Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > Un novio para mi mujer >

por 

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE PSICOLOGÍA

PSICOLOGÍA ÉTICA Y DERECHOS HUMANOS
Cátedra I
Profesor Titular Regular Dr. Juan Jorge Michel Fariña

Comisión: 6
Docente: Lic. Gabriela Levy-Daniel.
Alumna: Carbone, María Cecilia L.U: 32.670.708/0
Mail: ceci_carbone23@hotmail.com
Teléfonos: 15-4173-1407/4961-3060

Entrega: 18/11/2009

Descripción del film

Para realizar esta segunda evaluación, elegí trabajar sobre la película: “Un novio para mi mujer” dirigida por Juan Taratuto, realizando un recorte particular de la misma para abordarla en términos del circuito de la responsabilidad.
Es una comedia Argentina que se estrenó en el año 2008, cuya trama principal recae sobre la vida de una pareja, en la cual el marido Diego “el Tenso” Poski (protagonizado por Adrián Suar) quiere separase de su mujer ya que la relación se le hace insostenible debido al mal carácter de su esposa, Andrea “la Tana” Ferro (protagonizado por Valeria Bertuccelli) la cual parece protestar por todo.
Por lo tanto como el Tenso no se anima a comunicarle a su mujer la decisión de separarse, busca invertir el problema, aconsejado por un amigo del club, logrando que sea ella la que termine abandonándolo a él. Para esto el Tenso es llevado por un amigo a encontrarse con la persona que vendría a solucionar su problema. De esta manera contrata al Cuervo flores (protagonizado por Gabriel Goity), reconocido como un viejo seductor, para que lleve a cabo la tarea de seducir a la Tana para que la misma logre abandonar a su marido.
Parece que al Tenso, la situación se le va de las manos con el correr de los días en que se desarrolla el plan, ya que comienza a notar que su mujer ha cambiado para bien, demostrando un mejor humor por las mañanas, y por lo tanto se ha vuelto a enamorar de ella. Consecuentemente, el Tenso, intenta dar marcha atrás al plan de la seducción que estaba llevando a cabo el Cuervo Flores. Sin embargo las cosas al Tenso no le salen como lo planeó, ya que el mismo día que deshace el contrato con el seductor, su mujer le anuncia llorando que esta confundida, situación en la que Tenso cree saber lo que está pasando por lo tanto le confiesa su plan generando una discusión, en la cual entre gritos ella le devuelve el anillo de casados y se dirige a el antes de partir diciéndole : “lo lograste, te separaste”.

Análisis de la película

Para desplegar el análisis es necesario comenzar situando las nociones de lo Universal, lo Particular y lo Singular, como así también las concepciones de la ética y la moral, dentro de este recorte.
La dimensión ética se despliega en el circuito Universal-Singular, sosteniéndose - de manera siempre provisoria – en el campo de lo Particular, del que toma prestado su carácter de código. En lo Universal de este film podría ubicarse el matrimonio como una función que debe cumplirse con respeto por parte de ambas partes, ya que es un concepto que atraviesa a todos los sujetos, a su vez este Universal estaría unido a lo Singular ya que toma distintas formas según cada sujeto; en esta produccón cinematográfica se ubicaría en lo singular del Tenso, la decisión de romper con su matrimonio de alguna manera.
En cuanto a la Etica, se define como la posición de un sujeto frente a su soledad, no la posición en lo social por su relación a los otros, sino la posición de un sujeto frente a su soledad(...) es atemporal, es atemática y es existencial , diferenciándose así de la Moral que implica lo pertinente a la conducta social de un Sujeto entre otros.(...) es temática, siempre se sitúa algun tema, es temporal, es decir es la moral de una epoca . PodrÍa pensarse que en el film, ocurre un acto ético cuando el Tenso se da cuenta de la decisión que ha tomado, y es interpelado.
Retomando la cuestión del análisis, el mismo recae sobre el personaje “el Tenso”, el cual a partir de la decisión que toma de contratar al Cuervo Flores para seducir a su mujer, dará lugar a un importante cambio en su vida.
En dicho análisis se pueden detectar claramente los tres tiempos que están comprendidos dentro del circuito de la responsabilidad, y además se podrá arribar a una hipótesis clínica para comprender el porqué de su decisión.
En el primer tiempo de la responsabilidad “se realiza una acción determinada en concordancia con el universo del discurso en que el sujeto se halla inmerso y que, se supone, se agota a los fines para los que fue realizada(...)” . En este caso, el primer tiempo se lleva a cabo, cuando Diego “el tenso” Polski al no poder comunicarle la decisión de separarse a su esposa, decide contratar al Cuervo Flores para que la seduzca y ella termine por dejarlo a el. Se expresa claramente en este recorte la acción llevada a cabo por el tenso: la decisión del contrato para terminar con su problema.
Posteriormente se da un segundo tiempo de la responsabilidad que confronta al primero, es un “tiempo donde el universo particular soportado en las certidumbres yoicas se resquebraja posibiltando la emergencia de una pregunta sobre la posición que el sujeto tenía al comienzo del mismo” ,es el tiempo de la interpelación. En este tiempo podría situarse el cambio de pocisión que toma el Tenso, frente a las diferentes situaciones que comienzan a darse entre el Cuervo Flores y su mujer,cuyo detonante sería un encuentro que se produce entre ellos en un restaurante, al cual el Tenso acude para “espiarlos”, generándose en el una fuerte angustia, sumado a un sentimiento de arrepentimiento y una notable culpa que lo lleva a situarse en un tercer tiempo de la responsabilidad, que lo motiva a terminar de una vez con ese contrato para no perder a su mujer. Este tercer tiempo se caracteriza por una verificación de la responsabilidad subjetiva que da lugar a una toma de posición en relación a lo universal inscribiendo un acto que produzca un $.
La interpelación subjetiva es la puesta en marcha del circuito. Luego la culpa ob-liga a un respuesta ad-hoc a la interpelación; es decir dado el tiempo 2 que es el tiempo de la interpelación en el circuito, se funda en su resignificación el tiempo 1, facilita una respuesta que aunque no es considerada todavía tiempo 3- aquél de la responsabilidad subjetiva – responde a la interpelación . En este caso observamos, como el Tenso en el tiempo 2 al causarle culpa, angustia y arrepentimiento la situación dada (tiempo 1) lleva a cabo un cambio en su posición para acabar con el plan que él tanto anhelaba al comienzo, ya que “la culpa hace a la retroacción, hace que se retorne sobre la acción por la que se debe responder” . “La culpa constituye el reverso de la responsabilidad. Cuando la responsabilidad se halla ausente, aparecerá como sustituto, como contraparte, el sentimiento de culpa” .
Es necesario situar aquí los términos de azar y necesidad, entre ellos se ubica la responsabilidad, que es aquello que interpela al sujeto. El azar implica incertidumbre, relacionándose con lo casual, lo fortuito, siendo ajeno a la desición, al deseo y a la voluntad del sujeto y en esa forma se borra el sujeto de toda responsabilidad, borrando su acto. Podría pensarse que la decisión del Tenso de contratar al Cuervo Flores para que seduzca a su mujer, es azarosa ya que el no tiene en cuenta las consecuencias que pueden darse a partir de ello, como por ejemplo que el Cuervo termine enamorándose de su esposa y viceversa. Con respeto a la necesidad, es lo que el sujeto no puede forzar, es inflexible, es riguroso, podría ubicarse en el sentido de la necesidad, el momento en que al Tenso la situación comienza a irse de las manos y siente que ha vuelto a enamorarse su mujer y no quiere perderla.

A partir de todo lo expuesto se deriva una determinada hipótesis clínica. Si se toma en cuenta la proposión de Jaques Lacan para la relación lógica entre el deseo y la culpa :”la única cosa de la que se puede ser culpable, al menos en la perspectiva analítica es de haber cedido a su deseo” , se podría plantear que el Tenso, debió dejarse llevar por su deseo, de separase de su mujer. Pero surgen dos cuestiones : ¿Por qué el Tenso si estaba tan decidido a separarse, da marcha atrás al tiempo 1 e intenta retornar sobre la acción para modificarla? ¿Es realmente responsable de haber cedido a su deseo?. Podria pensarse que indudablemente, el deseo del Tenso ha pasado a ser un deseo de Otro, en este caso del Cuervo flores, ya que es el quien desea a su mujer, la hace cambiar, la invita a ciertos lugares y comparte determinado tiempo con ella. Al Tenso se le hace insoportable esta situación y cabría suponer que no soporta la idea de que Otro goce por el, y en este caso goce de su mujer. Cuando el protagonista se percata de estar perdiendo a su esposa lleva a cabo acciones para poder remediarlo.
El tiempo 1, donde aparece la decisión tomada por el Tenso, se resignifica con el tiempo 2 donde aparece una culpa y un remordimiento que el sujeto no puede soportar, podría pensarse también en términos de Jaques lacan, una “vascilación del fantasma” frente al dicho de su mujer :” lo lograste, te separaste”, podría pensarse que es una respuesta que vendría al lugar de la pregunta que El tenso no pudo desplegar :¿ Quiero realmente separame de mi mujer?, es el encuentro con el despertar de la pregunta. Es allí donde se da cuenta de lo que ha causado, por haber sido responsable a la hora de ceder en su deseo, en un tiempo 1, resignificándolo en un tiempo 2 a partir de manifestaciones anímicas, para finalmente alcanzar la resonsabilidad subjetiva en un tiempo 3.

Bibliografía consultada
Michel Fariña, J. (1998).Lo universal-singular capitulo III. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.
Ariel, A. (1994). Moral y Ética. Una poética del estilo. En El estilo y el acto. Ediciones Manantial, Buenos Aires.
Domínguez, M.E: “Los carriles de la responsabilidad: el circuito de un análisis”, en La transmisión de la ética Clínica y Deontología. Letra Viva, 2006
D’Amore, O.: Responsabilidad subjetiva y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.
Michel Fariña, J.J. y Gutiérrez C.; “Veinte años son nada” en Causas y azares (número 3). Buenos Aires, 1996.

Mosca J.C.; “Responsabilidad otro nombre el sujeto”, Cap. VIII, en Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires, 2000.

Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: