Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2010 > Sexto sentido >

por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGÍA

Ética y Derechos Humanos

Segunda evaluación

PROF. TITULAR REGULAR: LIC. FARIÑA, JORGE MICHEL
AYUDANTE DE TRABAJOS PRÁCTICOS: LIC. PESINO, CAROLINA
COMISIÓN: 26
ALUMNAS:

• MARÍA ALEJANDRA ROMAGNOLI.
LU: 659961
• MAGDALENA MERCEDES ELLI
LU: 330580720

1ER CUAT.- 2010

Segunda evaluación: Responsabilidad subjetiva
Articulación con la película Sexto sentido

Responsabilidad y culpa, términos jurídicos íntimamente unidos. Desde una perspectiva moral, Responsabilidad como “Aquel de quien es esperable una respuesta” y Culpa como la imputabilidad de un daño por el que hay que pagar, incluso con la cautividad del cuerpo. Asumir una responsabilidad es reconocer una culpa y responder ante ella. Autonomía de la conciencia, intención y razón son elementos que hacen a un sujeto de derecho, jurídicamente imputable, responsable de sus actos.
Desde otra perspectiva, el “saberse culpable” de una situación, pone en juego otro tipo de responsabilidad, en relación a un sujeto deseante que ha actuado de acuerdo a su deseo. Este tipo de responsabilidad subjetiva, no es sin la culpa, la que depende de una interpelación subjetiva. Culpa que se diluye en el efecto sujeto del acto que conlleva la respuesta de esta responsabilidad, dentro de una dimensión ética.
Se considera que en la película “sexto sentido” los dos personajes principales podrían ser objeto de análisis de responsabilidad subjetiva. Como cita Eduardo Lasso en su trabajo sobre el film, el Dr. Crowe, psicólogo, tiene una doble deuda: marital y profesional. El ha postergado a su mujer por su trabajo y no ha sabido escuchar a un paciente. Durante la película deberá decidir como posicionarse con respecto a esto, ante la demanda de su nuevo paciente y la falta de su mujer. También hay un niño, Cole, que puede escuchar y ver almas en pena, quien debe tomar la decisión de situarse como mediador entre ellas y quien corresponda.
Para el desarrollo del presente trabajo se ha elegido trabajar con dos escenas en las que se analizará la responsabilidad subjetiva por parte del Dr. Crowe con respecto a su problema marital. En ellas se analizaran los 3 tiempos lógicos del análisis de la responsabilidad subjetiva.

ESCENA 1
Anna, su esposa, se encuentra sola cenando en un restaurante. Malcom Crowe arriba al lugar y se excusa por la demora. Comienza a contarle a la mujer sobre el tratamiento de Cole y las semejanzas que encuentra con el caso Vincent. Ella se muestra indiferente. El mozo apoya la cuenta en la mesa, Crowe intenta agarrarla pero ella lo anticipa y firma. El justifica su distancia al decir que siente en el tratamiento de Cole una segunda oportunidad para remendar los errores cometidos con Vincent y que debe aprovecharla. A lo cual ella responde: “Feliz aniversario”, se levanta y se retira sin más palabras.

ESCENA 2
Malcom entra a su casa, Anna se había quedado dormida mirando el video de su casamiento. Tienen una conversación en la cual Anna, entre sueños, le pregunta porque la abandonó y deja caer la alianza de matrimonio. En ese momento Malcom puede ver que Anna esta usando un anillo de compromiso, que él no esta usando su alianza y que ella tiene frío (lo cual sucedía cuando un fantasma estaba cerca). Así es como llega a recordar el momento en que Vincent lo asesina. Reconoce que es tiempo de irse ya que había cumplido con sus dos cuentas pendientes, el ayudar a Cole y el decirle a ella que la amaba y que nunca estuvo en segundo lugar. De esta forma logra despedirse de Anna.

En las escenas recien presentadas se puede observar que la historia presenta una singularidad en situación. La escena 1 muestra a Malcom interpretando la indiferencia de su mujer como un enojo ante su llegada tarde, su monólogo con respecto a su trabajo y el olvido de su aniversario. Estos son particulares posibles del universo de las discusiones maritales. Sin embargo que él este muerto y no se dé cuenta no esta contemplado dentro de ese universo, emergiendo así la singularidad.
Haciendo un análisis de la responsabilidad subjetiva jugada en esta singularidad en situación, se observa que en un tiempo 1, Malcom actúa de acuerdo a un deseo yoico queriendo compartir con su esposa en esa cena los descubrimientos del caso Cole. Esta es una acción que se agota en sí misma.
El tiempo 2 y el tiempo 3 se dan ambos dentro de las escena dos, en la cual Malcom hablando con su mujer se da cuenta que está muerto, resignifica el tiempo1, entendiendo por fin el por qué de la indiferencia de ella. Aparece la culpa, haciéndolo reflexionar. Según Mosca ésta culpa, como déficit del sujeto, da posibilidad a la responsabilidad subjetiva como superávit de éste. Culpa que no es sin la interpelación subjetiva sobre el propio actuar. Este segundo momento, posibilitará en un tercero, una toma de decisión. Malcom se ha interpelado, desde una perspectiva ética acerca de su responsabilidad a partir de ciertos indicadores. Él no sabe de su muerte porque existe como fantasma, y esto es porque su esposa lo duela, lo convoca. Los fantasmas son muertos que retornan a este mundo por tener una deuda que saldar a nivel simbólico. La deuda que él tiene hacia su mujer es el haberla postergado por su trabajo, lo cual se deja traslucir en la escena del restaurante. (En la cena de su aniversario, llega tarde y sólo habla de su paciente) Se hace responsable de no haberle dado el lugar que correspondía, esto lo lleva a tomar la decisión de hablarle y decirle cuanto representaba para él, el sentimiento de culpa se ha diluido, dando paso a la responsabilidad y al acto. Malcom salda su deuda simbólica con Anna, y ella logra dejarlo ir, situación representada por el suspiro y la caída de la alianza.
Según Mosca la responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar. En la situación analizada se puede hacer también una lectura del orden de la necesidad y del azar. Por un lado la necesidad es aquello que rige por fuera de la intervención del sujeto en situación, en este caso se puede ver reflejada en su existencia como fantasma. No hay intervención de Malcom en esto ya que él esta muerto, condición de todo mortal, y además es invocado por el duelo de su mujer. Por otro lado el azar se trata de la suerte, desconecta la causa del efecto. En la escena 1 se puede observar como por una cuestión azarosa Anna toma la cuenta antes que Malcom, imposibilitando de esa manera que él llegue a darse cuenta que no la iba a poder tocar (efecto), porque esta muerto (causa). Estos factores de necesidad y azar intervienen en la situación pero no la determinan, es en la vacancia entre ellas que la responsabilidad de Malcom entra en juego.
Como se dijo anteriormente en el análisis de los tiempos de la responsabilidad subjetiva, ésta no puede darse sin las figuras de la culpa, arrepentimiento, autorreproche y remordimiento. “Culpa” en el sentido jurídico de imputabilidad de un daño (deuda) por el que hay que pagar, y “Sentimiento de culpa” propio de un momento de interpelación ética, ética en relación a un acto que produce un efecto sujeto, un sujeto del deseo inconsciente. Aquí en esta dimensión ética es donde, ante el acto del sujeto, el sentimiento de culpa se diluye. En una primera instancia Malcom siente la imputabilidad de sus actos con respecto a su esposa, generándole arrepentimientos y remordimientos. En el momento que él decide saldar su deuda, hablar con ella sobre lo que siente, asume su responsabilidad y se diluye su sentimiento de culpa así como su existencia fantasmagórica.

Sartre, en su texto “el Muro” plantea el tema de la responsabilidad y Mosca en su análisis del mismo, va a desarrollar dos hipótesis clínicas en cuanto a esto. La primera responsabilizando a Ibbieta del actuar de acuerdo a su deseo de prolongar su vida, hecho observable en su decisión de no querer dormir para no perder ni dos horas de vida. La otra hipótesis es la responsabilidad puesta en juego en la elección de la palabra cementerio. Mosca hace un análisis de los factores que intervienen en el relato explorando el orden de la necesidad y del azar. En cuanto a la necesidad, esta dada por el designio de los falangistas “Es tu vida por la suya” exponiéndolo ante su deseo. El azar quiso que con la elección de la palabra “Cementerio”, su falsa confesión terminara, sin saberlo, siendo verdadera.
En el análisis del film “sexto sentido” se ha trabajado con la hipótesis de la responsabilidad de Malcom sobre su existencia como fantasma, a causa de la deuda simbólica que tiene con su mujer que imposibilita el duelo de ésta. En este caso también se han analizado los factores de necesidad y azar no siendo estos los determinantes de la situación. Lo que determina la singularidad en ésta situación, es la posibilidad de Malcom de interpelarse a él mismo sobre su modo de proceder con Anna mientras estaba casado con ella. Esto dará paso a un sentimiento de culpa que lo responsabilizará subjetivamente de su existencia como fantasma. A su vez, ésta interpelación es posible, porque ha sabido escuchar a Cole, su nuevo paciente, que al igual que Vincent, sentía miedo porque veía muertos que le querían decir algo y él no entendía. Malcom ha podido ayudar a Cole a no tener miedo y a hacerse responsable él también de su propio destino como mediador entre vivos y muertos. Esto se debe a que ha podido hacer una escucha ética de éste caso a diferencia del de Vincent, implicarse, responsabilizarse subjetivamente y ayudarlo. Esta serie de acontecimientos lo llevan a recibir de su propio paciente, el mensaje que necesitaba para que la interpelación sobre su matrimonio surja y de esta manera también se responsabilice con respecto a esto.
Bibliografía:

• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Alemán, J. (2003): "Nota sobre Lacan y Sartre: El decisionismo". En Derivas del discurso capitalista: Notas sobre psicoanálisis y política. Miguel Gómez Ediciones, Málaga.
• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• De maldiciones y fantasmas, por Eduardo Laso



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: