por 

2° PARCIAL DOMICILIARIO
Psicología Ética y Derechos Humanos

Cátedra: Farina, Juan José Michel

Profesor: Noailles, Gervasio

Comisión: 04

Cursada TP: lunes de 18:00 a 19: 30 hs.

Alumna: Zaffini, Gisela Soledad

L.U: 302239200

Fecha de entrega: 16 de noviembre

Segundo cuatrimestre 2009

CONSIGNA DE EVALUACIÓN

 Elija un film, un texto literario o alguna otra producción narrativa en la que se despliegue y pueda ser recortada una singularidad en situación. En caso de elegir una creación cinematográfica, la misma debe haber sido realizada entre el año 2005 y el presente (salvo condiciones excepcionales, las cuales deben ser autorizadas por el docente a cargo de la comisión de trabajos prácticos).

 En ese recorte, escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre.

 Analícela ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que establezca respecto de qué debe responder el sujeto, en términos de responsabilidad subjetiva.

 Incluya las referencias relativas a las categorías de necesidad y azar, así como a las de culpa y responsabilidad.

 Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente – el efecto particularista.

La película elegida para la confección de éste segundo parcial se titula: “7 almas” (2008), su género es dramático y la descripción que aparece en la contratapa de la película es la siguiente: “Will Smith encarna a Ben, un agente del fisco americano que está deprimido y atormentado por los remordimientos sobre errores de su pasado. Ben intentará compensar estos errores ayudando a los demás, pero cuando encuentra a Emily, una mujer hermosa, con una enfermedad del corazón, se enamora de ella complicando sus proyectos.”
La película comienza con el principio de lo que sería el desenlace de la trama. El protagonista, Ben, está llamando al 911 porque alguien se suicidó, cuando le preguntan quién se suicidó, él contesta: “yo”. Luego se escucha la voz en off del protagonista diciendo: “En 7 días Dios creó al mundo y en 7 segundos yo destruí el mío”.
Escenas seleccionadas (recorte de la película):
 En una de las primeras escenas se observa a Ben en su casa, muy enfurecido, angustiado repitiendo en voz alta los nombres y apellidos de 7 personas, como recordándolos. A su vez arroja y patea enfurecido algunos muebles de la casa.
 En otra escena se puede apreciar a Ben recordando imágenes con una mujer en la playa, mientras tanto llora. Luego saca de una agenda recortes periodísticos viejos que llevan por título “Accidente fatal mata a 7”.
 En otra escena se observa que él está buscando 7 personas que necesiten algún tipo de ayuda muy urgente. Pero primero corrobora que esas personas elegidas sean buenas personas. Entre ellas a una mujer con problemas cardíacos severos (Emily), a un joven ciego (Erza), a un hombre que se hace frecuentemente diálisis, entre otros
 Luego, Ben recuerda atormentado un accidente automovilístico, esto sucede en varias oportunidades.
 En varias escenas se puede observar cómo Ben ayuda a algunas de esas 7 personas donando: parte de su médula ósea, un riñón y uno de sus pulmones.
 En una de las últimas escenas se repite el momento del llamado al 911 (tal como comenzó la película) y allí mismo aparecen imágenes de qué ocurrió en aquel accidente que Ben siempre recordaba: él manejaba, estaba acompañado por su esposa a quien llevaba a cenar ya que él había llegado tarde de su exitoso trabajo y como ella se lo reprochó, decidió invitarla a cenar. En el camino, mientras Ben conducía, le suena el celular del trabajo con un mensaje, ella le dice que ya no es su horario laboral, que no lo lea, pero él lee el mensaje y en ese instante chocan con una camioneta. En ese fatal accidente mueren 7 personas, entre ellas su mujer.
 Última escena seleccionada en donde muestran como Ben decide suicidarse. Esto lo había planeado con anticipación, cómo hacerlo de modo que cuando sea el momento lo lleven al hospital y de esta manera pueda donarle el corazón a Emily y sus ojos a Erza.
Análisis
Se analizará este film teniendo como eje la responsabilidad del sujeto. “El término responsabilidad se remonta del vocablo latino respondere, literalmente respuesta. Responsable es entonces aquel del que se espera una respuesta (…) el sujeto debe responder por sus actos. Pero ello suele significar un “hacerse cargo” (…) se trata en general de una apelación para que esta pueda “asumir” sus dichos o actos”. Pero no se trata de la responsabilidad jurídica, ni de la responsabilidad moral, sino de la responsabilidad subjetiva (sujeto en acto) en donde emerge una singularidad en situación y no se pone en cuestionamiento a la persona sino se interpela al sujeto. No toda responsabilidad subjetiva es judiciable.
Para explicar este tema haré referencia al circuito de la responsabilidad: primero se deben establecer los tiempos lógicos. En un TIEMPO 1 el personaje lleva a delante una acción, orientada por un determinado objetivo, en este film analizado el tiempo 1 se presenta cuando Ben conduciendo su auto lee el mensaje (referido a su trabajo) de su celular a pesar de que su esposa le pide que no lo haga. Ben realiza esa acción suponiendo que se iba a agotar en los fines para los que fue realizada. Ahí sucede el accidente. Luego adviene el TIEMPO 2, es decir el sujeto se interpela sobre esa acción a partir de indicadores que lo ponen sobre aviso de que algo anduvo mal, su acción iniciada en el tiempo 1 fue más allá de lo esperado. Esta interpelación subjetiva es la puesta en marcha del circuito. En este tiempo 2 el sujeto siente culpa (sin culpa no hay sujeto de la responsabilidad). Ben se interpela subjetivamente al tener sueños traumáticos, terroríficos y repetitivos que lo atormentan, sobre ese accidente y las fatales consecuencias, esto le provoca mucha culpa. Además se interpela al guardar y leer constantemente los recortes periodísticos del fatal accidente. Aquí es en donde Ben se cuestiona permanentemente, luego de estos sueños y de la lectura de las noticias, por su responsabilidad ante este hecho. Se interpela (“un llamado que hay que responder”) y modifica su reposicionamiento subjetivo. En uno de sus textos Salomone hace referencia a las formaciones del inconsciente y dice que con respecto a los sueños Freud se pregunta: “¿Debemos asumir la responsabilidad por el contenido de nuestros sueños?”, su respuesta es “Desde luego, uno debe considerarse responsable por sus mociones oníricas malas”. La interpelación, el tiempo 2, hace que esa acción del tiempo 1 se resignifique. Ben no puede dormir ni vivir tranquilo, es por eso por lo cual se interpela, aquello por lo que no deja de sentir culpa.
Se debe tener en cuenta que la culpa se ubica en el eje de lo particular y la responsabilidad subjetiva en el eje de la singularidad, de una singularidad en situación, y en éste film analizado, el protagonista va más allá de la culpa, sobrepasa los límites de lo que podría ser bueno o malo para ese momento histórico, responde con una manera no particular, algo nuevo que pone al sujeto en acto, es decir en responsabilidad subjetiva (TIEMPO 3), en singularidad en situación, crea su propia manera de responder frente a esta culpa, y sin que nadie se lo imponga, ni la ley ni la sociedad. Ben no espera que de su acto juzguen si fue malo o no (responsabilidad moral), él no consulta con nadie si esta manera de actuar (respuesta) es la correcta, simplemente actúa. Él al interpelarse subjetivamente decide actuar de una manera singular, un acto nuevo, lo que él hizo (luego de interpelarse) excede lo representado simbólicamente hasta el momento (excede al eje particular, en donde se ubica la moral).
Si bien: “El gesto de asumir responsabilidad es genuinamente jurídico y no ético, e implica simplemente ob-ligarse, hacerse cautivo, para garantizar una deuda (…) En sentido lato la culpa no es más que la imputabilidad de un daño por el que hay que pagar, incluso con la cautividad del cuerpo (…) contraer una deuda es contraer una culpa, estar en deuda ob-liga a re-spondere, es decir a pagar la deuda. Entonces responsabilidad y culpa se limitan a expresar dos aspectos de la imputabilidad jurídica”. En este caso también habría responsabilidad jurídica (que se encuentra dentro de la responsabilidad moral), pero además el sujeto se interpela subjetivamente creando una singularidad en situación. Acto singular porque sorprende a quién lo hace. A Ben, el Estado no lo condenó, él podría estar tranquilo en su conciencia ya que legalmente no resultó culpable del accidente, pero hay algo más allá que a él le provoca culpa, lo atormenta, él mismo es el que se condena.
Este circuito de la responsabilidad está posibilitado en la medida en que la necesidad y el azar, en tanto órdenes distintos pero homologables en el sentido de que rigen más allá de la voluntad del sujeto, dejan una grieta habilitando este movimiento. El azar en esta historia podría ubicarse en que “esa noche” Ben llegara tarde a su casa y que su esposa le reproche eso mismo, y que por ese motivo él la invite a cenar. Asimismo con la elección del lugar a donde iban, el horario en el que salieron, la ruta que tomaron para dirigirse al restaurante y que la camioneta circule por la misma ruta, pero en sentido contrario, en ese mismo instante. De esta manera, le sacamos responsabilidad al Sujeto apelando al puro azar. Pero no fue azar el hecho de necesitar usar el celular mientras conduce el vehículo, aunque esté prohibido, ya determinado. Es por esto que acontece el accidente; Y como dice Juan Carlos Mosca en su texto: “Eso inesperado e impensado que ha sucedido lo toca de cerca”. Todo esto sería tentador para intentar justificar su acción y sacarle el peso de la responsabilidad. Sin embargo, es preciso tener en cuenta al Sujeto que toma la decisión, que elige su destino y que es responsable de sus actos.
Según mi hipótesis clínica (distancia entre el tiempo 1 y el tiempo 2), esto que le provoca tanta culpa a Ben, que lo interpela, algo que no llega a advenir conciente, quizá sea esa necesidad que tenía, de tener tanto éxito en el trabajo, más del que ya había conseguido y por lo tanto al necesitar tanto de esto, cuando su mujer le pidió que no lea ese mensaje mientras conducía, a él le importó más cuidar su ego profesional-personal y su imagen, antes que la vida, se vio más allá del bien y del mal, se creyó omnipotente y desafió al azar, para él era improbable que en ese momento suceda un accidente. De esta manera descuido la vida de su amada a cambio del éxito otorgado por su trabajo, ubicado en el eje de lo particular: Ben era un excelente empresario que cumplía con todas sus obligaciones laborales a cambio del éxito a nivel profesional, económico y personal. La culpa por eso mismo es lo que atormentó a Ben, luego del accidente, no era simplemente culpa por matar a 7 personas, sino el hecho de haber pensado tanto en sí mismo, en su éxito personal (deseo inconsciente) y descuidar a los demás. “Es en este punto donde Freud ubica la responsabilidad: en relación a aquel propósito inconsciente que, ajenamente a la voluntad del yo, propició la acción”.
Es por eso que en éste circuito de la responsabilidad, luego adviene un TIEMPO 3, el de la responsabilidad subjetiva, que es “otro nombre del sujeto”, tal como lo llama J. C. Mosca. El efecto sujeto es otra respuesta a la interpelación, y aquí ya se habla de una dimensión ética porque nos ubicamos en el eje universal-singular, este eje que quiebra al horizonte particular, a la moral, ya que va más allá, excede al particular (moral). Esto implica la noción de acto en la que el sujeto de deseo inconsciente se crea. En este tiempo 3 se diluye el sentimiento de culpa y es una respuesta singular, perteneciente a la dimensión ética. Ben no niega la culpabilidad ni tampoco la proyecta en otros y por esto responde con responsabilidad subjetiva. En el tiempo 3, en donde el sujeto se pregunta por quién es, lo hace en absoluta soledad. Ben se pregunta constantemente si él es una buena persona, implícitamente eso condiciona su vida luego del accidente, y es así que decide ayudar a 7 personas pero la única condición es que debe estar seguro de que son realmente buenas personas. Con esto se observa que Ben se repregunta incesantemente sobre quién es él, ¿es una buena persona? Varias escenas de la película muestran que él permanece triste y pensativo, sumado esto a las acciones que realiza y a los diálogos que establece se puede inferir que se replantea acerca de su persona.
Cabe destacar que en la trama de está película claramente se puede observar que lo ocurrido estaría definido bajo el término de “desastre o catástrofe”, ya que los accidentes suponen la intervención del azar pero sumado al error o negligencia humana. Este tipo de accidentes producidos por los hombres, se sitúan en un punto de intersección entre la actividad humana y el orden natural.
BIBLIOGRAFÍA

 Ariel, A.: La responsabilidad ante el aborto. Ficha de cátedra. Mimeo. Publicado en la página web de la cátedra.

 Desastres y catástrofes. Ficha de la cátedra. Mimeo. Publicado también en la página web de la cátedra www.psi.uba.ar.

 Gutiérrez, C. (2002): Diagnóstico y responsabilidad. En Revista Argentina de Psicología, APBA, Número 45, pp. 93-98.

 IBIS. Ética en la Educación. Sistema Multimedial en CD-ROM. Facualtad de Psicología. UBA.

 Jinkis, J. (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires.

 Michel Fariña, J. & Gutiérrez, C. (1996). Veinte años son nada. Causas y azares. Número 3. Buenos Aires.

 Michel Fariña, J. J. (1992). Ética profesional. Dossier bibliográfico en salud mental y derechos humanos. Acápite 3.3: el status de la responsabilidad sobre los actos.

 Michel Fariña, J. J.: Ética: un horizonte en quiebra. (2002) Eudeba, Buenos Aires.

 Salomone, Gabriela Z.-Dominguez, María Elena: La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: