por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGIA
PSICOLOGIA ETICA Y DERECHOS HUMANOS I
SEGUNDO PARCIAL
Prof. Adj. Regular: Lic.Fariña, Juan Jorge Michel
Alumna: Salvado, Erica
Comisión Nro: 3
Docente a cargo: Lic. Kleinerman, Lucila

Fecha de entrega: 25 de octubre 2010

CONSIGNA DE EVALUACIÓN
1. Escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre. Justifique su elección.
2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.
4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.
5. Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente– el efecto particularista.
En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del Módulo 5 y si el escenario fuera pertinente con las del módulo 4.

1-El análisis de la película recaerá sobre el personaje de Andy, que se encontrará en la disyuntiva de no saber qué hacer con sus juguetes, considerando el valor que ellos tienen para él inmediatamente relacionados con sus recuerdos de infancia, y al mismo tiempo, sosteniendo que ya a sus 17 años y en pos de ir a la Universidad tiene que desarmar su cuarto y darles algún destino a esos juguetes.
2- Se pueden detectar los tres tiempos lógicos comprendidos bajo el término de responsabilidad.
El primer tiempo de la responsabilidad es en la que el sujeto lleva adelante sus acciones con determinados fines. Se puede pensar este primer tiempo como aquel que presenta hechos aparentemente cotidianos y sin conexión entre sí, pero que solo adquieren consistencia, cuando se ven confrontados con un segundo tiempo que marca una interrogación, una pregunta que resignifica lo acontecido previamente y ubica una inconsistencia que ya parece señalar una emergencia de lo singular (hay una irrupción del sujeto, manifestando una inconsistencia del yo). Dentro de este primer tiempo, podría ubicarse la vida de Andy junto a sus juguetes, luego los preparativos para ir a la universidad y luego cuando su madre le dice que tendrá que buscarle un lugar a sus juguetes, llevarlos al ático o donarlos. Andy dice que son basura, que él ya es grande, etc. y luego de pensar un momento, coloca todos los juguetes en una bolsa, menos a Budy que lo llevara con él. La intención de Andy era guardarlos en el ático. El segundo tiempo de la responsabilidad, que viene a interpelarlo, es cuando su madre por error envía la bolsa de los juguetes a la basura, cuando Andy se da cuenta de esto se angustia. En este tiempo, caracterizado como el de la interpelación, provoca la aparición de una pregunta en relación a la posición del sujeto que daría lugar al acto. Este segundo tiempo hace volver a la acción emprendida en el primer tiempo, aquí se inaugura la lógica de la responsabilidad. En el momento que Andy piensa haber perdido los juguetes puede pensar en sus dichos, vuelve a sus sentimientos para con los juguetes que lo acompañaron durante toda su infancia y el accionar que él tuvo restándoles importancia. La interpelación subjetiva es ir a ese punto no todo de constitución del sujeto. Es lo que abre la posibilidad de abrir un síntoma que ya no es egosintónico sino que es un síntoma egodistónico, síntoma que produce un quiebre en el universo de sentido del sujeto y el yo se ve conmovido en su propia casa. La interpelación es una conmoción para el sujeto. El sujeto no puede no responder a esa interpelación, le es dirigida y la asume como propia. Los juguetes le pertenecían a Andy y fueron fieles con él durante toda su infancia, él debe responder a sus actos, de alguna manera se ve interpelado por esto. Andy no puede dejar de responder ante la interpelación y esta conmoción le permite posicionarse de una manera diferente. Pensar, preguntarse acerca de porque reacciono así con esos objetos tan preciados, que lo han acompañado y lo han hecho feliz. El sujeto debe responder por su deseo, de las intenciones inconscientes que se le jugaron en el primer tiempo, la vuelta del tiempo dos le agrega un plus al tiempo uno, ya no es la misma escena sino que se vuelve con un sentido diferente.
Por último, podemos dar cuenta de un tercer tiempo de la responsabilidad, donde hay una verificación de la responsabilidad subjetiva, hay una toma de posición en relación a lo universal inscribiendo un acto que produzca un sujeto, es decir, responsable porque se espera de él una respuesta. Acá pueden ubicarse dos escenas que marcan esta decisión del personaje. Por un lado, la escena donde Andy se reencuentra con sus juguetes y decide donarlos a alguien quien los cuidara y la otra donde él se despide de ellos dedicándoles un tiempo de juego, donde él puede recordar momentos de su infancia y el vínculo que lo une a estos juguetes. Valorándolos y dándoles un lugar donde puedan ser cuidados, donde sean útiles y también que hagan feliz a algún niño. Entender que más allá de que él sea un adolescente esos juguetes fueron importantes para él y estuvieron en esa etapa tan especial que es la infancia. Aquí vemos en este tercer tiempo como Andy tras hacerse responsable produce un acto. Acto singular, ligado a una acción como respuesta suplementedora, tiene que ver con una producción de singularidad, tiene que ver con que algo se ordene de otra manera. Este tercer tiempo como acto implica un parate que modifica la posición del sujeto, que pueda ver las cosas desde otro lugar. En este caso particular de Andy, poder ver desde su adolescencia que esos juguetes fueron importantes para otra etapa de su vida, que son importantes para el aún y que eso no lo hace menos, ni lo convierte en infantil.
3- La responsabilidad del sujeto se encuentra en la grieta entre necesidad y azar. Azar como aquello que no se puede calcular, aquello casual, accidental, contingente, fortuito. Esta dimensión de azar se podría ubicar cuando Andy deja por descuido la bolsa con sus juguetes en el piso cuando estaba por guardarlos en el ático y ayuda a su hermana con una caja, en este momento pasa la madre de Andy y por equivocación toma la bolsa de los juguetes que iban a ser guardados en el ático y los deposita en la calle para ser llevados por el camión de la basura. Aquí el azar des-conecta causa efecto. Del lado de la dimensión de la necesidad, podría ubicarse el destino de los juguetes, Andy no sabe que sus juguetes volverán luego de tal travesía que puede verse en la película para volver a estar al lado de su amo, y entre ambas dimensiones se ubica la responsabilidad de Andy de volver a valorar a sus juguetes y la decisión a tomar luego cuando vuelve a tenerlos con él, si guardarlos en el ático o donarlos para que alguien juegue con ellos y los cuide.
4- La película narra la historia de un adolescente y la relación con los juguetes de su infancia, marcada por distintos sentimientos entre el pasado y el presente. Puede hacerse una lectura del personaje de Andy, como un adolescente que en el presente, lleva la marca de distintas vivencias junto a estos juguetes que va reconstruyendo al recordar. El vínculo que Andy desarrollo en su infancia con estos juguetes dejo huellas, huellas imborrables a través del paso del tiempo. Luego de algunos años de no usarlos y Andy siendo ya un adolescente se encuentra con la situación de tener que irse a la universidad, de salir al mundo y dejar la casa paterna, para esto tendrá que decidir un destino para esos objetos primarios que lo acompañaron durante su infancia. Aquí Andy se ubica en una posición defensiva en la cual dice que estos objetos tan importantes para él son basura y se defiende de todos los sentimientos que surgen al tener que decidir el destino de los mismos. Toda esta situación hace que vayan aflorando recuerdos y podría pensarse que Andy tiene que realizar un proceso de duelo haciendo un puente entre el pasado, el presente y el futuro. Tener que dejar de ser niño de una vez para salir al mundo y convertirse en hombre y para esto tener que dejar esos juguetes que tan importante fueron en su momento y tanto representan esa etapa que fue su infancia.
Andy en un primer momento le resta importancia y niega los sentimientos que aun hoy siendo un adolescente le generan esos juguetes, luego en un segundo momento en que da por perdidos esos juguetes se abre la brecha, se ve interpelado y puede darse cuenta todo lo que se le jugaba en esa situación y que él no sabía.
Andy al recordar vivencias junto a sus juguetes, manifiesta remordimiento y culpa por haber hablado así de ellos y llamarlos basura, decir que ya no servían para nada, etc. La culpa es entendida como el reverso de la responsabilidad, como un sustituto que viene a revelar eso que allí esta velado. Es decir, esta culpa que Andy siente, da cuenta de esta responsabilidad que el no puedo asumir, al ocuparse de sus juguetes y buscarles un destino diferente a la basura. El hecho de sentir perdidos sus juguetes y recordar condujo a que su culpa sea asumida y tome una decisión, luego de recuperados ocuparse y darles un buen lugar para vivir. El sujeto debe responder por sus actos, debe “hacerse cargo”.
La culpa, según Freud, se presenta como la expresión y el resultado de una tensión entre el superyó y el yo. Esta culpa, se ubica entre el tiempo dos y el tiempo tres, es decir, entre esa interpelación que se le hace a Andy, y finalmente, actuar, tomar una decisión sobre el futuro de sus juguetes. Como sostiene D`Amore, “La culpa obliga a una respuesta ad hoc a la interpelación, facilita una respuesta que aunque no es considerada todavía tiempo tres – aquel de la responsabilidad subjetiva- responde a la interpelación.”
La responsabilidad presupone un sujeto, un sujeto de deseo inconsciente, y no hay deseo sin culpa, por lo tanto, al ser la culpa el reverso de la responsabilidad, ésta es la que permite “rastrear” algo de la responsabilidad del sujeto, que se intenta asumir.
5- Desde lo universal que es un sujeto atravesado por la falta es que se puede pensar el circuito de la responsabilidad. La interpelación subjetiva es ir a ese punto no todo de constitución del sujeto. Una vida desarrollada de una forma, como adolescente que había “enterrado absolutamente los juguetes de su infancia” ahora es resignificada y puesta en un lugar que compromete la integridad del yo del sujeto y sacude la completud de ese “universo” particularista que lo sostiene. En el caso de Andy se podría ver como el hecho de sentir perdidos sus juguetes lo interpela y se produce un quiebre en el universo de sentido que este sujeto tenia, aflora algo más allá que conmueve al yo. Se produce un momento de sustracción y el universo deviene parte y no todo. Aquí interviene algo de lo singular donde su lógica de completud deviene ilusoria y lo obliga a modificarse. Pensándolo como adolescente desde el lugar de omnipotencia, el hecho de la pérdida le reactualiza a Andy el vínculo con sus objetos primordiales en el cual tiene que realizar algo para calmar su culpa y angustia: elegir un lugar digno para sus juguetes.
El acto de Andy entra en la dimensión de acto ético, que trasciende lo particular, porque no es un acto destinado o dirigido al Otro, no se juega en la lógica de la demanda, sino que está completamente guiado por el deseo. Es, por ende, un acto en soledad, un acto que implica una fuerte apuesta subjetiva y frente a la cual no hay garantías. No hay significantes previos capaces de inscribir este acto ni de predecir sus alcances, el mismo Andy no es capaz de comprender, en un primer momento, su decisión.
El acto ético es el que no puede ser anulado, el acto que lo transforma completamente como sujeto, el acto que anula las dudas y la angustia experimentadas anteriormente. Es en el momento que Andy al rencontrarse con sus juguetes decide donarlos a alguien que sabe los cuidara y jugara con ellos. Es el acto donde supo quién era en ese momento, a partir de ahí se acabaron las dudas. Es este acto entonces, el que cierra el tercer momento de la responsabilidad.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: