que Ibbieta responde con un acto que da cuenta, del roce con lo real del deseo y con un posible cambio de posición subjetiva
El Dr. Crowe, también es responsable de un acto (no escuchar a Vincent) asentado en una posición subjetiva (él como psicólogo ayuda a un sin numero de niños y sus familias) que solo se revela como no tan cierta, cuando Vincent así se lo demuestra matándolo y luego suicidándose. Ante esto, el Dr. Crowe responde haciendo/actuando algo diferente: escuchar a Cole. Esto es posible solo a partir de la rectificación subjetiva que se produce como resultado de su encuentro con la falta.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: