por 

Alumna: Schoppe Sofia
Profesora: Brunetti Marcela
Co-ayudante: Levato Florencia
Cátedra: I
2º Cuatrimestre 2009

Consigna
Elija un film, un texto literario o alguna otra producción narrativa en la que se despliegue y pueda ser recortada una singularidad en situación. En caso de elegir una creación cinematográfica, la misma debe haber sido realizada entre el año 2005 y el presente (salvo condiciones excepcionales, las cuales deben ser autorizadas por el docente a cargo de la comisión de trabajos prácticos).

En ese recorte, escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre.

Analícela ubicando sus coordenadas en los tiempos lógicos del circuito de la responsabilidad y explicitando la hipótesis clínica que establezca respecto de qué debe responder el sujeto, en términos de responsabilidad subjetiva.

Incluya las referencias relativas a las categorías de necesidad y azar, así como a las de culpa y responsabilidad.

Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente– el efecto particularista.

Segundo Parcial
El presente trabajo tiene por objetivo el análisis del film cinematográfico titulado Siete Almas (2008).Dicho análisis estará basado en un recorte de la película, quedando algunas situaciones por fuera del mismo.
Tomando el personaje Tim Thomas, interpretado por el actor Will Smith, se ubicarán los diferentes momentos del circuito de la responsabilidad en su articulación con los conceptos de azar, necesidad y culpa; en miras de establecer posibles hipótesis clínicas .
A continuación se realiza una sinopsis del film, recortando las partes necesarias a los fines del análisis.
Tim Thomas guarda un secreto el cual es revelado al final de la película: el y su mujer iban viajando en auto por la carretera, cuando Tim se dispuso a mandar un mensaje de texto mientras manejaba. Su auto impacta con una camioneta. Su esposa muere junto con las otras seis personas que viajaban en el otro vehículo. Tim deprimido y atormentado por los remordimientos de conciencia y la culpa por el accidente va a intentar remediar sus errores ayudando a siete personas. Una vez que cumpla con su plan debe suicidarse , dejándose penetrar por el veneno de una medusa cubosa “la creatura más mortífera de la Tierra”.En el camino hacia su objetivo se involucra demasiado con una de las siete personas, Emily la cual sufre de insuficiencia cardíaca. Es su amor por esta mujer lo que otorgará otro significado a su suicidio. Tim toma impulso para suicidarse luego de enterarse que a Emily le queda poco tiempo de vida en caso de no conseguir alguien que le done su corazón. Gracias al corazón de Tim, Emily pudo seguir con vida.

Podemos organizar el circuito de la responsabilidad en tres Tiempos.
En el primer Tiempo podemos ubicar a Tim tomando la decisión de llevar a cabo un plan con las siguientes características: se dispone ayudar a siete personas, para remediar sus errores del pasado. Pero estas personas no pueden ser cualquier persona, Tim no las elige al azar. El actor se hace pasar por Ben Thomson su hermano, un agente del IRS (Departamento de Hacienda), y busca siete personas con grandes deudas. Esta nueva identidad es lo que le permite tener contacto con las personas, con al excusa de que el las busca para auditarlas, y de esta forma investiga a cada una de ellas a fin de determinar si son buenas personas, nobles; personas que realmente merezcan ser salvadas. En este tiempo 1, ubicamos al personaje decidiendo llevar adelante una acción, una conducta orientada por un determinado objetivo ,entendiendo que tal iniciativa se agota en los fines para los cuales fue concebida. Aquí ubicaríamos a Tim , quien luego de cambiar drásticamente la vida de siete extraños, debe darse muerte a sí mismo. Él ya adquiere la medusa desde el inicio, la cual guarda en una pecera , y prepara la bañera donde tendrá lugar el suicidio. Todo esta calculado, nada puede detener el plan una vez que este haya comenzado.
La película transcurre. Tim contacta a las diferentes personas y comienza a ayudarlas: entre ellos ,un hombre no vidente(al cual una vez muerto le donará sus ojos), un señor que requiere un transplante de riñones(al cual Tim le dona uno), una mujer golpeada por su novio (a quien Tim le regala su casa de la playa para que se refugie y escape, salvando a sus hijos, del golpeador), le dona un pulmón a su hermano. Pero hay un personaje, dentro de estas siete personas, que nos permitirá ir abriendo el camino hacia un tiempo 2. Esta persona es Emily, una mujer que se dedica a hacer tarjetas de casamiento.
Un cierto día que Tim va a contactarla para auditarla, se entera que esta mujer tiene insuficiencia cardíaca. Luego de un cuestionario sobre la justificación de sus ingresos y de su deuda al gobierno, Tim le comunica a Emily que su deuda quedará congelada. Pero algo diferente sucede con esta persona que no había sucedido con el resto de los “salvados”.Se pueden observar en la película diferentes indicadores que lo ponen sobre aviso a Tim de que algo anduvo mal en relación a su premeditado plan. Podemos tomar una escena particular que nos sirve para ubicar algo de un segundo tiempo del circuito de la responsabilidad. La escena es la siguiente: Emily, luego de haber pasado unos días en el Hospital por un desmayo, es llevada a su casa. Durante el viaje, Emily comienza a realizarle al protagonista preguntas sobre su identidad, su historia y sobre su vida amorosa, alegando que ella no sabía nada en absoluto. Se puede ver como Tim comienza a fastidiarse. Emily, a diferencia del resto de las personas ayudadas que nada indagaban sobre este misterioso hombre que les hacía “favores”, lo confronta con su identidad falsa, con su secreto. Tim se encuentra interpelado: hay un otro que le cuestiona su identidad. Emily lo lleva al encuentro con la imagen de su difunta mujer y con la culpa que lo carcome a diario por ser el responsable del accidente. Tim queda frente a frente con sus errores del pasado. Las preguntas que Emily le hace, no estaban en el plan de Tim; él le dice claramente: “Emily, déjalo ahí, no sigas preguntando, NO ES PARTE DEL TRATO”.Tim se conmueve frente a esta situación, es interpelado a responder y se queda sin palabras (ubicamos el concepto de responsable como alguien de quien es esperable una respuesta ). Se da cuenta de que algo de ese plan “perfecto”, algo de esa acción iniciada en el Tiempo 1 fue más allá de lo esperado. Este Tiempo 2 resignifica al Tiempo 1, lo sobreimprime. Es en esta situación donde el yo del sujeto, que sostiene la ilusión de ser dueño de lo que dice y hace, se enfrenta con este momento de sorpresa, que lo desorienta. Emily se enfada por la actitud y el comentario de Tim y este se baja del auto a buscarla, sin decirle nada, sin palabras, se queda perturbado mirándola. Cuando ella cierra la puerta, de su casa, Tim se encierra en su auto y emite un grito ahogado. El protagonista es confrontado con la caída de sentido. Emily le importa, se involucra más de la cuenta con ella y eso no estaba en sus planes.
Para que este segundo tiempo interrogue verdaderamente al sujeto es necesario que se cumpla una condición más: que la distancia que separa el tiempo 1 y el tiempo 2 no se deba exclusivamente a azar y/o necesidad. La Necesidad, también llamada determinación, tiene que ver con aquello que va a ocurrir inexorablemente .Por otro lado, el azar es lo que solemos llamar suerte. La necesidad establece una conexión entre causas y efectos, mientras que el azar desconecta tal relación. Ahora bien, cuando en una situación rige por completo el orden de necesidad, o del azar, o una combinación de ambas, la pregunta por la responsabilidad del sujeto carece de toda pertinencia. Pero basta que se produzca una grieta, una vacancia entre ellos, para que la pregunta por la responsabilidad adquiera toda su dimensión.
Lo sucedido entre Tim y Emily en la situación anteriormente mencionada no se explica sólo por la presencia de necesidad ni del azar. No podemos decir que “porque si”, azarosamente, Tim se topa con Emily en su camino. No es “porque sí” que se involucra de más con Emily. No es por nada que esta mujer sea aquel personaje, entre los demás, que impulsa al protagonista a darse muerte a sí mismo, adelantar el final de su plan, porque de no encontrar un donante ella moriría.
Esta distancia entre un tiempo 1 y un tiempo 2 autoriza la puesta en marcha de una suerte de conjetura o hipótesis clínica acerca de la responsabilidad del sujeto, acerca de aquello respecto de lo cual se espera una respuesta de parte del sujeto, en este caso de Tim.
Podemos ensayar las siguientes hipótesis clínicas:
 Tim podría haber considerado a Emily como una persona más dentro de las siete, suspendiéndole su deuda y continuando con su plan sin problemas. Pero no, algún punto ciego operó en él desde su propio deseo inconsciente. El encuentro con Emily (y la situación especial que ella atravesaba) marca un punto de quiebre en la posición en que se venía sosteniendo el sujeto.
 Emily representaría para Tim el sustituto de su mujer muerta. Se podría conjeturar que, salvarle la vida a Emily (dándole su corazón) es una forma de remediar esa vida que no pudo salvar de su amada.
 Hay algo en el proceso del duelo de su difunta esposa que no está siendo bien resuelto en Tim. Los fantasmas de su mujer no dejan de aparecérsele. El sentimiento culpa lo acecha durante toda la película. La muerte se convierte en un tema por el cual el sujeto no deja de preguntarse .Lejos de ensayar otra salida, el sujeto prefiere la escapatoria del suicidio.
Articulando estas hipótesis con el desenlace de la película, el suicido desgarrador del protagonista , podemos concluir que no es posible ubicar un tiempo tres en el circuito de la responsabilidad en este personaje .Si bien el tiempo 2 facilita una respuesta(no hay forma de no responder frente a la interpelación), no la podemos considerar como tiempo tres; en este caso podríamos pensar esa respuesta como otorgarle a su suicido otro sentido diferente del que tenía al principio del plan ya que aparece Emily como persona por la cual Tim realmente siente algo(a pesar de ubicarla inconscientemente como sustituto de su mujer muerta) y además necesita si o si ese corazón. En Tim esa respuesta se puede pensar como un llamado para volver al surco de lo moral, lo cual resulta contraproducente ya que no hace más que fortalecer el conflicto original. Acá no ubicamos una singularidad que haya hecho desfallecer al particular previo. No hay nada en esa interpelación, en ese tiempo 2 que marque un antes y un después en el personaje. Tim no logra “hacer con” esa culpa, no hay nada que nos indique que algo trastocó su posición del tiempo 1. Su fantasma, que vaciló ya desde el momento de la muerte de su esposa, desestabilizándolo, lo pone cara a cara con la angustia, frente a lo cual el personaje no va a encontrar solución.
Teniendo en cuanta el abanico de posibilidades que se abren como respuesta a la interpelación, ubicamos la respuesta de Tim como una respuesta culpógena , el personaje se queda anclado en “YO SOY CULPABLE Y DEBO PAGAR POR MI ERROR”, posición engañosa porque en el fondo implica un des-ligarse del asunto, no querer saber nada de ello. La culpa moral tapona el acceso a un orden del deseo. En este personaje el reproche por su error del pasado, causar el accidente, genera un movimiento opuesto en el sentido de la responsabilidad subjetiva. Toma su accionar, lo encuentra moralmente malo y se reprocha por eso, a tal punto de castigarse quitándose la vida, pagando su deuda.
Tim se muere dormido en lo signos de un guión (la marca del Lenguaje en el sujeto), de esas palabras que le dan la vida al sujeto; muere tal cual fue hecho, no encontramos nada en él que podamos ubicar como ese despertar del dormir en los signos, de un instante por fuera de la ley, por fuera de la moral, por fuera de los otros, nada de un acto que funde al sujeto . Tim no encuentra alternativas ante esa culpa, se encentra alienado en esa conciencia moral de culpabilidad y castigo, no soporta esa mirada constante del Otro, esa mirada frente ala cual todos los sujetos buscamos una aprobación constante.
Finalmente, podemos reflexionar y preguntarnos: en el caso de que Emily no padeciera su enfermedad cardíaca; ¿Tim hubiera permitido enamorarse de nuevo, dejando atrás el recuerdo de su difunta?, de no necesitar Emily el corazón, Tim ¿Hubiera modificado su plan de suicidarse?. De haber tenido lugar alguna de estas situaciones, seguramente todo hubiera sido distinto. Pero la película nos muestra que no. Es justamente porque Tim elije el suicidio que no podemos ubicar un tercer tiempo en el circuito de la responsabilidad.

BIBLIOGRAFÍA
 Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
 Jinkis, J. (1987). Vergüenza y responsabilidad. Conjetural, número 13. Editorial Sitio. Buenos Aires.
 Ariel, A.: La responsabilidad ante el aborto. Ficha de cátedra. Mimeo.
 Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
 D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: