por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGÍA
Psicología, Ética y Derechos Humanos
Cátedra I
Lic. Juan Jorge Michel Fariña
Parcial Domiciliario
Película: Toy Story 3

Profesora: Pesino Carolina
Alumnas: Malvina Giglio; L.U: 29170967-0
Cinthia Sapienza; L.U: 34263895-0

Comisión:1 2° cuatrimestre 2010

Consigna de Evaluación:
1. Escoja a un sujeto que tome una decisión comparable, en términos teóricos, a la de Ibbieta, el personaje del cuento “El Muro” de J. P. Sartre. Justifique su elección.
2. Sugiera el circuito de responsabilidad (tiempos lógicos) que organizan la situación.
3. Establezca los elementos de azar y necesidad presentes en la situación, consignando los indicadores respectivos.
4. Si corresponde, establezca las figuras de la culpa que aparecen, estableciendo su relación con la hipótesis sobre la responsabilidad subjetiva. Consigne en caso que exista alguna relación con la responsabilidad jurídica.
5. Articule con las categorías trabajadas a propósito de: la ética como horizonte en quiebra; el acto ético; lo universal-singular; la moral de lo particular y –si resulta pertinente– el efecto particularista.
En todos los casos, articular con las referencias bibliográficas del Módulo 5 y si el escenario fuera pertinente con las del módulo 4.

Sinopsis de los momentos tomados para este trabajo:
Andy ya tiene 17 años de edad. Está preparándose para ir a la universidad, por lo que antes de irse debe organizar sus pertenencias. Su madre sugiere que done los juguetes o los guarde en el ático, a lo que Andy responde que son basura, y además, todo aquello que no sea para donación o para guardar que lo embale en bolsas de residuo a fin de ser desechado. Andy empaca sus juguetes en una bolsa de basura pero con el fin de guardarlos en el ático y elige a su favorito, Woody (su muñeco vaquero) para llevarlo con él a la universidad. A punto de subir sus juguetes (que estaban dentro de la bolsa de residuos) al ático, su hermanita menor pasa muy cargada con una caja, de modo que Andy deja la bolsa en el piso junto a la escalera del ático para ayudar a su hermana, con tal desdicha que además, la escalera del ático se pliega sola, dejando la bolsa a mitad de pasillo. La madre de Andy encuentra la bolsa de “basura” y sin sospechar que en realidad no era desechable lo que había dentro, la lleva a la vereda a la espera del camión de residuos. Andy se siente mal cuando se da cuenta que la madre ha tirado los juguetes y se arrepiente de haberlos llamado basura, por supuesto que no sospecha que estos juguetes en realidad tienen vida y corren un destino totalmente diferente y plagado de aventuras. Finalmente los juguetes logran regresar a la casa de Andy el mismo día en que el chico viajaría, y gracias a una nota que escribe Woody en la caja (quien nunca estuvo embalado para ir a la universidad a pesar de que Andy lo separara del resto, ya que corrió a salvar a sus amigos juguetes del camión recolector) decide llevárselos a Bonnie, hija de una amiga de su madre. Sabiendo que ella es una niña muy especial le pide que los cuide, dejándole a la niña todos sus juguetes, inclusive a Woody, su favorito.
Andy juega con sus juguetes por última vez y se despide de ellos agradecido de los momentos compartidos agradece a Woody en particular por haber estado siempre junto a él y se marcha.
1. Tomaremos como personaje a Andy, el niño dueño de los juguetes ha crecido y a punto de ir a la Universidad debe comenzar a embalar sus cosas para la mudanza. No parece muy preocupado por ordenarlas por lo que su madre le pide que clasifique sus objetos de acuerdo a aquello que necesitará en la Universidad, aquello que quedará guardado en el ático y aquello que irá destinado a la basura, esto último debe ser puesto en bolsas de residuos.
Al encontrarse frente al baùl de sus juguetes se le plantea un dilema ético, el sujeto tiene que decidir en soledad, si llevarlos consigo dado que lo acompañaron desde la niñez o ya que es casi un adulto y no debería jugar con ellos, donarlos o guardarlos en el ático. Nunca contempló la opción de tirarlos a la basura.
Finalmente decide: elige a su juguete favorito para llevarse a la Universidad y el resto serán guardados en el ático dentro de una bolsa de residuos. Bolsa de residuos que es confundida por su madre con lo que habitualmente tienen ese tipo de bolsas: basura, de modo que termina en la vereda a la espera del camión recolector.
En este sentido, este personaje es homologable a Ibbieta, ambos toman una decisión que terminan teniendo resultados diferentes a los pensados dado que el azar les juega una mala pasada. Ambos son responsables en tanto son sujetos deseantes: Ibbieta es responsable de querer vivir, de haber hablado aunque sin saber que ha consignado el lugar preciso donde se escondía Gris; Andy es responsable de “guardar” los juguetes en una bolsa de residuos, es responsable de no haberlos subido al ático dejándolos a mitad de pasillo al final de las escaleras del ático y, teniendo la mala suerte de que la escalera del ático se plegara sola y que su madre no tuviera dudas que esa bolsa a mitad de pasillo era basura.
2.y 4. La Sra. Cara de Papa que se encuentra en la guardería, ve por su ojo (el que quedó en la habitación de Andy) que éste, está molesto. Él busca la bolsa pero no está, intercambia algunas palabras con su madre (las cuales no se oyen) y se tapa la cara al tiempo que la Sra. Cara de Papa dice: está molesto, no quiso deshacerse de nosotros.
Andy es interpelado por esta situación: fue a buscar la bolsa para guardarla en el ático pero ya no estaba, fue desechada por su madre. Ubicamos así un tiempo 2 que resignifica un tiempo 1, lo hace repensar en la acción que emprendió en el tiempo 1 que fue llevada a cabo por el sujeto pensando que solo tendrá como fin el concebido previamente. En este caso, el tiempo 1 es la decisión de Andy sobre qué hacer con los juguetes por el pedido de su madre de ordenar y clasificar sus pertenencias, él responde que son basura y a los cuales, efectivamente pone en una bolsa como si lo fueran. La acción emprendida en el tiempo 1 es una respuesta moral al pedido de la madre. La culpa de haber tirado a sus juguetes a la basura (porque aunque haya sido su madre la que los puso en la vereda, él los trató como tal y de hecho los puso en una bolsa de residuos) pone en marcha el circuito, hay una interpelación que obliga a Andy a responder, se ve confrontado a un impredecible y responde con culpa. Culpa como interpelación subjetiva que exige una respuesta por parte del sujeto. No hay aun un tiempo 3.
Ya casi al final de la película, encuentra en su habitación la caja con los juguetes que creía que habían terminado en el basural, con una nota que dejó Woody decidiendo un mejor destino para los juguetes que el ático, indicando que sean llevados a la casa de Bonnie, Andy se responsabiliza moralmente otra vez, tiene nuevamente la posibilidad de tomar una decisión, hay una retroacción y, en lugar de guardarlos en el ático como iba a hacer en un primer momento, decide regalarlos pero a alguien especial que los cuide y no los trate como basura.
Al momento de darle a la niña los juguetes (parece dudar desde el momento en que se acerca a la casa) se da cuenta que en esa caja también está Woody, su juguete favorito, el cual no tenía pensado regalar. Allí podemos ubicar un Tiempo 3, donde el sujeto se pregunta por la responsabilidad, qué tiene que ver frente a lo sucedido en el tiempo 2, es una responsabilidad que atañe al deseo. Andy es interpelado subjetivamente y actúa, le dice a la niña que debe cuidar muy bien de esos juguetes porque son muy importantes para él y no sólo se los regala sino que juega con ella, así vemos un efecto sujeto, es en el eje de la singularidad donde hay lugar para que emerja la responsabilidad subjetiva. Andy arriba a un tiempo 3 y es en relación al acceso al deseo que emerge la culpa como carácter estructural, el chico podría haber respondido pensando “que mala suerte he tenido”, “fue el azar el que decidió”, o justificándose diciendo que ha respondido por presión refugiándose así en la respuesta para desentenderse, son distintas formas que puede adoptar el sujeto evitando el tiempo 3, sin embargo Andy expresa la importancia que esos juguetes tienen para él, en especial Woody y los obsequia a la niña con la condición de que cuide bien de ellos.
Podemos arribar a una posible hipótesis clínica que explicaría lo que llevó a Andy a actuar de esta manera en el tiempo1:
Andy tiene que crecer, debe hacerlo porque en la sociedad en la que vive lo establecido es que cuando se van a estudiar, los jóvenes deben hacerlo dejando atrás muchas cosas. La decisión que toma con los juguetes es una respuesta a su madre que desde lo que podemos ver le exige una toma de decisiones y podemos agregar que el hecho de haberlos tratado como basura es en realidad todo lo contrario a lo que siente respecto de ellos, tal vez esté enojado por tener que dejarlos cuando esos juguetes estuvieron siempre para él, tal vez por eso elige a Woody para llevarse consigo dado que para él es tan especial porque nunca lo dejó solo, tal vez incluso él mismo se sienta “una basura” al tener que dejarlos.
3. En la película analizada, el azar participa modificando la situación en el momento en que Andy deja la bolsa para ayudar a su hermana y la escalera vuelve a su sitio plegándose sola, dando paso a que su madre encuentre la bolsa de juguetes y suponga que la misma es basura y la tire. Al azar corresponden situaciones fortuitas, inesperadas, que pueden o no suceder donde no hay lugar para la responsabilidad del sujeto.
En la película podemos leer la necesidad en que Andy tiene que despegarse de los juguetes para crecer porque ningún joven que va a la universidad juega. Al emprender una nueva vida es necesario que pueda comenzar a ocuparse de otras cosas.
5. Podemos ver un tiempo 2 que resignifica un tiempo 1: Andy descubre que su madre tiró los juguetes ya que los confundió con basura dado que él mismo los puso en una bolsa de residuos. Hasta aquí el universo estaba soportado en particulares, respondió ante una demanda moral, es decir, ante el pedido de su madre dado que no puede llevarse los juguetes consigo a la Universidad, pero ante la situación que lo interpela la culpa pone en marcha el circuito. Culpa que se halla situada en el eje de lo particular. La interpelación exige una respuesta, Andy responde con culpa. Ante el reencuentro con sus juguetes vuelve a responder moralmente (mejor es regalarlos que guardarlos en el ático), nuevamente estamos situados en el eje particular. Sin embargo es interpelado subjetivamente cuando la niña le pide quedarse a Woody también (su juguete favorito, que no tenía pensado regalar), produciendo una singularidad en el tiempo 3, efecto sujeto es decir, sujeto en acto que responde al deseo, se produce una singularidad que amplía el universo existente hasta ese momento: Andy le regala a Woody también a pesar de ser su favorito y le pide que cuide muy bien de ellos reconociendo que son (aún hoy, de adulto) muy importantes para él; hay responsabilidad subjetiva, por tanto se sitúa ahora en el eje de lo singular. Se da así un acto ético, haciendo caer el particular previo y ampliando el horizonte de lo universal-singular, horizonte siempre en pos de ser quebrado ante un nuevo acto ético.

Bibliografía utilizada:
• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Domínguez, M. E.: Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
• Domínguez, M. E.: (2007) "El acto de juzgar entre el dilema y el problema ético". Inédito. Ficha de cátedrawww.psi.uba.ar
• Fariña, J.J.M.: Responsabilidad: entre necesidad y azar. En Ficha de cátedra. www.psi.uba.ar/academica/carrerasdegrado/.../necesidadyazar_jjmf.doc
• Fariña, J.J.M (1998). Qué es esa cosa llamada ética. (Cap. II); Lo universal-singular. (Cap. III). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cap. III. Eudeba, Buenos Aires.
• Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: