por 

La película a trabajar es la de Todopoderoso (Bruce Almighty). Es una comedia norteamericana grabada en el año 2003 en la que actúan Jim Carrey (Bruce Nolan), Norman Freeman (Dios) y Jennifer Aniston (Grace).
El personaje en el que se centrará el análisis es Bruce Nolan. El es un “notero” de un noticiero, el cual se encuentra disconforme con su trabajo. Lo que quiere es ser el conductor del noticiero pero siente que nunca lo van a elegir para el puesto porque dice que nunca le dan oportunidades que lo hagan “creíble” para poder así obtenerlo. El trabajo querido por Bruce fue obtenido por un compañero de trabajo al cual señala como “el favorito”. Al enterarse de esto, arruinó una nota en vivo perdiendo así su trabajo. El problema laboral también le trajo problemas con Grace (su novia con la cual vive), ya que lo único que hace es hablar y quejarse del trabajo. Luego de una pelea con ella, tomó su auto y se fue de su casa enfurecido por toda la “mala suerte” que había tenido en el día. El culpable de toda su mala suerte según él es Dios, al cual no paró de insultar y culpar por todo lo que le pasaba. Dios se le hizo presente y le entregó sus poderes desafiándolo a realizar mejor que él su trabajo. Esto producirá un cambio en Bruce luego de enfrentarse a esta situación inesperada. Utilizó sus poderes para ayudarse a si mismo y lograr todo lo que quería pero esto le trajo algunos problemas.
Es importante situar en primer lugar el universo de Bruce, es decir, lo particular del personaje, aquello que viene dado consigo desde que nació, su moral, “sus usos, costumbres y valores que comparte con un grupo determinado en un lapso histórico determinado” . Hablar del universo del personaje nos lleva a pensar tambien la Necesidad, ya que hablamos de aquello que determinó a una persona, que la formó. Una persona está determinada en algunos aspectos de su vida por su historia, familia, contexto histórico, etc. Todos estos usos y costumbres fueron heredados por él, y esto se produce desde el nacimiento independientemente de la voluntad del individuo.
Bruce se considera a si mismo como “victima”, dice que a dios le gusta ver como sufre, que podría solucionar su vida rápido y no lo hace. Refiere también que lo someten al ridículo en contra de su voluntad , sin embargo el hace las cosas que le piden para poder conseguir un ascenso y lograr ser el conductor del noticiero, no un simple “notero”. Constantemente se maneja mediante la ironía y el humor para sobrellevar ese trabajo que no lo contenta porque no es lo que quiere. En la escena donde se encuentra con Dios, este le dice “Sos gracioso como tu padre”. Se podría situar allí una identificación con el padre, que aparece como respuesta posible a algunas situaciones de la vida. Se podría plantear también la presencia de un SuperYó muy severo que lo impulsa a seguir y seguir hasta conseguir ciertos Ideales: “un mejor trabajo, una mejor casa, una mejor vida” .
En una de las primeras escenas, en su casa, Bruce le dijo a su novia Grace que nunca lograría conseguir el trabajo de conductor, que el puesto de presentador está disponible, pero no lo puede alcanzar porque siempre le dan notas absurdas en donde tiene que hacer el ridículo y “actuar como tonto” para que funcionen, esto hace que no tenga la credibilidad necesaria para obtener el puesto de presentador del noticiero. Lo dicho fue expresado por Bruce con ironía y algo de sarcasmo. Otra vez se puede ver en él aquello que lo determina, el humor y la ironía como identificación a su padre como una de las formas que tiene Bruce para sobrellevar las situaciones.
La relación con su mujer se vio dejada de lado por su “obstinación”, como le dice ella, en relación a conseguir ese puesto de trabajo. Frente al pedido de ayuda para armar un álbum fotográfico de ambos, Bruce retomó el tema laboral. Solo hablaba de eso. Nada parecía ser lo suficientemente importante para él.
Como antes se comentó, Bruce está seguro de que Dios se ensañó con él, que nunca lo tomó en cuenta y no le dejó nada de suerte a él, por lo contrario recibió toda la mala suerte. Su equipo deportivo favorito pierde, su perro le orina los muebles, llega tarde al trabajo porque está lleno de tráfico, así comienza su día. Al no considerarse una persona con suerte, lo único que hace es pensar en si mismo.
En todo el comienzo de la película maldijo y echó la culpa a Dios de todo lo que le pasaba. De esta manera se desresponsabiliza negando su implicación en algo de lo que le pasa. El se define a si mismo como una víctima, dice que a dios le gusta ver como sufre, que podría solucionar su vida rápido y no lo hace. De esta manera se evita confrontarse con la castración. Todo lo que le pasa no depende de él, “En su sufrimiento no hay nada que le concierna. Todo padecimiento es producto del daño inflingido” .
Bruce recibió una oportunidad nueva en el trabajo luego de quejarse con su jefe de las pocas chances que le daban para lucirse, a diferencia de Evan Baxter (su compañero) al cual le daban las mejores notas para cubrir. El jefe le propuso realizar una nota distinta a las que acostumbraba a hacer, pero la echó a perder cuando se dio cuenta en vivo que su compañero ya había ocupado el puesto de conductor del noticiero. Luego de desquitarse frente a las cámaras fue despedido. Camino a su casa continuaron pasándole cosas malas: recibió una golpiza al salir del estudio y se peleó con su mujer al llegar a su casa. Para Bruce todo se había arruinado. Tomó su auto y se fue de su casa. Chocó en el medio de la ruta y se bajó muy enojado. En el medio de la lluvia dijo mirando al cielo "Dios, enséñame tu ira, golpéame (…) tu deberías ser despedido, el único aquí que no hace su trabajo eres tu, contéstame". Luego de esto, comenzaron a llegarle mensajes a través de su beeper y su teléfono ofreciéndole trabajo. Para esto debería dirigirse a un lugar determinado para una entrevista. Allí es donde se le aparece Dios, el que le ofrece sus poderes para que Bruce le demuestre que puede hacer su trabajo mejor que el. En este punto tenemos que situar el azar, ya que para Bruce, encontrarse con Dios no era algo que le pasa a cualquiera todo el tiempo, le tocó a él, el azar llevó a que coincidan él y Dios en determinado espacio y tiempo . Pasando al circuito de la responsabilidad, situaremos como Tiempo 1 a “una acción determinada en concordancia con el universo de discurso en que el sujeto se halla inmerso y que, se supone, se agota en los fines para los que fue realizada” . El tiempo 1 es el momento en que Bruce recibió los poderes, y comenzó a usarlos realizando sus ideales, lo que el quería alcanzar. Hizo aparecer el mejor auto, la mejor ropa, consiguió el trabajo tan querido de ser conductor a costa de arruinarle la carrera a su compañero. En síntesis, se convirtió en un “todopoderoso”. De esta manera se podría pensar que estaría velando la castración ya que se muestra así como una persona completa, sin fallas. Todo lo que quiere lo puede tener. Luego también comenzó a recibir pedidos de gente de todo el mundo, los cuales también concedió indiscriminadamente. Bruce pensó que su acción se agotó en los fines para los que fue realizada, iba a cumplir algunas cosas que él y el mundo querían y nada más.
Luego, el tiempo 2 “señala un exceso en lo acontecido otrora. Tiempo donde el universo particular soportado en las certidumbres yoicas se resquebraja posibilitando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenía al comienzo del mismo” . El tiempo 2 se podría ubicar cuando Bruce al concederle a si mismo y a los demás todo lo que querían, causó un caos en el mundo. En esta escena, mientras el debutaba como conductor del noticiero se enteró del revuelo que se había armado fuera del estudio y en el resto del mundo. En ese momento se quedó sin habla, no pudo continuar diciendo las noticias. Toda la gente se estaba peleando, rompiendo los negocios, robándose las cosas y prendiendo fuego todo . Esto sumado a que a causa de pensar solo en si mismo terminó perdiendo a su novia. Su acción fue más allá de lo pensado, lo que pensó que iba a terminar en un simple cumplimiento de ciertos Ideales para él y para el resto de la gente y nada más, se le fue de las manos. Al enterarse de lo que sucedía, salió a la calle a ver con sus propios ojos lo que estaba pasando, enseguida abrió los brazos, miró al cielo y gritó desesperadamente “¡Dios!”. Apareció instantáneamente en el mismo lugar donde se había encontrado la primera vez con Dios y le dijo “Les di a todos lo que querían” a lo que Dios le respondió “¿Desde cuándo alguien tiene idea de lo que quiere? ¿Quieres que te diga algo? (…) un adolescente que le dice no a las drogas y si a la educación, es un milagro, muchos quieren que haga todo por ellos pero no entienden que ellos tienen el poder. ¿Quieres un milagro? Se tu el milagro”. A partir de acá podemos situar algunas figuras de la culpa, ya que la misma “depende de una operación eminentemente simbólica: la interpelación subjetiva” que se dio a causa del tiempo 2 comentado anteriormente. Bruce se sintió mal por lo que pasó, por esto se quedó pensativo, triste y se arrepintió de lo que hizo. En un momento dijo “yo soy el culpable de todo esto”.
A partir de los dos tiempos comentados se podría pensar en una hipótesis clínica . Habría en Bruce un intento de regresar a la fase del Narcisismo , en donde el Yo obtenía todos los placeres. Siendo “todopoderoso” sería una buena manera de lograrlo. De la misma manera que dándole todo lo que querían al resto de las personas del mundo, también las convertía en personas completas, es decir, no castradas. Es por esto que Bruce se quejaba constantemente de su vida “miserable” y deseaba siempre ser el mejor en todo o tener lo mejor. Al fracasar en su intento de ser “todopoderoso” eso lo interpeló y le señaló algo de la falta estructural, que existe el “no todo”, que todos somos sujetos barrados, con fallas y lo enfrentó también con algo de su deseo inconciente.
La culpa confrontó a Bruce con algo de la responsabilidad, ya que se sabe que la culpa es su reverso. Pero no se puede hablar de un tiempo 3 ya que no hay responsabilidad subjetiva. Para hablar de responsabilidad subjetiva, Bruce tendría que haber respondido dejando de lado el campo del Otro, sus ideales, lo pulsional, lo moral y en este caso no sucedió. “La responsabilidad subjetiva (…) surge de esa hiancia en lo simbólico, que en tanto campo de indeterminación, llama al sujeto a responder, produciéndolo. (…) es el sujeto que situamos como efecto (…)” . La responsabilidad subjetiva tiene que ver con hacerse cargo del deseo inconciente que está en juego en el personaje. En el caso de Bruce, responde desde la responsabilidad moral. Si bien hubo un cambio ya que se arrepintió, tomó su viejo trabajo, se disculpó con su compañero y le devolvió el trabajo de conductor que él le había sacado, comenzó a ayudar al prójimo, dejó de quejarse e intentó reconciliarse con su novia, se considera que estas fueron respuestas morales, evaluó su accionar, lo encontró moralmente malo, se reprochó por eso y enmendó su acción . Siguió la lógica de ser el mejor, pero en este caso, ser mejor persona. Además de seguir lo moralmente bueno, en este caso lo que Dios le dijo: “No entienden que ellos tienen el poder. ¿Quieres un milagro? Se tu el milagro”. Bruce en este caso recuperó su poder, pero ya no el poder divino. Se podría igualar el “ser el mejor” con “ser el milagro”. Por esto se cree que Bruce, sigue siendo “todopoderoso” pero ya desde otro lugar. Enmendando lo que arruinó, haciéndose cargo porque es lo que “debe hacerse”. Desde la religión, desde lo que Dios dice, uno debe ser bueno, ayudar al prójimo, debe sacrificarse, no hacerle mal a los demás. Esta lógica es la que Bruce siguió, la de la moral, los valores religiosos de la época. Es la lógica de lo particular. Es la forma en que Bruce sigue velando la castración, no queriendo asumir la falta estructural que hay en cada ser humano. Tampoco podríamos hablar de lo universal singular, ya que no hay efecto sujeto por no haber responsabilidad subjetiva. Bruce no se hizo cargo de su deseo, respondió desde el Otro (el poseedor de todos los significantes) y desde su moral.

Bibliografía
- Diccionario de Psicoanálisis. J. Laplanche, J.B. Pontalis. Editorial Paidos. 2001
- D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
- Domínguez, M. E.: La singularidad en los códigos de ética: ética y deontología. Y Addenda. El doble movimiento de la ética contemporánea: ¿una lectura posible sobre la singularidad en los códigos? En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
- Domínguez, M. E.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Pág 135. Letra Viva, 2006.
- Lewkowicz, I. y Gutiérrez, C.: “Memoria, víctima y sujeto”, Pág. 14 en Índice, publicación de la DAIA, 2005.
- Responsabilidad: entre responsabilidad y azar. Juan Jorge Michel Fariña.
- Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: