por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

PSICOLOGÍA ÉTICA Y DERECHOS HUMANOS
Cátedra I: Fariña, Juan Jorge Michel
Curso de verano 2012

2do Parcial Domiciliario

“The Majestic”

Alumnas: 1) Mariana Robles LU: 331573910
2) Natalia Szejner LU: 3060180

Número de comisión: 01
Docente a cargo: Fernando Pérez Ferretti

El film cinematográfico seleccionado para llevar a cabo la elaboración del siguiente trabajo es “The Majestic”, y el personaje seleccionado es el de Peter. La elección del personaje es comparable a la de Ubbieta (del cuento “El muro” de Sartre), ya que se encuentra en una situación determinada con elementos de azar y necesidad que invitan a responder de manera tal, que dicha decisión lleve a un quiebre en el universo de significaciones en el cual se encuentra inmerso.

La película se enfoca en la historia de un guionista de cine llamado Peter Appleton, quien vive en Hollywood, y le dedica su vida a progresar y desarrollarse en la industria, con grandes anhelos de ser reconocido. Está en pareja con una actriz, quien realizaba su primer trabajo como tal en su primer película. Se encuentra a punto de estrenar una nueva, lo cual le genera a él mucha expectativa, y considerando que esa será la película que lo lleve a hacerse totalmente famoso y exitoso.
Un día, al llegar a su oficina, le informan que un grupo de hombres se habían llevado todos los papeles de la misma, incluyendo su último guión. Al hablar con su representante, le dice que su nombre había aparecido en un grupo que antiguamente se dedicaba a llevar a cabo actividades comunistas, por lo cual su película no sería filmada, y; hasta que le permitan declarar, no querían que el continúe trabajando. Él se defiende declarando que su nombre estaba allí, porque durante el tiempo que estudiaba en su juventud, una chica formaba parte de ese grupo, y por querer agradarle y conocerla, se había anotado en él.
A raíz de esto, Peter se siente totalmente frustrado, sintiendo que todos sus sueños se caían; y una noche se refugia en un bar, y habiendo tomado unas copas de más, decide irse manejando por la costa, sin rumbo alguno; para poder intentar olvidarse de todo lo ocurrido durante ese día. En un determinado momento llega a un puente, en cuyo inicio había un cartel alertando el cruce peligroso, pero igualmente decide seguir camino y lo comienza a cruzar. De golpe aparece una zarigüeya en el camino, y para esquivarla realiza un giro repentino con el volante, pierde el control y termina chocando con uno de los postes de luz al costado del puente, atravesando la baranda y quedando en la mitad del mismo, en el aire sin sostén alguno. Peter, nervioso, intenta dar marcha atrás, pero en ese preciso momento comienza a llover desarrollándose una gran tormenta, por lo que esto le impide poder maniobrar, y su auto comienza a inclinarse hacia abajo, con vistas de caer al río. En ese instante de desesperación intenta abrir la puerta, pero no lo logra, ya que previamente al subirse al auto, parte de su chaqueta había quedado enganchada por debajo de la puerta, por lo que no logra salir y el auto termina cayendo hacia el río. De forma muy rápida y desesperada, en el fondo del agua, al darse cuenta de esto, se quita la chaqueta y logra llegar a la superficie. Pero la marea por la lluvia era muy fuerte y lo arrastra a Peter hasta un muro, con el cual se golpea la cabeza y se desmaya.
Luego del golpe, se despierta muy confundido, a orillas de una playa, totalmente desconocida para él; en la cual aparece un hombre mayor, a quien no logra contarle que había pasado porque no recordaba nada, ni quien era. Este personaje le ofrece ayuda y lo lleva hasta el pueblo, mencionándole que su rostro le resultaba muy familiar. Comienzan a recorrerlo, y Peter se encuentra con muchísima gente; quienes todos creían conocerlo. Es así como un hombre dice ser su padre, confundiéndolo con otro hombre que había desaparecido en la guerra, hacía 9 años atrás, dándolo por muerto aunque nunca encontraron su cuerpo. Al no recordar nada y viendo como todo un pueblo lo trataba como a esa persona (llamado Luke), acepta ser quien le dicen que es y decide vivir la vida de él, con su padre, su novia, y todo su círculo social dentro del pueblo.
Su supuesto padre, era dueño del cine del pueblo, pero luego de la muerte de su hijo, lo había cerrado. Al creer haberlo encontrado, se siente animado a recuperar su vida anterior y le comunica que debido a su regreso, deseaba reabrir el cine, llamado “El Majestic”. Peter al principio, se rehúsa a aquello, ya que él no se sentía parte del mismo, y nada de eso significaba algo para él; pero luego de recibir el cariño de su “padre” y que este le hablara de cómo era él (Luke), recubriéndolo de características éticas, de suma valentía y compañerismo ante muchas situaciones vividas, decide aceptar la idea; y comenzar el proyecto de reabrir el cine. Decidiendo en cierta forma inundarse de lo que caracterizaban como “su vida pasada”.
Es así como una vez reinaugurado el cine y en pleno funcionamiento, se proyecta su película, aquella ópera prima que había podido realizar con orgullo. Y es allí donde comienza a recordar quién era y todo su pasado, estallando en llanto y angustia.

En este recorte ubicamos como elementos de la situación de índole proveniente de la necesidad; el accidente y las condiciones naturales que lo propiciaron, la dificultad de retomar los controles del auto en un terreno peligroso y el peso y revuelto de la tormenta que fomentaron la caída al río. Dichos sucesos, ocurrieron de forma inexorable, sin posibilidades de poder llegar a evitarse; como consecuencia de ser cuestiones y fenómenos naturales, y representar una causa y un efecto.
Como así también, por otro lado, en esta escena corresponde al azar, el inesperado y oportuno cruce de una zarigüeya, a quien intenta esquivar cuando descarrilla y se inclina hacia el borde del puente y lo traspasa. La aparición de la misma, podría considerarse como una “casualidad”, por lo cual no hay forma de poder preverlo con anticipación.
Corresponde al orden de la necesidad también el hecho de que Luke, el hombre con el cual es confundido y ocupa su lugar, es una persona altamente reconocida y venerada en el pueblo, por su entrega hacia la patria, sus actitudes de valentía, solidaridad, compañerismo y por ser un hombre de principios éticos. Cuestiones que Peter tenía relegadas en su vida y que pasan a ser el motor para el cuestionamiento de la misma.
Dentro del orden del azar también ubicamos el hecho de la semejanza física con la persona desaparecida, y además que el cuerpo de dicha persona nunca halla sido encontrada. Como además, el hecho de que el padre de la persona a la cual se parecía y se vió enredado en su vida, fuera alguien que veneraba el arte cinematográfico y que también, coincidentemente, había vivido de él.

A partir de los recortes mencionados anteriormente, podríamos ubicar dentro del circuito de la responsabilidad, como un Tiempo 1 a Peter, quien acepta ser quien todos dicen que es, y se termina posicionando como tal; por lo que identificándose como Luke, pone puesta en marcha las acciones correspondientes para reabrir el cine. Acción que se agota en un fin preciso; volver a vivir del cine, tanto económica como emocionalmente, reactivando la actividad de la familia y la actividad cultural del pueblo. Acción que además se encuentra en correspondencia con el universo en el cual el sujeto se halla inmerso.
Por otra parte, continuando con el circuito; se puede ubicar un momento donde se quiebran las certidumbres alcanzadas luego de la pérdida de memoria, donde cae el universo que Peter tenía construido. Este es el Tiempo 2 dentro del mismo, en la escena del film en la cual se encuentra frente a la pantalla del cine, mirando una película que reconoce como propia.
Es en ese momento donde comienza a recordar y a mirar las escenas vividas mediante la interpelación generada por la resignificación de lo acontecido. Hay un intento de ligar lo que irrumpe, donde se aproximará a una explicación de su presencia. Su identidad es otra, una muy distinta por cierto, y es desde él ahora que mirará su pasado, resignificándolo con concepciones que no contaba, y es allí donde irrumpe la angustia. Este cortocircuito es el que quiebra el universo particular que sostenía, guiándolo en sus acciones, haciéndolo tambalear al enfrentarlo con la posibilidad de la destitución subjetiva.
Desplegándose la pregunta: ¿Quién soy? ¿Quién he sido? ¿De dónde vengo? Aquí es donde espera la respuesta del Otro, y este hecho implica lo necesario: soy lo que él me diga, me coloco en ese guión ya escrito. Engaño que le permitiría seguir viviendo.

A raíz de este tiempo 2, el cual está formado por un exceso en lo acontecido en un tiempo 1, surge como una de las figuras de la culpa el sentimiento de culpa, el cual aparece para que el sujeto pueda reacomodar aquellos elementos disonantes taponando su subjetividad.
A partir de enterarse, Peter, de que no era quien creía, surge en él un sentimiento de culpa, haciendo referencia a la desilusión y la tristeza que esto podría llegar a provocar en el pueblo del cual ya él se sentía parte, y al cual había devuelto la alegría y la esperanza; ya que aquello haría desmoronar cada instante en el cual toda la gente había disfrutado del regreso de Luke.
Por otra parte, se le podría adjudicar al personaje el sentimiento de vergüenza, que él siente ante la mirada de todo el pueblo al enterarse de quien era él en realidad y el motivo por el cual había llegado al mismo; ya que algunos miembros del macartismo; llegan ante todo el pueblo, acusando a Peter de las supuestas actividades comunistas, por las cuales debía realizar declaración.

En concordancia con los elementos desplegados a lo largo de esta elaboración, podríamos ubicar una hipótesis clínica, la cual le atribuya cierta responsabilidad subjetiva al personaje, ligada a los motivos por los cuales Peter en ningún momento intentó buscar algún indicio o comprobación empírica, dándole certeza absoluta que él era Luke.
Tampoco abrirse a la posibilidad de pensar que él era otra persona, tras el intento de reactivar lugares significativos y reminiscencias por parte de la gente del pueblo, con el propósito de que él pueda recordar algo de su identidad. A pesar de todos estos intentos, nada de esto sucede y ni siquiera se generan cuestionamientos ni preguntas en él. Es esto lo que nos hace pensar que el personaje podría estar en una posición de comodidad, al encontrarse en un lugar en el cual le atribuían ciertas características personales relacionadas con la honradez, valentía y fidelidad en sus principios. Adicionado a esto, el hecho de tener una actividad laboral relacionado con su pasión (el cine), tener una mujer a su lado que realmente lo ama, un padre con el cual compartía su satisfacción por el mundo cinematográfico y quien también lo veneraba colocándolo en un papel de héroe; y por último el afecto de un pueblo entero que se sumaba a esa atribución.

Concluyendo; ¿De qué debería hacerse responsable Peter? ¿Por qué motivo deberíamos atribuirle responsabilidad?
Se podría responder ante la misma, por un sujetamiento a un guión ajeno tomándolo como propio, por que de esta forma se evita los riesgos de tener que indagarse acerca de su vida previa al accidente, sin tener que empezar desde cero a construir una vida con las nuevas significaciones del universo particular al cual ahora pertenecía.
Si bien el final del film muestra un cambio de pensamiento y en su accionar respecto a sus anteriores ideales, en correspondencia con lo que la figura de Luke representaba para el pueblo, podríamos objetar a esto que esta elección lo llevaría a dormir nuevamente en un guión ajeno, con la diferencia de que ahora hay una elección por parte de él; ya que esta vez, reconoce su verdadera identidad, con sus respectivas características, pensamientos e ideales; y así elije volver al pueblo y retomar aquella vida que había “usurpado”, pero ésta vez siendo él mismo.
Es decir que si bien hay una respuesta y cambio ante la interpelación, no hay un acto en el que se produzca un sujeto, ya que Peter inconscientemente se resguarda en Luke asumiendo su papel.

Bibliografía consultada:

 D’Amore, O: Responsabilidad y culpa. En “La transmisión de la ética. Clínica y deontología.” Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

 Mosca, J.C (1998): Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En “Ética: un horizonte en quiebra”. Eudeba, Buenos Aires.

 Salomone, G.Z: El sujeto dividido y la responsabilidad. En “La transmisión de la ética. Clínica y deontología.” Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

 Domínguez, M.E: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En “La transmisión de la ética. Clínica y deontología.” Vol: I. Fundamentos. Letra Viva, 2006.

 Fariña, J: Responsabilidad: entre necesidad y azar. Ficha de cátedra.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: