por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGÍA

SEGUNDO PARCIAL DOMICILIARIO
Materia:
Psicología, Ética y Derechos Humanos.
Cátedra:
I
Comisión:
17
Prof. Titular Regular:
Lic. Fariña, Juan Jorge Michel
Nombre y apellido del ayudante:
Lic. Carew, Viviana
Nombre y apellido del co ayudante:
Calderone, Julia
Alumnas:
Diez, Gimena DNI: 30.833.376
Meola, María Alana DNI: 34.411.509

Año: 2010
La película “Toy Story 3” nos muestra la historia de un chico llamado Andy y las aventuras de sus juguetes. Andy tiene 17 años y debe mudarse del hogar que comparte con su familia para comenzar una nueva etapa. Comienza a prepararse para ir a la universidad y la mudanza de Andy pone nerviosos a los muñecos que piensan que irán a la basura ante el desinterés de su dueño que los considero como desechos en un dialogo con su madre. Faltando solo unos pocos días de su partida, su mamá le solicita deshacerse de los objetos y juguetes que ya no usa para tirarlos u ofrecerlos en donación a una guardería llamada “Sunnyside”. El niño coloca en una bolsa una serie de juguetes de su infancia y se dispone a mantenerlos guardados en el ático, entre estos se encontraban todos los personajes de la historia, con excepción de uno de ellos que era Woody, a quien el joven coloca en una caja destinada a llevarse a la universidad. Cuando se dirigía a llevar la bolsa de los juguetes al ático, su hermana menor le pide ayuda con una caja muy pesada que tenía que cargar, la bolsa (donde estaban los juguetes) queda en el pasillo donde es vista por su madre quién decide dejarla en la vereda para que el basurero se la lleve. Los juguetes logran escapar de la bolsa y subir al auto de la mamá de Andy que se encontraba en el garaje con una serie de cajas dispuestas para donar a Sunnyside.
A lo largo del transcurso de los hechos puede verse como Woody, el juguete vaquero de Andy, permanece fiel a su dueño. Muestra no estar de acuerdo con el obrar de sus compañeros, que prefieren tener nuevos dueños que puedan cuidarlos y jugar con ellos. Principalmente no está de acuerdo con dejar que el muchacho siga su camino sin ellos. Podemos ubicar en este hecho el tiempo 1. (Definición: Momento en el que el sujeto realiza una acción con determinados fines, entendiendo que dicha acción se agota en estos fines, o pretende hacerlo. Es consciente y voluntaria) donde Woody decide regresar a su hogar, este es el accionar del sujeto que se agota en sus fines. Su accionar es consciente y voluntario y puede verse claramente en la siguiente escena cuando los juguetes son llevados por la mamá de Andy a Sunnyside donde Woody discute con sus compañeros. Si bien parece a primera vista ser un lugar de ensueño, repleto de niños, ideal para iniciar una nueva vida y hacer felices a muchos pequeños Woody sostiene que su niño es Andy, y tanto en la universidad como en el desván del hogar, el deber que les concierne es estar con él. Por lo tanto regresa a su casa sin sus amigos.
El Tiempo Número 2 (Definición: Ocurre la interpelación al sujeto agente de ese acto, es vivida como ajena a ese yo. Se trata de la interpelación al sujeto del inconsciente en su punto de falla, hecho que lo obliga a retroceder sobre sus actos. Algo en esta interpelación demuestra que el universo inicial propio y ajeno del que el sujeto se sirve no funciona. Se considera que este tiempo es el encargado de armar el circuito, dado que el sujeto liga dicha interpelación al accionar por el realizado) puede encontrarse en una de las escenas finales de la historia.
En un principio, al llegar a Sunnyside parece ser este un lugar soñado, sin embargo, se encuentran con que los juguetes al mando del sitio los toman prisioneros. Tras una larga aventura, logran escapar y regresan todos a la casa de Andy. Deciden retornar a su casa arrepentidos, ya que comprobaron que Andy no los iba a desechar sino que los iba a guardar en el ático. Todos se colocan en sus lugares iniciales, Woody en la caja que iría a la universidad y el resto en la que los llevaría al ático. Desde su caja el vaquero espía la charla del joven con su madre. Esta se siente angustiada al observar el cuarto vacío de si hijo, se emociona mucho y le dice: “Me gustaría tenerte siempre conmigo”, a lo que él responde: “Y me tendrás mamá”. Woody en ese momento, con una expresión de tristeza pero de entendimiento a la vez, observa una foto de cuando Andy era niño y jugaba con ellos. Aquí se hace presente el Tiempo 2, el accionar de la mamá interpela al muñeco, obliga a un movimiento retroactivo sobre sus primeras acciones y su posición frente a estas. Esta acción, vivida como exterior a él atraviesa al sujeto. Algo nuevo comienza a surgir.
Hacia el Tiempo Número 3 (Definición: Puede encontrarse el orden de la ética, es efecto de la retroacción del tiempo 2 sobre el tiempo 1 e implica la reacción del sujeto frente a la interpelación. Incluye un conjunto de respuestas que pueden darse, y no son necesariamente la implicación al acto. Pueden presentarse una serie de posibilidades. a. El culpógeno: el sujeto dice que es culpable del acto realizado y decide hacerse cargo. b. Angustia: conlleva la implicación del sujeto sobre lo real de ese acto. c. La Negación: niega la responsabilidad de sí mismo. d. Síntoma.) puede verse el acto responsable del sujeto que indica un cambio en su posición subjetiva. El juguete regresa a la caja con sus compañeros y decide quedarse con ellos. Antes de colocarse en la caja, deja una nota en la misma donde le solicita a Andy que deje la caja en la casa de una niña que Woody conoció en la travesía de escapar de Sunnyside hacia la casa de Andy. Aceptando ser el juguete de otra persona junto a sus amigos. Woody se dio cuenta de que el iba a seguir su vida junto con Andy pero que sus amigos con los que compartió toda su vida seguirían en un lugar sin vida (ático) por eso decide dejar a Andy y continuar con sus amigos y un nuevo dueño.
Durante la historia se establecen elementos de azar cuando Woody les dice a sus amigos que Andy no los va a tirar a la basura y al principio de la película los juguetes terminan por error en la esquina para que se los lleve el basurero. Eso los lleva a considerar que Woody era un mentiroso y que Andy de verdad quería tirarlos a la basura. Es decir el azar, que implica incertidumbre y se presenta de una manera contingente y fortuita, hizo que los juguetes terminaran en la basura confirmando lo que Andy había dicho y mostrando que Woody les estaba mintiendo. Continuamente la película tiene relación con la basura ya que los juguetes al salir de Sunnyside terminan en un basurero donde casi llegan a poner fin a sus vidas.
Los elementos de necesidad por su parte reflejan lo ya determinado, aquello que gobierna por fuera de la voluntad del sujeto, es forzoso, inflexible e irreversibe; pueden ser por ejemplo, los que ayudan a Woody a rescatar a sus amigos, así como también el obrar malvado de los enemigos que les impedían escapar de Sunnyside.
La figura de culpa aparece cuando Woody se da cuenta de que por querer estar siempre con Andy dejo a sus amigos solos en un lugar en donde no iban a encontrar lo que esperaban y sufrirían torturas por parte de los niños y los otros juguetes. Por eso regresa por ellos y pasan por distintas aventuras tratando de volver a la casa de Andy.
Podemos presentar como hipótesis clínica: Si bien Woody se entristece por la partida de Andy, algo en él intercede, y le permite comprender que Andy siempre será su gran amigo esté donde esté, pero debe dejarlo ir dado que el pasado de su niñez ya se ha ido. Entiende que el debe estar junto con sus amigos el resto de su vida.
Puede notarse el Universo inicial de Woody pone en alto el gran valor de la amistad con Andy. Encontramos en el primer tiempo el universo que sostiene el accionar de este sujeto, universo de referencia con el cual se rigen sus acciones, que lo lleva al deseo de evitar que sus amigos renuncien a Andy y a regresar a su casa. Hacia al final algo obliga al protagonista a modificar ese universo de sentido. La fotografía reflejando el pasado lo interpela, le recuerda un tiempo que ya ha transcurrido, lo ubica en otra posición mirando hacia el presente junto a sus amigos. Esta escena permite reflejar el carácter particular de este universo de sentido, todos los elementos se encuentran sujetos a modificaciones, dado que lo singular representa aquello que no puede ser anticipado, da cuenta de la incompletud del conjunto previo, adiciona algo que no existía como entidad previamente. Lo singular se refleja en este caso, en el hecho de que Andy termina rompiendo con ese universo de estar siempre juntos, lo cual lo lleva a pensar en permanecer siempre con sus amigos con quienes ha compartido toda su vida. Un nuevo conocimiento, algo de carácter suplementario surge en Woody y modifica su rumbo.

Bibliografía consultada.
- Michel Fariña, J. (1998). ¿Qué es esa cosa llamada ética? (Cap. II); Lo universal-singular (Cap. III). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
- Lewkowicz, I. (1998). Particular, Universal, Singular (IV). En Ética: un horizonte en quiebra. Cap. III. Eudeba, Buenos Aires.
- Mosca, J. C. (1998). Responsabilidad: otro nombre del sujeto (VIII). En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
- D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra viva, 2006.
- Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: