Inciio > Series > House Temporada 2 > Temporada 2 - Episodio 05 > "Daddy’s Boy" / "El niño de papá", "Lazos familiares"
"Daddy’s Boy" / "El niño de papá", "Lazos familiares"

Temporada 2 - Episodio 05

Autores: Canelo, Daniela y Viera, Siomara

Palabras clave: Confidencialidad - Consentimiento informado - Padre - Mentiras - Orígenes - Sistema inmunológico - Decepción

Síntesis

Explicaciones del título del episodio:

Se trata de un padre viudo que luchó por todo lo que consiguió en su vida y no quiere que su hijo olvide quién es ni de dónde viene. Estableció altos estándares para su hijo, quien para no decepcionar al padre y poder sobrellevar la presión que esto conlleva, le miente. Paradójicamente su padre también le miente, según él, para protegerlo. También hay una analogía entre la relación de este padre e hijo con la relación entre House y su propio padre a quien dice odiar, ya que éste es incapaz de mentir sobre nada.

Caso principal:

Carnell Hall, un joven de 22 años, en medio de su celebración por haberse recibido de Princeton, colapsa, por lo que parecen ser descargas eléctricas generadas en su sistema nervioso central, por lo que es trasladado al “Princeton-Plainsboro Teaching Hospital”. Una vez en el hospital es el Dr. James Wilson (jefe del Departamento de Oncología y mejor amigo del Dr. House) quien lo atiende, y quien presenta el caso al equipo de diagnóstico de House, integrado por los doctores Robert Chase, Eric Foreman y Allison Cameron. Realiza la presentación de los síntomas, descartan esclerosis múltiple (EM) y aparece el Dr. Gregory House (Jefe del Departamento de Diagnóstico), quien llega muy tarde; él no quería aceptar el caso en un primer lugar, pero lo hizo porque le debía a Wilson; pero al enterarse que dicho paciente recibe descargas eléctricas cada 5 minutos toma interés en él. Lo primero que éste supone es que las descargas fueron causadas por drogas y alcohol, pero Wilson ya lo había descartado, como así también descartaron cáncer, toxicidad por piroxina y todas las neuropatías de moda. Juntos descartan también espondilosis cervical, síndrome de Behcet, mielitis cervical por herpes y no encontraron una respuesta satisfactoria a su bajo nivel de glóbulos blancos. Entonces House dice que algo está faltando e le indica al equipo que encuentren qué es. Al preguntarle al muchacho si usó drogas recreativas éste dice que una vez probó éxtasis. Le hacen varios exámenes, descartando así lupus por segunda vez ya que House pidió repetir los análisis. Cameron hizo una historia más detallada retrocediendo 3 generaciones, así descubre que su madre murió en un accidente de auto, su abuela materna tuvo artritis, y su bisabuelo materno prestó servicio en un batallón de negros bajo el mando de Patton. Foreman sigue pensando que tiene que ser EM si no es un tumor y el alcoholismo explicaría los bajos glóbulos blancos diciendo que el paciente tenía un nivel de alcohol de 2.0 al ingresar, pero Cameron lo justifica diciendo que se trataba de su graduación y que fuera de eso casi no bebe, además le hizo un examen de toxicología.

Luego nos enteramos que el dinero se lo había prestado para comprar un auto pero en vez de eso se compró una moto Honda CBR1000RR Fireblade Repsol. El equipo se encuentra en el estacionamiento para discapacitados donde House está sobre su moto nueva, allí le informan que rehicieron todos los análisis, pero este les dice que quiere nueva información, eso que falta. Les pregunta si revisaron el informe policial del accidente de la madre sucedido hace más de 15 años ya que le parece raro que haya virado en un camino recto y seco en plena luz del día; Cameron considera que el componente genético es poco probable, House retruca diciendo “pero es interesante”, que una neurofibromatosis tipo 2 podría causar los shocks y ordena un análisis de ADN del brazo largo del cromosoma 22. Foreman pregunta sí eso era lo que faltaba, House le dice que puede ser eso o puede ser otra cosa. El equipo informa al padre del paciente y al paciente sobre la posibilidad de una enfermedad hereditaria. El padre dice que la madre no estaba enferma, y cuando el equipo informa su teoría de que tal vez por estar enferma es que se produjo el accidente de auto, el paciente dice que a su madre la chocó un conductor ebrio, Foreman dice que eso no es lo que dice el reporte policial, el muchacho primero cree que entonces el reporte debe estar mal, pero el padre le dice que eso no es así, que cuando su hijo empezó a conducir mintió sobre cómo murió su madre porque pensó que “si su muerte, de algún modo, podía significar algo…” El hijo, con un rostro que expresa enojo le pregunta cómo pudo utilizarla así y en qué más mintió. De repente Foraman interrumpe al percibir un olor, descubren que el paciente había defecado y no lo notó en absoluto (parálisis de esfínter). Una vez más intentan un diagnóstico diferencial, descartando así síndrome de Miller-Fisher, pero a House le interesa más la mentira del padre, mientras que Cameron cree que éste lo protegía, House cree que lo manipulaba.

Foreman en cambio cree que eso es irrelevante porque el ADN no mostró rastros de ninguna enfermedad hereditaria. Durante la reunión de equipo llama la madre de House, éste le dice que no podrá cenar con ella el jueves porque tiene una cena de trabajo de la que no se puede salir. Cameron primero se preocupa por el motivo de la llamada ya que está nunca llama, y cuando House le informa que sus padres estarán de paso camino a Europa, ella muestra signos de desaprobación al decirle “¿mentiste para evitar ver a tu propia madre?”, a lo que House responde que no puede mentirle a su madre, pero que tampoco pude cancelarle una cena a alguien que le acaba de prestar 5 mil dólares. Foreman interrumpe de golpe diciendo que puede ser mielitis transversa, se preguntan qué pudo haber causado eso, saben que no fue ni cáncer ni EM, proponen que fue una infección, House ordena más exámenes para confirmarlo. Chase y Foreman le realizan una punción lumbar al paciente, quien finge sentirse mal para sacar al padre de la habitación y contarles a los médicos que fue a Jamaica con sus amigos en un avión privado, mintió porque a su padre no le gusta que reciba cosas de amigos ricos. Creen que fumó marihuana y que lo que ponen en ella (pesticidas) podrían explicar los síntomas, House ordena un tratamiento acorde, pero Foreman no cree que el chico haya mentido sobre no haber fumado. Aparece en escena Lisa Cuddy (directora del hospital), cuestionando el tratamiento por pesticidas sin tener evidencia de envenenamiento por pesticidas, pero para sorpresa de ella y de Foreman encuentran al paciente con una notoria mejora, la cual no dura mucho ya que le sube la temperatura a 41C. House ordena más análisis e investigar a los amigos con lo que fue a Jamaica. Cameron le pide al padre que salga de la habitación para hablar con el paciente de forma confidencial, este se niega diciendo que si sabe algo de su hijo él tiene que saber qué está pasando. El hijo interrumpe diciendo que ella solo quiere saber con quién fue a Jamaica en el receso de primavera, dice el padre: “me dijiste que tenías que hacer 2 trabajos prácticos en el receso”. Hijo: “Porque no quería volver a casa y ponerme a trabajar, quería tomarme un receso real”. Cameron interroga a los amigos para ver si tuvieron síntomas similares, y examina a uno de ellos por una erupción en la ingle. House ordena que traigan al amigo con falsos pretextos para examinarlo. Por lo que Cameron acude a Cuddy por consejo, ésta le dice que le mienta a House y le diga que sus padres llegaran antes, ya que con tal de evitarlos House iría hasta donde está dicho amigo para examinarlo, Cameron: “¿así que está bien mentirle a House pero no a un paciente?”, Cuddy: “Sí”. El paciente experimenta fuertes dolores estomacales, tiene una hemorragia en el abdomen, por lo que lo llevan a cirugía. Descubren así que la infección perforó el colón sigmoide, por lo que los antibióticos no están resultando, House ordena duplicar la dosis y agrega otro antibiótico. Cameron estaba a punto de mentirle a House sobre sus padres para que vaya a ver al amigo del paciente pero Cuddy la interrumpe, dice que no hace falta mentirle porque el chico está en camino por vomitar sangre. Hablando con dicho amigo, Taddy, House descubre que el padre de Cornell tiene un depósito de chatarra donde el hijo trabaja en cada receso universitario. House confronta al padre diciéndole que mintió sobre su trabajo dijo que era dueño de una empresa de construcción, no de un desarmadero, éste le contesta: “cuanto mejor sea mi trabajo, mejor el trato que se le dé a mi hijo”. House le pregunta si su hijo encontró algo inusual la última vez que trabajo ahí, algo que podría haber agarrado para usar de portapapeles, etc., el padre dice que le dio un regalo de graduación anticipado, una vieja plomada que encontró, que parecía de pesca, la puso en su llavero para que el hijo siempre recuerdo de dónde venía. Le pregunta dónde está el llavero ahora, pero el padre no sabía, dijo que el hijo no usaba el llavero sino que lo conservó como un amuleto de buena suerte. House sale apurado de la habitación y le dice a su equipo que lleven a radiología el armario en donde se encuentra la ropa del paciente y que no lo abran. Encuentran así un objeto radioactivo sujeto en el cierre de la mochila del paciente, la plomada que le había regalado el padre. House ordena una radiografía para revisar su espina dorsal. Es Foreman quien informa al padre sobre lo descubierto, le dice que “el pedazo de metal que le regaló a Carnell era de un dispositivo industrial de prueba de excavaciones, se supone que la gente no tira material radioactivo”. El padre le contesta “pero lo hacen”, y le pregunta qué deben hacer ahora. Foreman le dice que todo aquel que haya tenido contacto con la fuente debe ser tratado inmediatamente por radiación. Explica que Taddy se enfermó porque llevó un rato la mochila de Carnell en su regazo durante el vuelo. El Sr. Hall dice “entonces hay un tratamiento”, Foreman le explica, el tratamiento consiste en transfusiones y tratar de mantener los fluidos y electrocitos balanceados; pero como Carnell ha tenido una exposición mayor, su capacidad para crear glóbulos blancos ha sido completamente destruida y necesitará un trasplante de médula, además también tiene un tumor es su espina dorsal, eso es lo que había causado los shocks. La cirugía sería demasiado riesgosa debido a las bajas defensas del paciente, pero sin la cirugía puede llegar a dejar de respirar y que su corazón se detenga. Foreman para consolarlo le dice: “No hay modo de que hubiese podido saberlo”. Levan al padre a que inicie su tratamiento, al principio dijo que eso podía esperar y quería estar con su hijo, pero Foreman le explicó que su hijo no podía esperar. Llevan al hijo a cirugía, allí este se descompensa. El padre está hablando con Wilson sobre lo difícil que le fue ser padre viudo, entra Chase y le informa que pudieron extraer el tumor sin dañar la espina, pero que la infección causó otra perforación intestinal, detuvieron la hemorragia pero su conteo de glóbulos blancos sigue bajando, y que es improbable que pueda luchar contra las infecciones. El Sr. Hall, con los ojos llorosos luego de uso segundos de silencio dice: “De acuerdo. Está bien”. Cuando el paciente se despierta el padre está allí y le pide disculpas por haberle mentido sobre su madre, que no hubo nada bueno que viniera de su muerte. Éste a su vez también le pide disculpas por mentirle. Dice que no está enojado, que entiende por qué lo hizo y que funcionó ya que nunca bebió y condujo. Le dice al padre que tiene miedo, éste le contesta que no tiene nada que temer, el hijo le pide que le diga la verdad, el padre le jura que estará bien. Carnell le dice al padre que lo quiere, éste le contesta lo mismo. Toda esta escena es vista por House por la ventana de la habitación.

Diálogos y relaciones entre los personajes:

House insiste en que quiere cenar con Wilson el jueves, le dice: “¿prefieres cenar con tu esposa?”, a lo que Wilson responde: “sí, lo haría…si ella me hablase”. Quedan en que cenaran juntos. Luego de la llamada de la madre, cuando van a hacer más exámenes, el equipo discute sobre lo acontecido, Cameron siente curiosidad sobre cómo son sus padres, Foreman no muestra mucho interés, cree que la madre debe ser todo un caso ya que “solo una madre puede causar tanto daño”, Chase en cambio cree que él nació así y atormentaba a sus padres. Cameron va a contarle a Wilson, por lo que él quiere cancelar la cena, pero Cameron le propone que en vez de eso invite a más personas. House se entera de esto y discute con Wilson. Le confiesa que no necesitaba el dinero que pidió prestado: “Solo quería saber si me lo darías, estuve pidiéndote montos incrementales, desde que me prestaste $40 hace un año. Un pequeño experimento para ver dónde marcabas el límite”. Wilson: “¿Estás intentando medir con objetividad que tanto valoro nuestra amistad? House: “Son 5 grandes. No tienes de qué avergonzarte”. House le devuelve el dinero pensando que así evitará la cena pero Wilson, luego de tomar el cheque, le dice que si no quiere ir a la cena que la cancele él mismo: “Mentí, estuve mintiéndote en montos incrementales desde que te dije que lucías bien sin afeitar hace 1 año. Es un pequeño experimento, sabes, para ver dónde marcas el límite”. Cameron pregunta a sus compañeros si irán a la cena pero éstos no se muestran interesados, no creen que averiguaran nada qué explique por qué House es House. House va a ver a Cuddy, pide disculpas por descuidar la atención de la clínica y se ofrece al turno nocturno del jueves, ella le informa que a la noche la clínica está cerrada, él insiste diciendo que igual debe haber muchas cosas para hacer, informes, inventarios…ella le pregunta si está intentando evitar la cena con sus padres y le insinúa que ella irá también. Le dice que si no quiere ir que les mienta pero él vuelve a decir que no puede mentirla a la madre ya que ella es un polígrafo humano y agrega que no odia a su madre sino a su padre.

Aparecen los padres de House en su oficina: House dice: “Me alegra verlos”. A lo que la madre le contesta “Greg, no mientas”, mientras lo abraza. House dice que debe cancelar la cita, la madre le replica que él no quiere verlos, House le reprocha que intente hacerlo sentir culpable. Termina accediendo a comer con ellos en la cafetería del hospital. Entra Cameron, se presenta, la madre la invita a unirse a la cena, al ver la reacción de House ella declina la invitación. Durante la comida le preguntan a su hijo si hay alguna novedad en su vida, éste les cuenta que se compró una moto: Padre: “¿es la que está en el estacionamiento para discapacitados?”. House: “Sí”. Padre: “¿Sabes cuál es tu problema Greg? No sabes lo afortunado que eres”. (Y se va al baño). Madre: “Solo trataba de ayudarte”. House: “No necesito ayuda”. Madre: “Lo sé. Eres absolutamente perfecto de la manera que eres”. Se sonríen, y la madre le acaricia la mano al hijo. Cameron va a la oficina de House para informarle que el padre está respondiendo al tratamiento pero que las cosas no se ven tan bien para Carnell. House le agradece por no ir a la cena y agrega: “Parecen perfectamente agradables ¿no es así? Lo son. Él era piloto de la marina. Ella ama de casa. Casados por 47 años. Tuvieron un solo hijo. Mi madre es como cualquier otra. Es lo suficientemente amable. Gran sentido del humor. Odia las confrontaciones. Mi padre es como tú. No la parte de los ojos saltones…solo la insana brújula moral que no te permite mentirle a nadie sobre nada. Es una gran cualidad para los boy-scout o los testigos policiales. Horrible cualidad para un padre”. Cameron habla con Wilson, no entiende por qué odia ver a sus padres “si su padre dice la verdad, ¿él no puede manejarlo?”. Wilson: “Él odia ser una decepción”. Cameron “es un doctor mundialmente famoso. ¿Cómo pueden estar decepcionados?”. Wilson: “Supongo que algo peor que ver a tu hijo volverse lisiado es verlo convertirse en miserable”. House sube a su moto con una mirada pensativa y se va.

Diagnóstico:

Una exposición prolongada a una pieza de metal radioactiva, encontrada en el desarmadero de su padre, quien se la había regalado a su hijo, ésta era de un dispositivo industrial de prueba de excavaciones. Las medidas de radiación no fueron tan altas como para causar daños en el sistema nervioso central; pudo no haber causado daños neurológicos pero destruyó su sistema inmunológico y causó tumores.

Desarrollo Conceptual

Del capítulo de Dr. House que nos fue asignado, hemos elegido centrar nuestro análisis en el Sr. Hall, el padre del paciente. Consideramos que este personaje se asemeja a lo experimentado por Ibbieta ya que la acción que él emprendió, insospechadamente, fue más allá de los fines que tenía previstos.

La responsabilidad subjetiva es aquella que se configura a partir de la noción de sujeto del inconsciente, sujeto no autónomo que no es dueño de su voluntad e intención.

La palabra responsable viene del vocablo latino respondere, responsable es aquél del que se espera una respuesta. Pero no una respuesta evitativa, negadora o renegadora de la situación, sino una respuesta que suponga un cambio de posición del sujeto frente a sus circunstancias. La responsabilidad subjetiva es otro nombre del sujeto, del sujeto en acto, porque el acto ético coincide con el efecto-sujeto, es decir, que el sujeto del acto coincide con el de la responsabilidad subjetiva.

Dice Freud: “El actor, que nada sabe de un propósito que se les enlace, no se los imputa a sí mismo ni se considera responsable por ellas”. Es en esos puntos donde le yo, que se pretende autónomo, no puede dar cuenta, donde Freud ubica la responsabilidad.

Jinkis dice: “Responsable: no digo consciente de lo que hace ni que se hace cargo de lo que dice, sino culpable de lo que hace y dice”.

No hay responsabilidad subjetiva sin culpa, siendo la primera una singularidad y la segunda un particular. La respuesta esperable queda supeditada a ese pasaje por la culpa, en la que no cuenta la intención y la pretendida autonomía de la conciencia, ya que introduce una dimensión deseante más allá de ella. La culpa es una condición sin clivaje, es la culpa lo que ob-liga responder. La culpa es el reverso de la responsabilidad subjetiva. La culpa tiene una doble función, vela al mismo tiempo de devela. En síntesis: no hay responsabilidad subjetiva sin culpa. La culpa vela, oculta porque resulta engañosa; la carga afectiva se adhiere a un objeto secundario al que desplaza la angustia situacional. El monto libidinal es auténtico, solo que ha mutado de objeto. Esto se puede relacionar con que el padre se muestra abiertamente culpable por mentirle a su hijo sobre la muerte de su madre, y no por haberle regalado un objeto radioactivo que le causará la muerte. Pero a la vez la culpa devela, permite rastrear la responsabilidad pendiente.

La culpa de la que hablamos depende de la interpelación subjetiva. La interpelación subjetiva es la puesta en marcha del circuito de responsabilidad. La culpa ob-liga a una respuesta ad hoc a la interpelación, en otras palabras, dado el tiempo 2 (el tiempo de la interpelación) se funda en su resignificación el tiempo 1. La culpa hace que retorne sobre la acción por la que se “debe” responder.

La interpelación subjetiva se pone en marcha cuando la Ley simbólica del deseo, ob-liga a retornar sobre la acción; no hay deseo sin culpa. Dice Lacan: “la única cosa de la que se puede ser culpable, al menos en la perspectiva analítica, es de haber cedido en su deseo”. La culpabilidad en este sentido es el pago de la deuda con el deseo.

En el tiempo 1, el personaje lleva adelante una conducta con determinados fines, en el supuesto que su accionar se agota en los objetivos por los cuales fue concebida. En un tiempo 2, recibe de la realidad indicadores que lo ponen sobre aviso respecto de que algo anduvo mal, las cosas fueron más allá (o más acá) de lo esperado. El sujeto se ve interpelado por esos elementos disonantes. Algo de esa diferencia le pertenece. El tiempo 2 se sobreimprime al tiempo 1, resinificándolo. La hipótesis que explica clínicamente este movimiento, aparece ubicada en el arco superior del grafo. Es la que abre la potencialidad de un tiempo 3, el de la responsabilidad. El sujeto que adviene en ese tiempo 3 no es el mismo que dejamos en el tiempo 1. La interpelación, el Tiempo 2 del circuito, es lógicamente anterior al Tiempo 1. Frente a la interpelación el sujeto resignifica.

Dicho esto, ubicamos el circuito de la responsabilidad de la siguiente manera:

En el Tiempo 1 ubicamos el momento en el cual el Sr. Hall le da como regalo anticipado de graduación a su hijo una plomada que coloco en su llavero, la cual encontró en su desarmadero. Este momento no es visto en el capítulo, pero tomamos conocimiento del mismo cuando el Sr. Hall relata el hecho al Dr. House. En este tiempo el yo cree que sabe lo que hace, y por qué lo hace, en este caso, el Sr. Hall dice que le dio ese regalo a su hijo para que no olvidara sus orígenes.

El Tiempo 2 lo ubicamos cuando Foreman le explica al Sr. Hall que la plomada que le regalo a su hijo, era radiactiva, perteneciente a un dispositivo industrial de prueba de excavaciones, lo cual generó que su capacidad de crear glóbulos blancos haya quedado destruida. Consideramos que el Sr. Hall vive un momento de quiebre cuando el Dr. Foreman le explica que Carnell posee un tumor en la espina dorsal, y el riesgo de vida que conlleva tanto realizar o no una operación, y Foreman, frente a las lágrimas del Sr. Hall, dice: “No hay modo de que hubiese podido saberlo”.

Hipótesis Clínica: Si un padre debería poder protege siempre a un hijo, “¿no hay forma de que pudiese haberlo sabido?”.

Podríamos suponer que en su universo yoico el Sr. Hall es un padre protector, que cree que las mentiras son un medio válido para proteger al hijo; pero este universo tambalea, se conmueve, frente al hecho de que fue su regalo lo que le propició la muerte a su hijo.

El Sr. Hall le pide disculpas al hijo por la mentira dicha sobre la muerte de su madre, la cual dice haber inventado para protegerlo.

La Necesidad y el Azar son dos categorías fundamentales para pensar la responsabilidad subjetiva.

Necesidad es aquello que rige por fuera de la intervención del sujeto en situación. Este es el modo de entender el orden de necesidad, no de manera abstracta, sino siempre situacionalmente, aquí sería que los elementos radiactivos son altamente perjudiciales para la salud. Hay hechos que existen por fuera del designio humano. Pero también está presente el azar. En nuestro caso, se trata quiso el azar que el Sr. Hall eligiese entre todos los objetos posibles de su desarmadero, justo ese que era radioactivo y que no debería haber estado allí en primer lugar.

Entonces, como elemento de necesidad ubicamos que estar expuesto a un material radioactivo, tiene indefectiblemente consecuencias nefastas para la salud. Como elemento de azar ubicamos el hecho de que el objeto encontrado por el Sr. Hall para realizar el mencionado regalo, no debió estar ubicado en un desarmadero, sino que por ser un producto radioactivo, su desecho conlleva un procedimiento específico, y que de todos los objetos que pudo haber tomado de su desarmadero, justo eligió ese.

En su texto, Juan Carlos Mosca sugiere que la responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar. Es decir, que cuando rigen por completo, necesidad o azar, o una combinación de ambos, no es pertinente la pregunta por la responsabilidad. Pero basta que se produzca una grieta, una vacancia entre ellos, para que la pregunta por la responsabilidad adquiera toda su dimensión. No somos responsables de la Necesidad y el Azar, pero sí de cómo reaccionamos frente a ellas.

Frente a la complejidad existen dos errores posibles, dos formas de reduccionismo en las que podemos incurrir. El primero de ellos radica en asignar responsabilidad al sujeto allí donde ésta no existe. El segundo radica en relevar a un sujeto de su responsabilidad atribuyendo lo sucedido a azar y/o necesidad cuando en realidad debe responder por su acción. Se abre entonces la pregunta por la responsabilidad del sujeto ¿qué habrá tenido que ver el Sr. Hall con todo eso? Esta distancia entre un tiempo 1 y un tiempo 2 autoriza la puesta en marcha de una suerte de conjetura o hipótesis clínica acerca de aquello respecto de lo cual se espera una respuesta de parte de él. Pero para que el tiempo 2 sea genuinamente tal e interrogue verdaderamente al sujeto es necesario que se cumpla una condición más: que la distancia que separa el tiempo 1 y el tiempo 2 no se deba exclusivamente a azar y/o necesidad.

¿Cómo responde el sujeto a esa interpelación? Genera un movimiento en el sentido opuesto al de la responsabilidad subjetiva, toma la interpelación pero se responsabiliza moralmente y trata de emendar. Se trata de una culpa moral como respuesta a la interpelación. En este caso la respuesta es particular. No hay singularidad en la vuelta al surco moral porque la respuesta resulta un taponamiento de la dimensión ética. Anestesiada la culpa, no hay responsabilidad subjetiva. Si el culpable es el otro yo no soy responsable. Entonces en este caso no podemos hablar de la existencia de un tiempo 3.

Links:
Aquí pueden acceder a ver el capítulo en cuestión:

http://www.cuevana.tv/#!/series/559/house-md/daddys-boy

http://www.miradrhouse.com/house-online-S2E05-Daddy-s-Boy.html



NOTAS