Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Sexto sentido >

por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGIA

PSICOLOGIA, ETICA Y DERECHOS HUMANOS

TITULAR: JUAN JORGE MICHEL FARIÑA

ATP: CAREW VIVIANA

COMISIÓN: 17

ALUMNA: CHAMORRO LUCIA

PELÍCULA: “SEXTO SENTIDO”

1er Cuatrimestre de 2010

CONSIGNA DE EVALUACIÓN

1. Tomando en cuenta el comentario sobre el film: ¿Cuál es el personaje sobre el cual se centra el análisis de la responsabilidad subjetiva? ¿Propone el autor alguna hipótesis al respecto? En caso afirmativo, explicítela consignando los indicadores.

2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.

3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.

4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.

5. Compare conceptualmente el caso presentado con el de Ibbieta (cuento “El muro”, de Jean Paul Sartre).

En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del Módulo 5 y si el escenario fuera pertinente con las del módulo 4.

SEXTO SENTIDO

El film gira en torno a un reconocido psicólogo infantil, Dr. Malcolm Crowe (Bruce Willis), quien tras no poder resolver un caso que tuvo en el pasado, intenta redimirse ayudando a Cole Sear (Haley Joel Osment) que tiene una situación muy similar a su antiguo paciente Vincent Grey.
Cole es un niño de 9 años que le revela a Crowe su gran secreto: que ve gente muerta, es decir fantasmas, todo el tiempo y esto lo atormenta y vive con mucho miedo.
Por otro lado, Crowe tiene una esposa a la que dejo de lado por su trabajo y a la que no pudo enfrentarse todavía pero que la observa constantemente y siente culpa por dejarla en un segundo lugar, entonces decide dejar el caso de cole, y en el momento de informarle esto a cole, éste le suplica que no le falle porque es el único que lo puede ayudar y que no se dé por vencido, también le pregunta si cree en su secreto, a lo que Crowe no puede responder.
Luego de lo sucedido, Crowe escucha las grabaciones de su antiguo paciente Vincent, y escuchando la grabación en su máximo volumen pudo oír la voz de otra persona que decía “Yo no me quiero morir” siendo que el paciente se encontraba solo en el consultorio, es entonces cuando se le revela que Vincent también veía fantasmas al igual que Cole.
A partir de allí le da una solución a cole, ya que los espectros que se le aparecen lo que quieren es ayuda y que los escuchen.
Por otro lado cole, le da una idea a Crowe para que se pueda acercar a su esposa, le dice que le hable mientras ella duerme. A través del sueño ella lo escucharía y no se daría cuenta. Crowe se acerca a su esposa y le habla mientras duerme haciéndole saber que ella siempre fue lo más importante para él y que la extrañaba, luego ella suelta el anillo de casamiento y en ese momento él se da cuenta de que ese es su anillo y que en realidad él está muerto. Luego de los recuerdos que confirman lo que sospechaba él se despide de ella diciéndole que nunca estuvo en segundo lugar y que debía irse porque ya hizo lo que tenía que hacer que era ayudar a alguien y decir algunas cosas.

ANALISIS

El análisis se realizará sobre el personaje del Dr Crowe, se tratará de dar cuenta la responsabilidad subjetiva del mismo teniendo en cuenta los tres tiempos lógicos y realizando una hipótesis clínica.
Para el siguiente análisis se tendrá en cuenta el comentario de Eduardo Laso “De maldiciones y fantasmas” realizado para este film.
Una de las consideraciones que tomamos del comentario es acerca de los fantasmas, él dice sobre la película: “nos invita a sumergirnos en ese mundo maldito: el de las existencias que no encontraron justicia o reconocimiento, el de aquellas que no tuvieron oportunidad de inscribirse en la memoria, el de las que fueron reprimidas y que de algún modo retornan, aquellas por las que no hemos terminado de hacer duelo por su pérdida y vuelven en nuestros sueños. En ese borde entre la vida y la muerte, la deuda y su saldo, la memoria y el olvido, la culpa y la responsabilidad, allí se encuentran nuestros fantasmas.” (De maldiciones y fantasmas, Eduardo Laso)
De aquí que Vincent Grey, el personaje al que Crowe no pudo ayudar, en un momento de la película le dice a Crowe que recuerde que él era un “Maldito”. Es en este sentido en el que se entiende “Maldito”, el que recibe a los fantasmas. Estos fantasmas que retornan porque tienen deudas que saldar.
Entonces en un primer tiempo (T1) el sujeto lleva a cabo una acción para lograr un determinado fin, esta acción está en concordancia con el universo de discurso en que el sujeto se halla inmerso y que se supone que se agota en los fines para los que fue realizada. Se ubica este primer tiempo en la escena en que Crowe decide comparar el caso Cole con el de Vincent, su antiguo paciente.
En el segundo tiempo (T2) el sujeto es interpelado por aquél acto que vive como ajeno pero que le pertenece. En este tiempo se ubica la revelación de que Vincent veía gente muerta, de allí que Crowe no escuchó bien a su paciete. Esto sucede en la escena en la que Crowe escucha las grabaciones de su antiguo paciente Vincent Grey en donde descubre que en una sesión el sale de la habitación por un momento, dejando a Vincent solo, y se escucha que Vincent no está solo, se escucha una voz que dice: “No quiero morir”. De ahí que se desprende que no escuchó bien a su paciente antiguo y que tampoco lo estaba haciendo con el actual ya que tanto Vincent como Cole estaban diciéndole la verdad y él no les creía. Es decir que este suceso es algo que está fuera de su universo y comprende el mundo de lo sobrenatural, el mundo de los fantasmas. El tiempo uno se ve confrontado en este tiempo dos.
Y en el tercer tiempo (T3), en el que el sujeto debe responder por sus actos y asumir la responsabilidad subjetiva, lo ubicamos en este film cuando Crowe al ser interpelado por el acto responde a esta nueva situación dándole una solución a Cole de otra índole, diciéndole que hable con los fantasmas para ver que quieren, porque lo que piden es ayuda y así tramitar simbólicamente. Una vez que cumple con la redención al ayudar a Cole vuelve a su casa para hablarle a su esposa mientras duerme. Allí descubre que él está muerto cuando ella deja caer su alianza de matrimoni, le habla a su esposa haciéndole saber que ella nunca estuvo en segundo lugar (con respecto a su trabajo) de esta manera se responsabiliza por su falla.

Hipótesis Clínica: En el tiempo uno, el Dr Crowe decide escuchar a alguien, pero en este tiempo el sigue siendo un terapeuta, es decir que es su trabajo, lo realiza porque es su trabajo escuchar a los niños y es lo que mejor sabe hacer ya que incluso recibió un premio de renombre como mención de honor por excelencia profesional. Es decir que en este primer tiempo él solamente quiere ayudar a Cole. Por otro lado, Cole tiene muchas similitudes con su antiguo paciente Vicent, ya que es un niño de padres divorciados, presenta ansiedad aguda, socialmente aislado y posible desorden anímico. De esta manera al ayudar a Cole, Crowe estaría resarciendo el error o falla que tuvo con Vincent y también justificando, de cierta manera, con respecto a la relación que lleva con su mujer, el tiempo que le dedica al trabajo y tan poco a su esposa.
“La culpabilidad es el pago de la deuda con el deseo, eso es lo que lo arroja al destino particular de lo moral” (La transmisión de la ética Clínica y Deontología, p.156)
El deseo inconciente que podemos ver en el Dr Crowe es el deseo de ser perdonado, de ser resarcido de su falla, tanto como psicólogo como con su esposa. Como decía Eduardo Laso en su comentario, el Dr Crowe tiene una doble deuda, una con su trabajo, ya que no escucho bien a un paciente y otro con su esposa ya que le dedicó más tiempo a su trabajo que a ella. Por un lado, él recibe un premio muy importante por su trabajo, y como contracara, el mismo día aparece en su casa su ex paciente reclamándole que no lo ayudó, es decir, que “le falló”.
En el tiempo dos se resignifica el tiempo uno, es decir que hubo un quiebre en el universo particular ya que, Crowe solamente estaba haciendo su trabajo de psicólogo, pero al revelarse que Vincent veía fantasmas se pone en juego el deseo inconciente de Crowe que sería el hecho de ser perdonado por su falla con este paciente y entonces de no ser el mejor en su trabajo. Aquí aparece la culpa. En este momento él quisiera haber elegido otra cosa, otra solución, esto sería la culpabilización moral por la acción. También como dice Freud en La responsabilidad moral por el contenido de los sueños: “la responsabilidad moral misma es una formación reactiva frente a lo malo sentido en el ello. Tanto más intensa la sofocación de eso malo, tanto más susceptible la conciencia moral”
De esto se desprende un tercer momento en el que Crowe descubre que está muerto y que es un fantasma, esto sucede en la escena en la que él va a ver a su mujer para hablarle mientras duerme, cuando ella deja caer la alianza matrimonial lo descubre. Él le dice a su esposa que “nunca estuvo en segundo lugar”, al decir esto se responsabiliza por la falla con su paciente asumiendo que en realidad no es el mejor, el volvió porque tenía una deuda pendiente (doble) y esta deuda es aceptar su responsabilidad por la falla e intentar no volver a reproducirla ayudando a otro niño que está pasando por la misma situación. El personaje ahora se encuentra en una posición diferente a la del primer momento. El sentimiento de culpa se diluye en el efecto sujeto, es decir que hay acto, ya que la culpa obligó a responder, y la responsabilidad subjetiva del sujeto es otro nombre del sujeto, del sujeto en acto (La transmisión de la ética Clínica y Deontología, p.146). De esta manera el personaje toma una nueva posición respecto a lo universal y se inscribe en acto que produce un sujeto.
En términos de necesidad y azar lo que se puede ubicar como necesidad es el hecho de que el personaje Crowe está muerto, no está en el personaje poder cambiar esta condición, está por fuera de la intervención del personaje. Y con respecto al azar lo que podemos ubicar es que fuera disparado por un paciente enojado el mismo día en que consigue el premio de reconocimiento por su labor como psicólogo de niños.

BIBLIOGRAFÍA
D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
Domínguez, M. E.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
Fariña, J.J: Responsabilidad: entre necesidad y azar. Ficha de cátedra: www.psi.uba.ar
Freud, S.: (1925) La responsabilidad moral por el contenido de los sueños. En Algunas notas adicionales a la interpretación de los sueños en su conjunto. Obras completas. Tomo XIX, Amorrortu editores. 1984.
Laso, E.: De maldiciones y fantasmas. En: www.eticaycine.org
Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: