por 

Psicología, Ética y Derechos Humanos
Cátedra I

2do Parcial Domiciliario

Película analizada:
Toy Story 3

Prof. Tit. Reg: Juan Jorge Michel Fariña
Comisión: 14
Docente a cargo: Brunetti Marcela
Alumnas: Reverdito Macarena – L.U.: 33.837.186/0
Volpe Cintia – L.U.: 31.262.289/0
2º cuatrimestre, año 2010

Análisis
El presente trabajo consistirá en el análisis del protagonista de la película “Toy Story 3”, llamado Andy. La elección de este personaje se debe a que consideramos que él atraviesa el circuito de la responsabilidad, a partir del cuál podremos explicar los tres tiempos lógicos que lo componen. Finalmente realizaremos una hipótesis clínica sobre nuestro sujeto analizado, con los fines de poder dar una explicación referida al accionar de Andy.
Debemos tener en cuenta que el circuito comienza con un Tiempo 1 que consiste en la realización de una acción determinada que se supone, se agota en los fines para los que fue realizada. Esta acción, está en sintonía con el universo de discurso en el que se halla inmerso el sujeto. En este caso el universo - particular de discurso de nuestro personaje elegido, está conformado por el mandato del Otro, es decir, por la madre quien lo insta a que haga algo con sus juguetes, ya que está por ingresar a la Universidad. Por lo que debe separar los juguetes que quiera conservar, de los que se quiera deshacer, ya sea vendiéndolos o donándolos. En cuanto a este mandato él replica, que esos juguetes no los querría nadie porque son viejos, son basura, y no se dispone a hacer lo que le dijo su madre en ese momento, procastinando la resolución de esto. No sólo consideramos que este discurso universal - particular provenga de la madre, sino que en realidad tiene que ver con los modos instituidos que cada cultura tiene. Suponemos de esta manera que el discurso consiste en que por pasar a una nueva etapa de su vida, que implicaría ser grande, no puede conservar más esos juguetes en su habitación, los grandes no juegan. De hecho, en el film analizado la madre de Andy también la insta a su hermana menor a que done algunos de sus juguetes.
Podríamos ubicar entonces, el Tiempo 1 en el momento en que Andy, ante la nueva demanda de su madre de que decida qué hacer con los juguetes, ya sea llevarlos al ático o donarlos, por lo que guarda en una bolsa de basura los que quería conservar. Justamente es llamativo el hecho de que, cuando la madre insiste por segunda vez a que empaque todo, él toma una bolsa de basura para guardarlos, en lugar de empacarlos en la caja que su madre le dejó con el rótulo de “ático”. En el instante en que Andy está por subir al ático, para guardar dicho juguetes, ve que su hermana no puede cargar con la caja que ella donaría, entonces acude para ayudarla, olvidando así la bolsa de basura con los juguetes tirada en el piso del pasillo junto a la escalera. Desde nuestra perspectiva aquí finaliza el Tiempo 1 del circuito de la responsabilidad.
Luego ubicaríamos por causas de la necesidad, causas que escapan al designio humano, es decir, que hacen referencia a los sucesos que están marcados por un determinismo imposible de cambiar; el hecho de que la escalera que Andy iba a utilizar para subir al altillo, se cierre sola, debido a que ésta poseía unos resortes que regulaban la apertura y el cierre de la misma. De esta manera la bolsa de los juguetes quedó sola en el medio del pasillo. Posteriormente, la madre de Andy, sale de una habitación contigua con bolsas de basura en la mano y tropieza con la que había dejado su hijo en el suelo. Ubicamos como azaroso el hecho de que la madre saque la basura justo en el momento en que la bolsa de juguetes se encontraba allí, cabe recordar que ella había hecho referencia a que en un rato estaría pasando el camión de la basura. Consideramos entonces este suceso como del orden del azar, ya que tiene que ver con la incertidumbre, con lo casual, lo accidental, lo fortuito, lo que no se puede calcular porque es ajeno a la decisión, al deseo y a la voluntad del sujeto. Inferimos que lo sucedido no se puede explicar sólo por la presencia de necesidad o sólo por la de azar, sino como efecto de la combinación de ambas. Si la escalera no se hubiera subido sola, quizás la madre de Andy hubiera interpretado que él tenía intenciones de subir la bolsa al ático.
Todos los hechos anteriormente mencionados, derivaron finalmente en que la bolsa de juguetes quede en la vereda junto a toda la basura. De todas maneras los juguetes pudieron escapar de ser llevados por el camión de basura, y prefirieron guardarse en la caja que sería destinada como donación a la guardería Sunnyside.
Lo ocurrido hasta aquí se ve confrontado con un Tiempo 2, que da cuenta de un exceso en lo acontecido en el Tiempo 1. El sujeto recibe una interpelación a partir de determinados indicadores, ya que las certidumbres yoicas que sostenían hasta ese momento su universo - particular se quiebran, dando lugar a la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenía al comienzo, permitiendo a su vez el surgimiento de un acto posteriormente. Siguiendo con el análisis de nuestro film, ubicamos este tiempo en el momento en que Andy, se dirige a su cuarto en búsqueda de la bolsa con los juguetes que él había querido conservar. Al no encontrarla, va hacia el ático para ver si estaba allí, pero tampoco tiene suerte. Por lo tanto él se da cuenta que no están, esto se puede ver una escena en la que habla con su madre y luego hace un gesto con la mano, golpeándose la cabeza porque comprende lo que había sucedido con la bolsa, su mamá la había confundió con basura y sacado a la calle. Esto se le presenta como algo inesperado e impensado que lo desorienta, y como mencionamos anteriormente, interpela a Andy como sujeto, él es llamado a responder por su accionar, por su olvido en el Tiempo 1 del circuito de la responsabilidad, el cuál se constituye como tal, sólo a partir de su resignificación en el Tiempo 2.
En la manifestación inconsciente de meter los juguetes en una bolsa de basura e intentar guardarla en él ático, para finalmente olvidarla en el piso; se ubica una división, que Andy en este caso, experimenta como punto de inconsistencia, se siente desorientado frente a este hecho que siente como ajeno. Posibilitando el surgimiento en él de la pregunta acerca de su deseo, acerca de lo que quiere realmente. Por un lado encontramos el mandato del Otro que lo incita a desprenderse de sus juguetes, frente a lo que se somete obedeciendo pasivamente, cediendo su deseo, sosteniendo un discurso basado en la idea de que son juguetes viejos que nadie va a querer, que son basura y de hecho los mete en una bolsa de basura; y por otro lado la cuestión de no decidir qué hacer con la bolsa de juguetes y luego olvidarla, daría cuenta de la irrupción de un elemento disonante, una singularidad que promueve la interpelación del sujeto.
Por otra parte, en el Tiempo 2, podríamos ubicar el surgimiento de la culpa. Ésta es una condición para el circuito de la responsabilidad subjetiva, es decir, es la culpa la que obliga a que el sujeto dé una respuesta. Andy, desconoce que su olvido podría ser el signo de un conflicto que no se dispuso a resolver por la vía de la decisión, sino por la de la procastinación. Dicha interpelación, que se origina en el Tiempo 2, permite que pueda darle otro sentido al primer tiempo. Al evaluar su accionar, se responsabiliza y se reprocha por ello, pero el circuito no se cierra allí. Aunque en la película no hay un diálogo explícito entre él y su madre en el momento en que se da cuenta de lo ocurrido, se ve el gesto que Andy hace con la mano, el cual daría cuenta del sentimiento de culpa. Esta última se constituye en el reverso de la responsabilidad, es decir, cuando no hay un sujeto responsable, aparece este sentimiento, que refiere a la responsabilidad ausente en el sujeto, y pone en marcha el circuito. Andy nunca imaginó que su olvido de la bolsa en el medio del pasillo, derivaría luego en desafortunadas consecuencias. Por lo tanto aquí, se evidencia la incompletad del universo previo, que da oportunidad al surgimiento de una singularidad.
Para cerrar con el circuito de la responsabilidad, señalamos un Tercer Tiempo, que es el momento en que surge la Responsabilidad Subjetiva, delatando un cambio de posición, que permite a su vez, la inscripción de un acto produciendo un sujeto. En relación a Andy, ubicaríamos el momento en el que sorpresivamente encontró dentro de su habitación la caja que decía “ático” con todos sus juguetes, junto a una nota que había escrito Woody, uno de sus muñecos preferidos, la cual tenía escrita la dirección de Bonnie, una niña buena que disfrutaba de sus juguetes. En consecuencia, decide llevarlos hasta allí, para finalmente tomar la decisión de regalárselos a esta niña, inclusive a Woody que era el más preciado por él, puesto que en un principio él quería a llevarlo a la Universidad.
Al hacerse cargo de su responsabilidad subjetiva en el Tiempo 2, él logra reubicarse, posicionarse de una manera diferente, conectándose con su propio deseo inconsciente. Inferimos que Andy es responsable de su deseo de querer seguir jugando y no desprenderse de sus juguetes. Es la demanda del Otro, de su madre en este caso, quien lo confronta a esta situación, a tener que tomar una decisión, pero Andy no los tiró, ni los guardó sin que nadie les diera un uso, ni tampoco los donó para que los maltraten como lo podría hacer un niño que no conozca, como sucedió en la guardería Sunnyside. Su posición cambió, pudo hacer algo con las marcas del Otro, logrando un cambio de posición frente a su deseo en el tercer tiempo.
Consecuentemente, Andy, modificó el discurso en el cual se hallaba inmerso, un indicador de esto es el momento en que le encarga a la niña que cuide mucho de esos juguetes, ya que eran importantes para él, en realidad él no pensaba que esos juguetes eran basura, quizás éste era el modo fantasmático del cual se valía él para posicionarse en relación a su deseo; en este momento desfallece el discurso particular que sostenía Andy, para dar lugar a una singularidad ética. Además, al entregar sus juguetes, él dio el primer paso que iniciaba el trabajo de duelo que debía hacer, ya que en la película se denota el momento importante de cambio que atraviesa Andy como adolescente, el ingreso a la Universidad, y en este caso además, tener que mudarse. Se trata de la transición entre dejar de ser niño, a pasar a ser adolescente, a crecer.
Consideramos que los juguetes, figuraban simbólicamente una parte importante de su niñez, por eso el hecho de decidir qué hacer con ellos produjo en él una interpelación subjetiva. Con lo cuál diríamos que Andy pudo hacer algo nuevo con su conflicto, actuando de un modo diferente, dando lugar a una invención, inscribiendo un acto ético.

Bibliografía
• D’Amore, O. (2006): Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva.
• Domínguez, M. E. (2006): Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva.
• Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular. En Ética: un horizonte en quiebra. Cáp. III. Eudeba, Buenos Aires.
• Michel Fariña, J. Responsabilidad: entre necesidad y azar. Ficha de cátedra. Desgrabación de cláse teórica. Publicado en la página web de la cátedra.
• Mosca, J.C. (1998): “Responsabilidad, otro nombre del sujeto”. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba. Buenos Aires.
• Salomone, G. Z. (2006): El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: