Inicio > Acceso Docentes > cuatrimestre 2009 > Un novio para mi mujer >

por 

Universidad de Buenos Aires
Facultad de Psicología

Psicología Ética y Derechos Humanos
Cátedra I
2º Cuatrimestre 2009
Segunda Evaluaciòn

Profesora Titular: Fariña, Juan Jorge Michel

Profesora a cargo de la comisión: Mariana Pacheco

Comisión de TP: 20

Integrantes del grupo:

• Clementi, Micaela LU 33.302.713 0

• Rodríguez Ponti, Silvina LU 33.259.586 0

PELÍCULA: Un novio para mi mujer

TITULO ORIGINAL: Un novio para mi mujer
DIRECCIÓN: Juan Taratuto
GUIONISTA: Pablo Solarz
INTERPRETES: Adrian Suar, Valeria Bertuccelli, Gabriel Goity, Marcelo Xicarts, Martín Salazar, Luis Herrera.
AÑO: 2008
ORIGEN: Argentina
PRODUCTORA: Buena Vista
GÉNERO: Comedia
DURACION: 100 minutos
Apta para Todo Publico

RELATO DEL ARGUMENTO

Un novio para mi mujer nos introduce en una de comedia romántica, que tiene como protagonistas principales a Adrián Suar, encarnando a Diego Polsky (“el Tenso”), Valeria Bertuccelli (“la Tana”) y Gabriel Goity como “el Cuervo Flores”, un seductor irresistible del barrio.
El film muestra la historia de una pareja, el Tenso y la Tana, que se encuentra atravesando una crisis a partir del mal momento en el que se encuentra la mujer. La Tana, una mujer que supera los 30 años, es una ama de casa malhumorada, malhablada y en constante queja hacia todo lo que la rodea. El Tenso, un comerciante de clase media, no puede tolerar mas el carácter de su mujer, y frente a esto, recurre a sus amigos en busca de ayuda.
Un día, luego de jugar un partido de futbol junto a sus amigos, Diego les confiesa que se quiere separar debido a que la relación se torno insostenible por el terrible carácter de su mujer, pero el problema es que no encuentra ni la forma ni el momento para decírselo. Frente a esto, un amigo le propone recurrir al Cuervo Flores, un viejo seductor capaz de seducir a cualquier mujer hasta el enamoramiento. Tenso decide contratar al Cuervo Flores, para que conquiste a su propia mujer, de modo tal que ella lo deje, sin tener que ser él quien tome la decisión de separarse.
Las condiciones que el Cuervo Flores le exige para poder realizar su trabajo, son en primer lugar, que Tenso le escriba una lista con los gustos y particularidades de la Tana, y en segundo lugar, que le consiga un trabajo a fin de que ella deba salir de su casa y así operar, sorprendiéndola en la vía publica.
El plan esta en marcha, Tenso le consigue un trabajo en una radio barrial a su mujer, ofreciéndole al dueño de la misma, ser él quien le pague el sueldo, ella termina aceptando, y de esta forma, se dan los primeros acercamientos entre el Cuervo Flores y la Tana.
A raíz de este cambio en su rutina, la Tana comienza a estar mas contenta, mas ocupada y con mejor humor, lo que genera en su marido un gran desconcierto. Hay algo de su plan que esta saliendo demasiado bien, o demasiado mal. Frente a esto, Diego comienza a espiar los encuentros entre el Cuervo Flores y su mujer; se siente celoso y angustiado.
El buen desempeño de la Tana en la radio, conlleva por un lado, a Damián, el dueño de la misma, a hacerse cargo de su sueldo, y por otro, a que los amigos de Tenso tengan una concepción mas positiva de ella; ambas situaciones producen un efecto en el protagonista, quien se arrepiente ante lo hecho y recurre al Cuervo Flores para que detenga su trabajo, ya que, a raíz del cambio que el plan produjo en su mujer, se había vuelto a enamorar de ella como el primer día.
De regreso a su casa, se encuentra con su mujer en un estado de angustia, y con el bolso en la mano. Ella le dice que necesita hablar con él, que le estaba confundida y que ya no podía sostener más esa situación, y prefería irse para no lastimarlo. Es en este momento cuando Tenso, al pensar que estaba refiriéndose al Cuervo Flores, le confiesa toda la verdad, y frente a esto, la Tana se sorprende, comienza a insultarlo y le explica que era por el dueño de la radio por quien iba a dejarlo.
A lo largo de la película, se producen sucesivas interrupciones de escenas, que corresponden a una sesión de terapia que se llevo a cabo seis meses después de lo narrado anteriormente, y que concluye con la decisión de la pareja de divorciarse. Finalmente, esta decisión
no es llevada a cabo, sino que por lo contrario, se reconcilian y restituyen su pareja.

ANÁLISIS

El análisis recaerá sobre el personaje de Adrian Suar, El Tenso, quien realiza en un primer tiempo una determinada acción que se agota en sus propios fines pero que, inmediatamente en un segundo momento, dado a que las cosas fueron mas allá de lo esperado, el sujeto se ve interpelado: “la interpelación subjetiva es la puesta en marcha del circuito” . Este punto de inconsistencia llama al sujeto a responder, ya que éste, por un camino retroactivo, resignifica sus acciones del primer momento abriéndose así, el campo de la responsabilidad subjetiva y la culpa. “La responsabilidad subjetiva es la culpabilidad misma de lo que se hace y de lo que se dice; una singularidad que emite un sujeto del deseo inconciente que causo la formación” .

A continuación, identificaremos los tiempos del circuito de la responsabilidad.

TIEMPO 1

“Me quiero separar”. Este es el primer efecto que se produce a causa de la necesidad, entendiendo la misma, como “aquello que existe por fuera del designo humano” . Hay algo del orden de esta necesidad que se manifiesta en las acciones llevadas a cabo por el protagonista. Para Tenso, la situación es intolerable e insostenible, hay un imperativo dentro de él, de terminar con esto. A partir de aquí, el personaje lleva adelante una conducta, una acción orientada por este objetivo, entendiendo que dicha acción se agota en sus propios fines: Tenso contrata al Cuervo Flores para que conquiste a su mujer y así poder terminar con su matrimonio.

TIEMPO 2

El segundo tiempo del circuito de la responsabilidad, es el tiempo de la interpelación. La primera acción llevada acabo por Tenso, fue más allá de lo previsto. El plan ideado por Diego, produce efectos inesperados: la Tana comienza a cambiar. A partir de su nueva rutina, y su nuevo trabajo, su carácter hace un giro sorprendente, y ahora, prima en ella, un estado de alegría y felicidad. Se desencadenan entonces tres cuestiones: en primer lugar, los amigos de Tenso comienzan a tener una mirada positiva sobre su esposa, ya que consideran que la misma tiene mucho potencial, y su programa de radio es un éxito; a raíz de esto, y en segundo lugar, Damián, el dueño de la radio, le ofrece a Tenso, hacerse cargo de la remuneración de su mujer. Y por ultimo, en tercer lugar, el Cuervo Flores, le confiesa a Diego, haberse enamorado profundamente de su esposa.

Todas estas cuestiones, interpelan al protagonista, produciendo en él, una resignificación de su primera acción ligada a un sentimiento de culpa. “Luego la culpa obliga a una respuesta ad hoc, a la interpelación; es decir, dado el tiempo 2 que es el tiempo de la interpelación en el circuito, se funda en su resignificación el tiempo 1, facilita una respuesta que aunque no es considerada todavía tiempo 3- aquel de la responsabilidad subjetiva- responde a la interpelación” . Tenso comienza entonces a sentirse celoso; y como respuesta a la interpelación, proyectar su culpa indagando acerca de sus actividades durante el día, preguntándole donde y con quien estuvo, espiándola en sus salidas con el Cuervo, e incluso se sintiéndose molesto ante la decisión de Damián de pagarle el sueldo a su esposa.

Finalmente, cuando la verdad salió a la luz, y previo a su reconocimiento de deseo inconciente, utiliza un mecanismo de negación, tanto en el momento en el que enfrenta al cuervo pidiéndole que detenga su trabajo: “quiero q cortes con el trabajo…yo realmente estoy profundamente agradecido por lo q hiciste por mi, gracias a vos mi vida dio un vuelco enorme, ella empezó a trabajar, se puso mas contenta, mas alegre y mas feliz… es mas mujer, y eso genero en mi tener otra mirada… me enamore de ella como el primer día; es la mujer de mi vida”, como también, cuando se confiesa ante su mujer: “te voy a decir algo pero me tenes que prometer que no te vas a enojar y me vas a escuchar, nosotros no estábamos bien y alguien nos tenia q ayudar, por eso le pedí al Cuervo Flores que saliera un par de veces con vos. No me vas a negar que nosotros estábamos mal y necesitábamos un cambio”. En este momento, surge algo del orden del azar: su mujer no piensa dejarlo por el Cuervo Flores como Tenso suponía, sino que su confusión amorosa estaba relacionada con el dueño de la radio donde trabajaba.

TIEMPO 3

El tiempo 3 corresponde al acto ético del sujeto, “es también una respuesta a la interpelación, pero ya estamos hablando allí, de una dimensión ética. Y eso implica la noción de acto en la que el sujeto se produce… Al hablar del efecto sujeto, estoy hablando del acto, y es ético, porque es el acto en el que se produce un sujeto de deseo inconciente” . Decimos entonces que el tiempo 3, al igual que el tiempo 2, resignifica el tiempo 1; y es por excelencia el tiempo de la responsabilidad subjetiva.
Dicha responsabilidad es la culpabilidad misma de lo que se hace y de lo que se dice; una singularidad que emite un sujeto, del deseo inconsciente se refiere al deseo del sujeto y no a la acción emprendida por el mismo.

En el film este tercer tiempo, se da en la sesión de terapia de pareja, cuando ante la pregunta de la terapeuta acerca de la voluntad del matrimonio de separarse, responden simultáneamente, siendo la respuesta de la Tana positiva, mientras que la de Tenso, negativa. Es aquí donde podemos observar que el protagonista se hace cargo de su deseo inconciente; él nunca había querido separarse, sino que lo que buscaba, era un cambio en el carácter de su mujer.

HIPOTESIS CLINICA

Consideramos el primer acto emprendido por el protagonista, como una manifestación de su deseo conciente. Es a partir del segundo tiempo, donde el sujeto se ve interpelado por la situación que fue mas allá de lo que el esperaba, lo que conlleva al sujeto a resignificar ese primer momento, y a hacerse cargo, en un tercer momento, de su deseo inconciente. Es este último momento el que marca un antes y un después, abriendo así las puertas a la manifestación del deseo inconciente.

Suponemos en Tenso, dos deseos inconcientes. En primer lugar, ante la situación en la cual el confiesa haberse vuelto a enamorar a raíz del cambio que tuvo su mujer, podríamos pensar que al deseo conciente de separarse, subyacía un deseo inconciente de cambio en la personalidad de su mujer. Y en segundo lugar, a raíz de la contratación de un tercero masculino a cargo de la seducción de su mujer, podríamos pensar también que al deseo conciente de que el Cuervo Flores la enamore, subyace un deseo inconciente de que la mujer no este con otro hombre que no sea él, siendo esta una prueba de amor.

Estos dos deseos, denotan claramente un sentimiento de inseguridad en el protagonista. Surge a causa de esto, una formación reactiva; por miedo a que la mujer lo deje, va a ser él quien manifiesta su voluntad de separarse. Es importante recordar en esta instancia y a modo de justificación de esta hipótesis, que al comienzo de la película Tenso afirma “me quiero separar” mientras que al final, en terapia, y ante la pregunta de la terapeuta (acerca de la voluntad de la pareja de separarse) responde negativamente y con firmeza.

BIBLIOGRAFIA

• D’Amore, O.: Responsabilidad y culpa. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

• Freud, S.: (1925) La responsabilidad moral por el contenido de los sueños. En Algunas notas adicionales a la interpretación de los sueños en su conjunto. Obras completas. Tomo XIX, Amorrortu editores. 1984.

• Michel Fariña, J. Responsabilidad: entre necesidad y azar. Ficha de cátedra. Desgrabación de cláse teórica. Publicado en la página web de la cátedra.

• Mosca, J. C. (1998): Responsabilidad, otro nombre del sujeto. En Ética: un horizonte en quiebra. Eudeba, Buenos Aires.

• Salomone, G. Z.: El sujeto dividido y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006.

• Salomone, G. Z.: El sujeto autónomo y la responsabilidad. En La transmisión de la ética. Clínica y deontología. Vol. I: Fundamentos. Letra Viva, 2006



NOTAS

Película:

Titulo Original:

Director:

Año:

Pais:

Otros comentarios del mismo autor: