Inicio > Acceso Docentes > Curso de Verano 2012 > Silencios ocultos >

por 

Facultad de Psicología, Universidad de Buenos Aires.
Psicologia, Etica y Derechos Humanos-Catedra de Michel Fariña. 1
¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬______________________________________________________________________

Silencios Ocultos-Los limites del silencio.

- Segundo parcial domiciliario.
Profesor Regular Titular:Michel Fariña.
A.T.P.: Fernando Perez Ferretti

Integrantes:

Alumna: Sancho, Gisela
L.U: 31642155
Mail: Gisela_19_04@hotmail.com

Alumna: Rodriguez, Ludmila
L.U: 33086673
Mail: ludmila_vtk@hotmail.com

Silencios ocultos-Los limites del silencio.

El film elegido es Silencios Ocultos. Los limites del silencio. Tomamos como sujeto de análisis el personaje de Michael Hunter (Andy Garcia) un terapeuta reconocido el cual se enfrenta a la trágica muerte de su hijo. Este último se suicida dejando una carta donde expone la razón del hecho. Allí explica que el analista al cual concurría para tratar su depresión abusaba de el y al no soportar tal situación decidió quitarse la vida. El profesional al cual concurría fue elegido por Michael (su padre) debido a que además de ser su colega era intimo amigo de el y lo consideraba un gran profesional. Luego del suicidio Michael decide retirarse de la practica y se encuentra frente a la imposibilidad de relacionarse con su hija, lo que hace que genera que se aleje de el. Después de un tiempo de retiro y mientras lucha por recuperar a su hija, una ex-alumna le pide que analice el caso de un adolescente que se encuentra recluido en una clínica de rehabilitación psiquiatrica ya que presencio la muerte de su madre a manos de su padre.
La película fue escogida por la riqueza del material aportado. Consideramos que el mismo permite pensar la posición del analista y su implicación en la clínica. Lo cual nos abre una serie de interrogantes en cuanto a cuestiones éticas involucradas en el análisis.
Mas allá de lo antes dicho, la selección del film se hizo a partir de los criterios formales solicitados por la cátedra, ya que ,creemos que sirve para pensar cuestiones teóricas-practicas referidas al tema Responsabilidad Subjetiva.

Análisis.

A partir del marco teórico aportado por la cátedra podemos ubicar tres tiempos lógicos de la responsabilidad subjetiva en el film elegido.
El primer tiempo lógico lo podríamos situar en el momento en que Michael decide llevar a su hijo a un psicoanalista amigo para tratar su depresión, desechando la posibilidad de que el adolescente fuera medicado como lo sugería su esposa. Esta seria una acción que se agota para los fines que fue concebida.
Un segundo tiempo lógico, que resignifica el primero lo podemos situar en el momento en el que Michael lee la carta de despedida de su hijo. En la misma, confiesa el motivo de su suicidio. El cual estaría asociado a la vergüenza generada por la relación “amistosa” que llevaba a cabo con su analista. Este es el momento en el que nuestro personaje cae en cuenta de que su hijo fue abusado por parte de aquel profesional (amigo) en el que había depositado su confianza, ya que aquel era un menor de 16 años. Situación que lo interpela y lo obliga a responder. Invadido de angustia se dirige a la casa de dicho terapeuta en busca de respuestas, las cuales no solo no las hallas sino que además presencia el suicidio de aquel. De esta manera, Michael habría quedado como la única persona a responder por el suicidio de su hijo. Manteniendo en secreto la verdad de lo sucedido. Frente a este hecho, nuestro personaje manifiesta culpa sintomática, autoreferida. Sintiéndose así, culpable de la muerte de su hijo. Entendiendo a la culpa como el reverso de la responsabilidad. Podemos hallar en el film ciertas figuras de culpa que vienen a taponar la responsabilidad subjetiva en nuestro personaje. Las mismas podríamos ubicarlas con los siguientes indicadores: en una primera instancia Michael experimenta sentimiento de culpa por lo sucedido con el hijo, y deja de ejercer como profesional de la salud mental. El sentimiento experimentado de autorreproche perturba la relación que mantiene con su hija, y su esposa. De ambas termina separándose.
Por otra parte, intenta disminuir este sentimiento de culpa utilizando el mecanismo de la negación. En varias situaciones podemos observar como Michael trata de no hablar del tema de su hijo, cuando le preguntan explícitamente sobre el tema, restándole importancia a la situación. Otra situación puntual, que podemos rescatar es que cuando le preguntan si ha realizado alguna terapia para tramitar su duelo responde que no, notándoselo incomodo con el tema. Sin embargo, escribió un libro acerca del suicidio, explicando la naturaleza del mismo como una decisión propia de cada sujeto. Este hecho, podría leerse como una manera de autoconvencerse y, dejar de reprocharse por lo sucedido. Pero, al mismo tiempo, en su libro no hay ninguna dedicatoria hacia su hijo.
Otra cuestión interesante a tener en cuenta, es que Michael comienza a ejercer nuevamente su profesión, a raíz de que una ex -alumna que le presenta un caso muy similar al de su hijo. Nuestro personaje a lo largo del film una y otra vez, ubica a su “paciente Tommy” en lugar de su hijo. Para finalmente terminar identificándose con este por medio de la culpa y el autorreproche. Una escena clara de este film, es cuando le habla a Tommy, diciéndole lo que estimamos, en verdad se estaría diciendo a sí mismo.
Ahora bien, recapitulando lo que venimos desarrollando estaríamos en condiciones de establecer que el segundo momento que promueve la angustia y la culpa, interpela su acción primera, la de poner a su hijo en manos del psicoanalista amigo. Sabemos que cuando la culpa está presente, la misma se halla velando otra cosa y, a su vez tapando la responsabilidad subjetiva.
De esta manera, se podría plantear como hipótesis diagnóstica que la culpa aparecería velando el verdadero deseo inconsciente de nuestro protagonista. Es decir, lo que nuestro personaje estaría ignorado es su deseo de hacerse presente en todas las situaciones para poder ejercer sobre ellas su control, y, poder resolverlas a su manera. Esto se puede entrever, en un primer momento en la elección de poner a su hijo bajo tratamiento de un colega considerado por el como “el mejor” y además su amigo. Demostrando así que al no poder el tomarlo como paciente decide seguir teniendo el control sobre la situación mediante esta vía. Tomando este último hecho podríamos decir que incurriría por seguir su deseo inconsciente en una falla ética, ya que los códigos de ética no permitirían que este tipo de prácticas se lleven a cabo. En este punto, podríamos adjudicar a nuestro personaje responsabilidad Jurídica. Es decir que estaría actuando desde su lugar de sujeto autónomo, conciente y capaz de hacerse responsable de sus acciones y decisiones.
Otra cuestión a considerar aquí, es cuando se le presenta el caso de Tommy, el cual le recordaba mucho a su hijo y le revivia momentos compartidos con este ultimo. Teniendo presente que estos hechos lo afectan contransferencialmente, al punto de manifestar “Se me esta yendo de las manos…”, sigue manteniéndose fiel a su deseo de continuar con el caso, más allá de que esto podría traerle dificultades a la cura de su “paciente”. Más alla de lo antes dicho puedo observarse que la posición asumida por el ante el caso osicila hasta la ultima parte del film, entre analista y amigo. Esto puede observarse en el momento en que Michael ofrece a Tommy jugar con la pelota (juego que hacia frecuentemente con su hijo y que coincidía con Tommy). Y este le contesta: Yo no soy su hijo y Michael le responde: “ahora si lo se”.

Desde las categorías azar y necesidad podríamos pensar la situación recortada de la siguiente manera. Si ubicamos lo forzoso, riguroso, exacto e inflexible en el campo de la necesidad podríamos decir que el suicidio (por inhalación de gas) del hijo de Michael pertenecería a esta categoría.
En lo que refiere al azar, podemos ubicar lo que tuvo de accidental, contingente y fortuito, el hecho de que el psicoanalista amigo en cual pone en manos el caso de su hijo, fuese pedófilo.
Se reconoce que en el tiempo dos, entonces, el universo particular que se soporta en las certidumbres yoicas, comienza a quebrarse y da lugar a la pregunta acerca de la posición del sujeto en un primer momento. Es entonces que se abre paso al surgimiento de una singularidad que, en consonancia con lo universal, da cuenta de lo inconsistente que resulta el universo previo.
Sabemos que si algo se ha des-ligado del universo particular, éste buscará re-ligarlo, encontrando una explicación para esta singularidad que irrumpe. Es en un tercer tiempo del circuito que se espera una toma de posición del sujeto al respecto. Es allí donde responsabilidad subjetiva pasa a ser otro nombre del sujeto.

Bibliografía:
 D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
 Domínguez, M. E.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
 Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cap. III. Eudeba, Buenos Aires.
 Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
 Salomone, G. Z.: El sujeto autónomo y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
 Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: